miércoles, 30 de marzo de 2011

Parados defraudadores

Os dejo nuevo artículo en diarioabierto.es

“Hacienda, siempre remisa a evaluar la actividad no declarada, la ha situado este año a la cabeza de sus prioridades, según el plan de control tributario para 2011”. Lo leo en un periódico. Está bien. Hacienda, siempre velando por las arcas del Estado, va a iniciar (ha iniciado ya) una campaña contra el fraude en lo que llamamos economía sumergida. Nada que objetar.

***

lunes, 28 de marzo de 2011

Poema de amor

Este poema de amor es para ti. Para tus ojos,
para tu carne abierta en la añoranza. Y a tus labios
van dirigidos los versos que hoy te escribo.

Lejana y ya difusa. Como el beso de un niño que recuerda
los días del colegio, el pan de la merienda y el pecado
primero de saberse distinto y misterioso.

Son para ti estos versos y estas líneas. Sin saber todavía
si en tu pecho sigue latiendo el mismo sobresalto,
la misma sensación de tener mil alas en los dedos.

Para ti, para tu cuerpo mecido por mi canto,
para que nunca digas: ¿cómo eran sus besos y su boca?
¿Era el amor cuando entraba rompiéndose en mi carne ?

Y era el amor. Sí. Era. Porque entonces estabas en la calle,
viviendo  por jardines, a mi lado, acariciando
y abriendo mi costado con tus labios y tu risa.

Pedacito de azul, lástima mía, sudor, saliva de mi boca,
nada puede salvarnos de la noche, de los dioses del frío,
de la amarga certeza de sabernos estrellas apagadas.

Sin embargo, en este instante pleno en que te escribo,
el mundo se contiene, tierno y mínimo, en tus manos amadas,
en el hueco bendito donde bebo tu nombre que no olvido.

***

viernes, 25 de marzo de 2011

Presentacion libro de Serrat

Me han invitado a hacer la presentación del libro de Serrat, con uno de los prólogos de Ismael Serrano. Creo que es una buena manera de vernos. Os espero por allí.
Es el viernes, 1 de abril, a las 20.00 horas, en la Librería El Argonauta. Calle Fernández de los Ríos, 50, en Madrid.

martes, 22 de marzo de 2011

Exilio

Mi vida estuvo siempre perdida y ocupada
entre mi corazón y  mis asuntos,
amores fugitivos, luchas inalcanzables,
noches sin madrugadas y dudosas certezas.

En todo fui yo mismo explorador perdido
de esos mundos lejanos donde tu y yo habitábamos.
Vengo desde los versos que escribieron los otros,
palabras que cambiaron mis huesos por la carne
de tu pecho de niña que soñaba con lunas.

Fui tu hombre encontrado, el dolor de los días
en los que era la vida un empeño posible
y era sentir que el mundo amanecía en las manos
cada nueva mañana como un beso muy suave.
Yo te busqué en caminos cuando estabas vestida
de luz y del pecado que los dioses envidian.

Me salvaste del miedo y de los cielos negros,
de la triste belleza de los mapas del tiempo
cuando anuncian tormentas y los rayos son ascuas,
y los vientos predicen los inviernos del frío.
En todo tú así eras, un cielo hecho de vino,
el mar donde los barcos naufragan para verte.

Y ahora, mi pan tierno, yo vivo aquí, exiliado
en esta tierra inhóspita donde vive el recuerdo.

***

miércoles, 16 de marzo de 2011

Marwan

Lo sigo hace mucho tiempo. Me lo he encontrado alguna vez en alguno de los conciertos de amigos comunes. Con su humanidad desbordante, su sonrisa de hombre bueno, su abrazo cálido y en el que te estrecha el alma. Marwan es, sin duda, una de las voces más personales, más auténticas del panorama de los cantautores. Un panorama en el que hay tan buenos, tan sinceros, tan honestos poetas y cantantes.
Tenemos en España una nube de cantautores que van, día a día, noche a noche derrochando talento y ganas. Su música, sus canciones, están escribiendo nuestra historia, nuestros deseos, nuestro futuro, ese anhelo de un mundo más humano. Más de todos.
Marwan está ahí. Con su compromiso, con su canción. Pero ahora quiero recomendaros su blog. Un blog lleno de poesía, de delicadeza, de ternura, de fuerza. Visitadlo. No os lo perdais. El que no lo conozca me lo agradecerá. Seguidle. Merece la pena.  Marwan aquí

***

Así que eran ellos...

Nuevo artículo en diarioabierto.es
Os dejo el comienzo:
Leo estos días algo en un reportaje de Negocios de El País que los responsables del Banco de España, con el PP y con el PSOE, advirtieron los problemas de la burbuja inmobiliaria y que nada hicieron, no sólo por  atajarla, sino que cedieron a presiones políticas y callaron.
***

lunes, 14 de marzo de 2011

Nada que contar

No tengo en esta noche ya mucho que contarte.
Han pasado los años y los viejos amores.
Y sé que unos y otros huyen del calendario
y que no son las cosas como el recuerdo dice.

Tampoco puedo hablarte de los días pasados
cuando tú y yo, muchacha, cosechábamos soles
y era la esperanza estrellarme en tus labios
y la vida dormía con tu vientre de almohada.

Hoy, que sigo teniendo mi corazón abierto
en canal y a tu nombre, y me siguen temblando
los labios al pensarte,  me parece un inútil
esfuerzo repetirte que te echo de menos.

Que no sé levantarme sin tu beso en mi boca
sin el recuerdo fiero de las noches contigo,
sin la sábana tibia con olor a tu pelo
y que te quiero tanto que me da miedo verte.

Que no quiero escuchar tu voz en el teléfono,
que pienso muchas veces que es mejor recordarte
que tenerte a mi lado y comprobar, entonces,
que el amor nunca vive más allá de la carne.

***

jueves, 10 de marzo de 2011

Fotomatón

Hay veces que apetece una poesía, aunque no sea lunes. Y, además, que no sé si podré el lunes
A Elvira y Salva


Entre los muchos males que hoy padecen
este cuerpo vencido y este alma cansada
es el de la nostalgia el que más duele:
el recuerdo de padre, las siestas en el pueblo,
los amigos de entonces y la escuela.

Mas de todas, de todas las nostalgias
evoco sin propósito de enmienda
tu beso al encontrarnos y la foto
pequeña de fotomatón que me entregaste
y que llevé en mi cartera como un escapulario
que me protegía  de miedos y de olvidos.

La nostalgia de ti
cuando habías de marcharte y me dejabas
más sólo que los besos a las nubes,
lo mismo que  Marilyn, desnuda y muerta,
igual que Marlowe en el final del Sueño Eterno.

Esa nostalgia aún que me hace amarte
sin esperanza alguna y sin embargo
con el mismo deseo. La añoranza
de tu cuerpo desnudo, esa caricia
tan lenta como el último minuto
que dejabas perdida por mi vientre.

Hoy que me duelen más nervios y huesos
que cualquier pasión loca, hoy te recuerdo.
Y busco en mi cartera aquellos ojos
en la foto de carné que rompí un día.
***

martes, 8 de marzo de 2011

Las Ollerías


Mañana, sin ir más lejos, nuestro amigo Joaquín Pérez Azaustre presenta en Libertad, 8, a las 21.30, su libro Las Ollerías, Premio Internacional de Poesía Loewe.
En su blog podeis leer algunos de sus poemas. Os animo a acompañarle, porque, además, con él va a estar Manuel Cuesta que cantará con Joaquín algunas de las canciones compuestas entre ambos.

***

lunes, 7 de marzo de 2011

La primera vez

La primera vez que nos amamos supe
que la vida jamás ya sería igual.
Y ni siquiera  yo
podría ser el mismo que era antes.
Que todo era distinto tras el mapa
descubierto en tu cuerpo. Distinto
como si el universo hubiera sido 
un estallido de luz entre tus piernas
y todo hubiera estado
latiendo justo encima de tu vientre.
Y yo sin descubrirlo hasta ese instante.

Y supe, cuando
tu cara se hizo tierna  como lluvia,
que la vida era el dulce sobresalto
de tu piel en mis manos. Y que antes
faltaban el delirio y me faltaban
la agonía y la muerte que notaba
corriendo por mi espalda y por mis venas.

Yo no sé si me entiendes. Pero ahora,
cuando han pasado años y caricias
y me sobran recuerdos, desearía
tener el manual que me enseñara
a vivir sin la voz que aquella noche
me susurró:
“Dios, qué hermosos
resultan los abrazos si estás triste”.

Hoy, que no sé si me amas, me refugio
en las manos que entonces amasaron
el pobre corazón que aún te persigue.
Y añoro en mi memoria la tristeza
de tu boca mordiendo
los labios que bebían de tu nombre.

***

miércoles, 2 de marzo de 2011

La línea roja

Nuevo articulo en diarioabierto.es

"Hay una línea que nunca debe saltarse. En la vida y en el periodismo. Pero vivimos en una sociedad en la que, cada día, más se pasan y se saltan demasiadas líneas rojas. Por la audiencia, por la fama o por dinero.
Las televisiones son hoy un buen ejemplo de cómo se saltan las líneas rojas de la vida y del periodismo. Es verdad que la amplia oferta televisiva debe de servir para que, en función de la propia libertad, cada uno escoja. Pero, en cualquier caso, es deprimente ver determinadas cosas".
***