domingo, 11 de octubre de 2009

Cosas de la edad

No sé por qué me pasa. Será porque estoy viejo,
pero prefiero ahora el frescor de un gintonic
al calor de unos cuerpos que ya no me acarician.
Y una tarde perdida viendo pasar las nubes
a una madrugada de incierta pasión loca.

Será que pasa el tiempo, pero he de confesarte
que prefiero una charla sobre libros o cine
a promesas de amor que no puedes decirme,
y, si puedo elegir, me quedo con la risa
de una mujer extraña que me mira en el metro.

Es verdad que el recuerdo de tu sexo y tus labios
todavía me conmueven en las noches de insomnio.
Y que te añoro tanto como si nunca hubieras
sido aquella mujer de sueños y metralla,
cuando sólo tenía tu nombre para ahogarme.

Pero, ya que lo digo, tendré que confesarte
que confundo tu piel con la piel de las otras.
Y dudo que tus brazos pudieran contenerme
más allá de los veinte segundos del orgasmo.
Y no sé si podría fumarme un cigarrito.

Así que así las cosas, esta tarde
hagamos el amor en estos versos
que no serán los últimos,
amor, que yo te escriba.
Y ni siquiera serán los más sinceros.

30 comentarios:

Ansha dijo...

Que fácil se me hace entender tus versos Rodolfo, directos al corazon y a los ojos... será que tambien me hago un poco viejo, será que con cada poema se me hace mas facil soñar.

Mita dijo...

Pequeña criatura, ...la esencia más pura...lalalalla
¿Cuándo es tu cumpleaños? O esto no se puede preguntar?
Es bellísimo lo que dices.

Romano dijo...

Muy bueno Rodolfo,,,

Aprovecho a enviarle un abrazo

Andrómeda dijo...

Pues para no ser los más sinceros parecen de los más francos. Me encanta cómo escribes.

Fernando dijo...

pues eso...me huele a mentiroso...abrazos.

vida dijo...

Que bonito Rodolfo!

Gracias!

Eli dijo...

Todo tiene su magia...dada la edad que se tenga.
Todo es volcar lo que hay dentro de cada cual.

Maestro Serrano, un abrazo mío y de mi corazón.

¡Gracias! :=)

Abril dijo...

Preciosos como siempre, me encantó aquello de las "promesas de amor que no puedes decirme", gracias por no dejar de sorprenderme en cada rincón, aunque siempre calló, recuerda que siempre paso por aqui.

Muchisimos besos!

Daniel Marmolejo dijo...

Lo entiendo, más bien intento comprenderlo porque aún no lo he vivido. Los versos son algo melancólicos pero me gusta que conforme la edad se valoren otros detalles que, al final, son los que dan sazón a la vida.
Saludos

LoreVero dijo...

El Tiempo pasa...Todo Cambia y los años no vienen solos. Benditos sean tus años que te permiten "decir" todo lo que escribes, de la forma en que lo haces, mas alla de la sinceridad o no, lo haces desde el alma desde el corazon.
Son cosas de la edad..Son las cosas de la vida!!
Gracias com siempre por tanto,por lograr con cada nueva palabra acariciarme el alma.
Miles de Besos..

PD: Perdonen todos, pero el martes es mi cumpleaños asi que lo hago mio.. como regalo adelantado
"Cosas de la edad"!!!!

LA CASA ENCENDIDA dijo...

La experiencia y haber aprehendido de ella, es algo que no se puede cambiar por nada.
Me ha encantado pasar por aquí. Me recomendó esta visita, "Mita".
Saludos.

Anadell dijo...

Si asi las cosas, ando envejeciendo ultimadamente.

Exquisito...

besos

eMiLiA dijo...

¡¡Qué precioso poema!!

¿Será que el paso de los años nos quita algunas cosas pero nos brinda otras?

Un buen consuelo.

Un abrazo!

Dario dijo...

Hermoso poema, sin palabras, un gran abrazo porteño.

*GEORGINA* dijo...

ay!
(sólo eso me sale)

el poema es hermoso, peor a qué mujer le gustaría leer que se cunfunde la piel de su amada con otras.. cruel ha de ser la verdad..
controversias de este mundo.. de estar vivos..

saludos Serrano.
siga bien.

(PD:hay cosas que la edad nos sienta como al vino.. una es la escritura.. pero todo tiene su costo .. lamentablemente.. jaja)
georgi.

mig dijo...

quien dijo que hay que tener edad para sentir pasion
para sentir...


buenas madrugadas (de este lado)
para uds

marialocaypeligrosa dijo...

Sr. Rodolfo:
voy a quedarme con aquello de "que estos versos no serán los últimos".
Un besin,
el poema va hasta adelantado jajaja,
I.

Felipe dijo...

Hagamos el amor en estos versos.QAue bonito.

Un abrazo sincero

Laura dijo...

¡Precioso!
De los que más me han gustado.
Un saludo

Rachel dijo...

Supongo que nunca se puede ser sincero del todo, ni siquiera uno com uno mismo.
Un Abrazo.

Bandini dijo...

¿ No te cansas de hacerte el viejecito desvalido en busca de un pecho post adolescente sobre el que llorar? Como alguien le dé un soplo a la policia de Zurich seguro que te llevan preso. En fin, que tu poema merece cierto reconocimiento, pero se te ve el plumero, Gran Jefe Indio " Nubes de Viagra"

[Saray] dijo...

De veras importa tanto la edad si es ella la que te hace vivir?

Besos

Alicia dijo...

precioso!!!!! precioso de verdad!!!!
un beso!!!

CARMEN dijo...

Siempre es un placer leer tus hermosos poemas, sea Domingo o Lunes.
Un fuerte abrazo.

Maria del Sur dijo...

Rodolfo, vuelvo después de unos días de ausencia...
y me freprocho, al volver a leerte, por no encontrar el momento para pasar...
los estudios me traen algo liada;
al final sigo la misma carrera que tu hijo Pablo...
así que imagina...

Aun asi, lo dicho, no se justifica perderme de vuestra magia =)


un abrazo fuerte

Paseando por tu nube dijo...

Será que ya casi somos mayores, pero no sigas que te lo terminas creyendo, y todavía existen esas risas de mujeres extrañas que te miran en el metro...
Un beso, viejo amigo, ya tengo ganas de que tomemos un vermú por esos barrios tan queridos.

Fernanda Barbagallo dijo...

Ya no te quiero, es cierto pero tal vez te quiero,
es tan corto el amor y es tan largo el olvido...

Creo comprender que la sinceridad tambien está hecha de olvido pero en el mismo acto de olvidar recordamos y en el mismo de confundir, distinguimos - caso contrario ¿cómo sabríamos que estamos confundiendo esa piel y esos labios?

Hermoso como siempre, tanto que se hace piel cada unas de tus palabras cuando las leo.

manu dijo...

Con el tiempo uno termina valorando el equilibrio, a las cosas como son; aquellos vaivenes resultan cansadores y demasiado rebuscados; se le da importancia a las tardes por su tranquilidad, y al gin tonic que se disfruta despacio.

En el ritmo acelerado se busca todo aquello que resulte caótico, luego la cosa cambia, casi lo contrario.

Un saludo
Atte. Manu

Niuqech Madhatter dijo...

Directo al corazón.. que cantaba Miguel Ríos.

Salud

LARA dijo...

Ni los últimos, ni los más sinceros, pero sigues escribiendo versos.... (para nuestra suerte, porque son muy bellos)
saludos!