lunes, 7 de junio de 2010

Pasión de amor

Amarte tampoco es tan difícil.
Es el oirte hablar o ver la tele.
Que me des empujones mientras duermo,
ir contigo a la compra, hablar de libros
o que me pases la mano por la frente
cuando te digo
que estoy con fiebre y sueño.

No es difícil quererte apasionadamente.
Se trata de comer sin decir nada,
cada uno a lo suyo, y muchas veces
ni siquiera escuchar lo que me dices,
o enfadarme si no encuentro la camisa
que tanto te molesta y que me escondes.

Amarte con desesperación es muy sencillo.
Basta con sorprenderte sonriendo
cuando cuento un chiste malo o me comentas
la última que te han hecho en el trabajo.
Amarte también es
cuando acaricio
tu piel por debajo del vestido
y te escucho decir: "¿es que estás tonto..?"

Al fin y al cabo, amar debe ser eso:
la rutina diaria que no puede
acabar con los besos que un día fueron
ni con los que aún nos quedan por delante.

45 comentarios:

T.M Barrie dijo...

Supongo que en ocasiones no sabemos valorar los detalles cotidianos. No valoramos las cosas del día a día que compartimos. Y resulta que el día a día está lleno de momentos, como estar con ella en silencio, momentos que parece que no pasa nada, y pasa un mundo...

Un saludo rodolfo, y sigue escribiendo.

T.M Barrie dijo...

Supongo que en ocasiones no sabemos valorar los detalles cotidianos. No valoramos las cosas del día a día que compartimos. Y resulta que el día a día está lleno de momentos, como estar con ella en silencio, momentos que parece que no pasa nada, y pasa un mundo...

Un saludo rodolfo, y sigue escribiendo.

Clarita dijo...

...Y que sean muchos los besos por daros, y las caricias que hagan que nunca se apague esa llama que un día encendísteis y que hoy sigue, pese al paso de los años, más viva aún...
Precioso y lleno de pasión!

Un besote enorme, cuídate y felíz semana...
Tengo ya entre mis manos tu nueva obra, magnífica e intensa llenas mis días con cada una de sus páginas...

CARMEN dijo...

Muy tierna y bonita esa pasión de amor.
Me has alegrado la mañana del Lunes.
Besos y buena semana.

J. Gelas dijo...

Yo amo mi rutina tal y como es. Apreciar cada segundo del día, cada detalle, es lo importante para ser feliz. Me siento un afortunado por poder disfrutar de mi día a día. Un saludo, Rodolfo.

Cuerpos a la deriva dijo...

Los pequeños detalles marcan tanto,aunque veces los hacemos sin darnos cuenta.

"¿es que estás tonto..?" jajaja cómo me he reído con esta frase.

Un beso.

Sa Lluna llèpola. dijo...

El no dejar que las cosas del día a día se conviertan en carga, en desilusiones o piedras en mitad del camino. Al final, el camino llano no nos ayuda a aprender y amar lo que tenemos, esas cosas que nos hacen especiales y que quizás a veces nos parecen molestias.
Al no tenerlo es cuando nos damos cuenta de lo bonitas que son esas cosas que a veces nos sacaban de quicio, llegar a echar de menos...
...Que te roben las sábanas en mitad de la noche para poder abrazarte y sentir la piel.
...Ocupar el baño por las mañanas y cansado de esperar, entre a echarte la bronca porque tardas demasiado y tenemos prisa por llegar al trabajo.
...Alquilar una película y que a los dos minutos te quedes dormida y te despierte con esa sonrisa y te diga "menos mal que esta noche íbamos a hacer algo diferente".


Todo se echa de menos cuando no lo tienes, aprendamos a valorarlo antes de que se marche.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Que hermoso poema!Lo cotidiano no siempre tiene porque matar la pasión... Unos besos en el sofá antes de volver al trabajo, compartir un helado, las manos inquietas que me recorren el cuerpo mientras friego los platos... La vida está llena de pasiones diarias.

Petonets Rodolfo!

Liedchen dijo...

Precioso. Me ha gustado muchísimo

Un abrazo


carmen.-

José Antonio Fernández dijo...

Realmente es eso. Lo otro, la pasión, que le pregunten a un químico y dará una respuesta razonada.
Muy buen poema.
Un saludo.

LoreVero dijo...

Odio la rutina y le temo muchisimo..pero me esa "rutina" de amor, de esos gestos que no nos sorprenden pero son vitalmente necesarios, y son los que van marcando los besos que aun nos quedan...
Como cada lunes, tus caricias le hacen un ole a la rutina.
Miles de Besos...

vida dijo...

Precioso poema Rodolfo.

Hay que aprender a navegar entre la rutina y lo cotidiano, resulta fácil y bello seguir sorprendiéndose cuando uno siente y sabe que ésa es la persona con la que quiere soñar despierto hasta quedarse definitivametne dormido.

Gracias Rodolfo!
Un abrazo

Sara Royo dijo...

Si el amor consigue salvarse del tiempo y la rutina, con suerte se convierte en eso q has escrito y descrito de esa manera...
Besicos.

Roxana dijo...

Ay Rodolfo cuanta ternura!Sí será todo lo que dices y cuánto por descubrir seguro.Un beso grande.

Eli dijo...

Maestro!!!

Le dejo un abrazo!!!

Gracias por estos Lunes!!!
=)

Ana_Málaga dijo...

Yo no sé como lo hace...relatar así poquito a poco, poema a poema, de esta forma tan suya (y tan bella) lo cotidiano de la vida. Estuve en Madrid el finde y me acerqué a la librería. Ya tengo el primero y el último de sus libros (lo de último, deseo, sea cuestión de tiempo) Muchas gracias.

Un saludo y buena semana!

Fernanda Barbagallo dijo...

Si, es eso amar. Hacerse al misterio de lo cotidiano, creo que ese es el desafio, encontrar ese misterio del cambio en la persona que vemos a diario y que amamos aunque por tenerlos a mano, no nos desesperen sus besos, sus brazos ni su mal humor.

Un pedacito de una canción que conoci ayer, cantada por mi papá:
"Demórate aquí en la luz mayor de este mediodía
Donde encontraras con el pan al sol la mesa tendida
Por eso muchacho no partas ahora soñando el regreso
Que el amor es simple y las cosas simples las devora el tiempo".

Carlos dijo...

Supongo que amar debe de ser, seguir queriendo dar los besos qeu tenemos pro delante. ves a saber..

[Saray] dijo...

Supongo que en eso consiste lo de amar...

Besos.

Medusilla dijo...

Los pequeños detalles son los que hacen que los momentos sean inolvidables y mágicos. Precioso poema. Un beso enorme y a seguir igual de enamorado.

Sonia dijo...

...ufff...
...ains...
lo siento, pero es que no me salen palabras...me encanta ;o)

poemas de ruben dijo...

Estoy de acuerdo con todo menos en lo del sueño. Haz la prueba, finge que estas roncando :si no te mueve es que te quiere mucho. Si te da empellones yo lo dudaría.
Saludos

El fontanero del mar dijo...

La belleza de lo cotidiano... la importancia de las pequeñas cosas. Enhorabuena

Eduardo Capdevila dijo...

Realmente hermosa construcción de imágenes, tan rutinarias como expresivas y necesarias de desnudarlas quitándoles el velo mágico. Y tú con esto sí que lo has hecho sublime.
Un abrazo Rodolfo

La xica que va fugir a Reykjavík dijo...

¡Qué sea eso por favor, que sea eso! Las batallas ganadas de los besos dados y la esperanza de la victoria en los que nos faltan.

¡Un beso, Rodolfo!

Laura dijo...

Sí señor,eso es amar. Un sentimiento muy complejo que reside en los actos más sencillos y rutinarios.

Un saludo

Andina dijo...

Amigo, paso a dejarte un besote y un abrazo porque aca en Argentina es el día del periodista.
Besototes y MUY FELIZ DIA...
Al señor periodista!!

(F) Erika dijo...

Qué afortunado eres!!
Un beso

Sil dijo...

Vaya final....lo he leído varias veces y cada vez me gusta más. Cuando parece que has hecho el poema más bonito que jamás he leído, vas y me sorprendes otro lunes.

Un besazo!

Anónimo dijo...

Que belleza de poema Rodolfo!
Còmo podrìa hacer para conseguir tus libros en Bs As?
Siguiendote y esperandote ansiosa como cada Lunes...
Como tuve la oportunidad de decirle una vez a Ismael, elegì el apasionante oficio del periodismo gracias a vos...Asi que Un abrazo fuerte Y desde Argentina un feliz dia del periodista a ti tambien!

Lucina dijo...

Leerle, es como ascender por una escalera que te dirige a ese lugar que tanto quieres.. y que te acelera los latidos.

Buenas Noches Rodolfo

Lenore dijo...

Que no pare la rutina de los Lunes..*
Ni tu corazón de dictar a tu mano.

Andina dijo...

Una vez más tengo la obligación de decirte que sos el artesano que trabaja ña materia prima de los sentimientos.
se lo quiere, sr. serrano

Angie dijo...

Realmente precioso!!

Me encanta esperar cada lunes por un nuevo poema tuyo. Es comenzar la semana con una sonrisa. Gracias!

Un saludo desde Argentina!

Angie

Maria del Sur dijo...

Sigues siendo el naufragio de los lunes...

María Paula dijo...

Quizás me regalen tu libro de poemas!!! ojlá se haga realidad! besos gracias por recordarnos el sabor de los pequeños detalles cotidianos. Beso!

ayelenvallaris dijo...

mi querido rodolfo... hace mucho no deja un mensaje... felicidades por el libro, esta pasion que describis es justamente lo que me cuesta encontrar ese amor dulce y rutinario.. por lo pronto sigo la vida con los amores relampagos que merodean mi rutina solitaria... besos desde el norte argentino.
vendras a visitarnos un dia?

Jubei dijo...

Preciosa descripción particularmente a partir de la segunda estrofa. Las dos primeras me recuerdan, bajo un compás de un 3x4, a... "son tantos años de oirse, que no saben escucharse"...

Un abrazo fuerte

May dijo...

que maravillosa la magia de la cotidianeidad
Un abrazo señor serrano

TiempoAbstracto dijo...

¡Qué fácilmente olvidamos que lo cotidiano es muchas veces lo imprescindible!

Gracias por recodarnos que amamos más de lo que creemos.

Belén dijo...

Me dejan más de piedra sus poemas, que cualquier palabra de ministra... y que así sea siempre, a palabras necias oídos sordos (que no indiferentes), y a las que tocan el corazón (¡toc toc!) dejarlas entrar, más allá del conducto auditivo.

Un saludo (¡y suerte con la receta!)
:)

Isa López dijo...

Cuánto más lo leo más me gusta.
Ni qué decir tiene que lo mejor de los lunes es abrir tu blog y recibir el regalo que nos hayas dejado.
Voy a inspirar fuerte, a ver si consigo impregnarme de todo lo que desprenden tus palabras.

Un abrazo Rodolfo.

flux dijo...

Querido Rodolfo, y digo bien, querido.
Lo cotidiano es incompatible con lo pasional. La rutina no casa con el desasosiego. Y no digo que sea mejor lo uno que lo otro ni lo otro que lo uno.
Habrá amor, no lo dudo, en la taza de café diariamente compartida, pero la pasión está en el líquido del termo bebido en cualquier habitación de aquel hotel del que hemos olvidado el nombre. El nombre del hotel, nunca el de sus labios.
¡Qué bien escribes, querido Rodolfo, y digo bien, querido; incluso cuando te equivocas!

Xmariachi dijo...

Explicar el amor
menos escandaloso;
más cotidiano,
menos brusco;
más aferrado,
más ligero,
menos elevado.

También es necesario
comprender que este amor
es destino del actor
que pisa este escenario.

Gracias.

laura dijo...

acabo de leer el retrato de mis padres...precioso!