miércoles, 16 de marzo de 2011

Así que eran ellos...

Nuevo artículo en diarioabierto.es
Os dejo el comienzo:
Leo estos días algo en un reportaje de Negocios de El País que los responsables del Banco de España, con el PP y con el PSOE, advirtieron los problemas de la burbuja inmobiliaria y que nada hicieron, no sólo por  atajarla, sino que cedieron a presiones políticas y callaron.
***

6 comentarios:

Hibiscus dijo...

Creer en ideas sí, pero... ¿en personas? Creo que es prácticamente imposible confiar en ningún político de este país.
Siembran plantas carnívoras que luego devoran a la gente común, mientras nos manipulan con estrategias políticas y asuntos de segunda fila como distracción.
Desenchantée

CARMEN dijo...

Tienes mucha razón, Rodolfo.
Menos mal, que como bien dices, aún nos queda la poesía,bálsamo y consuelo de todos nuestros males.
Un abrazo.

Clarita dijo...

Creo que nuestro problema es una excesiva confianza en quienes lideraron luchas sociales a favor de los trabajadores, donde todas las voces se unian hacia un mismo fin...
Ahora mismo estamos solos, siendo un preciado tesoro para unos y otros por el simple hecho de ser el pase hacia el poder, la victoria sobre la oposición...

Mientras tanto sólo podemos darte las gracias por poner voz a lo que gritamos en silencio muchos de nosotros.

Zeru Gorriak dijo...

Menos mal sí, que nos queda la poesía, hoy que por quedarnos ya no nos queda ni París.

Aunque, la verdad, todavía nos quedan muchas cosas, aún podemos cambiar el mundo. Es más, de alguna forma ya lo estamos haciendo.

Gracias, sí, por poner voz, a todos los que no se nos escucha. Porque estoy segura de que somos muchos más de los que se piensa.

Soltando Letras dijo...

Algun día, supongo que la juventud se levantará contra esta clase politica que nos gobierna, con estas compañias que nos axifian y con todo este mundo que nos han creado mientras mirabamos la televisión. No se si comenzará por Francia, pero la revolución de la juventud tal y como está el patio, es un deseo y un consuelo.

Marceliano Sanchez Horcajo dijo...

Y por qué ha de ser la juventud a quien se acuda para cambiar las cosas? Acaso los más mayores estamos ya cansados de pelear? Contra quien? El primer cambio ha de empezar por uno mismo sacudiéndose la modorra y mostrando una actitud crítica y no conformista. La crisis empezó en las finanzas, en la banca estaba la burbuja,cuando se regalaban las hipotecas y se construía a mansalva, no se olvide, pero la derecha culpa a Zapatero y la gente se lo cree. Y tendremos a señor Rajoy quel horreur!!