lunes, 12 de enero de 2009

Al final

Descubres, al final, que hay un momento
en que la vida, por fin, está cumplida.
Que no hay miedos que puedan detenernos.
Y te sientes en paz con cada ser humano.

Es como si las cosas ya no fueran el instante
supremo del minuto. Y todo, hasta el cansancio,
parece detenerse en el espejo más íntimo del tiempo.
No hay palabras entonces. Ya no hay nada.

Rebuscas en papeles y en recuerdos del pasado.
Y el dolor se hace luz. Está todo cumplido.
Y no hay muerte que pueda detenerte los pasos.

Al hacer el recuento de los días descubres un instante.
Una voz que te dijo: “Te he amado, ¿lo supiste?”.
Y llega la certeza: la culpa es no saber quiénes te amaron.

42 comentarios:

L.K.M.L dijo...

¡Oh por Dios, es sencillamente hermoso porque hasta he llorado, no se si por esta noche fría, fría, (aquí en México son las 3 de la madrugada) ando medio sensible... no lo se, pero señor... me he enamorado de esas palabras!

Muchas gracias por seguir, escribiendo y regalarnos esos grandes versos!

GRACIAS Y UN ENORME ABRAZO DESDE AQUÍ.

Cuando pase el milano dijo...

Gracias, de nuevo.
Quienes ya estamos en la edad de hacer balance, nos sentimos reconfortados al constatar que hemos querido y nos han querido, que queremos y nos quieren. Pero también que hemos sido razonablemente fieles a nuestros principios y a nuestros compromisos a lo largo de la vida.

Sara dijo...

Me gustaría llegar a ese punto, y hacerlo pronto.

El lugar del que habla parece un lugar repleto de paz, y eso me gusta. Ojala nuestro corazón, a lo largo de nuestra vida, sepa de aquellos que nos amaron, un abrazo siempre,

Dario dijo...

Sin palabras quedo después de leer tus hermosos versos, la verdad que me gustaría descansar en ese final, sin temor a nada nuevo, ni a nada de lo vivido, recordar a esa persona que una ves me amo y nunca aprendí a amarla como se merecía, recordar, que hoy es siempre todavía.
Un abrazo muy grande!!!

SONIA FIDES dijo...

“Te he amado, ¿lo supiste?”.
Y llega la certeza: la culpa es no saber quiénes te amaron.... Touchè, Rodolfo.


¿Me lo prestas para Mademoiselle?

Un abrazo súper.

Andante dijo...

No sé si al final se descubre o no que la vida está cumplida, pero leyendo un blog de los amigos que te visitan decía, más o menos, que una conclusión era el fin de un pensamiento, y por lo tanto que no sacáramos conclusiones.

Que no hay miedos que puedan detenernos, ¡por supuesto! el miedo no añade nada, sólo quita.

Las sensaciones, los sentimientos,son ese instante supremo. Los objetos nunca podrán serlo, Rodolfo.

La esperanza ¿no es el sueño de los hombres despiertos? Los futuros por venir: un futuro abuelo tiene mucho por cumplir, un nieto, una nueva vida, un nuevo ser por descubrir.

¡Disculpa! Pero si no quedan ya las palabras, que es lo que nos une: ¿qué queda Rodolfo?.

Ciertamente, tenemos que intentar saber más de quienes nos rodean, para convivir con esas certezas.

Un beso de alguien que camina por la vida, sin pausa, pero sin prisa. Y siempre con una sonrisa.

Ladrón de Guevara dijo...

Espero, cuando llegue al final de todo, recordar estas palabras y decir: Estoy en paz conmigo mismo y con el mundo. alguien me amó y yo le amé. Siempre se lo dije y me lo dijo,aunque no fuese con palabras.

Un saludo. Tus versos, como siempre, en el lunes que salva la tormenta.

Mita dijo...

¿Has amado tú? Eso es lo que cuenta,¿no?
Gracias por regalarnos tus poemas!
Besos

Silvana Barbá dijo...

Que poetico y que triste.
Me gusto mucho.
besos.

Gema dijo...

Precioso poema
Añada a esa lista de los que le amaron, al puñado de amigos blogeros que se ha encontrado en el camino con la certeza que le estimamos bastante.
Saludos griposos.

CARMEN dijo...

Creo que todos deseamos, cuando te haces mayor, estar en paz, como tú dices, con cada ser humano. Y tener la certeza de haber amado, con todas tus fuerzas en el camino.
Precioso poema, Rodolfo, ya sabes lo mucho que me gustan.
Un beso fuerte.

Gema dijo...

Todavía tienes caminos que recorrer, como decía el poeta: caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Así que... a llenar los pulmones de aire, unos buenos zapatos y a seguir viviendo
Otro abrazo.

marialocaypeligrosa dijo...

sr. rodolfo:
cómo llega uno a perder el miedo?.
preciosas letras,
un besin,
I.

Arcángel Mirón dijo...

Al final, el amor y su falta es lo único que importa.
Al final del final.

Seulement Laura dijo...

la culpa es no saber quiénes te amaron....
por querer ser sordos o ciegos, por caminar tan deprisa.

Un beso, me ha encantado.

Lucina dijo...

La sabiduria de los años..
Gracias Rodolfo por regalarnos maravillosos versos,
y por sobre todas las cosas por su sencillez de hombre.
Un beso grande

Fernando dijo...

casi seguro el triunfo de la vida es vivirla...darnos cuenta de ello a tiempo amando y siendo amado, a lo mejor no correspodiendo, pero certero en el equipaje de huellas...porque pienso y eso es lo amlo que cuando nos damos cuenta nos hemos bebido mucho de esa botella...un abrazo.

carmen dijo...

Descubres, al final, que hay un momento en que la vida, por fin, está cumplida..... es acaso verdad que ese momento existe? Ojalá

Álvaro Dorian Grey dijo...

No suelo escribirte sobre los poemas pero este es precioso realmente.
saludos y salud

difistinto dijo...

Te he amado ¿lo supiste?

Buen poema,gran verdad.

Ignoramos que a veces en silencio, nos aman como ocultamos lo que hemos amado.

En realidad, no somos tan distintos.

Todos amamos, todos sabemos. Unos pocos, quizás nos cuesta mas creer en ello. Que confundidos andamos serios y preocupados!!!

Besos y buena semana,poeta!

Mon

Cata dijo...

Ufff, es tan hermoso, que duele... permiso, me lo llevo para regalarlo...besitos

My dijo...

Y el dolor se hace luz..

sublime..

un abrazo rodolfo.

María de Jesús dijo...

Qué bello Rodolfo! Nada puede detenerte...ni aún el tiempo

Cecilia Alameda Sol dijo...

Tú sigues teniendo palabras, sigues teniendo amigos, sigues creando poemas. La vida no está cumplida. No lo creo.

El poema muy bello.

Fernanda Barbagallo dijo...

A veces, después de años, se me acerca alguien y me dice: - el tiempo que he estado enamorado de vos... y las palabras suenan nostálgicas. Tengo algunas cartas y algunos regalos de otros que jamás se han dado a conocer y otros que he amado también y con los que presumo haber sido correspondida. También he amado a gente que jamás lo supo y se los he dicho años después o nunca y a alguno le he regalado alguna confesión, sólo la escucharon y se fueron.

Al final, la única prueba de haber estado vivos es la suma de todos los amores: consumidos, consumados, vivos y aquellos que ha lavado el olvido.

Ju dijo...

Al final la prueba de haber vivido es haber sentido! Hermoso Rodolfo.

Oski dijo...

Cierto Rodolfo, muchas veces nos queda ese pesar encima. El no saber quién te amo y en qué momento.

Si lo hubiesemos sabido quizás todo habría sido diferente, quién sabe.

Un abrazo.

Maria Jesús dijo...

Al hacer el recuento de los días descubres un instante.
Una voz que te dijo: “Te he amado, ¿lo supiste?”.
Y llega la certeza: la culpa es no saber quiénes te amaron.

Gracias por tanto Sr. Serrano.
Un placer regresar de mi exilio interior y leer tanta belleza.

1saludo.

*GEORGINA* dijo...

intimo, directo, sublime, hieratico, incontenible como la expresion de un final anunciado...
No, no se rinda, cuando todo parece estar calmo, de lo mas profundo, surge el fenix oxidado...
mientras haya vida hay sensacion!
la nada es solamente otra estadia de letargo donde descanzamos una partecita del tramo....
quienes nos amaron, muchisimas personas, tantas como nosotros mismos amamos...
la culpa es de haber elegido lo correcto! siempre a salvo!
mis saludos.-

& x cierto QUE PALABRAS MAS HERMOSAS RODOLFO
usted ha herido mi futuro con su poema!!!

gracias!
Georgina.

K@ri.- dijo...

y cada dia afirmo y decido volver a empezar, para nacer de nuevo y para amar...
gracias Rodolfo, como dijo My... sublime es la palabra-
un fuerte abrazo querido Rodolfo.

Luisa dijo...

..que no hay miedos que puedan detenernos..sencillamente,hermoso.

Es un placer,todos los dias,y en especial los lunes..encontrar tanta poesia.

Un abrazo.

U.B dijo...

Por eso siempre hay que decir las cosas.

Isaac González Toribio dijo...

No sabes cómo agradezco tu visita a mi blog. Eres la referencia para muchos de los que aprendimos a amar el periodismo con tus textos humildes y llenos de verdad. Un abrazo

mariano santiso dijo...

Por eso , aunque sorprenda, cada día hay que repetir a nuestros seres queridos, a nuestros hijos, a nuestra compañera o a ese amigo o amiga especial " te quiero" aunque suene raro en un hombre pero sabes que así nunca lo olvidará aunque mañana ya no estés.
Rodolfo por seguir mi propio consejo: te quiero como amigo, por tantos momentos compartidos

Andina dijo...

Sr. Serrano....desde que tengo mi computadora rota, extraño los poemas de los lunes....
Besos y abrazos.
Este poema es delicioso, verdaderamente.

Maria del Sur dijo...

Es

hermoso,sincero pero triste...

que la vida esta cumplida...eso es muy duro...

No se...suena a la nada
los finales no suelen ser lindos


Igual, ya sabes, yo te sigo diciendo
que nada esta escrito
y que nada termino aun que quedan muchas cosas por descubrir...
muchos amaneceres por ver a esa pequeña criatura crecer
y a ese orgullo brillar una vez mas


un abrazo

Niuqech Madhatter dijo...

Puede existir en ese último instante otra duda que planea al menos por mi cabeza en muchas ocasiones:

A los que amaste, ¿los amaste bien?


Me encanta este poema, maestro.
Salud y un poquito de república.

Alicia dijo...

Es precioso Rodolfo.
me quedo pensando es si sé quien me amó...

"Ser" dijo...

Yo me pregunto si hay alguien que realmente sepa quienes le amaron.
lo bello de un amor escondido, es única y exclusivamente eso, que no se ve, y al mismo tiempo se siente, tanto, tanto...
Una vida cumplida...me cuesta tanto imaginármela.

No dejes de escribir asi por favor.

un abrazo.

Ansha dijo...

Gracias por ser, por estar, por regalarnos hojas de invierno como esta.

Niuqech Madhatter dijo...

Interesante argumento del "SER".
El de esos amores que no supieron que los quisimos o que no supimos que nos quisieron.

Salud.

Anónimo dijo...

LOS VERSOS DE ESTE SONETO SE LEEN DESDE ABAJO...