domingo, 14 de junio de 2009

Mis héroes

Fui un niño asustado y quebradizo.
Soñaba con fantasmas y tenía
un alcotán amaestrado que jugaba
en mi hombro de muchacho torpe y tímido.

Fui siempre temeroso de los curas
de la Guardiacivil y las tormentas.
Y tenía una espada que mi padre
me había hecho con madera de la obra.

Cabalgué con el Hombre Enmascarado,
con el Capitán Trueno y el Guerrero
del Antifaz por todo el mundo conocido.
Y con Diego Valor llegué hasta Venus.

Escuchaba los discos dedicados
y a Matilde Perico y Periquín.
Comulgaba los primeros viernes
de cada mes tal como estaba dicho.

Y creía, de verdad, que todo el mundo
era bueno, salvo raras excepciones.
Pedía por los negritos con la hucha
de barro que nos daba don Guillermo.

Mi niñez era igual que el catecismo:
con respuestas exactas y misterios
insondables y creía firmemente
en un infierno de fuego y de agonía.

La vida, algo más tarde, me ha enseñado
que el Guerrero y el Hombre Enmascarado
no acuden cuando más los necesitas.
Y ni siquiera está Dios cuando hace falta.

Y ya puestos, déjame que te diga:
el infierno está a la puerta de tu casa.

27 comentarios:

R. dijo...

Alg´´un d´´ia tendr´´an que hacerle un homenaje a usted, señor Serrano.

Musicar todas sus poes´´ias.


¡Un saludo!

Halo dijo...

y a veces incluso dentro de ella

Ale dijo...

A medida que crecemos nos vamos desaznando, empezando a leer entrelíneas lo que nos dicen, lo que nos muestran e incluso lo que nos ocultan.

Y todo lo que era una idealización se quiebra, se vuelve pura ilusión desmantelada.

Pero aún con todo eso, con todo lo malo y el rencor y el odio y la vergüenza. Aún con la desesperanza, con la realidad pura y sin vueltas, con la falta de creencia en algo o alguien. Aún con todo lo malo, seguimos los mismos que creímos alguna vez que todo era posible.

Y mientras no extingamos esa pequeña llama que crece y se mantiene viva dentro nuestro, siempre encontraremos a otros que soñaron igual que soñamos nosotros. Porque aunque pensemos que ya no hay nada de ese que fuimos, es mentira porque sigue estando. Seguimos estando dentro nuestro.

Con más miedos, con más inseguridades, con más desconfianza. Pero los mismos, esperando que alguien como nosotros se cruce en el marco de esa puerta, y animarnos a salir. Bajo el infierno, bajo la lluvia, pero con la certeza de que no nos convertimos en esa mentira que descubrimos con el tiempo.

Que seguimos fieles a la ilusión que se escondió tras las derrotas, pero siempre sale y se asoma para ver si puede volver a brillar. Y creo que mientras lo sintamos así y no le demos la espalda, ese día aún está por llegar.

[Saray] dijo...

yo sigo creyendo en la bondad humana,
en el azul de ese príncipe que debería venir a buscarme, y ya está llegando tarde...

Para mi, el catecismo ha cambiado, y quizá encuentro en él una libertad, una llama encendida a la esperanza de que todo irá bien...

porque mi niñez fue ayer,la adolescencia aún no es un septiembre lejano, y pensar en el mañana me produce un grave temor...


Siempre ahí Rodolfo, Gracias.

El mago Rizzuto dijo...

El infierno esta lleno de puertas. Todas las puertas, son la puerta de su casa. Ella abraza a un un hombre enmascarado y rie. Nosotros, condenados, vemos la escena. Una y otra vez. Eternamente. Rodeados de pozos de azufre, rios de fuego y gritos.

manuel]cuesta dijo...

Quizá es bueno mantener esos héroes en la memoria como símbolo y referencia de lo que deberíamos ser. Ya sabes que mi hombre enmascarado es Spider-man/Peter Parker, por desgracia, jamás acudirá a nuestro rescate... Pero es bello aspirar a tener el corazón de un héroe enmascarado.

El viernes pasado no podía dormir, no paraba de dar vueltas en la cama y volví a leer "Al oeste hay apaches". Me volví a emocionar con "Emisión de Radio Pirenáica", que final... "Y, como tú, yo callo". Se me empañaron los ojos de lágrimas, y volví a leer Atocha, y a veces, salté de un poema a otro buscando la compañía de tus palabras... Y la encontré. El resultado es que ya he leído dos veces tu nuevo libro de poemas. Maravilloso. Lo dejo en la mesilla por si me ataca otra noche de Insomnio.

"Hay un rumor de manos en la esquina. Me agarro fuerte a ellas". Que grande.

Hoy en día quedan pocos héroes en el mundo. Para muchos de nosotros tú eres uno de ellos.

Tu amigo y vecino,

Peter Parker.

PD. Urge una nueva cita en la Posada. Esta semana concretamos.

CARMEN dijo...

Precioso poema de tu niñez.
Seguro que ya tienes poesías para otro libro.
Gracias por esta sorpresa de encontrar un poema el Domingo.
Un beso.

Gema dijo...

Eso habrá pensado Franns Rilles Melgar, espeluznante noticia que todavía conmociona.
Besos y saludos desde una Sevilla aridiendo por los cuatros costados.

ronyblue dijo...

Amén hermano

Coyote Moreno dijo...

A mí me pasó algo similar (sino idéntico), pero tengo nuevos héroes:
Alicia que sigue queriendo encontrar su alma donde dejó su cuerpo, el ciego vendedor de periódicos (todos los días en el mismo lugar, puntual), los curas excomulgados por decir lo que piensan, mi profesor de literatura y mi catedrático de filosofía, la madre coja y el cristo andino
un abrazo grande

LoreVero dijo...

Rodolfo: Que sorpresa para un domingo a la tarde, que al igual que los lunes, no me gustan!!
No nos malacostumbre a estos regalos, en breve se tornan necesarios( los lunes es lo unico bello del dia, sus palabras)..
Simplemente bello, como siempre, pero debo decirselo...y como siempre,pareciera que me lee el alma(herida y desgarrada), hoy hago mia esta frase:"el infierno está a la puerta de tu casa".Cuan cierta, y por desgracia ya traspase el umbral,ya estoy en el!!
Gracias Rodolfo, como siempre, por las palabras desde el alma, por las caricias para mi alma!!
Besos...

Azul dijo...

Hacerse mayor, crecer...

No deja de sorprenderme como cruel verdad, se puede transformar en un poema...

Mil Gracias Rodolfo

Ladrón de Guevara dijo...

El infierno, como la mayoría de las cosas de nuestra infancia, existen de una forma diferente a como las imaginábamos, o por el contrario no son más que un invento de quienes se creen en posesión de la verdad y facultados para predicarla.

La infancia es la dulce mentira, odiada con fuerza en la adolescencia, fríamente indiferente en la juventud y nostalgicamente recordada en la adultez.

Cuídate.

Paseando por tu nube dijo...

Demasiado cercanas las edades y vivencias, que bien entiendo estas poesias de la niñez.
Un beso amigo.

Alicia dijo...

Yo no alejo a mis héroes de mi porque, aunque ya no sea una niña, sigo teniendo miedo.
Un beso!!!

marialocaypeligrosa dijo...

Sr. rodolfo:
Hoy no sé que comentar.
Eso de "ya puestos, déjame que te diga que el infierno está a la puerta de tu casa...".
Lindo poema.
un besin,
I.

My dijo...

y el cielo está dentro de ella..

K. dijo...

Qué cierto, cuando un día te despiertas y te dar cuenta de que has crecido, de que está mal visto, por ejemplo, comer chicle en las reuniones de trabajo y que el mundo funciona de forma totalmente diferente a como has pensado. Los esquemas de la mente tienes que cambiarlos y se adueña de uno un pesimismo sólo salvable tomando una caña con unos camarones al pie de las olas del mar...
un abrazo
Mary

Clarita dijo...

¿Qué sería de nosotros sin recordar nuestra etapa de niños?
Nuestras ansias de juego plagando el ambiente, los sueños de quien sería nuestro príncipe azul, por que ladera correríamos a modo de Heidi, siempre me gustó soñar despierta más que dormida, he sido felíz pero, como tú nos contaste, también eché de menos la ayuda de aquel arquero de "Dragones y Mazmorras", ¿Donde se metió cuando lo necesité?Quizás se perdió y cuando acudió, no me encontró...
El caso es que , pasados los años, sigo soñando más despierta que dormida...
Me ha encantado saber de tu etapa de niño...Eres un cielo!
Un besote enorme y feliz semanita

Margarita dijo...

Cansa ser adulto, responsable y decente, camsa descubrir que la realidad es dura, pero existen oasis en el camino, como encontrarse los lunes con tus poemas,

un abrazo

Maricel dijo...

Rodolfo, bellisimo poema...

y tan cierto...

Me adhiero a R. en hacerle un

homenaje se lo merece!

una pregunta: Como hacer para

comprar sus libros en Argentina??

Abrazos!

Que tengas buena semana...

Maricel

eigual dijo...

Estremecedor. Parece que te estuviese viendo, hecho un niño, con todas esas cosas que cuentas.


Precioso, como todo lo que sale de ti.

Oskar dijo...

Un final muy bueno Rodolfo, enhorabuena.

Liedchen dijo...

uf.. la inocencia, la bondad por "defecto y hasta q se demuestre lo contrario", los valores de los cuentos.. Me empeño en no querer perder ni uno solo de ellos por mas tiempo q pase.. por eso, hace casi 10 años, me pinté una Campanilla en el hombro, para no olvidarme de donde está Nunca Jamás y acercarlo a todos los niños perdidos...

Un abrazo

ayelenvallaris dijo...

muy bonito mi querido Rodolfo!!! ya casi esta la fecha de ida a grecia, hasta el momento septiembre si es que la cobardia no me ataca... beso

Lucina dijo...

Nostálgico niño Poeta.

Un beso

Papa dijo...

Me alegró verte hace dos días en El Correo. No me pude parar como me habría gustado. Ando de gestiones que me hacen preguntarte si no te interesaría nuestro piso en Córdoba. Ya lo conoces ¡y estamos de oferta!.
De paso, aquí te dejo un poemita/canción que me he encontrado publicado en un "Take and Look" local.

LA VIDA ES CUENTO

Érase una vez
Un hombre que era un sueño
Y una mujercita que soñaba.

Érase una vez
una ciudad en un pueblo
y un país paseando por el mapa.

Érase
Un sol que quiso ver
La sombra de su luna enamorada.

Érase una vez
Un tren a ras del cielo
Y una estación debajo del agua.

Érase una vez
un árbol de silencio
y un pájaro ruidoso que lo amaba.

Érase una simple canción
Buscando a su cantante entre la confusión.
Érase un dios que se cansó
En el segundo día de la creación.

Érase una semana que era un mes
Y un año una mañana.

Érase una vez
Un mono puesto en pie
Mirándose el ombligo cara a cara.

Érase una vez
Una tierra desierta
Corriendo hacia un mar de limonada.

Érase una simple canción
Buscando a su cantante entre la contradicción.
Érase un dios que se cansó
En el segundo día de la creación
Y se fue a casa.


UN ABRAZO Y VIVA SAN PUGLIESE
RAFA
papamundi5@gmail.com