lunes, 27 de diciembre de 2010

Muchachas tristes

De todas las mujeres que me encuentro
cada día en el metro o en las calles
si pudiera elegir, elegiría
a esas muchachas tristes y cansadas,
las que miran sin ver y tienen algo,
como una luz distinta en la mirada.

Esas muchachas tristes que leen versos
y que, sospecho, mueren
por un amor perdido o unos besos
que hace tiempo sintieron en sus labios.
Van solas y son tímidas y amables.
Suspiran recordando la dulzura
de una mano prendida en sus caderas.

Alguna vez, incluso, me imagino
que ronda por su frente
algún dolor antiguo y que sintieron
la soledad más cruel, aquella que no existe
porque nadie la cuenta. Por las noches
las oigo susurrar en las camas heladas
el nombre de otro cuerpo.

Las veo cada mañana, con el frío
de un invierno maldito. Son gorriones
sin nido. Buscan, creo,
el calor de otro pecho. Alguna mano
que les coja del alma y que les lleve
hasta un cielo de sol y flores blancas.

Yo amo a esas muchachas. Desearía
darles los buenos días, preguntarles
por su sueños. O sólo
acercarme hasta ellas y quedarme
con su sonrisa triste
lo mismo que si fuera el pan de cada día.

47 comentarios:

LoreVero dijo...

Aunque no estoy en el metro, y un charco nos separa, desearia que esos ultimos versos se hagan realidad, escuchar tus buenos dias, y poder regalarte una sonrisa,aunque triste.
Miles de Besos.
Te deseo que estos dias que le quedan al año,esten repletos de "destellos de Felicidaad",de la que seguro seràn dueños en primer lugar, Manuel y Pablo, y que esos destellos sean solo el comienzo de un año aun mas feliz.
Un Placer haber coincidido en esta vida.
Gracias por ser "Mi Poeta".

marikosan dijo...

Conozco perfectamente a algunas de esas muchachas.

Soltando Letras dijo...

Supongo en cuestión de sentimientos siempre buscamos espejos en los que mirarnos, y en el metro... siempre se viaja en busca de algo.

jaime dijo...

Gracias, Rodolfo.

eigual dijo...

Precioso.

Cuántas muchachas veo yo también a diario. Y a veces, es verdad, uno quisera anidar en sus vidas o en sus pechos o por unos instantes, robarles una risa.

Un abrazo.

CARMEN dijo...

Muy bonita, dulce y tierna, tu poesía de hoy Lunes. Tenía muchas ganas de leerla.
Besos y buena semana.


Te acuerdas que te comenté una vez lo del poblado de Namelok en Kenia, pués ya nos hemos constituido como organización y tenemos página web, te la dejo y si tienes un ratito te pasas y miras lo que hemos hecho y se está haciendo.
www.namelok.org. Gracias por tu tiempo.

Roxana dijo...

Esas muchachas tristes quedan desde hoy reivindicadas, gracias a la sensibilidad de tu poesía Rodolfo.Mirar alrededor y ver que hay personas que sufren y las palabras de alguien logran despertar a otros de su mundo propio y egoista.
Un placer y un lujo leerte y seguirte.¡Qué regalos no da la vida!

Cuerpos a la deriva dijo...

Esas mujeres deberían mirar delante, delante de ellas y hacia adelante. Quizás así puedan ver que hay una mano dispuesta a cogerles el alma.

Un beso Rodolfo.

Liedchen dijo...

Precioso.

Un abrazo cálido

Alicia dijo...

Me temo amigo que hoy soy una muchacha triste...
Un beso y Felices Fiestas

Soy tu Gitana ♥ dijo...

Qué dulzura !
si esas muchachas lo supieran, dejarían la trizteza enterrada
para disfrutrate !
Un beso acaramelado ...

Barbara P.M. dijo...

Preciosa, como siempre... Me estoy pensando regalarle a una persona uno de tus libros de poemas para compartir con alguien más estos pedacitos de arte. Un beso muy fuerte!

José Antonio Fernández dijo...

Este poema le gustaría a estas mujeres.
Felices días!

Maria del Sur dijo...

Me encanta tu mirada diversa del mundo, de las cosas cotidianas =9
y animate a decirles cualquier cosa, seguro que las dejas pensando y les arrancas una sonrisa cada vez que recuerdan tus palabras que las abrazaron para llevarse los fantasmas de los besos...esos demonios buenos ;)

besote

Cecilia Alameda Sol dijo...

¿Quién no tiene una pena que sale a los ojos cuando te detienes un momento en el vagón de un metro o bajo la marquesina de un autobús...? ¿Quién no desearía el roce de una mano amiga y el susurro de una palabra de comprensión o de complicidad?

Horacio Holiveira dijo...

Así visto, yo también elegiría a las muchachas tristes. Pobres, las felices.
Es genial llegar y tener al alcance un poema como este. Te felicito y te agradezco.

Antonio dijo...

Brindo por esas muchachas que describes, ....."con el mejor de mis vinos, Brindo con velas sobre un mantel"....., como dice una canción de alguien, y por supuesto Rodolfo, Brindo por ti, y por todos los que te siguen......
Felices fechas a todos
Antonio

PALABRAS A TIEMPO dijo...

Este poema cala hasta el hueso más tímido. Supongo que me he identificado tanto con lo que tú has contado, que hasta duele.
Ojalá hubiera en este mundo más personas que valoraran la tristeza de las muchachas...

CarLivingTheLife dijo...

Hermosas palabras.

Siendo yo igual que esas muchachas,
ojalá fuera una de las que te encuentras y,
aunque inconsciente de ello,
ser objeto de tus versos.

GRANDÍSIMO RODOLFO.
GRACIAS.

Ana Gabriela dijo...

SR Serrano que bello y gracias , las mujeres cargamos en la mirada la lucha cotidiana , las derotas , llevamos el alma en la mirada .
Bellisimo , que el año proximo nos encuentre soñando , que es ,quiza , la mejor manera de permanecer.

Andina dijo...

"y quedarme
con su sonrisa triste
lo mismo que si fuera el pan de cada día."
Esa frase es simplemente mágica.

ayelenvallaris dijo...

mi querido rodolfo... es verdad.. muchas muchachas tristes, poco comprendidas, escondidas detras de un verso de una poesia, suele pasar q la incertidumbre del destino me ataca y siento solo una necesidad de soledad..
te cuento papa noel no paso por el norte argentino aun no cuento con la dicha de un libro tuyo

·Geo·ligne· dijo...

..nadie podrìa haber vislumbrado y descripto mejor que ud las muchachas tristes que todas las mujeres alguna vez llevamos de paseo con nosotras.

Esperemos que la nostalgia se tome vacaciones y que sonrian (ya no amargamente) esas muchachas.
(tanto como si dependiera de ellas mismas)

Abrazo y que tenga buena vida y feliz año.

:)

Catalina Tapia Johnson dijo...

A mi me gustaria hablar de mis sueños, contigo Rodolfo.

poemas de ruben dijo...

Como un cazador de lo pasajero eterno te veo.Solitario viajero y sublime siempre contigo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Que nostálgica dulzura.....que mirada tan bonita sobre el halo de esas mujeres que dan sentido a nuestro mundo... Que tierno,,,, que versos que nos hacen recordar como debiéramos siempre tratar a las mujeres y como y cuanto debiéramos agradecerles a lo largo de nuestra existencia...
Joder Rodolfo....siempre tan preciso, tan acertado, tan directo y tan delicado, tan enérgico y tan dulce, tan nostálgico, tan real, y tan cercano. Muy bonito, como siempre, y en estos días cobra más realismo si cabe y más calidad humana.... Felices, muy felices fiestas desde mi nevada y gélida Avila, para ti, gran amigo, y los tuyos, que disfrutaran tremendamente en estos días de tu compañía y persona...

Lenore dijo...

Gracias, Rodolfo... por dedicarme este poema.
Aquí le dejo mi sonrisa triste.

Sabes usted muy bien leer las miradas.

Zeru Gorriak dijo...

Yo también creo que a muchas de esas mujeres se les alegraría un poquito el alma al leerte. Tus niñas tristes me recuerdan mucho a las princesas de Almudena Grandes en "Te llamaré Viernes". Me encantó ese pasaje de la novela y me ha encantado tu poema. Un rayito de sol entre tanto apunte y estrés anterior a los exámenes y entregas de trabajos.
Un beso bien grande


P.D.:Dejo aquí para el que quiera el enlace al extracto del libro

http://www.fotolog.com/berta_88/33523774

Paseando por tu nube dijo...

Y todavía me extraño... tienes esa intuición de poeta, esa mirada que sabe ahondar hasta el alma de las personas y esa manera tuya de plasmarlo en el papel... consigues darle tanta belleza.
Amigo, te deseo un 2011 con tanta felicidad como nos regalas a todos con cada una de tus poesias.
Un beso enorme Rodolfo

Musaraña dijo...

Me he sentido retratada, como si leyeras pensamientos que me acompañaban cada mañana fria camino de la facultad encerrada en aquellos vagones de metro.

Que lindo saber que cada una de esas muchachas tienen un poeta que las acaricia con sus versos.

Nieves LM dijo...

Precioso Maestro. Realmente son para amarlas.

Laura Polo dijo...

"Sin darme cuenta me encontré a mí misma mendigando por las calles de esta ciudad, añorando gélidas noches invernales revestidas de ávidos lapsos de pura soledad".
Sin esa tristeza, esa búsqueda, esa añoranza, nadie seria realmente feliz. Un saludo.

llueve rocío... dijo...

Precioso...

Ladrón de Guevara dijo...

No puedo hacer otra cosa más que darte las gracias por este año en el que he conocido otra forma de hacer poesía, un fuego y una melancolía que sólo son propios de quien la sha conocido.

Gracias por todo este año de ayuda y poemas en estos días de soles fríos.

Cuídate.

U.B dijo...

:( ------> :)

ROP dijo...

Todo un alegato contra esa soledad que tan bien dibujas...

Fernanda Barbagallo dijo...

...

a tono de chiste puedo decirte "se me pianta un lagrimón" pero sería mentira el chiste porque es verdad.

Lucina dijo...

(nunca dejes de amarlas)


Un beso

emmagunst dijo...

somos muchas mas, aunque no estemos en el metro. Hermoso poema.

Noelia dijo...

En estos días he sido una muchacha triste esperando una mano que agarre mi alma e ilumine estos días grises...
Por suerte, encuentro tus palabras, y las de tu hijo Ismael, que me rescatan del naufragio, de la espera de Penélope...
Gracias por tan bellas palabras. Hoy te dedico esta sonrisa triste, desde Argentina, esta sonrisa que tu poesía dibuja en mi cara. Gracias!

Jorge Encinas Martínez dijo...

Yo también amo a esas muchachas.

Me gusta tu manera de escribir: de la calle, de la vida, de los sentimientos de verdad a los versos.

Un saludo

Miquel dijo...

Y es que se traen en los labios cerezas de los valles del Jerte
y así ¿cómo se resiste uno?

(F) Erika dijo...

Me has descubierto... pensaba que pasaría desapercibida

Anónimo dijo...

Me monto en el tren con la secreta esperanza de que nadie me vea divagar por dentro de mis tristezas. A veces unos ojos como los tuyos me descubren y me siento acompañada aunque no me hablen. Nunca pensé que otras muchachas tristes fueran musas de un poema asi...

Gracias Rodolfo, y feliz año nuevo.

Anónimo dijo...

Hermoso y triste...

appelsin dijo...

Me recuerda a "A la sombra de las muchachas sin flor" de la poesía de Vazquez Montalbán... es muy bonita, pero yo siempre veo algo de fuerza en esas muchachas.

appelsin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.