martes, 19 de julio de 2011

Un viejo recuerda

En la plaza sin luz miraba el hombre,
cansado como un árbol y tan sólo.
Andaba el corazón por las esquinas,
revuelto entre la vida agonizante
en la farola triste y amarilla.

Contemplaba la noche que llegaba
silenciosa. Los niños se habían ido.
Una pareja cogida de la mano
cruzaba el empedrado y se perdía
en busca de lo oscuro donde amarse.
Y el viejo estaba sólo. Respiraba
el  aire azul. La angustia de la luna
en lo más alto. Algún rumor lejano.

Por los ojos del viejo se cruzaban
viejas fechas, antiguos calendarios.
Recuerdos de otros tiempos cuando era
más joven y tenía todo el miedo
del mundo prendido en la garganta.

¿Cómo era, Dios mío, cómo era
el color de las cosas? ¿Cómo era
el nombre de la muerte en la cuneta?
Y no poder morirse. O no quererlo
aunque le llegue como una dentellada
el miedo, el miedo y miedo que sintiera
ese temblor del cuerpo y ese llanto. 

Ya no sabe muy bien si fueron suyos
los himnos que vencieron, ni siquiera
es capaz de saber. En esta noche
le viene, muy fugaz, por la cabeza
esa maldita fecha: dieciocho
de julio del año de la infamia.

***

18 comentarios:

eigual dijo...

Que grandes versos.
Cuánta belleza, cuanto sentimiento aquí, escondido entre palabras.

La espera, no ha sido espera alguna, al encontrarme hoy con tu poema de este martes que es lunes.

Mil gracias, amigo.

Hibiscus dijo...

Si algo me gusta de tus poemas es la capacidad de conseguir que imagine cada verso de tu historia.

Un saludo Rodolfo. Como siempre, grandísima publicación.

Sara dijo...

Me recuerda, y mucho, a mi abuelo. El abuelo Antonio.

CARMEN dijo...

Preciosos y tiernos versos, para aquel maldito dieciocho de Julio.
Siempre tan acertado.
Besos y buena semana, supongo que ya la última para las vacaciones.

Jorge Castro dijo...

Gracias por estas letras llenas de emoción. Maldita fecha que no debió existir jamás. Un abrazo.

jaime dijo...

Se van llevando la memoria, queda en la historia una mancha, un borrón,
Mientras el resto sufre amnesia UN VIEJO RECUERDA...

Gracias, Rodolfo.

Marinero en Marte dijo...

jodido año de la infamia.

entrañable poema, rodolfo.

Niuqech M. dijo...

El año de la infamia... nunca mejor dicho de ese año de la "victoria" que llamaron muchos.

Si las victorias son así no merece la pena participar de ellas.


Un saludo, compañero. Salud¡¡¡

Andrea Valentina Crosa dijo...

Enhorabuena descubrirlo, le seguiré desde aquí, cariños desde Argentina!

Haze dijo...

Me quedo enamorada de este poema.
Me alegra haber encontrado su blog y poder aprender de usted cada lunes!
Saludos!

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Nunca habrá vencidos, porque los corazones justos siempre tendrán un latido para la libertad.

Petons i abraçades Rodolfo!

Fernanda Barbagallo dijo...

La mayoría de las cicatrices tienen una fecha. Y eso que por lo general las cosas no suceden de un día para el otro, o no suceden un día en particular y al otro día desaparecen por completo: la herida, el dolor, la memoria del dolor, la supura, cuando pica... Las cosas tardan.
Después, va pasando la vida y el tiempo y el olvido, que suele pronunciarse en cuotas cada vez más extensas: antes de ayer me olvidé de vos por dos minutos, ayer fueron cinco, hoy llevo diez de pensar en otra cosa…
En quince años o en veinte pasarán días completos o semanas completas donde no asomarás por mi memoria y saltearé el día de nuestro aniversario y el día del fin de la última guerra, sin advertirlo. Pero habrá otras veces en que esa fecha me asaltará al abrir los ojos o en mitad de una conversación, o en la plaza, o en la oficina y entonces, volveré a sentir el dolor de sangre derramada, derramándose....

Hermoso poema Rodolfo!

Carlos dijo...

Entre Teruel y Albarracin podemos encontrar, en la carretera, una tumba, que fotografie, en la que leemos:

CUANTA SANGRE DERRAMADA,
CUANTO DOLOR SENTIMOS
QUE DIOS LOS TENGA EN LA GLORIA
Y EN EL INFIERNO A LOS ASESINOS.

Miguel Cobo dijo...

Sentido y sensibilidad. Pero no es una película.

Liedchen dijo...

Uf... Me ha hecho pensar en mi Madrina (hermana de mi abuela) y todo lo que la guerra le arrancó...

Abrazos.

carmen.-

"Tenía todo el miedo del mundo prendido en la garganta" (qué imagen)

Francisco Álvarez dijo...

Un viejo recuerda?
Veo muchas imagines,
sobretodo las de, ceundo recuerda del miendo del joven , de solo por el solo hecho de ser joven , tiene miedo.Yo estimado rodolfo, en esta estapa de mi vida, los 30 años, no sé que soy , viejo o joven.Es dificil, me lo guardo en mie versos , por no hacer preguntas extrañas, yo extraño haciendomelas.
Estoy en un punto medio , donde en la mañana te duele el frío y en la tarde te alegra el sol.Un bipolaridad que no había contado, por el miedo a tener miedo al no saber o al saber.
Un joven viejo recuerda?
Leo tus palabras y me dan ganas de ser viejo y de tener un viejo recuerdo, y me da miedo ser joven y los recuerdos viejos me ciegan y mirando por el balcon , veo como todos van y yo estoy.
Un poema maravilloso.Florece.

Menosquemarx dijo...

un día y un año infames, prólogo de los que vinieron después.
gracias por tus versos

Nieves LM dijo...

Madre mía, tremendo poema. La oscuridad, la soledad, la vejez, la muerte de alguien que vivió seguramente aquel 18 de julio que nunca tendría que haber amanecido. Besos y buen verano.