lunes, 9 de abril de 2012

Goyeneche canta Sur


Escucho a Goyeneche cantar Sur.
“Nostalgia de las cosas que han pasado”.
Y viene tu recuerdo como un tango,
lo mismo, igual, que “una luz de almacén”.
A ti nunca te gustaron. Sonriendo
me decías que los tangos eran tristes
y te hacían llorar. 
Te imaginaba
entonces, niña amada, hecha una lágrima,
colgada del suspiro de un viejo bandoneón.

Hoy las cosas, que ya son tan lejanas,
me recuerdan tu nombre que no tuvo
canción para soñar. 
Pero esta noche
me viene la nostalgia, los años que se fueron,
la dulzura corriendo por tus venas,
mientras yo malcantaba el viejo tango
asomado a tu oído y a tu piel.

Bendita sea la hora de la ausencia,
cuando todo
es “amargura del sueño que murió”.
Me detengo un instante por las viejas caricias,
la vida devorada
en tu boca. Eras toda
lo mismo que las horas de los niños,
el divino placer de no existir mañana.

No sé si, después de tantos años,
recuerdas todavía
la anhelada añoranza de los versos de Manzi.
Si aún ahora, cuando abrazas un cuerpo,
cuando escuchas un tango, te sonríes
y piensas en el hombre que una noche
quiso ser para ti más que unos versos,
y fue sólo
“arena que la vida se llevó”.


(Los entrecomillados son versos de Sur, de Homero Manzi, con música de Aníbal Troilo)


***

21 comentarios:

P dijo...

Cuánto te he echado de menos esta semana...

Paris Joel dijo...

"Loco, loco, loco..."
Que grande El Polaco
quejido de bandoneón
noctámbulo y golfo
que grande el compromiso
de los poemas de Rodolfo.
(ya se, ya se, un verso horrible pero estamos a Lunes, tampoco se puede pedir mucho,ja,ja,ja).
Me encantó tu poema.
Un abrazo.

jaime dijo...

Muchísimas gracias.

Marisa dijo...

Oh, que bien suena Goyeneche, gracias por sugerirlo, lo necesitaba ciertamente, y su Cambalache de Discépolo.
Un abrazo

Anabella dijo...

Hermosas palabras finales; la vida como el tango, una sucesión de añoranzas! Bello poema, como siempre!

Isa. dijo...

Los versos de Manzi, sobre todo los de "Malena", tienen algo especial, no sé, quizás sea justa esa definición "la anhelada añoranza".

Un saludo desde Granada :)
¡Qué pases una buena semana!

LoreVero dijo...

me estremecio esa "imagen" de sonreir al escuchar alguna cancion; que aun sin gustarnos logra recordarnos a alguien; aunque esa sonrisa, a veces no sea mas (o sea todo) que una muesca de Nostalgia.
Miles de Besos, Dias Felices.
Te dejo "mi tango" ese que al escucharlo es un manojo de recuerdos que no fueron hechos a base de arena.
Naranjo en Flor: Eras blanda que el agua,
que el agua blanda,
era más fresca que el río,
naranjo en flor.
Y en esa calle de estío,
calle perdida,
dejó un pedazo de vida
y se marchó...

Primero hay que saber sufrir,
después amar, después partir
y al fin andar sin pensamiento...
Perfume de naranjo en flor,
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento.
Después...¿qué importa el después?
Toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado,
eterna y vieja juventud
que me ha dejado acobardado
como un pájaro sin luz.

¿Qué le habrán hecho mis manos?
¿Qué le habrán hecho
para dejarme en el pecho
tanto dolor?
Dolor de vieja arboleda,
canción de esquina
con un pedazo de vida,
naranjo en flor.

Alfonso C. Cobo Espejo dijo...

Qué maravilla es leerte, Rodolfo. En serio, qué maravilla.

Un abrazo,

Alfonso

Antonio dijo...

Valió la pena, aquella noche que quisiste ser para ella, sin duda.
Un abrazo
Antonio

CARMEN dijo...

Precioso poema.
Sabes a mí también me entristecen y me hacen llorar los tangos.
Un fuerte abrazo.

Miguel Cobo dijo...

Suena el bandoneón en el tango como en la vida: Arena del reloj, arena de mis ríos...Melodía de arrabal, nostalgia en vena.

Un abrazo

Y Otros Paisajes.. dijo...

Que maravilla que te gusta la musica de Marwan..
saludos..

Y Otros Paisajes.. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marinero en Marte dijo...

Este poema es lacónico y hermoso... Como un tango

Roxana dijo...

Al tango lo asocio a mi padre viviendo en Bs As, y Sur es como un himno para mi, su poesía Rodolfo siempre justa hablando de lo que el corazón quiere oír, así como Sur, volver a escucharlo para rememorar el pasado.
Un saludo grande.

Roxana dijo...

Al tango lo asocio a mi padre viviendo en Bs As, y Sur es como un himno para mi, su poesía Rodolfo siempre justa hablando de lo que el corazón quiere oír, así como Sur, volver a escucharlo para rememorar el pasado.
Un saludo grande.

Osmar Lopez dijo...

Maestro!!!!!
Gracias !!!!!!!

Carlos dijo...

Ya ves, amigo, una vez más la semana -aún empezando en martes- empieza con mejor sabor gracias a tus poemas.
un saludo

EMANUEL. dijo...

Que buena entrada, todos los lunes nos sorprendes,abrazo pasate por mi blog.

an dijo...

Cuanta belleza...

Anónimo dijo...

Cuanta razón y cuanta sensibilidad! Muchisimas gracias! Permiso, debo compartirlo. Un abrazo