lunes, 28 de mayo de 2012

Encuentro


Yo no la amaba y, sin embargo,
hubiera dado, sin duda, cualquier cosa
por tener para siempre su sonrisa,
por haber encontrado entre sus pechos
el camino del agua y la alegría.

Sólo la vi llegar, cuando las horas
se deshacen al fondo de las calles.
Era morena y dulce. Parecía
una  pintura del mejor  Salinero.
El color de los campos y los días.

Llevaba contra el pecho una carpeta.
Y en su mirada podía adivinarse
un amor de caramelo y de colegio.
El asfalto se rompía con sus pasos
y el mundo comenzaba con la tarde.

Le hubiera dicho que yo andaba buscándola
por bares y tabernas desde siempre.
Y que en ese calor que adivinaba
contenido en su cuerpo yo sentía
la esperanza de amores deseados.

Pensé que nada valen las palabras
cuando el tiempo nos marca el territorio
de paisajes ajenos. Que no hay besos
que puedan ya salvarnos de la noche.
Y que ella era la noche presentida.

Pero dejé que se marchara. Muy amable
le indiqué la dirección. Y un poco antes
de irse sonrió. Me pidió fuego.
Y me dijo: “Muchas gracias, señor”,
Me hubiera enamorado en ese instante.
Pero yo no la amaba. Y sin embargo...

23 comentarios:

Wanderer dijo...

No se me ocurre nada que decir. Que es un poema precioso y desgarrador, de los que invitan a la reflexión. Me ha encantado, gracias por compartirlo.

P dijo...

Cuantas veces habremos pensado lo mismo al cruzarnos con alguien por la calle, o al observar a alguien en un bar, pero mi intriga ahora sobretodo es: ¿Alguien habrá pensado eso alguna vez de mi?. Un beso, y precioso texto para seguir observando...

EMANUEL. dijo...

rodolfo no paras de sorprenderme realmente es un poema hermoso cargado de sentimiento. abrazo

LoreVero dijo...

"y sin embargo" y a pesar de todo y sobre todo con el pesar de los Lunes a cuestas,sigues acariciando mi alma!
Miles de Besos y Dias Felices

Antonio dijo...

Cuanto amor llevas dentro aún amigo Rodolfo, tanto como para enamorarte sin saberlo aunque tan solo dure, lo que has tardado en escribir este increible poema.
Un fuerte abrazo
Antonio

CARMEN dijo...

Muy tierno y bonito el poema de hoy.
Gracias, por tan hermosa poesía.
Besos y buena semana

Isa. dijo...

Me ha recordado tantísimo a otro de tus poemas, a uno con el que particularmente siempre me he sentido identificada, a "Princesas"...

Me gusta mucho, sobre todo los tres versos versos finales. Creo que dicen mucho del amor...

Un abrazo, ¡buena semana!
:)

jaime dijo...

Agradecido.

Manuel Cuesta dijo...

"El asfalto se rompía con sus pasos"... IMPRESIONANTE, amigo.

Anabella dijo...

"Pero dejé que se marchara."
Y abriste la puerta de la duda y de la incertidumbre eterna de que quizás algo podría haber ocurrido de otra manera, quizás!

Anónimo dijo...

Precioso,
¿ Y si algún día .....?

Anónimo dijo...

Hoy especialmente, necesitaba una historia así.

Muchas gracias por darle poesía a este lunes, un tanto desolador.

Salud.

Grecia.

Marisa dijo...

Oh, Beatrice...
como siempre no das puntada sin hilo y confeccionas vistosos bordados de nuestro imaginario colectivo.

Un abrazo

Carlos dijo...

Siempre nos queda pendido en el aire ese sin embargo....

Tropiezos y trapecios dijo...

"Le hubiera dicho que yo andaba buscándola por bares y tabernas desde siempre"

Creo que alguna vez, yo también me he topado con esa mujer y también la dejé marchar porque yo no la amaba pero sin embargo...

Amigo Rodolfo, siempre tienes el verso exacto para el momento preciso :-)

Un abrazo.

Oski

ana-lili.over-blog.es dijo...

Si un pequeño y pasajero encuentro genera tanta poesía,bienvenido pues todo instante...quisiera yo atraparlos de esa manera!!!

Anónimo dijo...

Ayer te vi,
en la forma, un hombre normal
en el fondo, tan solo un niño,
que recita sus versos envueltos en piel
y regala sus vida a quien le preste su oído.

Fue un placer escucharte y un honor descubrirte.

Lunes28/05/12

Anónimo dijo...

Ayer te vi,
no eres tan mayor, como yo imaginaba,
ni el cabello canoso, ni la voz desgastada,
ni la mirada triste, ni tampoco cansada....

Lunes28/05/12

Anónimo dijo...

Todo en ti
en mi, reflejaba
una vida plena
de quien, con orgullo,
a sus hijos alaba y con pasión,
le canta a su amada.

Ayer te vi,
no, no eres tan distante como yo me esperaba,
ni de estricta presencia
ni de esquiva mirada.
Algo tímido sí,
tierno, tal vez
de tus amigos se ve
Grande,
muy grande en el alma.

Ana. El Escorial.

Anónimo dijo...

Pero sí eres bueno como yo pensaba,
con una grandeza humilde,
capaz de emocionarse con poco
y de emocionarte por nada.
Capaz de responder
A mi desconocida mirada,
que sucumbió conmovida
a tu niñez contada.
Capaz de equivocarte,
sin miedo, sin armas,
de reponerte en seguida,
poniendo de nuevo el alma.

Para tí Rodolfo. Gracias por un domingo en Libertad 8 sorprendentemente cálido.

Rodolfo Serrano dijo...

Gracias a todos, especialmente a Ana, de el Escorial, por su mirada tan benévola.

Anónimo dijo...

No suelo escribir en ningún blog porque se siento una mera aficionada, sobre todo cuando hay tanto arte, pero de alguna manera, algo torpe me temo, quería transmitir la impresión que me ha causado personalmente, escucharte recitar alguno de tus poemas por primera vez y de "primera mano", o más bien "voz".

Y de alguna manera también (y pido disculpas por la brusquedad) sentía la necesidad de captar por escrito ese momento, como si de una fotografía se tratara, para evitar que con el tiempo acabe en ese pozo sin fondo que es el olvido.

Espero volver a repetirlo y disfrutar de muchos momentos así.

Y lo reitero: GRACIAS A TI.

Romina dijo...

Como dice el Nano "un fugaz amor eterno" al que no amabas, y sin embargo...
Precioso, Rodolfo. Gracias