lunes, 10 de septiembre de 2012

Dias de septiembre

Cortos días de septiembre donde la luz se hace
nueva y extraña, como si la noche nos llegara
antes al corazón. Por estas calles
sin besos y sin manos
persigo cualquier sombra que me pueda
abrir la soledad en la esperanza
de aquellos ojos tuyos.

En estos días del septiembre más dulce,
cuando el hombre rebusca golondrinas
ando por las esquinas, me detengo. Compro prisas
en algún bar sin nombre y sin pecado.
Y tomo el autobús hacia la parte oculta
del alma de los viejos calendarios.

Septiembre, el de las uvas comidas en tus labios,
el del campo hecho nubes, el del río
sin palabra y sin agua. Tan lejano de todos los pañuelos.
Las negras estaciones de la infancia,
los luminosos campos de alguna piel soñada.

Búscame entre la sombra de tu vientre,
persígueme despacio desde el cerro
de tus pechos fieramente humanos.
Háblame con la brisa de la tarde
y llévame contigo cuando eras
toda la primavera, aquel olor a hierba
que persiste en esta ciudad de gasolina,
cuando añoro
tu boca que ya ha dejado de buscarme.

***


14 comentarios:

Miguel Cobo dijo...

La luz de septiembre alumbra la nostalgia de otros ríos. Peppino di Capri cantaba Melancolía y éramos tan jóvenes.

Un abrazo, Rodolfo

Isa. dijo...

Septiembre es, justamente, todo eso; perderse y esperar que alguien te encuentre, aunque a veces no pueda ser otro que uno mismo.

¡Un abrazo! :)

jaime dijo...

Hermoso...

CARMEN dijo...

Septiembre es ese mes que nos evocas, de esa forma tan hermosa y tan tuya de hacerlo.
Si no te importa, me lo quedo como regalo de cumpleaños, aunque sea la proxsima semana.
Un fuerte abrazo y que tengas una buena semana.

Rocío dijo...

Me encanta...

Antonio dijo...

Un septiembre hecho a mi medida.
Gracias, mi sastre.
Abrazos fuertes

ana-lili.over-blog.es dijo...

¡Guauuu!!!¡qué poema!Así,para leerlo y soñar...

Anabella dijo...

Bello poema de septiembre, ese mismo que de este lado del mundo trae el color y el calor de la primavera! Besos!

P dijo...

Perdón por el retraso en darle la bienvenida de nuevo, espero haya descansado y disfrutado de la familia.
Como siempre, un placer la manera en que une las palabras.

Joaquín Pérez Azaústre dijo...

Querido Rodolfo: esto es septiembre. Enhorabuena y un abrazo!

Marisa dijo...

Qué tendrán esos viejos calendarios, que no puedes menos de echarles un vistazo y rememorar, como por ensalmo, aquella boca que nos encontraba.

Un saludo

Vértigo dijo...

precioso.

JOAN dijo...

Eres increïble Rodolfo, tu poesía siempre es un rescate vital, siempre nuevo pero sin traicionar tu estilo.

Septiembre... Este poema es precioso, y el articulo sobre TVE tristemente certero y real.

Un abrazo fuerte amigo!

Anónimo dijo...

Me gusta más tu mes de septiembre,
te lo cambio por el mío. Mes de las risas,
de reencuentros, de lunes dormidos y
domingos de melancolía. Mes de horarios
intensos, del café cargado y las sábanas
frías, pegadas a nuestros sueños. Mes de
las tardes oscuras. Septiembre comienza
y desgraciadamente, otro verano termina.

Besos

Ana