lunes, 19 de noviembre de 2012

De otro tiempo


Cuando tú aparecías el día se quebraba en mil pedazos.
Y el mundo era más alto que la más alta estrella.
Venías de las sombras y de estaciones frías,
de los cuchillos anchos y de la piel desnuda.

En ti no había más nubes que las de los veranos
en que yo te soñaba sin conocer tu amor de agua.
Para mí no existían más manos que las tuyas
ni más besos que aquellos que nunca me habías dado.

Pero puedo decirte que en los acantilados
de todas las mareas estabas, como el tiempo
de la desolación, de amores de hotel y de una noche.
Tan lejana y tan cierta como el paso del miedo.

Me perdía yo entonces en otras sensaciones
de alcohol y de mujeres que bebían el viento.
Y tú estabas en ellas, como si todo fuera
la verdad y la muerte de un espacio vacío.

Fue encontrarte y saber que todo comenzaba
en tus manos pequeñas y tus pies de racimo.
Uvas para el recuerdo, desgranando despacio
la insensata quimera de que en ti era la vida.

No he vuelto a ser el muchacho que un día
fumaba cigarrillos y te mandaba versos.
Y hoy que el mundo no existe, mi deseo sería
perderme entre tus piernas. Y otra vez me encontraras. 

14 comentarios:

JOAN dijo...

Rodolfo!!

Siempre serás un muchacho que manda versos, salvando lunes y semanas enteras a quienes te leemos!!

Un abrazo fuerte amigo :)

CARMEN dijo...

Son tus poemas los que cada lunes nos rescatan del naufragio.
Gracias, por tan preciosos versos.
Un fuerte abrazo.

ana-lili.over-blog.es dijo...

¡Hola Rodolfo! Aquí,leyéndote como una más de tus "fieles!Me pregunto cuánto de romántico tienes en el día a día...pero eso ya lo se,no me corresponde saberlo.(un abrazo)Lilí

http://ana-lili.over-blog.es/

eigual dijo...

Intenso e inmenso. Como tú.

Gracias.

Sara dijo...

Rodolfo, si de hay algo estoy segura, es de que nunca dejara de ser el muchacho que fumaba cigarrillos y mandaba versos. Muchos los necesitamos para afrontar el lunes, y toda la semana. Que no nos falten.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Como siempre, me dejas sin palabras. Poesía de la buena.

Un abrazo

Elepece dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elepece dijo...

Es la búsqueda de otro tiempo, la esperanza por encontrarnos, lo que da sentido a nuestras vidas entre tragos e inviernos anticipados.

Un placer para mis sentidos cada vez que visito este hogar.

Un beso.

Blancangel dijo...

Sr Serrano, debo tomarme el atrevimiento y decirle que usted es un GENIO...es increíble como, cada vez que leo alguna de sus publicaciones algo se mueve dentro mio, como si de verdad sintiera lo que usted.
Me deja sin palabras...Como siempre es un placer pasar por acá y planeo seguir haciendolo hasta que por alguna razón el universo se interponga...
Gracias por sus versos de cada lunes...De verdad gracias, son una gran inspiración para mi y me llena de alegría leerlos.
Lo espero como siempre dejando sus valiosa presencia por mi blog y como siempre le ruego, que si tiene alguna crítica, para mi será un placer recibirla.
Un saludo y un enorme abrazo.

Marisa dijo...



El mundo no existe si tú no piensas pero tampoco es tuyo el pensamiento.

Porque lo hago mío.

Un saludo.

Cristina Benito dijo...

Admiro profundamente tu creatividad y sensibilidad infinitas, de verdad Rodolfo.
Qué maravilla y qué placer leer cada uno de tus poemas.

Un abrazo,

Cristina

Isa. dijo...

Siempre es un placer leerte, pero mucho más, reconocerse en alguno de tus versos.

Un abrazo.
:)

Anónimo dijo...

Simplemente UN GRANDE... Gracias por lo que provoca en mi senor serrano

Anónimo dijo...

Ese muchacho existe,
seguro, aunque no se vea.
Y si la fuerza del hombre
al amor se entrega,
ese muchacho aún escribe
sobre su amor, grandes poemas.

Bss

Ana