lunes, 24 de junio de 2013

De entonces

Nada podrá llevarnos a las noches salvajes.
De vuelta hacia la sombra donde me amaste un día.
El corazón amargo y esos huesos del sueño
jamás sabrán que fuimos la palabra del ángel.

Entonces y ahora mismo, cuando se cumple el rito,
la promesa que dimos en el miedo del siglo,
podemos navegar por los trenes y barcos
que nos llevaron hasta el confín de los mundos.

No me amas, es cierto. Ni siquiera te tengo
en el ciego camino que viene de la tarde.
Estás en la penumbra, lo mismo que el pasado
de versos prohibidos y palabras calladas.

Amarte y no saberte ni cercana ni tierna.
Deshecha entre la plata de tu pecho y tu espalda.
Sabiendo que no estoy herido entre tus muslos,
Cadáver en tu boca donde mueren las letras.

Nada sé. Nada tengo. Sólo está la imposible
certeza de otro cuerpo que en nada se parece
a este extraño espejismo que todavía me evita,
y se rompe y me rompe, primavera de fuego.

Que vivas para siempre en la nostalgia de otro.
Y que tu nombre tenga todo el abecedario.
Que sueñes cada noche en sábanas ajenas.
Y que yo nada sea, salvo un leve recuerdo.

18 comentarios:

vida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
vida dijo...

Que alegría volver a leerte.

Sublime, como siempre.
Un poema muy intenso y cargado de nostalgia.
Lo releo y cada vez me gusta más... :)


Un fuerte abrazo Rodolfo!

Sonia dijo...

Preciosa Rodolofo!!! Como cada lunes me llenas el alma. Los SERRANOS alimentan mi alma!!! Abrazo Rodolfo!!

contodapalabra dijo...

Hay poemas que logran habitarnos. Este es uno de ellos.
Gracias Rodolfo!
Se hizo extrañar, me alegra enormemente volver a leerlo y varias veces en un mismo instante.

contodapalabra dijo...

Me habré vuelto loca o leí dos finales?

Rodolfo Serrano dijo...

No te has vuelto loca. Había otro final, pero me parece más exacto este

contodapalabra dijo...

Me gustan ambos, aunque el primero dolia menos.
Nuevamente feliz de volver a leerlo, bienvenido.

LoreVero dijo...

"de entonces" y por siempre... Tremendo, sincero, doloroso y tan necesario.
Miles de Besos y Dias Felices, Mi Poeta.

Consuelo dijo...

Desde hace días sigo este blog a traves de mi amigo Emilio, y tengo que decir que como la poesía es mi debilidad, me gusta lo que leo y en esta ocasión tengo que decir que esta poesía es muy profunda, pero cuantos de nosotros no sentimos igual. Muchas gracias por estas palabras.Consuelo

Katharine dijo...

Es tristísimo Rodolfo...y dolorosamente hermoso...gracias por tus versos.

Marisa dijo...

Me gustan los finales alternativos, no hay nada escrito, un segundo más, un semáforo menos, y todo puede cambiar…

Un saludo

jaime dijo...

¡Qué bueno leerte!.
Agradecido.

CARMEN dijo...

Precioso, de esos poemas tan tuyos, que siempre nos llegan al alma.
Un fuerte abrazo.

Aneah dijo...

Cómo ya han dicho...doloroso y necesario.

mejor la vida simple dijo...

Miro mis brazos tensos
preparando la cena,
los mismos que hace horas
arreglaron la casa,
los mismos que hace años
tejían con los tuyos
adoquines blancos por la Cava.
Y hoy ya no quieren verte.
Es la mediocridad fumigada
con inciensos varados,
con tardes de desechos,
y sábanas de esparto.
Es la deriva de un beso que agoniza
preso de algas negras y de sables,
de uñas que se rompen, que se arrastran
por las ruinas humanas del desastre.
Es la arena del reloj
que se deshace, que marca
horas frías y preñadas
de gritos, de rejas, de cobardes.
Retiro la árida tormenta
de trozos vegetales,
la pena es radiactiva
e incendia con murmullos
los cuadros de la sala,
las delgadas hadas.
No quiero pelo liso, coche,
credo, premios, boda,
gafas de sol o espejos,
sólo un presente libre,
habitable, sereno,
sin escombros, sin ti, sin ofensas,
fuera de cenas grises,
lejos del humo, de la sombra
que extiendes, que proyectas.

Un abrazo, Rodolfo.

Menosquemarx dijo...

¡soberbio, maestro!
salud

JOAN dijo...

Que grande Rodolfo... lo comparto en mi página de facebook!

Brutal una vez más, creando imágenes con las palabras, penetrando emociones y desnudando sentimientos!

Un abrazo desde Barcelona :)

Anónimo dijo...

Que sueñes cada noche en sábanas ajenas.Y que yo nada sea, salvo un leve recuerdo.... ay!!! Madre!!!... Yo quiero envolverme en las sábanas de alguien prohibido...

Da gusto leerle!! ... <3 un saludo
Sandra