martes, 26 de noviembre de 2013

El tiempo es el cobarde

El tiempo es el cobarde. Y estos días
de sábanas y cuartos sin ventanas.
El tiempo, solo el tiempo. Tal vez sea
esta noche  la misma. Cuando fumas
tranquila y a mi lado. Y me sonríes.

Espacio para un tiempo sin relojes,
abierta está la cama y arrugada
por el placer de cuerpos y humedades.
Tienes en el costado lunas rotas,
y una voz que reclama: “dame un beso”.

En la niebla adivino –igual que un tango-
el triste parpadeo de tu sangre.
Ni siquiera un mañana que amenace
esta absurda esperanza de creernos
eternos este amor y estos abrazos.

Y fumas en mi boca. Echas el humo
en mi vientre y te ríes mientras miras.
Mañana será tarde. Siempre eres
lo mejor de los mapas del instante.
El aceite con pan de mis mañanas.

Qué importa que los tiempos nos sean crueles,
que maten y nos hieran, si en mi mano
conservo los papeles de tu boca,
la promesa firmada de que nunca
podrán los calendarios con nosotros.

Aunque tengas otros dedos en tu carne
nunca podrás librarte de estos brazos
que te buscan de noche y te recuerdan
que el tiempo es el cobarde. Y lo he vencido.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso Rodolfo!!
muchos abrazos
Ana

ana-lili dijo...

"Siempre eres
lo mejor de los mapas del instante"...el tiempo que no vuelve,pero que nos deja secuelas,marcas,momentos que traemos una y otra vez a nuestra mente, en definitiva cada instante es vida (o muerte,según lo miren)Tus poemas siempre son evocadores,y eso,logran darle forma a nuestra imaginación.

Emanuel Aquino dijo...

Sos un grande Rodolfo hacia un tiempo ya de no visitarte y veo que la magia de tus letras sigue intacta, abrazos desde Buenos Aires.

Carlos dijo...

Sólo los maestros tienen esa capacidad de hacer sencillo lo difícil, sólo los maestros son capaces de expresas tan estupendamente esos sentimientos... Genial amigo

Anónimo dijo...



Sandr


...nunca podrAs librarteDEestos brazos Qte buscan DEnoche y te recuerdan Q el tiempo es el COBARDE. Y lo he vencido. (๑•́ ₃ •̀๑) uuff ... erizas la piel,siempre.


MIL GRACIAS ...



jaime dijo...

Agradecido por la medicina, doctor.

Isa Motos. dijo...

El tiempo es el cobarde... y otras veces nosotros. A ver quién vence a quién.
Un abrazo, Rodolfo! :)