lunes, 19 de mayo de 2008

Un ejército pacifista

Hay cosas que hay que pensarlas mucho antes de decirlas. También esto mismo que escribo ahora. El caso es que oigo que la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha dicho de sí misma que es pacifista, y del Ejército español que también es pacifista. No tengo nada contra la ministra. Y he de confesar que, incluso, me cae bien. Y me parece espléndido que una mujer como ella esté al frente de Defensa. Puedo hasta creer que ella es, en su corazón, pacifista. Pero me cuesta creer que el Ejército, cualquier ejército, lo sea.

Los ejércitos tienen como origen las guerras. Es la forma de organizarse para defender una tierra, conquistar otras o luchar para mantener una determinada situación. Pretender que las armas sirven para preparar la paz es, cuando menos, una incongruencia. Las armas sirven para hacer daño, para matar. No hay armas que ayuden a la vida si no es destruyendo otras vidas.

No soy tan ingenuo como para no entender la existencia de un ejército. Pero de ahí a calificar de pacifista a un ejército hay un abismo. Posiblemente Carme Chacón se sienta más cómoda en esa idea del pacifismo por las armas. Pero posiblemente hubiera sido mejor que no se metiera en tales jardines.

A lo mejor Carme Chacón ha recordado el dicho latino si vis pacem, para bellum (si quieres la paz, prepara la guerra). Pero ya Antonio Machado, tan citado en este blog, advertía que se trata de una contradicción y que mejor es prepararse para la paz, no tener enemigos, hacer que tus vecinos quieran la paz. Carme Chacón debería leerlo con atención:

"
Si Vis Pacem, Para Bellum, dice un consejo latino un tanto superfluo; porque el hombre es por naturaleza peleón, y para guerrear está siempre sobradamente propicio. De todos modos el latín proverbial sólo conduce, como tantos latines más o menos acreditados, a callejones sin salida, en este caso a la carrera de los armamentos, cuya meta es, como todos sabemos, la guerra y la ruina.

Más discreto sería inducir a los pueblos a preparar la paz, a apercibirse de ella y, antes que nada a quererla, usando de consejos menos paradójicos.
Ejemplo: si quieres la paz procura que tus enemigos no deseen la guerra; dicho de otro modo: procura no tener enemigos, o, lo que es igual: procura tratar a tus vecinos con amor y justicia"

23 comentarios:

Javi dijo...

Buenos días!!!

La frase que comenta la ministra del "ejercito pacifista" debe de ser una de las más socorridas, porque yo ya la he escuchado en bastantes ocasiones en boca de diferentes personas...
un abrazo
-javi-

CARMEN dijo...

Buenos días Rodolfo:
Yo también creo que es contradictorio ser pacifista y ministra de defensa. Las armas sirven para matar y destruir, aumque nos digan que nuestro ejercito se prepara para misiones de paz,si van a misiones de paz, ¿para que quieren entonces las armas?.
Me siento más identificada con el slogan de "haz el amor y no la guerra", que con ese ejercito pacifista, que nos quieren vender ahora.

Ya me llegó tu poemario, estoy disfrutando de su lentura.
Un abrazo.

Sigrid dijo...

Esa frase la utilizan los ministros de defensa para limpiar su conciencia...

Un beso

lunazul dijo...

Rodolfo, ¿me puedes dejar tu correo electrónico por aquí, o ponerte en contacto conmigo? Necesito contarte una cosa importante.

scheherazade_79@hotmail.com


Un abrazo.

Felipe dijo...

Los ejercitos y las guerras son un negocio y si no que se lo pregunten a las empresas, en este caso españolas, que fabrican, entre otras cosas, las bombas de racimo.
Mientras haya dos mundos, con sus diferencias económicas, sociales, religiosas, habrá ansias de poder, de ser los primeros en la carrera de la supremacía y por tanto las guerras son la excusa para hacer la paz y generar riqueza.
Lo triste es que al final todos contribuimos a este gasto, con nuestros impuestos, y portanto, todos somos responsables de estas guerras y de los muertos y victimas.
Sería una utopía poder ser objetor fiscal para este tipo de gastos, quizas de esta forma contribuiríamos de alguna forma a la tan ansiada paz.

Felipe dijo...

Por cierto me gustar�a en la medida de lo posible que me incluyas en nueva tribuna.
Un saludo

martona dijo...

QUERIDO RODOLFO:
Amor , respeto, humanidad, transigencia y tolerancia.
Solo con estas bases y la buena voluntad....serian suficientes para educarnos en la paz.

petonicos, per tu, sempre.

olga 73 dijo...

Pues sobre esto ya ha hablado varias veces en su tono inconfundible Arturo Pérez-Reverte, y siempre he estado de acuerdo con él. Más o menos viene a decir que dejen ya de vendernos lo del Ejército por la Paz, que dejen de hacernos creer que van a repartir Danones y panecitos a los pobrecitos, y que no van armados con juguetitos.
Pues eso. No entiendo que apoyes a alguien para que inicie una guerra y que después te desvivas por ayudar a los damnificados.

Y cambiando de tema............ VOY A SER LA ÚNICA A LA QUE NO LE LLEGUE TU POEMARIO????? Maldita dirección!!!!
Saludos. OLGA.

Anónimo dijo...

Pues la verdad es que incongruente sí que suena. A mí siempre me ha parecido que el ejército sólo sirve para una cosa: la ayuda que prestan en caso de tragedias, aunque esa labor también la ejecutan estupendamente otros colectivos que nada tienen que ver con el ejército.
B.

Arcángel Mirón dijo...

Me recuerda a "Oda a la pacificación", de Mario Benedetti.

Cecilia Alameda dijo...

Para justificar la compra de armas y la existencia de empresas que las fabrican hay que decir estas cosas. Yo no creo que una persona pacifista se meta en un sitio donde hay tanta pistola.

maria jose dijo...

Yo tampoco ceo que un ejécito pueda ser pcifista,aunque participe en misiones de paz,pero hoy,estos dias que están siendo difíciles para mí,me quedo con ña última rflexión de su artículo:trata a tu vecino con amor y justicia...Le puedo asegurar que no puede haber paz entre dos personas si una de ellas no la desea,por mucho que se esfuerce la otra,como es mi caso.

Saludos.

Francisco alvarez dijo...

Completamente de acuerdo contigo ROdolfo, Los ejercitos son solo para la guerra.De pacifista nada.

Saludos desde chile

wanko...

brujaroja dijo...

Mientras no se inventen fusiles que disparen girasoles, como decía Aute, me parece a mí que un ejército pacifista es tan incompatible en sus términos como aquello que se decía de... ¿era inteligencia militar?
Pues eso...
Abrazos, Rodolfo

carmen dijo...

Cosa mas ambigua que un ejército pacifista no he escuchado antes....en mi país aun tenemos la dicha de no tener ejército hace muchísimo años y espero que las crisis puedan seguirse resolviendo sin tenerlo!
Saludos centroamericanos!!

Álvaro Dorian Grey dijo...

Hace tiempo escribí sobre ello en mi anterior blog. La función del ejercito hoy en día (http://lacomunidad.elpais.com/jalvaro/2008/3/26/el-ejercito-y-su-trabajo-)
Y saqué como conclusión la necesidad de tener un miniejercito para defendernos (aunque no sé muy bien de qué) y unos grandes ejercitos para llevar ayuda a zonas afectadas y con necesidades urgentes, que eso sería el ejercito pacifista que se refiere Carme.
Pero, las palabras en si, ejercito-pacifista es contradictorio, es como si tuvieramos un rey republicano.
Saludos y salud

Anónimo dijo...

Com todo o dinheiro que se gasta em armas poderíamos, certamente, fazer deste um mundo muito melhor.
Se em vez das armas usássemos mais as palavras...
É necessário haver exércitos? O poderoso negócio das armas não nos deixa margem para a utopia. Haverá sempre ministros da defesa "pacifistas"!
Um abraço. Ana

Alicia dijo...

Arma y paz... me cuesta entender el parelelismo... no sé.

Nacho G.Hontoria dijo...

Supongo que lo que dijo la Ministra de Defensa es que lo que ella defiende, apoya y piensa es el uso del ejército como una herramienta más de llevar ayuda a las zonas necesitadas y bajo el auspicio de la ONU y la OTAN. Así se hace, por ejemplo, en Kosovo, Afganistán o Líbano, donde se trabaja para reconstruir los países que previamente otros destruyeron por sus intereses, ya fueran de carácter étnico o religioso.
Hay que entender esas palabras de la Ministra en sentido amplio, aunque cada uno las usará como quiera.

Mirian Meda dijo...

Hola Rodolfo. Lo que nos enseñan hoy a los futuros periodistas en la asignatura Relaciones Internacionales del cuarto curso es que el ejército español realiza labores humanitarias. Y punto. Nunca nos contestan que por qué van entonces armados, ni qué hicieron en Irak, ni qué sucede en Afganistán o Líbano, por citar algunos.
También nos enseñan que la ONU y la OTAN es la solución a los problemas internacionales, y ni siquiera hemos oído que la Constitución aprobada en Lisboa ha sido de espaldas a los ciudadanos, sobre todo a franceses y holandeses que votaron en contra en su día.
También nos enseñan que las Relaciones Internacionales a veces pasan por la guerra. Y oye, pues que qué le vamos a hacer. Que los periodistas empotrados que tienen que ir con los EEUU es lo que hay, y al que no le guste, ajo y agua.
Dejé de ir a esta clase al poco de comenzar, y no sé cómo me saldrá el examen (me estoy estudiando la asignatura por diversos manuales). Lo que sí sé es que, en esta España democrática, plural y sin censura (ja) tendré que hacer un examen de nivel universitario polícitamente correcto y sin argumentar lo que yo opino. Y si no, a septiembre. Hay temitas que no se pueden tocar, y al parecer el ejército es uno de ellos.
Hablo de los estudios superiores españoles. Y de la formación de los futuros periodistas, esos que a los ciudadanos les van a dejar conocer unas cosas sí y otras no, y que van a ser ¿garantes? de la democracia (¿qué democracia? ¿la estadounidense?).
Que paren la redacción, que me bajo.

Andante dijo...

Estoy leyendo un libro de Pascual Serrano, se titula "Medios Violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra". Editorial El Viejo Topo.
Me gustaría recomendárselo a todos, pero en especial a miriam meda.
Precisamente habla de las labores humanitarias, de las que no sabemos nada en qué consisten, de los soldados que mueren allí, y no sabemos lo que hacen, de los que vuelven y no nos pueden contar lo que han estado haciendo.
habla de los ejercitos de Defensa, ninguno es de ataque.
Me parece un libro estupendo que ayuda a pensar de un modo distinto, como no podía ser de otro modo en Pascual Serrano, que está ahora presentándolo en público.
Otra información también puede ser posible, aunque haya quien piense, como me dijo a mí un compañero de partido que no es probable.
Para hacerlo probable ya estamos los demás.

Y el colmo de un ejército, parodiando a los chistes de los colmos,es que sea pacifista. En todo caso, será interesado, tendrá intereses en el crudo, comerciales, de relaciones internacionales.

La paz no precisa de ejércitos, para ser impuesta. Ni se quitan velos con ejércitos.
¡No, a la guerra!.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Si tu ves que estan matando a un niño que haces? Seamos pacifistas, y no usemos la violencia, digamosle al que lo esta matando pacificamente que no lo haga!

Yo intentaria DEFENDER al niño por todos los medios.

Creo que en este sentido puede haber un ejército pacifista.

En las artes marciales, los buenos maestros te enseñan que la primera regla es salir corriedo, huir y evitar el enfrentamiento. Pero te enseñan en caso de no posible huída, el conjunto DEFENSA-ataque, pues desgracidamente hay injusticias q no se pueden solucionar con la palabra.
Elena

Miriam Meda dijo...

Elena... nuestro ejército no va al extranjero a salvar niños. Recuerdo que una de las caras más tontas que he puesto en toda mi vida fue en Estonia, en un curso del Consejo de Europa sobre religiones en nuestro continente. Un libanés nos dijo: "ay... si supiérais lo que hace el ejército español en Líbano...". O la foto de uno de nuestros buques de la armada más tochos en Irak, que cuando la vi me pregunté "¿pero no quedamos en que íbamos a repartir comida y ayuda?". Las ONGS también reparten comida y, curiosamente, no van con fusiles en la mano para "defenderse", a pesar de que también los atacan, los secuestran y a veces los matan.
Hay un fragmento en el último libro de Zafón que dice:
"-Habla usted de manipular sentimientos y emociones. ¿No sería más fácil convencer a la gente con una exposición racional, simple y clara?
-No. Es imposible iniciar un diálogo racional con una persona respecto a creencias y conceptos que no ha adquirido mediante la razón. Tanto da que hablemos de Dios, de la raza o de su orgullo patrio.

En el curso de Estonia del que he hablado, también había israelíes. Y estaban convencidos totalmente de que su ejército realizaba labores humanitarias en Gaza librando a la humanidad del yugo terrorista palestino. La palabra "humanitario", igual que las de "libertad", "derechos", "deberes", "felicidad", "amor", "igualdad" y otras se usan taaaaan a la ligera que han perdido su significado real desde hace millones de siglos.

Por último, decir que actualmente hay unos 25 países que no tienen ningún tipo de fuerzas armadas y les va de lujo, como Andorra, Mónaco, Islandia, Liechtenstein, San Marino... Y otros más pobres como Haití, Panamá, Costa Rica... Yo me imagino la suerte que tienen de poder dedicar sus impuestos a otras cosas que no a quitar bombas de racimo que previamente ha colocado una empresa nuestra, por poner un ejemplo.
Y supongo que sus ciudadanos estarán orgullosos de no mancharse las manos en "misiones humanitarias", ni de enviar a sus jóvenes a ningún frente para que luego se suiciden una vez vueltos a casa (ver el último informe de EEUU).

Si están matando a un niño habrá que defenderle, digo yo, pero no estoy segura de que 1. para eso se necesite ningún ejército y 2. haya que matar al agresor si no es estrictamente en defensa propia ("ojo por ojo y el mundo...").