lunes, 5 de mayo de 2008

Política y Negocios

No conozco muy bien las incompatibilidades de quienes han tenido un cargo público como el que ha tenido David Taguas en la Presidencia del Gobierno. El caso es que Taguas va a presidir la mayor asociación de empresas dedicadas a la obra pública. Y, visto así, suena mal. No parece lo más apropiado que alguien que ha manejado, en buena medida, la política económica de Moncloa termine presidiendo una asociación como ésta.

Y, aún reconociendo que los hombres públicos tienen todo el derecho a buscarse su futuro en la esfera de lo privado, no deja de ser, cuando menos sorprendente, que encuentren con tanta rapidez un puesto tan bien pagado y tan íntimamente relacionado con sus responsabilidades anteriores. No es bueno ni para la democracia ni para la transparencia necesaria.

Será difícil convencer al ciudadano de que las influencias de Taguas en el Gobierno no influirán en sus decisiones para poner en marcha obra pública. Pero, lo peor es que no es un caso aislado. Rodrigo Rato, Zaplana, Narcis Serra, por citar sólo algunos nombres de políticos hoy metidos en empresas privadas, han seguido parecidos caminos. Puede que la política pague poco, pero sus rendimientos son jugosos. No hay quien lo niegue.

Dicen que el presidente Zapatero se ha visto desagradablemente sorprendido. Pues qué bien. El problema es que, seguramente, la ley de incompatibilidades ni está suficientemente clara ni parece estar hecha para evitar lo que, en el fondo, no deja de ser el rendimiento de los años públicos.

Se quejan nuestros políticos de que cobran poco. Y es verdad que en otros países cobran más. Pero la verdad es que el salario de los políticos es suficiente para preservar esa dignidad a la que ellos mismos aluden cuando se proponen subidas de sueldo. Aquí la dignidad se mide en euros y parece que no la hay, si no hay jugosas percepciones.

Es difícil defender el salto de Taguas. Es difícil aceptar que la política sea, al final, un camino para medrar económicamente. Lo malo es que siempre habrá empresas que acojan en su seno a políticos que, en su roce con el poder económico, han terminado por asumir que la incompatibilidad es un concepto estrecho que siempre pueden bordear. Las incompatibilidades, al final, sólo quedan para que no se puedan cobrar dos pensiones de miseria. En eso sí que somos incorruptibles y enérgicos.



17 comentarios:

Marlon dijo...

Lo de Taguas es inmoral, poco ético y esperemos que en los próximos días se demuestre que, además, es ilegal.
Casos como éste sirven para dar más argumentos a aquellos que deciden no creer en la política.

montse dijo...

La política es un trampolín para estas personas.
Tienes razón, esto no tendría de permitirse, pero pasa muy a menudo y de momento es inevitable.

A veces hablo de este tema con amigos y siempre llegamos a la misma conclusión... por el sueldo que ganan no están ni la mitad de los políticos.

Saludos.

Sigrid dijo...

Este es un ejemplo más del porqué no creo en la política. No puedo más que sentir tristeza ante lo que me parece una tomadura de pelo más hacia los ciudadanos.

Besitos

Álvaro Dorian Grey dijo...

Y ahora Acebes... ¿Le incluirán en las lista del paro???
Salud

difistinto dijo...

Es la duda de siempre, ¿ como es posible tanta lucha politica si los sueldos que nos comunican no son tan impactantes?

Dicen que es ansia de poder y que el poder es dinero.

Pero yo desde aqui , con mis problemas impresionantes para pagar mis facturas ¡no me lo creo!

Despues siguen las noticias que nos
alumbran sobre ciertas empresas que dirigen ciertos politicos.

¡Tampoco me lo creo¡

Bien ellos ganan por estos juegos.
Mientras tanto mi sueldo se queda siempre pequeño...

¡Que gran acierto!

PD. Un dia de estos dejo de leer...(si puedo)

Mon.

maría josé dijo...

Estoy de acuerdo con usted,como casi siempre.

¿Quién dijo que estaba en la política para enriquecerse?Creo que lo ha conseguido de sobra.

¿Sueldos bajos? ¿Y los de un albañil de pueblo,o el de una maestra andaluza(los peor pagados de España?...Los políticos no saben lo que es tener un sueldo bajo.

Hablando de otra cosa más agradable:mi hijo,un amigo de este blog,que además le admira mucho,me ha traido su libro de poemas cuando ha bajado a casa en este puente.
Le doy de nuevo las gracias a él por el detalle y a usted por la emoción que me produce leerlo.

Un abrazo.

Margarida dijo...

S�...algunas tienen problemas para llegar a fin de mes y como muchos no consigan recolocarse, creo que les veremos en a�os en la puerta de las iglesias o de gorrillas...�no te jode!. Un beso maestro.

Cecilia Alameda dijo...

Que cobran poco? Comen gratis, se trasladan en coches oficiales, pasan gastos de representación... Pero cobran poco...
No es de extrañar que en España se mire mal a los políticos y se los ponga verde. Se lo ganan ellos solos a pulso.
Por cierto, hoy empezaba el juicio del alcalde de Andratx. ¡Pobrecito! Dice que no sabía que había una ley que prohibía construir casas en terreno rústico.

Laura dijo...

Yo, sin embargo, sí creo en la política. No podemos dejar que estas cosas, que sin duda son trises y denunciables, nos quiten las ganas de creer que todo puede ser mejorado, incluídos la política y los políticos. Bueno es que se sepan estas cosas para poder pedir que se cambien y que no vuelvan a suceder.

Andante dijo...

No debemos asustarnos. En el fondo, la gran mayoría de políticos, y dejo constancia que digo la gran mayoría- ya que siempre existirán honrosas excepciones- no son más que "embajadores" de las grandes multinacionales, de las grandes empresas que cuando viajan a otro país, buscan concertar, acordar, negociar, para sus propios intereses.
En el fondo, lo que hacen, algunos políticos es volver de dónde venían, tras pasar por la "res publica" la cosa pública.
¿no será pues, más que la contraprestación por haber hecho bien el trabajo durante su mandato?
Un saludo.

yo mismo dijo...

sobre todo eso. más de una vez y más de dos en una semana podemos ver casos distintos de personas ancianas que se van a la calle, sin apenas dinero para subsistir porque su pensión no llega a un mínimo respetablemente lógico. y aquí hay algunos señores que sin problemas económicos de ningún tipo más allá del de comprar un nuevo bmw o una casa 18 veces más grande que la de cualquiera de estas personas dicen que cobran poco.

pues nada... alegría. cobrarán relativamente poco pero como dices, unos cuantos años cerca del poder les da la oportunidad de optar a puestos tan suculentos como este.

increíble. de nuevo me sorprende la suerte que tiene la clase política de este país cuando en más de una ocasión no han hecho ni la mitad de la mitad de lo tendrían que hacer para merecer su salario.

un abrazo, rodolfo. también es increíble que siempre nos enseñes cosas nuevas, que nos abras los ojos (al menos a mí) acerca de un mundo que se me antoja tan desconocido.

Adrian Vogel dijo...

Todo lo de Sebastián apesta: sus amigos, la creación de la oficina económica, su equipo, el abandono de la Universidad a mitad de curso,...

Margarita dijo...

Como dicen por aquí "en todas partes se cuecen habas",

un beso

CARMEN dijo...

Política, poder, dinero, parece que va todo unido.
Ultimamen abundan las noticias de política y dinero.
Besos.

Llara dijo...

¿Para cuando una presentación "en sociedad" de su última joya literaria? Un encuentro como el del libro de Pablo Guerrero sería una delicia...

Saludos zamoranos!

Larushka

Nacho G.Hontoria dijo...

El poder llama al poder.
Rodolfo, aunque no esté seleccionado mi blog en los "Blogs amigos" de Nueva Tribuna, decirle que este está a su disposición si desea agregarlo.

Alicia dijo...

No conocia nada sobre este señor... peor me imagino que casos como el de él habrá bastantes. ¡Que pena! Y que encima tengan la poca vergüenza de quejarse... ains....
Un beso