miércoles, 15 de octubre de 2008

Hambre

Hace unos meses, se comentaba en este blog la cumbre contra el hambre de Roma, celebrada el pasado mes de junio. Leí entonces que con 30.000 millones de euros se podía acabar definitivamente con el hambre. Eran 19 países los que se reunieron. No llegaron a acuerdos y lo único que se consiguió fue el compromiso de aportar 6.000 millones de euros para luchar contra el hambre. Hasta ahora se han recaudado 3.000 millones. De ellos, Francia ha puesto 1.000 y España 500.

¿Sabéis cuánto se ha aportado para salvar a los bancos? En toda Europa creo que es más de un billón de euros. ¿Sabéis cuánto aportará el Estado a los bancos sólo en España? A bancos que han presentado beneficios de entre 2.000 y 10.000 millones de euros en 2007. Pues se habla en el plan de Zapatero de unos 100.000 millones de euros.

La verdad es que no hacen falta comentarios. Un mundo capaz de incumplir sus propios compromisos de 6.000 millones de euros, que es incapaz de sacar 30.000 millones para erradicar el hambre, se moviliza para salvar un sistema financiero que se ha enriquecido durante décadas y cuyo despilfarro nos ha llevado a la situación actual.

No seré yo quien se oponga al rescate del sistema. Sé que eso, al final, es necesario para que no aumente el paro, para que haya liquidez en los mercados, para que las pequeñas empresas, los pequeños comercios sigan funcionando, para que el mundo no entre en la bancarrota. Pero, Dios mío, ¿tan difícil era conseguir esos 30.000 millones para acabar con el hambre del mundo y tan fácil es lograr que los Estados inyecten cientos de miles de millones para salvar el sistema capitalista?

Seguirán muriendo miles de niños, miles de hombres y mujeres a diario en el mundo a causa de la pobreza. Y mientras, nuestros banqueros, tras contar sus beneficios, tienden la mano al Estado -a todos nosotros- para seguir manejando el hambre, un sistema cruel e injusto que aumenta, cada vez, el abismo de la diferencia. Sucede que a veces me canso de ser hombre...

43 comentarios:

Ivan dijo...

Siempre anteponiendo el maldito dinero a las personas.. asi nos va :(

CARMEN dijo...

Es tan injusto y tan triste, que personas como nosotros ya no puedan comer ni dos cuencos de arroz al día, ellos que no entienden de crisis financiera, que lo único que tienen es hambre.
A veces yo también me canso de ser mujer.....
Un abrazo y que tengas un buen día.

Felipe dijo...

Tú lo has dejado bien claro: el mundo se muere de hambre.
La miseria cada vez más acentuada, más diferencia entre clases sociales, mientras el mundo rico y sus gobiernos se lanzan a salvar un sistema, que como hemos visto, ya no funciona.
El dinero llama al dinero. Salvemos a los pobres ricos, mientras los pobres de verdad se mueren de hambre.
¿Dónde están los beneficios de estos últimos años?desde luego, en mi bolsillo no.
Hay que buscar un mundo más equilibrado, cambiar este sistema y repartir mejor los beneficios, por el bien de todos, !de todos!
Un saludo

Sara dijo...

Yo estoy agotada de escuchar este tipo de noticias, cansada de sentir como este mundo está en unas manos que nos manipulan a su antojo, y que pueden cambiar lo que quieran de un día para otro, pero no lo hacen.
Bueno, sí lo hacen, sólo que prefiero no pensar en la dirección.

Vivimos en un mundo egoísta, y cuando algo no nos gusta, miramos hacía otro lado.

Yo también estoy agotada de ser mujer, me agotada escuchar que todo va bien, que ya nadie muere de hambre mientras otros se enriquecen...

Maria Jesús dijo...

Verdaderametne denigrante ...
Sin palabras me quedo ante esta vergonzosa situación ... y si mueren niños, mujres y hombres en todo el mundo .. a ellos que? es verdaderamente vergonzoso todo lo que está pasando. Claro que esos señores que se suponen "tienen el deber de gobernar" nunca sabrán lo que es pasar hambre y necesidad.
Para comprender al otro, hay que ponerse en el lugar del otro, y estoy segura, amigo, que ninguno de los encorbatados odiosos, q intentan arreglar lo inarreglable, sería capaz de ponerse en el lugar.

Sucede que yo tb a veces, muchas, me canso de ser hombre ...

mai dijo...

yo también me canso, pero viene bien saber que no eres la única, que todavía hay gente que antepone las personas al dinero

Paseando por tu nube dijo...

Rodolfo, desengañate esas muertes no cotizan en bolsa
Un beso

Alicia dijo...

Nada valen las vidas de algunos... o eso parece. Me pone aún más triste esta entrada... la realidad.

federico gauffin dijo...

Tristemente, no me sorprende.
La codicia ha manejado la vida de los más poderosos... Y también de los más perjudicados.

Ladrón de Guevara dijo...

No interesa acabar con la pobreza y si salvar le capitalismo, porque mientras haya ricos y pobres, muertos y vivos, podrán seguir diciendo que mejoramos, que sokos democráticos, y podrán seguir teniendo gente que dependa de otros estados para sobrevivir.

Y con ello, se consigue poder, que lleva a la ambición y a perder la necesidad de ayudar al otro, cambiando cambiando el hambre por votos.

YO también me canso de ser hombre, de ser tan repugnantemente humano.

Un saludo y gracias por bajarnos a la tierra de la que a veces nos alejamos

K@ri.- dijo...

Es lamentable,muy injusto y como vos lo decis el sistema sigue aumentando a mares el abismo de las diferencias... que verguenza me da ser "humano" cuando leo estas noticias!
un abrazo Rodolfo!
desde Argentina.... hoy mas temerosa que nunca!
k@ri.-

Sole dijo...

Rodolfo: no tengo mucho para acotar, es el sistema capitalista que nos han impuestos, que solo pretende extender la brecha entre las clases sociales... al capitalismo le sirve que haya hambre, muertes..en fin, los oprimidos de siempre

Saludos

Sara dijo...

Rodolfo
asco es lo que siento, no tengo más palabras que estas.
Pero de verdad no se puede hacer nada.....???????.

besos.

Maria del Sur dijo...

Lejos de sonar irracional, para cierta gente, esto es logico y por sobre todo rentable...
vamos que el hambre no se elimina porque no conviene...
Hay muchas cosas en jaque a partir de esa eliminacion del hambre,es asi de terrible y asi de complicado.
Personalmente a veces me canso de ser hombre y otras me pongo...feliz no seria la palabra pero bueno...feliz de poder ser hombre y asi tener la capacidad de poder ayudar. Logicamente no voy a erradicar el hambre, no voy a eliminar el capitalismo.
Pero si voy a ayudar a cuantas vidas pueda.Es algo...

Un joven cantautor dice en una cancion...
"...ya lo se no traigo nada, no traigo solucion no traigo paz..."
Posiblemente tenga q decir lo mismo, pero no porq no se haga nada...sino porq somos pocos y el horror mucho; pero no por eso hay q dejar de luchar. Y porque como dijo Saramago la gente es una gran superpotencia solo falta q se de cuenta y que le importe; que salgan de la ceguera



Un Abraza

olga 73 dijo...

pues sí Rodolfo, sí, lo triste es que encima hace falta para que se paguen las hipotecas y se mantengan los negocios. Y ahora encima a "sufrir" por nuestros ahorros, los que hemos sacado trabajando y no especulando. Increíble. Besos. OLGA.
pd.: yo tampoco traigo solución, ni traigo paz.....

Regina dijo...

Totalmente de acuerdo contigo Rodolfo y especialmente con paseando por tu nube.

Hemos permitido un sistema en el que nada importa, salvo el dinero o el poder.
Si las vidas cotizaran en bolsa, ya buscarían la manera de encontrar solución a tanta muerte que podría ser evitada, en otro mundo distinto.


Qué lástima que el hombre no aprenda la lección y que estas cosas estén a la orden del día.


Un beso, Rodolfo.

Y enhorabuena por el premio!! sin duda alguna, te lo mereces.

Eternamente, Yolanda dijo...

Hay dias en los que uno quisiera ser cualquier otro animal y no hombre.

y digo yo...si la politica es, basicamente el "arte" de redistribuir o invertir el dinero recaudado en base a unas prioridades establecidas , hay alguna mal clara que esta????.

Ayer veia un reportaje de los niños camboyanos que caen en manos de pederastas sin escrupulos por una razón... HAMBRE.

Es indignante!!!!!

Andina dijo...

Es obvio que esto es un negocio de pocos y una estafa a la esperanza de muchos.
Hoy en día pareciese que la vida no vale un céntimo.

mariano santiso dijo...

Este es el sistema, ahora pobrecitos los bancos, despues los que se hipotecaron hasta los ojos, peron nadie se acuerda de los cientos que se incorporan todos los días al paro, los emigrantes que ahora nos estorban, los mileuristas que caen como moscas...y esto en nuestro país octava potencia del mundo mundial.
Para el tercer mundo más hambre y miseria...

May dijo...

Uno de los descubrimientos mas terribles mientras estudiaba la carrera, fue en una clase de economia mundial (con un magnifico profesor que nos enseñó a leer las estadisticas del PNUD, el Indice de desarrollo humano, nos habló de la tasa tobin, y nos enseñó como las mapas desvirtuan la realidad geografica ) descubrir que el hambre tenia solucion, que una cantidad infima de presupuesto mundial podia acabar con ella.

Y desde entonces ahi ando a vueltas de todo con este fariseo mundo donde solo importan el dinero, y que yo sea el que tenga más...

En fin, que gracias de nuevo por poner el dedo en al llaga, por poner las cosas en su sitio

besos, may

maria jose dijo...

Pues sí,justamente eso hablamos cada día en mi casa, que cuando los bancos se han hinchado a ganar dinero,durante tantísimos años de vacas gordas,no se han acordado de papá-estado para darle algo y ahora tampoco pueden tirar de esos beneficios,como hacemos la gente normal,que recurrimos a los pocos ahorros que tenemos en época de crisis...En fin, espero que se vea la luz al final del tunel.

En cuanto a lo del hambre,creo que no hay que cansarse de ser persona.Hay que LUCHAR.Ya sé que los gobiernos podrían acabar con ella de un plumazo,pero como han demostrado que no quieren hacerlo,yo confío en lo que puedan hacer los ciudadanos de bien fletando,por ejemplo, caravanas hacia el desierto del Sahara financiadas con el dinero de los trabajadores más humildes,que siempre son los más generosos.Algo es algo,¿no?.

UF¡Me he extendido mucho,pero es que este tema me escuece por todas sus aristas.

Anacronista dijo...

Rodolfo, como siempre tus acertadas reflexiones.
El sistema capitalista requiere que exista una clase baja y mientras en el mundo sigamos así-dejándonos llevar por el sistema- no quedará más que ver como nos hundimos poco a poco porque finalmente, en aquel egoísmo que evita poder aportar el dinero para el hambre en el mundo vemos como nos vamos haciendo más inhumanos.
Una lástima que el mundo se pierda en la avaricia.
Un abrazo, desde este lado del océano.

eva dijo...

el hambre estará toda la vida ahí, porque en el mundo hay mucho mucho egoísmo.

Besitos

Alberto López Cordero dijo...

Y lo que nos queda todavía por sentirnos cansados de tanta falsedad e hipocresía. Todos se mueven por lo mismo y todos permitimos que lo hagan.

Gema dijo...

Y hay que ver lo que se podría hacer enseñando los avances de la agricultura que tiene nuestro país a las zonas subdesarrolladas y colaborando para que creen sus propios cultivos.
Me consta que desde Andalucia algo se esta haciendo, pero esta claro que no lo suficiente

Lucina dijo...

Mientras tanto,
niños que a cambio de malabares en esquinas esperan que nos dignemos a "ayudar", con nuestra solidaridad..
Triste realidad, el día a día.

Fer dijo...

gracias por ayudarnos a reflexionar...

yo también me canso... todos somos parte y responsables en alguna medida...

saludos

tekakwitha dijo...

Completamente de acuerdo, lo peor es que nadie parece discordar con este sistema injusto, la izquierda que se conoce, o que dan a conocer los medios, puede ser mas o menos discordante, pero ya no propone alternativas, ya no sueña con otro mundo, ya no hay grandes sueños, los realistas con ganas de cambiar el mundo estamos aplastados por una masa guiada por el consumo y asustada por la tecnobarbarie, el mundo es inframundo a pasos acelerados.

Jubei dijo...

No se si será porque hoy me he levantado cansado o porque es de noche cuando he empezado a trabajar pero un cierto aire pesimista me hace pensar que aunque llegaran a conseguirse los 30.000 millones de euros no creo que se pudiera acabar con el hambre. ¿Como se gestionaria dicho dinero para conseguirlo? No podemos salvarnos tampoco de aquellos que intentarían meter mano en ese dinero para su propio beneficio, ya sabemos la falta de escrupulos de muchos.
No sé si me queda grande el cometido pero yo, sinceramente, no sabría que hacer con eso dinero para conseguirlo.

Lo que si es cierto es que los estados tienen grandes dificultades para cumplir promesas y compromisos. En Andalucía, nuestro querido Chavez lleva no se cuantos años prometiendo el pleno empleo y esto cada vez va a peor... deberían existir mecanismos reguladores para este tipo de engañabobos ya que parece el dicho de "prometo, prometo hasta que la meto, y una vez metido olvide lo prometido"

Auxi dijo...

por eso, cuando escucho la palabra "crisis" que tanto se ha puesto de moda, o la palabra "recesión" y tantos términos que ahora la prensa se empeña en recordarme (yo que ya los tenía olvidados de mi época estudiantil, cuando sólo estaba rodeada de números), por eso cuando los oigo siento rabia

qué crisis tenemos los que podemos comer tres veces al día, qué crisis es esta la que me permite tener tarjeta de crédito en el bolso, qué crisis es esta la que me permite tener un piso dónde vivir...???

vamos a dejar de quejarnos, y tal vez intentar que los ricos dejen de ser ricos y los pobres dejen de ser pobres

cuando esto suceda, y no tengamos que esperar a milagros como el de que las piedras puedan comerse, entonces que hablen si quieren de crisis, recesión económica, o lo que quieran,

mientras tanto, no debería quejarse tanta gente

un gran saludo Rodolfo, gracias por hacernos reflexionar

Saudade dijo...

La crisis, sólo se llama así cuando quien se hunde es el rico... Pregúntale a algún guatemalteco, por ejemplo, si ha notado la crisis... Esta situación es triste y desesperante, pero también a uno lo carga de remordimientos y es posible ponerse a pensar en cuánto de todo esto participamos...
http://www.youtube.com/watch?v=q3CXMENr1Gg

Laura dijo...

Sabía que publicarías algo referente a esto y no has fallado. Me acordé de ti cuando escuché la noticia y de lo que comentamos aquí y da mucho que pensar.
Un saludo

yo mismo dijo...

hace unos días hablábamos de esto en clase. y, ¿sabes? desgraciadamente sigue habiendo profesores anclados en no sé bien qué ideas que defienden la guerra de irak entre otras barbaridades, aunque he de decir que la absoluta mayoría de los estudiantes no hacía más que mover la cabeza de izquierda a derecha oyendo al profesor. (¡los jóvenes estamos despiertos!)

de cualquier manera, lo que decíamos era justo lo que tú apuntas en tu entrada y él respondía que todo es mucho más complicado que unos cuantos miles de millones de euros porque hay autoridades de por medio, formas de distribución imposibles, etc., etc.

a pesar de todo, si quisiéramos poner tanto empeño en salvar a aquellos que por nacer en otro lugar que no es el nuestro están muriendo ya sea de hambre, de enfermedades curables o quién sabe qué... si quisiéramos, seguro que podríamos, como podemos salvar el sistema, como podemos llegar al espacio exterior y explorar marte mientras unos pocos de cientos de kilómetros más al sur aún hay lugares donde nadie ha enviado nada.

siempre abriendo mentes, rodolfo. un placer y un abrazo.

Álvaro Dorian Grey dijo...

A veces pienso que soy tonto y que no entiendo nada, a mi no me salen las cuentas, muchos pasan hambre y unos pocos se divierten jugando al monopoli.
Saludos y salud

Fabiana dijo...

hola, el hombre, para mi, es autodestructivo, ademas de todas las caracteristicas de las que se jacta! y tarde o temprano, mas temprano que tarde.. esta cayendo en su propia trampa... y va a caer de tal manera que ninguna cumbre, ningun salvataje, ningunos trillones lo van a poner al margen del hambre que hoy no quiere salvar...
creo que ya no hay retorno, y cuanto lo lamento..

saludos.

Alicia M dijo...

Excelente post.
Un abrazo desde Lápices para la Paz.

Ansha dijo...

Y pensar que todo va bien, y ver tristes hombres mirando al sur...cuando no va, cuando las cosas cambian de repente, cuando pretenden engañarnos....

Zara dijo...

¡Vaya una casualidad! Justo ayer estuve hablando de esto con unos amigos y tambien uno de mis profesores tuvo su momento de "o lo suelto o reviento" Y desde luego es para reventar...¡qué vergüenza! bueno, más bien habría que decir "qué poca vergüenza" A veces me hago ilusiones y se me olvida que somos humanos.
Besos,xaop.

Marta dijo...

Por desgracia siempre ocurre que los paises de Occidente son incapaces de mirar más allá de sus fronteras. Hay paises que llevan muchos años en crisis : crisis alimentaria, crisis sanitaria , crisis educativa…Si en la cumbre contra el hambre acudieron 19 paises y se mencionaron cifras para solucionar gran parte del problema ¿ cómo es posible que no se den soluciones?. Viendo tal indiferencia cuesta conservar la esperanza…
Un abrazo

Paula dijo...

¿Qué hay de esos huecos que uno no sabe en qué bolsa ponerlos?

Mita dijo...

¿Y de qué manera podemos hacerle llegar a los gobiernos este malestar? Porque todo esto son votos,no?
Bs

María de Jesús dijo...

El hambre forma parte de la crueldad del capitalismo, es una más de las bisagras que permiten que esa atroz máquina funcione, necesidad de trabajo a cualquier costa, bajo
condiciones infrahumanas y soportando cualquier humillación, total beneficia a los magnates del poder...es como el negocio tras la enfermedad, seguramente has visto la película "Y la banda siguió tocando", que plantea el mismo problema pero en este caso sobre el SIDA...qué bajo cayó la humanidad...me alegra saber que muchos nos unimos a tu causa, te apoyo desde Buenos Aires

mera dijo...

Para que pueda haber ricos tiene que haber pobres. Los ricos corrompen gentes, gobiernos y sistemas de vida para poder serlo. Estados y corporaciones están de acuerdo. Mugabe, Gadafi, Mohamed, el de turno en Mali, Senegal o Etiopía reciben cualquier cantidad astronómica y sus pueblos serán aun más pobres e ignorantes. Antes sus pueblos tienen que arrasar con ellos. Nosotros debemos cambiar nuestro sistema. No se puede vivir a costa de los demás.