miércoles, 3 de diciembre de 2008

Malas noticias.

El 27 de junio pasado escribí en este blog:

"La foto viene en El País de hoy. Dos ancianos miran a cámara con cara de susto. No están acostumbrados a estas cosas. Él pasa un brazo protector sobre el hombro de la mujer. Y ella tiene las manos cogidas en su regazo. Detrás se ve una casita. Tal vez no sea una foto de premio y, sin embargo, despierta una inmensa ternura y recoge, sin duda, un aire de desolación.

La noticia nos cuenta que un alto tribunal les ha hecho abandonar su casa, en la huerta murciana. la casa ha sido expropiada para hacer una carretera que permita el acceso a los nuevos bloques de viviendas que arrasan las huertas. Ellos no quieren irse. Ellos no saben vivir en un piso y, con lo que les han dado, no pueden comprar una casita como la que ahora tienen.

Cuentan que él, en una ocasión, única ocasión, subió en un ascensor en una de sus visitas al hospital. Y no supo salir. veía como se abrían y cerraban las puertas y no se atrevía a dar un paso. Hasta que alguien le dijo como salir de aquella trampa. Por eso no quiere un piso. Quiere la casa donde ha vivido largos años.

Un primer juez les autorizó a continuar en su casa por el daño que sobre su salud podía causarles la expulsión (ambos tienen más de 80 años). Fue lo que se llama una sentencia llena de humanidad, tan extraña en la Justicia. Tal vez por eso, cuando el ayuntamiento recurrió a otra instancia superior, los dos ancianos perdieron y ahora esperan a que les echen definitivamente.

La nueva sentencia reconoce su situación pero les expulsa. Miro la foto de los dos viejos, apoyados uno en el otro, mirando asustados al frente. Seguramente crean que ésta es su última esperanza. Que los medios de comunicación les hagan caso, saquen su imagen, desoladora, y puedan encontrar una solución a su problema.

Probablemente no volveremos a oír hablar de ellos. Esa foto se borrará con el tiempo de nuestra retina. No sé qué será de ellos. Uno prefiere imaginarlos así, callados y mudos, sólo con la fuerza de su mirada, con la incomprensión pintada en sus ojos. Uno prefiere pensar que, a lo mejor, esta vez se ha encontrado una solución, que, a lo mejor los viejecitos pueden sentarse tranquilos en una nueva casa. Una casa sin ascensores que les secuestren".


Alguno de vosotros me pidió entonces que os tuviera informados si llegaban noticias de ellos. Han llegado. Hace unos días leí, de nuevo en El País, que la anciana había muerto, justo cuatro meses después de que les expulsaran de su casa. Se llamaba Violante y tenía 84 años. Los familiares lo habían advertido: ""No podrá vivir mucho fuera de la huerta, no soportará vivir en un piso". Fueron expulsados y al día siguiente, la piqueta derribó su casita.

Cuenta El País: "Desde entonces ella decía que no quería vivir así. Después de toda la vida en la huerta un piso no era bueno para ella y los médicos lo habían advertido", explica su familia. Hace un mes ingresó por primera vez en el hospital y el 10 de noviembre un parte médico alerto del deterioro que sufría la mujer por el desalojo. Anoche falleció en el hospital. Su familia quiere que se conozca el caso: "Hay muchos huertanos que abandonan su casa porque los expropian y se mueren de pena. Que se sepa que esto ocurre".


No sé qué escribir. Ya no se puede escribir nada. En la televisión veo de nuevo al anciano, arropado por sus familiares, ausente, triste, como si no supiera exactamente qué está pasando. Su tristeza, su desamparo me llega al alma. En su cara puede verse el dolor y la pena que, seguramente, mató a su mujer. Pero, ¿quién causó esa pena? ¿Quién la mato? Nadie. Porque nadie se sentirá responsable. No puedo escribir más.

41 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

Es brutal lo que se hace con algunas personas, sobre todo con las personas indefensas.

Un abrazo súper.

Carlos Felipe dijo...

Rodolfo, me entristece mucho este post que has escrito hoy porque la historia en sí es triste, incluso su final. Tal vez porque no hay finales felices por el hecho de ser finales...

Si te soy sincero, te diré que tuve la suerte de 'vivir' el caso de cerca. Por entonces, cuando el calor murciano achicharraba la ciudad (y a su gente) tuve que hacer un reportaje sobre Violante, la anciana de la historia.

La tristeza se le veía en los ojos. A ella y a él. Ahora ambos se apagaron porque vivir separados entre ellos era tan imposible como vivir alejados de su 'Huerta'. Diré, no como pliego de descarga, que ambos fueron trasladados a una vivienda nada indigna y recibiendo una importante indemnización. No excusa la actitud imperialista de un gobierno murciano que no sabe hacer crecer Murcia adecuadamente. La planificación de la ciudad es un verdadero desastre y está acabando con el atractivo de la ciudad y con sus principales virtudes. Es absolutamente horroroso. Y aunque no lo excusa sí conviene indicarlo, porque parece que los ancianos fueron dejados de la mano del destino.

Cuando la pala entró en casa de Violante la familia entera se derrumbó; y Violante murió. Se pudo ver en sus ojos.

Mi pregunta es: ¿qué hubiera pasado si aquélla casa, en medio de una avenida por construir, hubiera pertenecido a la cuñada, a la suegra o a algún 'conocido' del señor Cámara (alcalde de Murcia)? - Hubiera encontrado un desvío alternativo para dicha avenida. Estoy seguro...

Es una pena...

CARMEN dijo...

Me parece increible, que en este mundo en el que vivimos, no nos importe más que el dinero, y nada los sentimientos de las personas.
Me ha entristecido mucho la noticia, lo siento de verdad.
Aquí en la ciudad de Valencia, ya no queda huerta para expropiar, ya han hecho negocio con ella, pero parece que los valencianos están encantados con ello.
Una verdadera pena, lo de estos dos ancianos.
Un fuerte abrazo, Rodolfo.

Alicia dijo...

Me parece totalmente inhumano sacar de su casa, donde viven felices, a gentes de estas edades. Todo lo que eran estaba ahí, en esa huerta, en esa casita... digo eran porque ya no son, ella ya no está y él no volverá a ser lo que fue.
¿quín la ha matado? tienes razón, nadie se sentirá culpable, a nadie le importará. El caso es que la carretra comunica con esa nueva urbanización. Y ya está chin - pum... realmente una mala noticia Rodolfo. Gracias por informarnos, gracias por ser así.
Un beso. Alicia

olga 73 dijo...

Pues hoy me has llenado de pena Rodolfo. He conocido esa sensación en mi única mayor (la única abuela que conocí). Nunca entendió por qué la hacíamos pasar 6 meses al año en la ciudad. Para ella era un castigo, y para nuestra pena se "durmió" aquí, cuando me hubiera encantado que lo hiciera en su pueblo.
Qué falta de respeto. Les harán demasiada falta esos terrenos, seguro.
Descanse en paz.

federico gauffin dijo...

Es muy triste lo que contás, Rodolfo.
Esto ya no tiene solución pero espero que las autoridades puedan capitalizar este error y aprender de él.

Felipe dijo...

Vi en televisión la noticia y la entrevista al marido de Violante el mismo día del entierro y se me partio el corazón.
Me vinierón recuerdos de mi padre y de su huerta murciana y sentí la pérdida como propia.
Destrozar la vida de una familia, los recuerdos, toda una historia de generaciones, por un trozo de asfalto prensado, por una avenida, por la especulación de los terrenos, creo que no es justo.
Que en la conciencia del alcalde quede para toda su vida la muerte de Violante.
Un saludo

carmen dijo...

buuuu que triste! se me hace un nudo en el corazón.

Anónimo dijo...

Esto no tiene nombre, y si , uno se queda sin palabras para explicar esta impotencia. Un abrazo.

eigual - www.escriboaqui.es

Maria del Sur dijo...

Gracias.

Solo eso, lo demas...sobran palabras...
Por lo menos, antes se tenian uno al otro...

Fernanda Barbagallo dijo...

Es triste...
Las virtudes de la industrialización han permitido el progreso y ahora, las ciudades crecen y colapsan los servicios, los recursos, los caminos.
Cuanto más cerca, más lejos. Así estamos los hombres, lamentablemente.

yo mismo dijo...

es una pena lo que cuentas... una verdadera lástima. poco hay que decir y menos cuando no puede hacerse nada contra grandes mastodontes que arrancan las vidas de su lugar de origen, de ese en el que se sienten a gusto... poco hay que decir...

gracias por contarnos, por abrirnos los ojos a una realidad que a veces no vemos.

un abrazo, amigo.

Andina dijo...

Tristes noticias, tristes, muy tristes.
Gracias.

Dcamps dijo...

Esto debe servir como ejemplo y llamar a la reflexión. No se deben priorizar los intereses, la vida está primero.

Me duele en el pecho leer esta noticia.

Espero puedan tener un buen día. Saludos.

Eclipse dijo...

es que no hay mucho más para decir, tampoco!! se me estruja el corazón al pensar en que al anciano podría depararle algo similar...

K@ri.- dijo...

tengo un nudo en la garganta y mucha impotencia en mi alma, siempre pierden los mas debiles.
un abrazo fuerte Rodolfo, no hay mucho que decir.

My dijo...

........ sshhh.

ella murió de pena.
él morirá de amor.

no es justo.
yo tampoco puedo escribir más.

Gema dijo...

Sin comentarios,
Un abrazo Rodolfo

hada nocturna dijo...

Cada día me da más pena vivir en este mundo, movido por el dinero y donde las personas, son poco más que marionetas sin importancia. Y como bien dices, nadie se responsabiliza, porque construir allí donde aguarda la vida de otros, resulta más rentable, que abrir el corazón, y dejar que sigan con su vida. Cada día intento buscar una cara amable en este inhóspito planeta y cada día me cuesta mas encontrar algo que aplaudir. Ella murió de pena y nadie se responsabilizara. El también lo hará... y definitivamente quedaran en el olvido. Y como ellos, otros tantos verán como les obligan a romper su vida por un fajo de billetes. Total... solo son personas. ¿Cuando acabará todo esto?

Un beso desde Barcelona

Mita dijo...

Se han perdido muchos valores, la gente en general se desentiende de estos dolores. Substituyen todo por "lo material", lo que ellos consideran quizá algo así como "una buena compensación".
Pensar que a los ochenta años te quitan tu mundo, es la muerte.

En cualquier caso, es muy necesario hacer estas cosas públicas, más que nada por si sirve para evitar otros casos.

Besos, gracias por la información.

maria jose dijo...

Rodolfo,me parece muy importante lo que hace usted escribiendo sobre temas tan humanos.Humanos porque hablan de la gente.Humanos en el mejor y auténtico sentido de la palabra.

Seguro que este tristísimo episodio habrá pasado inadvertido para mucha gente,también para mí si no lo leo aquí.Todos estamos muy ocupados y tenemos mucha prisa.Nos olvidamos de lo importante.Olvidamos que es mucho más importante la vida de una sola persona que el progreso? de muchas.Se trata de la VIDA,de las raices,del equipaje de generaciones...

Sí,es necesario avanzar,pero no a cualquier precio.

Un abrazo enorme.

Andante dijo...

La inutilidad pública o el desinterés social suele originar estos acontecimientos. Y como quienes los promueven suelen velar por los macrointereses de los demás, pues no se habla de responsabilidades.

Me recuerda cuando leía La Caverna de Saramago, esa familia que hacía sus vasijas de barro y que veían como las grandes superficies se imponían: los útiles en serie a la labor única de cada objeto único.
Triste historia para un 3 de diciembre. Tú ya hiciste tu parte. Hagamos cada uno la nuestra.
Un saludo.

LiLü,,ÉtërnÔ RèspLandÖr.. dijo...

Mas alla de la tristeza que nos causa a todos, se siente la impotencia e indignacion ante algo tan deshumano, tan cruel..tan egoista, sin pensar en esta pareja, arrancandoles su vida sin pensar en las terribles consecuencias que ahora se ven. Siempre los gigantes creen que tienen derecho a destrozar todo a su paso, sin considerar nada ni a nadie.

Esperemos que las cosas cambien.
Siempre vamos a esperar y desear que todo sea mejor.

Un saludo Sr.Serrano

Carla

Sole dijo...

Nada por decir, solo hay lagrimas en mis ojos...

Estudie Derecho con la ingenuidad de una joven que creia en la justicia, los avatares de mi vida profesional, desgraciadamente, me demuestran absolutamente lo contrario, que la Justicia es inexistente

Es que alguna vez en la Universidad ante mi planteo un profesor me pregunto y decime: Que es la justicia? Respondi: darle a cada uno lo que le corresponde...
Entonces mi docente me manifiesta, ahi se suscita el inconveniente las partes nunca estan de acuerdo con lo que le toca, por ende, la justicia no existe

Triste, muy triste

Sara dijo...

Llevo pensando en esta historia desde que escribiste. No sé que decir, la recordaba de este verano. Y ahora, ahora nadie ha dado la noticia, excepto tu.

Y no sé, creo que cuando un abuelo muere, no es noticia. Da igual sus circunstancias, ya sabes, tenía que ocurrir antes o después, es ley de vida, o no sé que otras tonterías que se suelen decir...

Mi abuela, la única que queda, sé esta muriendo en el hospital, y parece que va a ser largo. A mi me crío, viví con ella y con mi abuelo hasta los diez años, y luego ella vivió con nosotros. Es el referente familiar más importante que tengo, probablemente más que mis padres.

Ella es conciente de su situación, aunque ya apenas nos conoce, y pregunta que hará al morir sin nosotros, yo le digo que se reencontrará con el abuelo, al que tanto quiso, que conocerá a su madre, que murió en el parto. Y me preguntó que haré yo sin ella.

Pero ya se sabe, es ley de vida. A quien le importa, aparte de a sus hijos y a sus nietos. Sólo es una anciana más de los cientos que mueren a diario.

Yo espero recordarla y escribir sobre ella, igual que tu lo haces sobre esta anciana.

eva dijo...

Muy triste y lo peor, que el anciano igual va tras ella, lo de los desalojos me parece tan triste solo miran el dinero, echan a esta pobre gente sin importarles absolutamente nada, y no les pesa en su conciencia que se haya muerto la pobre mujer. No sé como pueden dormir por las noches, la verdad.
Besitos

Arcángel Mirón dijo...

Me acuerdo de esta noticia, de haberla leído aquí, de cómo me pegó.

Te mando un abrazo.
Gracias por mantenernos informados, aunque duela.

María de Jesús dijo...

Me puso muy triste lo que escribiste, Rodolfo. Yo pasé por el dolor de tener que abandonar la casa donde viví mi infancia y adolescencia por problemas económicos, después de 18 años, y es tan terrible que parece que se te deshace el alma...no es la casa como construcción, sino las vivencias,sentimientos, sueños compartidos con los seres que la albergan...Me imagino el dolor de aquellos ancianos, que luego de toda una vida se ven obligados a dejar lo que ellos mas amaban, su paz, su hogar anhelado...no se respeta a nadie, ni a aquellos que más se merecen cuidados y atenciones, el mundo es cada día más hostil y se hace tan difícil cumplir los sueños...De verdad ha sido una mala noticia la tuya, porque deja en evidencia la frialdad de la condición humana, qué poco se valora nuestra libertad, que seguimos regidos por los grandes dictadores que saquean nuestros proyectos...

joaquina dijo...

En el paìs del ladrillo, el constructor es el rey y el especulador su bufón.
Puede que no haya recursos acuíferos en el Mediterráneo, pero siempre quedará Marina d'Or.
Si esto es progreso y desarrollo, puaj!

Lucina dijo...

Que tristeza,
Destruir así una flia.
No tengo más palabras..
Un beso Rodolfo

Bárbara dijo...

quien tiene la culpa??
todos nosotros, porque vemos las noticias, nos da un nudo que duele y despues podemos seguir viviendo...

es lamentable, esas discriminaciones a los adultos mayores no sólo son en España, en Chile, son peores... Paises desarrollados o en vias de desarrollo, no lo creo,cada vez es mas el retroceso... Claramente un retroceso humano... porque tenemos muy bonitos edificios y carreteras...

una pena que pase en España... una pena que pase en Chile

Eli dijo...

Es...horrible.
Se enmudecen mis labios ante semejante barbaridad.

Un abrazo.

Paula Lilián dijo...

En Argentina está pasando algo similar, con los pocos indios del sur que quedan, para quienes Marcelo Tinelli tiene un bonito plan de contrucción de un... ¿paseo de compras?

Damián dijo...

Estimado Sr. Esta noticia también me duele mucho. Siento mucho que esta sociedad que nos arropa sea en ocasiones tremendamente despiadada, además con una naturalidad que deja helado. Las leyes, que gran paradoja. Las mismas que se supone nos protegen y defienden, a veces se convierten en nuestras peores enemigas robándonos la razón del alma, la del corazón. Qué pena que nada puedan hacer estas leyes humanas frente a la "legalidad"

Un fuerte abrazo, y gracias por su comprometido punto de vista.

Anónimo dijo...

Sr. Rodolfo:
estas noticias son tristes, pero hay que contarlas.gracias por sus letras.
Un besin,
I.

Amulia dijo...

:S
Recuedo cuando contaste la historia.... Y vi la noticia en el periódico...hasta recuerdo la foto en la que salían juntos, pero no lo relacioné...Pensaba que era "otra historia".
Si en ese momento me dio mucha pena...Ahora la pena es doble :(

Un abrazo.

Laurita dijo...

Terrible. Y cuantos casos hay como estos...


Un saludo

lunazul dijo...

Yo tampoco sé qué decir. Creo que no se puede añadir nada más que la impotencia y la inmensa pena silenciosa que me causa este tipo de noticias. Otra injusticia más que añadir a este caminar cuesta arriba.

Qué asco de sociedad..

Un abrazo muy fuerte, Rodolfo.

Carlos dijo...

Macho, ya lo sabrás... pero tu hijo es un crack.

Sus canciones enamoran, sus conciertos enamoran, sobre todo a mi "pareja" como él dice...

Se nota que está bien educado el chico!

Enhorabuena por tu blog, está muy bien, y tu libro de los apaches también!

1 Saludo

Carlos dijo...

Macho, ya lo sabrás... pero tu hijo es un crack.

Sus canciones enamoran, sus conciertos enamoran, sobre todo a mi "pareja" como él dice...

Se nota que está bien educado el chico!

Enhorabuena por tu blog, está muy bien, y tu libro de los apaches también!

1 Saludo

alejandra dijo...

Vivo en Venezuela, un pais rico y con demasiada pobreza. He leido la noticia, te descubri, después de hurgar en el blog de ismael. ¡Que bueno! ya sabemos de donde viene la estilla. Tengo 34 años, soy maestra, poeta y escribo cuentos para niños. A pesar de mi edad en ocasiones no creó en la esperanza. Hace varios años leí el Ensayo sobre la ceguera de Saramago, y lo creí acertadamente real. Por aquel entonces, en el mes de Diciembre para ser más precisos ocurrió una catastrofe en el litoral central. Muy cerca de Caracas. Días consecutivos de lluvias ocasionaron que la montaña más hermosa de la ciudad sucumbiera a sus embates, y como si fuese un volcán echara a andar los ríos que desde su vientre se gestaban. Barriadas enteras quedaron catapultadas por el lodo, urbanizaciones de clase media sumergidas entre los escombros, los cadaveres llegarón hasta las costas de islas cercanas como: Trinidad. Los medios de comunicación hacían lo suyo: A todas horas (menos en la noche) hacian tomas de cadaveres en descomposición flotando en las orillas de las playas. Teniamos una casa de veraneo en un pequeño caserio cercano al pueblo donde nacio el abuelo. la casa de nuestras vacaciones, donde jugamos a cazar cangrejos, desaparecio. Así como también los casí dos mil habitantes. Nuestros viejos vecinos de infancia. El Gobierno Nacional decretó luto nacional y emergencia. Mandaron la guardia Nacional para proteger a los ciudadanos que quedaban atrapados entre el lodo, en sus casas, en sus recuerdos. Bandas de malandros asaltaban las quintas, los edificios y las casas más sencillas que en la noche se quedaban fuera de resguardo, saqueban y violaban así como también lo hacian algunos soldados durante el día. El castillete de Reveron (el pintor de la luz)fue saqueado, y no me extraña que sus muñecas también fueran victimas de violaciones y abusos. Argenis Rodriguez, un escritor atormentado por un pais en decadencia, le tocó vivir esta terrible realidad, cuando su casa fue absorbida por el deslave y al ver de cerca los colmillos del hombre lobo, depredador de depredadores, un 5 de Marzo del año 2000, después de escribir su última novela: Milenium. Alquilo un cuarto de hotel en San Juan de los Morros y a los 65 años se dio un tiro. (¿perdió la esperanza o talvéz el sentido del humor?) Al leer la noticia, todo vino de nuevo a mi. La vileza del ser humano y la bondad fraguan en un mismo barco. Yo todavia tengo esperanzas, creó como Sabato muy a pesar de todo en la humanidad. Sobre todo cuando escucho una canción de Ismael, o veo a algunos de mis alumnos (pequeños de educación inicial) regalarme la primera sonrisa del alba. A pesar de la honda soledad que debe sentir el corazón del anciano esposo de Violante, a pesar de la fiera bota, poderosa bota, que quiere aplastar la voz de los humildes, de los indefensos.A pesar de ellos creó...Quiero creer en la humanidad.