miércoles, 6 de mayo de 2009

Estadísticas

Las estadísticas las carga el diablo. Ahora nos dicen que las estadísticas del paro son buenas porque el desempleo "sólo" ha aumentado durante el mes de abril en 39.000 personas. Se ha presentado en los medios de comunicación como un dato optimista. Joder con la estadística. eso quiere decir que cada día se han incorporado a las listas del desempleo 1.300 personas.

Pues será un buen dato, pero 1.300 personas diarias entrando en la lista negra no me parece a mí que sea para alegrarse, aunque sea verdad que fue peor el dato anterior. La alharaca con esta cifra lo que viene a demostrar es que el parado empieza a pèrder su rostro. Sólo se queda en número, en número frío, impersonal, sin alma.

39.000 personas que se apuntan contra toda esperanza a unas listas que no es que sean la panacea, por mucho que, a la vez, nos digan que los jóvenes se van colocando, me parece a mí un dato terrible.Bien está que baje el número de nuevos parados, pero mientras no baje esa terrible cifra de millones de personas, el optimismo de nuestros políticos está fuera de lugar. No sirve para nada. O sí. Sirve para justificar una situación desesperada. y poco más.

29 comentarios:

Niuqech Madhatter dijo...

Al fin y al cabo las estadísticas no sirven para gran cosa, y menos con la manera de mirar en que se observan hoy en día.

Una pena, y mientras sus señorías blindan sus sueldos y sus fuentes secundarias de ingresos.
(Y lo peor de todo, a algunos "listos" se les ilumina el bigote y deciden que abaratar el despido ayudaría a controlar la situación y salir de la crisis.)


Salud y un poquito de República a la salud del maestro y poeta A. González.

CARMEN dijo...

Tienes toda la razón.
Las estadísticas solamente son cifras, y los parados son personas que sienten y están padeciendo esta crisis. Las dichosas estadísticas no entienden de dramas familiares.
Un beso, Rodolfo.

K. dijo...

Todo parece que se reduce en este mundo a cifras, es el modo en el que consiguen que la gente despersonalice el problema. Estoy totalmente de acuerdo contigo
un abrazo
Mary

Andante dijo...

Todo depende del color del maquillaje que se utiliza para presentar la estadística. Nunca me gustaron las estadísticas, y menos ahora porque se habla de números y no de personas.
Y mientras nos dicen que la crisis toca a su fin, por un lado, mientras que, por otro, nos indican que sera una crisis duradera.
Seguiremos esperando.
Un saludo.

Anónimo dijo...

LOREVERO

Las estadisticas no nos sirven para explicarles a esos hijos porque sus padres se ven vencidos y abatidos al quedarse sin trabajo, porque se truncan tantos sueños y porque soñar ya se hace cada vez mas dificil,porque la desesperacion y la tristeza se apodera de una familia sin empleo, con estadisticas no se paga el pan diario, los impuestos, ni se le puede comprar algo a los niños...
Tampoco consuela que digan que bajaron las estadisticas de mortalidad infantil, por ej, de desnutricion, expliquele q esa madre que vio morir a su hijo que en realidad antes existieron mas casos, que estadisticamente su hijo fallecido podria haber estado en otro porcentaje mucho mas alto¿el desgarro del alma es mucho menor? DIganle a un padre que no puede abastecer las necesidades basicas de su familia,que antes existia mucha mas desnutricion, el hambre es hambre!!!
Aca en Argentina tambien nos bombardean con indices de estadisticas en disminucion,segun del lado que se lo mire, porq para nostros, el pueblo nada ha disminuido...o si la confianza en esa gente que solo se cree(entre tantas cosas) que uno vive de estadisticas, que con ellas se vive, se come....

Álvaro Dorian Grey dijo...

Jaja, las estadisticas son para que, la mayoría de los políticos, se los tiren o les alaben, según el color del partido. Sin pensar que, en este caso, no hay números sino personas. Podían haber realizado una fiesta porque "sólo" han sido despedidos a 39.000 personas más o, para imaginarlo, el estadio Vicente Caldero lleno. Tampoco dicen que, esas 39.000 personas pueden ser temporales hasta que acaben las obras del famoso plan E.
Esperemos que el próximo mes la cifra sea negativa y, entonces si, nos alegraremos.
Saludos y salud

Gema dijo...

Hoy despiden a cinco en mi trabajo. Que angustia.
Para las estadisticas son números pero para mi son personas con nombre y apellidos, con rostros.
Un abrazo

Andina dijo...

Siempre tuve mala espina con las estadisticas, convierten a las pesronas en cifras, y si bien son necesarias....no me gustan.
Ahora, lo q no entindo yo hay algo más triste que querer trabajar dignamente para llevar el pan (aunque sea duro, ya no importa) a tu familia?
Ya no hablo del lujo que tenemos algunos de trabajar de lo que nos gusta, sino de trabajar....cómo si fuera un favor que se nos hace.
Que indignación, aunque no estoy segura de que represente bien lo que siento...IMPOTENCIA, podria ser.
Un besote enorme, Rodolfo. y un apreton de cachetes al dulce Manuel.

Andina dijo...

No puedo dejar de preguntarme que siente un padre o una madre....sin poder tarbajar para comprarle las cosas minimas a sus hijos, por dios, que tristeza!

Laura dijo...

Estoy de acuerdo. Sólo sirve para justificar una situación desesperada. Y nada más, diría yo.
Un saludo

May dijo...

ya lo han comentado por aqui, pero las cifras solo sirven para que detras de esos millones no hablemos de un chico que se llama por ejemplo jorge que acaba de terminar la carrera o de una, pongamos, carmen que despues de 20 años trabajando en la misma empresa se ve ahora en la calle, viuda y con dos hijos.

Y asi seguiremos, maquillando realidades con cifras, que ademas sirven para avivar la hoguera del guirigay politico en el que vivimos.

Besos, may

maria jose dijo...

Uno de esos números sin rostro es el de mi marido,que este mes de abril,se quedó otra vez en paro.Su reincorporación a la empresa sólo duró dos meses.Trabaja en la construcción desde que era un muchacho.Ahora,con casi 53 años,viviendo en un pueblo de la sierra,es díficil reconvertirse.Es un oficial de primera muy cualificado y muy formado,con muchos cursos y muchos años de experiencia a sus espaldas.

Hay mucho aprovechado por aquí,mucho promotor que amparándose en la necesidad y la escasez de trabajo, presiona para rebajar una y otra vez los presuestos.La empresa constructora llega hasta donde puede y cuando no puede más prescinde de gente tan valiosa como mi marido.

Mi marido,como tantos otros,tiene cara y tiene sentimientos.Ayer oí en la radio que la pèrdida del trabajo ocasiona un vacío similar al de la pérdida de un ser querido.Efectivamente mi marido está más que triste porque no sabemos cuánto va a durar esta situación.

No creo que los politicos puedan o merezcan estar contentos.

Un abrazo,Rodolfo.

P.D: Este puente nos permitimos un respiro y aceptamos la invitación de mi hijo.Nos fuimos a Madrid y paseamos.En uno de esos paseos descubrimos la calle Tabernillas.Me emocionó.Me pareció tenerle más cerca todavía.

vida dijo...

Es todo una verguenza...
Vamos que me llena de esperanza que las estadísticas sean buenas, no te digo!! Ni que eso me vaya a dar un puesto de trabajo! :P

Arcángel Mirón dijo...

Acá lo tenemos a Moreno con sus estadísticas. Es insultante.

Tarde o temprano saldremos de ésta. Aunque espero que sea más temprano que tarde.

Un abrazo, Rodolfo.

Maria del Sur dijo...

a mi que alguien me explique...
Como es esto de que a parte de los que ya habia, se agregan 39.000 y es algo positivo?
hay q joderse...

Esto suena a lo peor de lo peor, a que nos vamos acostumbrando a manejar este tipo de cifras de desempleo.

Total...


Un abrazo Rodolfo

Clarita dijo...

Todo esto me da tanta pena...
Lo que digo siempre, no somos más que números que forman cifras!!
Sólo los que estamos aquí abajo, viviendo el día a día e intentando sobrevivir al paro, somos los que nos damos cuenta y los que ponemos nombres, rostros, dolor y sufrimiento a esos numeritos que suben y suben!!
Macarena, Javier, Yolanda, Francis, Jose, Ana, Juan...y así podría seguir hasta completar a todos los amigos que tengo dentro de esta lista, todos ellos con las ilusiones rotas, con el futuro incierto, y con sus vidas suspendidas en un clima de deseperación por encontrar un nuevo sitio donde trabajar, sin importarles donde...
Es muy duro y frustrante!!!
Y mientras los políticos dándose palmaditas en la espalda por haber mejorado las estadísticas, y yo me pregunto ¿cuantos de sus amigos están engrosando estas listas?

En fin, siempre nos quedarán los sueños!!Allí siempre seremos felices!
Un besote enorme y feliz semanita

mariano santiso dijo...

Para el o la nueva parada no es ningún consuelo.
Es una forma de autoengañarse, si seguimos así a fin de año tendremos 5 millones de parados

Alicia dijo...

Si, nos quieren vender un optimismo artificial... pero bueno Rodolfo, en lo personal estoy muy contenta porque mi madre hoy, tras un año en el paro, vuelve a tener trabajo.
Un beso

Halo dijo...

...y convertirnos en números nos despoja de todo rasgo de humanidad que es lo que además, hace que suframos y disfrutemos.

Anónimo dijo...

Y, las estadisticas dicen la verdad. Pero, en andalucía, como en casi todos los lugares de costa, debemos decir, que nuestro Estado, vuelve a ser el multi-hotel, junto con las campañas agricolas. Esperemos a Septiembre, que los hoteles bajen, y tan solo a Julio, que las campañas agricolas terminen...y el paro, volverá a subir, como la Espuma...

Azul dijo...

Las estadísticas, nunca valen para nada... son demasiado frías, resumir cualquier parte de la vida en un número, es quedarse corto y no entrar de verdad en el asunto...

Pero vivimos en un mundo de estadísticas, encuestas y tantos por ciento... sabemos quien elegirían ahora los votantes, cuantos parados hay por día, cuantas empresas quiebran, cuantas plazas de empleo público se ofrecen, cuantas mujeres maltratadas hay que denuncian, cuantas no, cuantos niños van al colegio, cuantos son analfabetos,....

La vida en números...

En fin...

Un abrazo

Ladrón de Guevara dijo...

Lo de siempre. Justificar lo injustificable con maquillaje de baratillo.

Madame Bovary dijo...

Querido Rodolfo, ayer por fin me llamaron de la librería para decirme que habían llegado sus libros: Especial para cócteles y Al oeste hay apaches. Los he leído y releído en menos de veinticuatro horas que hace que los tengo. ¿Qué decir? Ante tanta belleza sobran las palabras. Así que los guardaré como las maravillosas joyas que son y desde aquí, tan lejos geográficamente pero tan cerca de sus palabras, le pido que siga escribiendo y le trasmito, una vez más, mis felicitaciones.
Un beso.

Andina dijo...

Brindemos por el cumpleaños numero 33 de nuestra queriada amiga K@ari... a su salud!

Anónimo dijo...

LOREVERO
(Bs As)

Rodolfo,estoy reeleyendo sus escritos (lo hago diariamente) y al mismo tiempo escucho contar historias( sì porque logra transportarme con cada cancion a ese otro mundo posible)a su hijo Ismael...justo con el tema planteado de las estadisticas (macabras a mi criterio) esta frase me quedo dando vueltas en la mente:

"...tratan de convencernos de que aqui no pasa nada..."

Carolina dijo...

Lastimosamente olvidamos que cada punto de esas cifras son personas que comen, viven, sueñan y se frustran...


abrazos Rodolfo demoré en venir pero el casi trabajo me tiene casi loca..
(recuerdas tus inicios periodisticos, pues así estoy...)

Osmar Lopez dijo...

Como siempre tu visión tan clara.

Un saludo maestro

Alatriste dijo...

Nos ahogamos entre la incompetencia de los de siempre. Sus risas, su humor, su optimismo, están fuera de lugar. Pero claro, con los sueldos que gastan nuestros políticos, yo también estaría alegre. Un fuerte abrazo y habrá que seguir luchando. Hasta pronto.

lunazul dijo...

El otro día, tras la noticia, Wyoming con su característico humor negro, decía que cómo no iba a descender el número de parados si ya apenas quedan contratados... Anda que no lleva razón!

A veces nos imagino como una bola de nieve rodando cuesta abajo a toda velocidad, uf...