viernes, 13 de noviembre de 2009

gerontocracia

Un amigo mío me daba ayer la enhorabuena por el próximo nombramiento de Alberto Oliart (81 años) como presidente de RTVE. Me dijo que, al fin y al cabo, yo que me creía fuera del mercado, tenía por delante casi 20 años para ocupar un puesto como el del viejo ministro de Defensa de UCD.
No le falta razón. Ya puestos, el nombramiento de Oliart nos anima a los que andamos más allá de los sesenta, a no perder ni el ánimo ni la esperanza. Qué bien.
Pero fuera de coñas, la verdad es que, con todos mis respetos a los ancianos (y a mí mismo, me sorprende una decisión como ésta. Él mismo ha reconocido que no tiene mucha idea de televisión y que apuesta por la objetividad y la neutralidad en su gestión. Estaría cojonudo que apostara por lo contrario.
Conozco gente que supera los 80 años (pocas) que gozan de una envidiable lucidez y salud. Y seguro que Oliart es lúcido, inteligente y saludable. Pero no veo yo a personas de 80 años ocupándose de presidir algo tan extraño, dilatado, complejo y raro como la televisión pública. Que Dios y los ancianos me perdonen.
Le supongo muy integrado e interesado en las nuevas tecnologías audiovisuales y debe de ser un fenómeno para que a sus 81 años tenga claro lo que quiere hacer con RTVE. Porque no es sólo que se lo ofrezcan. Es que, además, parece que lo ha aceptado sin titubear.
A lo mejor, los genios de la idea (José Luis Rodríguez zapatero y Mariano Rajoy) lo tienen más claro. Pero no deja de ser paradójico que en una televisión pública de la que han expulsado a magníficos profesionales con 52 años, se busque ahora un octogenario para que marque sus criterios.
Seguro que se merece el beneficio de la duda. Pero, a primera vista, es una decisión cuando menos extraña. ¿Qué buscan los dos líderes con su nombramiento?
Se admiten opiniones.
Ah! Suerte, señor Oliart. Me siento, qué quiere que le diga, hasta un poco representado, por mi edad, con su nombramiento. Viva la gerontocracia. Y los jóvenes profesionales saben que tienen décadas por delante para llegar a su cúlmen profesional.

14 comentarios:

marialocaypeligrosa dijo...

Sr. Rodolfo: a mi la verdad me sube muchísimo el ánimo. No pierdo la esperanza de que me cojan para cargos como este, o el de la infanta cobrando aunque fuera la mitad de la mitad de los 200.000 euros. Pura curiosidad, ¿no sabrá cúanto cobra por el cargo, y cúal es su horario laboral?
un besin,
I.
Pd, opino que con tanta gente en paro, es una verguenza, y no tengo nada personal contra él, al contrario, hasta me extraña que no prefiera dedicarse a perder el tiempo...

Azul dijo...

Imagino que lo típico a esa edad, da menos dinero que aceptar un cargo como ese...

Yo, la verdad, no lo veo nada claro... además, tengo el defecto de visto el panorama político, cuando el psoe y el pp, se ponen de acuerdo en algo, yo, personalmente, me echo a temblar...

Veremos que resulta de esto...

Un beso

CARMEN dijo...

Un poco mayorcito, si que es, para el cargo. Supongo que no se le podrá disgustar mucho, porque a su edad será malo para el corazón.
Como Azul, me pasa lo mismo, cuando se ponen de acuerdo en algo PP y PSOE, yo también me pongo a temblar.
Un abrazo y que tenga un buen fin de semana.

Paseando por tu nube dijo...

Lo prometo, voy a intentar dejar de sorprenderme cada vez que llego por ésta tu casa, pero siempre lo consigues "jovencito".
Me parece fantástico, mi opinión ante esta extraña plataforma de los grandes partidos, es que han intentado hacerles a los de las 625 linéas, una de mosqueo, mientras aterrizan de su estupor, lo analizan, lo aceptan y se "ponen a currar un poco", imagino que al Sr. Oliart le llegará su edad de jubilación real.
De todas formas, amigo, alguien que fué bueno para Suarez, es seguro que tiene madera ahora y siempre, para tratar al ente público. Y peor de lo que estan...
Pues oye, mira, que ahora resulta que estamos en la flor de la vida...
Un beso chavalito!!
pd. no quería enrrollarme tanto, pero es que me tiras de los dedos

Silvia dijo...

Determinadas decisiones resultan sorprendentes por la incoherencia de aquellos que las toman. Efectivamente, estamos en un mundo donde se despide a magníficos profesionales por tener 52 años o incluso menos (imagino que la cultura de la imagen tiene mucho que ver). Apoyan las prejubilaciones de las multinacionales de forma escandalosa y, de pronto, adoptan decisiones como ésta. Sea el partido que fuere, sea la persona que sea, ¿es tan difícil pedir en los tiempos que corren un poquito de coherencia?

maria jose dijo...

Yo no se muy bien cuántas obligaciones y responsabilidades supone el cargo,lo mismo está todo tan repartido entre los distintos departamentos,que casi es meramente representativo...Pero estoy con usted.

No me imagino a una persona de esa edad,que imagino cansado por su vida política y profesional,al frente de TVE.Yo,si fuera él me dedicaría a disfrutar de mi tiempo para mí y para los míos.Y dejaría para los jovenes,que seguro que los hay,y muy bien preparados,ese cargo.

¿Cúal de los dos habrá sido el promotor de la idea?¿El presi o Rajoy...?¡Anda,que si tenemos que confiar en ellos para salir de la crisis...!Vamos apañados.

Un abrazo.

PD:Usted sería un estupendo director de TVE:honesto,ecuánime,sensible,generoso,solidario...Me parece que tiene las cualidades que deberían exigirse para ese cargo,además de la cualificación técnica.

LoreVero dijo...

Habito del otro lado del charco, Bs As es mi hogar..pero permiteme opinar Rodolfo sobre este nombramiento.
Creo que hoy por hoy es mas facil "manejar" mentes ya crecidas (tal vez demasiado) que jovenes y dispuestas a pelear por los ideales o no, pero que tal vez en algun momento logren revelarse.
Todos merecen ocupar cargos acordes a su idoneidad y la edad no deberia ser limite para ello, pero 81 años deberian ser vividos desde el otro lado del televisor, rodeado de amigos, seres queridos y solo disfrutando!!!!!!!!!
Besos Mil

Jose Arcos dijo...

Bueno, podríamos decir que ya se puede jubilar tranquilo...
Espero llegar antes de los 81 a mi "cúlmen profesional", pero claro está uno no aspira tan alto

Noray dijo...

La diferencia, Rodolfo, es que tú además de ser más joven entiendes el medio porque la profesión te tira. No pongo en cuestión que el Sr. Oliart habrá sido y será un excelente gestor de la res pública pero, que yo sepa, de televisión y prensa... nada de nada. Lo verdaderamente extraño de todo esto no es el nombramiento de Oliart sino la dimisión de Luis Fernández. ¿Por qué lo han obligado a dimitir cambiando las reglas de juego que tenía pactada? ¿A quién o quiénes le interesa que RTVE sea un fracaso? ¿Será la primera piedra para la privatización? ¡En la siguiente legislatura lo veremos!


Un abrazo

Gema dijo...

Es sorprendente, y no se porque han elegido a una persona con tanta edad, pero ya que está, ojala por lo menos haga que se respete mas a las personas mayores en la TV, que se dejen de hacer anuncios poniendo a los mayores como si fuesen idiotas. Me hierve la sangre cuando veo anuncios de ese tipo.

JUAN MANUEL VELA dijo...

Es un nuevo globo sonda del gobierno con la anuencia del PP, si se puede trabajar con 81 años..., mañana nos exigiran cotizar 80 años para las miserables pensiones que dan. Vaya tropa (Trillo dixit)que mamones

Alicia dijo...

Me sorprendió este anuncio bastante. Me parece absurdo poner al frente de una empresa pública a una persona sin conocimiento alguno sobre la materia, y sobre todo a una persona que por ley deberia estar jubilado y dejar a la gente joven que cargada con nuevas ideas y conocedoras de los entresijos de las nuevas tecnologias pueden hacer una gentión más VIVA de la "tele de todos"
pero donde manda patrón.... ya se sabe... puestos a dedo.
un besazo

Gloria dijo...

¿Decisión acertada? Pues no lo sé y creo que nadie en estos momentos puede decir lo contrario
¿Decisión justa? Para esta cuestión sí tengo una posible respuesta: NO.

p.d. Escueta pero rápida respuesta de una joven periodista en la ardúa búsqueda de trabajo. Puestos para personas con 81 años, pero no para personas con 23 ¡Cuánta coherencia!

Cata dijo...

Por Dios! como te vas a sentir fuera del mercado...con toda tu lucidez, capacidad, amor por lo que haces... aquí estoy, medio vivo y muerta...quedé sin trabajo y me he dedicado a estudiar...y a "disfrutar" de las campañas politicas para la elección presidencial de diciembre...un empresario (de derecha, obvio), un ex presidente (DC, concertación, que no calienta a nadie), un socialista, hijo de Miguel Henriquez, quien debe estar revolcandose en su tumba, y mi candidato, Don Jorge Arrate, socialista de toda la vida, que en vista de q su partido no es lo que era, reconoció en nosotros, el PC, lo más cercano a la verdadera izquierda...no me he olvidado de tí, pero tu si de mi,ingrato no ma'...besotes del otro lado del charco...Catulia