jueves, 14 de enero de 2010

Sin papeles y sin padrón

Confieso que cada vez entiendo menos ciertas actitudes. Debe de ser por la edad. La decisión del Ayuntamiento de Vic de negar el padrón a los emigrantes sin papeles "para salvar la ciudad" me parece un ataque brutal hacia los derechos del hombre, el desprecio más absoluto por los valores de la solidaridad, la exaltación de la intolerancia y el egoismo.

No puedo escribir nada. Me duele que, en teoría, gente con criterios de izquierdas y, en teoría, con valores cristianos, estén gobernando un ayuntamiento capaz de tomar una decisión así.

Alguno de los ediles, probablemente, cuando llegue a su casa, se sentará a cenar con sus hijos, que van a un colegio católico, se santiguará, hablará con su mujer de la misa del domingo. Otros quedarán con sus compañeros para ir al próximo congreso de su partido. Irán y, al final, cantarán, embargados por la emoción, la Internacional. Esos maravillosos versos que dicen:

El dia que el triunfo alcancemos
ni esclavos ni dueños habrá
los odios que al mundo envenenan
al punto se extinguirán

El hombre del hombre es hermano
derechos iguales tendrán
la Tierra será el paraíso,
la patria de la humanidad.

Y dormirán con la conciencia tranquila.

13 comentarios:

Paseando por tu nube dijo...

Cierto, muchos nos hemos quedado sin palabras al leer la noticia, como se puede tener una mente tan fría y retorcida para tomar una decisión de ese calibre... "salvar la ciudad" pero es que ahora los pobres emigrantes son peores que el azote de Atila?
Ese equipillo (grupete) de gobierno no tiene calidad moral ni humana. Muy muy triste.
Un beso

JUAN MANUEL VELA dijo...

Si esta tiene traca ¿que me dices de la fianza impuesta al Alcalde Manuel Fuentes por su lucha contra el pocero?

Este País camina hacia sus propios pasos: cainita, mojigata, de alpagatas, charanga y pandereta.

Un fuerte abrazo.

Salud.

CARMEN dijo...

No puedo creer que duerman tranquilos. Sabes, creo que tarde o temprano la conciencia les pasará factura.
Un fuerte abrazo, Rodolfo.

Margarita dijo...

Probablemente calmen sus conciencias haciendo caridad, pero ojalá que los pobres, los inmigrantes, y todos aquellos que les perturben su vida pacífica estén bien lejos.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Estuve trabajando en Vic como admnistrativa en una ETT y es cierto que hay un gran colectivo de inmigrantes, mayoritariamente de procedencia asiática.

Realmente me indigna que el alcalde haya establecido algo tan ruín como negarle el padrón a los inmigrantes sin papeles, porque muchos de esos inmigrantes, estoy convencida, "ayudan" a algunos empresarios de empresas cárnicas (la actividad economica más importante de la zona) y que trabajan en pesimas condiciones y haciendo mil horas extras por cuatro perras. Que me digan quien estropea la ciudad ahora,los inmigrantes que hacen los trabajos que nadie quiere hacer? Vamos, por favor.

Ya mismo sacarán un bando en el que digan que sólo los familiares y amigos del alcalde tienen derecho a vivir en Vic. Lo que hay que aguantar.

[Saray] dijo...

Confieso, igualmente, que cada día que pasa yo tampoco entiendo nada, y creeme, no es por la edad.

A mis 17, mantengo viva la llama de la esperanza que, noticias como esta intentan apagar. No lo conseguirán.

Cada día siento que el Mundo se vuelve un poquito más hipócrita, qué lástima no?


Besos.

Álvaro Dorian Grey dijo...

En mi blog he puesto los siguientes datos que desmontan esas teorías xenófogas que, en un alarde de ignorancia supina, el alcalde de Vic ha comprado a la extrema derecha:
- La inmigración no colapsa las asistencias de urgencias de los hospitales, pues el 75% pide cita antes en su centro de salud.
- Las becas no van a parar a las manos de los inmigrantes pues sólo el 10% de las ayudas van a parar a ese colectivo.
- Las guarderías públicas no están colapsadas de extranjeros pues sólo el 5% acceden a ellas.
- No nos quitan trabajo pues la media de sus salarios es de 903 euros y el 68,4% de los inmigrantes ganan menos de 1000 euros al mes. El salario medio en la Comunidad de Madrid es de 1900 euros.
- Además, un 22,3% de ellos trabajan sin contrato y en negro.
- Y su tasa de paro es del 21,1% cuando la global es del 14,4%.
(datos sacados de la encuesta regional de inmigracion de la Comunidad de Madrid)
Saludos y salud

Auxi dijo...

Es difícil entender decisiones de ese tipo, he paseado muchas veces por Vic, y he podido disfrutar de lo multiracial de sus habitantes, he podido ver de cerca como no hay ningún tipo de problemas entre unas u otras personas.

Así no se entiende porqué no se olvidan de todas esas cosas y luchamos por ser un todo.

Tendremos que seguir soñando con un mundo mejor, que nunca se apaguen la luchas por sus sueños.

Gracias Rodolfo

Niuqech Madhatter dijo...

Estamos abocados a la extinción y cada día andamos con pasos más grandes.

A veces a uno le da por pensar si esto no será un alivio en el fondo...


Salud.

Anónimo dijo...

repugnante...


y así nos va.

Noray dijo...

¡Vaya! ¿Estos que gobiernan en Vic no eran demócratas cristianos? Lo peor de todo es que a estos ideólogos de pacotilla los pagamos todos con nuestros impuestos.

De aquí al Ghetto no hay más que un paso.

¡Qué hartazgo de mapas y banderas!


Un abrazo

Alicia dijo...

Es horrible. Y seguro que serán tan hipócritas como para después de negar el padrón a estas personas presumirán de haber colaborado con ayuda "humanitaria" para Haití...
no sé... esto no me gusta nada.
un beso amigo.
Ah!!! preciosa canción para el niño... Manuel creo.

janadrian dijo...

Pues, sí... Los derechos no existen, imaginarios como los mundo utópicos ¿no?

Escuchaba la otra vez:
¿De dónde vienen los derechos?
De Dios.

A los Británicos les dio 13; Los Alemanes tienen 29; Los Belgas 25; Los Suecos 6; Estadounidenses 10; y algunas personas no tienen ninguno.
¡¡¡¿Qué tipo de Dios es éste?!!!
¿Por qué Dios habrá dado, a diferente gente, en diferente país, números diferentes de diferentes derechos?
Aburrimiento tal vez. O tal vez Dios es muy malo para las matemáticas... como sea, eso no suena a plan divino para mi, suena más a plan humano. Suena más como un grupo tratando de controlar a otro grupo. Suena más a negocio.

Como los derechos que tenían y después no tenían, los judíos en alemania; los ciudadanos estadounidenses con descendencia japonesa es 1942; los miles de Argentinos en la dictadura; en Chile; Los estudiantes Mexicanos en 1968; Guantánamo; etc.

Y es chistoso, cuando se necesitan más los derechos es cuando el gobierno te los quita.
Se deberían de llamar "privilegios temporales humanos" en vez de "derechos humanos". Aunque no importa tanto ¿no? cada año estos derechos se hacen menos y menos y menos.


En fin, hace rato que no te venía a leer, ya me puse al día.
Un saludo