lunes, 19 de abril de 2010

Es bastante

Olvido algunas cosas.
Olvido, por ejemplo, algunos nombres.
Muchos odios. Palabras
que no debí decir.
Incluso de ti misma he olvidado
instantes que pensé siempre estarían
sangrando en mi memoria.

Pero nunca olvidé la forma en que me hacías
el amor. Ni tampoco tu rostro en el momento
en que morías
agarrada a mi carne.

Siempre quedan,
a pesar de los días olvidados,
unos ojos perdidos en la nada,
un jadeo animal y un rostro único
que sólo en un segundo se convierte
en toda la razón de la existencia.

Es eso lo que queda
de todo amor eterno. Y es bastante.
O es lo que quisiera que quedara
cuando intento
acordarme de un cuerpo
que tal vez nunca fuera de mis manos.

29 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

"Es eso lo que queda
de todo amor eterno. Y es bastante.
O es lo que quisiera cuando intento
acordarme de un cuerpo
que tal vez nunca fuera de mis manos. "

Brutal, Rodolfo, brutal.

Besos súper.

marialocaypeligrosa dijo...

A mi lo que me fastidia es que no se me olviden las palabras que no debí decir.
Bordado, como siempre.
Un besin,
I.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"un jadeo animal y un rostro único
que sólo en un segundo se convierte
en toda la razón de la existencia."

La eternidad del instante...


Petons Rodolfo!

Ansha dijo...

Sin palabras.

jaime dijo...

Sí, son muchas las cosas que recuerdo de ti: algunos zarpazos de tus dulces garras, la primavera permanente de tu risa, aquellas malditas últimas palabras. Pero lo que no recuerdo era tu nombre.

Gracias, una vez más, por tus palabras, Rodolfo.

Jaime, Sevilla.

El fontanero del mar dijo...

Magnífico, me han maravillado sus versos, enhorabuena

CARMEN dijo...

Me ha gustado mucho.
Gracias por tantos Lunes de hermosa poesía.
Que tengas una buena semana.

Cuerpos a la deriva dijo...

Lo peor de tener mala memoria, como es mi caso, es que hay ciertos momentos de mi vida que no consigo olvidar nunca.
Un beso Rodolfo

T.M Barrie dijo...

Me están empezando a gustar los lunes.
Me ha encantado la poesía de hoy.

un saludo.

LoreVero dijo...

"he olvidado instantes que pensé
siempre estarían sangrando en mi memoria"...lo que solo me lleva a recordar por siempre!!!
FLor de Caricia ROdolfo para este odioso lunes de otoño!!
Miles de Besos...

Felipe dijo...

El olvido de las cosas malas es bueno, siempre que no se repitan.
Y mientras no olvides esos momentos dulces, el olor de otro cuerpo, las caricias de otras manos, el amor de otro momento y la felicidad de otro tiempo, es bueno, porque es estar vivo.

Un abrazo: El Bolu

Sara Royo dijo...

Yo es q tengo el problema de q no se me olvida lo q quiero olvidar y se me olvida lo q no quiero... y cada vez voy peor.
Es un poema precioso.

Alicia dijo...

Me encanta, y al igual que Sonia Fides me quedo con los últimos versos...

Un un besazo

Nieves dijo...

Precioso.

Laura dijo...

Y es bastante...

Un saludo

Ma. Soledad Di Pasquale dijo...

Me dejaste con un suspiro en la palma de la mano...

[Saray] dijo...

"un rostro único
que sólo en un segundo se convierte
en toda la razón de la existencia".

... no sé qué decir, así que mejor no digo nada.

Precioso.

Besos.

Niuqech Madhatter dijo...

Olvidar en cierto modo es una forma de ir muriendo, sea lo que sea que recuerdes... sea lo que sea que olvides.


Salud y en estos días que hemos pasado con más sentido que nunca... un poquito de república.

Seulement Laura dijo...

Que increíble es encontrar palabras que aparecen en el día preciso, gracias Rodolfo!

Clarita dijo...

Siempre es bueno olvidar todo lo malo...yo casi nunca lo consigo, ahora mismo quisiera olvidar parte de mi presente, de esta situación que le toca a vivir a demasiadas personas, ya formo parte de la mayor empresa española y casi he olvidado lo feliz que era mi día a día...

Sigue guardando bellos recuerdos y transmitiéndonoslos a modo de versos!
Al menos hay cosas que nunca cambiaron, tus necesarios poemas de los lunes.
Un besote enorme, feliz semana y a cuidarse muuuchoooo

Anónimo dijo...

Es precioso el modo en que describe un instante en el que parece que nada más importe, en el que el mundo podría acabarse...pero aún queda esa realidad, la incertidumbre de saber si ese cuerpo al que abrazamos nos pertenece,si todo será así siempre o si la rutina nos vencerá...todos le tememos alguna vez. Un saludo muy cariñoso Rodolfo! este martes miedoso, que espero pase pronto, ud. me hace olvidarme por unos minutos de lo malo de los días, para perderme en sus versos. Gracias de nuevo!
Eva, Valencia.

DANIELA dijo...

"Es eso lo que queda
de todo amor eterno. Y es bastante"


No se si reirme o llorar.

Gracias igual, precioso... pero fuerte. Beso enorme.

Sara Royo dijo...

Acabo de leer tu permiso para tomar prestados tus poemas. Gracias. Me llevo este a mi casa.

Fernanda Barbagallo dijo...

Cuánto que le vienes escribiendo... ¿todas las ella son la misma ella?

Musaraña dijo...

Es bastante, y quizás si fuera más sería demasiado...

carmensabes dijo...

Llego a través del blog de Sara, tienes mucho talento, te seguiré de cerca... mi admiración hacia ti.
Este poema es pura pasión amigo.

Caótica Ana dijo...

Es maravilloso, aunque me transmite una especie de tristeza conformista...no lo sé.

Seguramente son mis veintipocos que me impiden ver el amor desde ese punto de vista.

¿Lo que hoy puede parecer escaso podría ser suficiente mañana?

Un placer leerte.


Ana

Andina dijo...

Ah no!!! falto un tiempito y me pierdo toneladas de pasion!!
besototes!!

Tayrik dijo...

Hoy salgo de mi habitual mutismo para expresarle mi admiración.

Besos.