viernes, 30 de abril de 2010

Estadísticas

La estadística sirve para cubrir la dimensión humana. Así que cuando se dice que el paro afecta al 20% de la población activa, estamos visualizando una tabla de números que nos preocupa, pero que no llegamos a sentir en toda su dimensión.

Pero cuando empleamos otra forma de contar las cosas, esas mismas cifras son ya más que terribles. Se acaban los adjetivos si se piensa que de cada cinco personas, gente, hombres y mujeres que pasan por la calle, hay una, que no puede trabajar.

Tal vez, la mejor estadística es pensar que en nuestro entorno, en la gente que conocemos, de cada cinco hay uno que no trabaja. Sé lo poco científico de este método, pero me parece más cercano.

Hace unos años, me pidieron un artículo sobre el paro. En aquellos años había un debate sobre la veracidad de las cifras porque eran tan altas que parecían imposibles de soportar. Me límite entonces a dar las cifras oficiales. Y a pedir a la gente, a los lectores, que miraran a su alrededor y contaran cuánta gente estaba en paro.

A juzgar por los comentarios recibidos, fue un buen método, poco científico, pero exacto. Porque, al final, lo que nos importa del paro es cómo afecta a nuestros amigos, a nuestros conocidos. A esa persona que hace años que no vemos y que, de pronto, nos llama sólo para preguntarnos si sabemos de algo.

Hay otras estadísticas paralelas. Por ejemplo, las que escuché no hace mucho en una televisión. La crisis ha hecho aumentar los beneficios a las grandes fortunas, a las grandes empresas. Los ricos son más ricos. Pero no reparten.

Hay grandes empresas, entidades financieras, que han dispuesto de ayudas oficiales en la crisis, dinero de los contribuyentes. Ahora ganan dinero, pero no reparten. Ni lo hicieron entonces, antes de la crisis, cuando el dinero entraba a espuertas, ni lo hacen ahora, cuando vuelve a entrar el dinero en sus bolsillos.

Y, mientras, 4.612.700 parados. Gente que espera sin esperanza lo que sea, cualquier cosa. Un día van a saltar a la calle y nada detendrá sus gritos.

14 comentarios:

CARMEN dijo...

Deberían salir a la calle y hacerse oír, no entiendo como no la han tomado ya.
Como en todas las crisis, las estamos sufriendo los mismos de siempre.
Un abrazo y buen fin de semana.

Medusilla dijo...

Estoy de acuerdo contigo Carmen. Lo único que creo que éste no es solo un problema de los parados. Sino de los que trabajamos y los que no. Por ello, tedríamos que salir TODOS a la calle a pedir aquello que en su momento se les dió a los que menos lo necesitaban para que lo repartieran con el pueblo. Al fin y al cabo es algo que es nuestro

Anónimo dijo...

-SINDICATOS-
Dice el refranero castellano que el que calla otorga, y ese silencio de aprobación, de acatamiento, ese silencio de sumisión, es el silencio al que Silvio Rodríguez se refiere en su canción “Cuantas veces al día” en la cual denuncia que algunos silencios cuestan la vida a otros y ese mirar a otro lado y callarse es el mayor activo de los verdugos. Estos, los verdugos, para realizar sus fechorías cuentan como aliados con el silencio cómplice de barrigas agradecidas y culos bien protegidos que callan para que su culo siga bien a cubierto y su barriga bien llena.

Marlon dijo...

Hola,

¿sabes de algo?

Aquí uno de los de esa estadística, al que le entran cada vez más ganas de salir a la calle.

Anónimo dijo...

El mercado del dinero no es más que una serie de artificios regulados de tal manera que quien no produce nada pueda hacerse con la producción del trabajo de los demás sin que se considere robo.

Tampoco es algo consciente y organizado; ni por unos pocos. Simplemente a lo largo de la historia se han ido acomodando las normas y el funcionamiento social a cada época para que, quien pueda, consiga o mantenga más bienes y poder, aprovechando la falta de inteligencia, organización y consciencia social.

Así que supongo que de una manera consciente y organizada (y, claro, más inteligente) podríamos cambiar radicalmente la situación y edificar una economía social basada en el bien común, no en satisfacer aspiraciones privadas, particulares, que además, estoy seguro que no satisface realmente a nadie.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

La desigualdad economica existirá siempre, creo que eso ya es un hecho.

No suelo hacer demasiado caso a las estadísticas, últimamente menos con tanto pesimismo. Pero estos resultados no deberían de servir para hundir más aquellos que estan afectados, todo lo contrario, debería empujarles a decir "pues mañana yo voy a salir de esa estadística y voy a tener un empleo." Ya se que así escrito suena fácil, pero hay que ser positivo.

Petons Rodolfo

Maria del Sur dijo...

te imaginas a esos 4.612.700 más la gente con conciencia que se quiera sumar, tapando la calle exigiendo una realidad diferente? =) sería bello...

Igual me queda la duda de si en esas cifras estan los trabajadores en negro, no es por justificar ni mucho menos...
es que hace poco tiempo estuve comentando con gente de tu tierra, que afortunadamente tienen trabajo,
los altos impuestos que pagan, como el IVA lo que me llevó a pensar inevitablemente a que muchos trabajadores preferiran estar en negro lamentablemente
y esto de estar en negro siempre les "sentó" bien a las empresas.

todo tiene q cambiar...

un abrazo

CarLivingTheLife dijo...

Aunque sólo ytengo 19 años,
estoy deseando que llegue el día en el que, como en antaño, se luchó por los derechos que pertenecen al ser humano.
ver gente en las calles. Demostrándonos por lo que merecemos, por el derecho que tenemos a tener un trabajo.

Parece ser que la sociedad está sufriendo una hibernación que nunca debió haber comenzado.




No hay fuerza sin la unión. Así que tengo la esperanza de poder ver a la gente alzando sus voces, coger las calles, y ser libres de nuevo.

Regina dijo...

1 de mayo vaga general.

Madrid :

Manifestación y Mitin Fiesta. A las 10,00 horas, manifestación desde Plaza Jacinto Benavente hasta la Glorieta de Atocha.

http://www.cgt.org.es/spip.php?article1703

Felipe dijo...

Hay un gobierno paralelo al gobierno elegido, suelen marcar las directrices de lo que se debe o puede hacer, cuando se hace y como se hace. Es un gobierno no votado por la mayoría supuesta de esta país democrático. Ponen y quitan gobiernos por una u otra causa, mientras ellos siguen borrandose a ganar pasta.
CLUB BILDERBERG
(ESTULIN, DANIEL)
Al final va ha tener razón el colega este.....

saludos: el bolu

Niuqech Madhatter dijo...

Ya sabes, compañero, siempre pagan los mismos y siempre ganan los mismos (listos). Los que liaron la caída de su propio sistema son los que pretenden que paguen otros porque dicen que si no es así se irá todo al garete... ¿y? si con todo se refieren a este corralito que han liado algunos yo no veo mucho problema.
Veo comentarios más que acertados por aquí y es un gustazo saberse menos loco y menos solo.


Salud.

Carlos dijo...

Todos deberiamos de saltar a la calle, taparlas con nuestra indignación. Exigir un reparto justo y real de los beneficios. Es evidente que hay crisis, pero en la medida en qeu pueden pagar a un niño por dar patadas a un balon 100 y pico millones de euros, y que las grandes fortunas siguen creciendo, no me queda más que pensar que más que crisis hay una muy mala distribución de lo poco o mucho que hay. Mala, incluso peor que la que habia hasta hace unos años.

Pablo Ager dijo...

El otro día tuve una conversación en la que acabé reconociendo que: si en mi entorno más cercano no conozco a nadie que esté en paro, con lo cual, la estadístina sería que 0 de cada 5 son parados, eso mismo significa que en otros entornos la estadística sería 5 de 5.

en resumen, la pobreza y los problemas económicos también se reparten de forma desigual.

Saludos

Jose Arcos dijo...

y qué hacemos mientras tanto? mirar al suelo y lamentarnos...

http://medicinaymuchoruido.blogspot.com/2010/05/la-fiabilidad-de-la-politica.html