lunes, 24 de octubre de 2011

Escenas

Se comían la boca en la mesa del fondo.
El mundo no era el mundo. Estaba sobre el mármol
del bar donde el deseo recorría los labios
y las manos de ella que le buscaban cálidas
y el cuerpo estremecido que vivía y soñaba.

No había dulces misterios que rompieran la tarde,
ni siquiera la voz que se oía bajito
hablaba de ternura o de amor en suspiros.
Había en las urgencias de las caricias de ella
la lujuria de carne y la pasión del sexo.

Él hablaba y bebía y, muy de vez en cuando,
sonreía lo mismo que si los besos fueran
un combate de espadas que le abriera  las venas.
Él miraba asustado y vencido los dedos
de ella que buscaba en su cuerpo la muerte.

Allí mismo en el fondo más oscuro y más limpio
de la taberna anónima las estrellas brillaban,
desconocidas naves de galaxias lejanas.
Él era el territorio a conquistar y ella
la mujer más hermosa bendita de pecados.

La vi salir riendo mientras él, en un gesto
antiguo como el aire, rozaba su cintura.
En la calle la tarde olía a madreselvas
Y unos niños corrían felices sin colegio.
Entonces pensé en ti.
Y el camarero, cómplice, llenó otra vez mi vaso.

***


17 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

"El mundo no era el mundo/La vi salir riendo mientras él, en un gesto
antiguo como el aire,"
Después del obstinado frío de Lyon acosando mi cara, haces con estos versos que el calor vuelva a interesarse por mí. Gracias, Rodolfo.
Besos súper.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"Él hablaba y bebía y, muy de vez en cuando,
sonreía lo mismo que si los besos fueran
un combate de espadas que le abriera las venas."

Así da gusto empezar este día otoñal, la melancolia es aún más dulce.

Petons Rodolfo!

CARMEN dijo...

Me has dejado un buen sabor de boca con este precioso poema de amor.
Gracias por endulzarnos los Lunes con tus poesías.
Un abrazo y buena semana.

eigual dijo...

Rodolfo, pero qué bonito! Pero que escalofríos me han recorrido al leerte...

Gracias, gracias simplemente por hacer de los lunes un día maravilloso.

Alicia dijo...

Una escena entrañable y cercana.
Besos.

marialocaypeligrosa dijo...

Precioso. ES como quedarse envuelto en versos. Fíjate que hasta me trajo a la memoria casablanca.

Un besin,

I.

Isa. dijo...

Conforme lo leía, sentí que yo también estaba en ese bar.
Muy, muy, muy bueno este poema.

Anónimo dijo...

Hoy encendí la computadora pensando "hoy es lunes, habrá publicado algo??", y ahí estaba este hermoso poema. Siempre tan conmovedor. Muy bueno, da gusto leerte.
Un abrazo gigante desde Buenos Aires!!

Carlos dijo...

Qué hariamos sin esos camareros complies qeu llenan lso vasos?
sin esos recuerdos que cogen cualquier vereda para herir y gustar. un saludo amigo

Victoria Marín García dijo...

Me encanta este poema, en especial estos versos...
"Él hablaba y bebía y, muy de vez en cuando,
sonreía lo mismo que si los besos fueran
un combate de espadas que le abriera las venas"
Mis felicitaciones
Saludos

an dijo...

Todo lo supera usted...Saludos

jaime dijo...

Gracias.

Soltando Letras dijo...

Eres un genio describiendo escenas cotidianas, pero vividas desde dentro.

Lucina dijo...

Territorios por conquistar,
y Poetas sedientos de versos

Un beso Rodolfo

Ana dijo...

"Entonces pensé en tí..."

Qué bello Rodolfo!
Abrazo transoceánico.

Hibiscus dijo...

No sé cómo consigues que lo que sólo pertenece a la imaginación se convierta en una historia que puede olerse, verse e, incluso, tocarse.
Desde mi humilde opinión, una maravilla.
Un abrazo,
Cristina

Laura dijo...

Impecable