martes, 4 de octubre de 2011

Toda la Vida es Ahora. Buenos Aires 2

Rodolfo, Carlitos y Juan Ramón
Magnífica noche en Toda la Vida es Ahora radio, en buenos Aires. Una madrugada porteña. Una compañía magnífica. Una conversación cadenciosa y amable.


Carlitos, el alma de toda la Vida es Ahora y con él, Juan Ramón, padre de Piti Fernández. líder de Las Pastillas del Abuelo. Banda argentina que dice y canta. Comprometida y solidaria. Me traje un disco de ellos. No encontré otros, aunque tienen más.


Pero la noche fue extraordinaria, con Juan Ramón hablamos de tango, de los barrios que se citan en los tangos. Era ya la víspera de volver a España y no pudimos hacer lo que nos hubiera apetecido a Juan Ramón y a mí: salir a la calle, recorrer Buenos Aires de su mano. Escuchar su voz grave y limpia y sabia contándome cosas, fumando en las esquinas.


Querido Juan Ramón: nos veremos. Tenemos tantas cosas en común que no tenemos más remedio que volver a vernos. Gracias a todos los de Toda la Vida es Ahora. A los de la editorial que me llevaron y me atendieron con todo el cariño.


La distancia, Carlitos, Juan Ramón, todos vosotros, nunca será el olvido.



8 comentarios:

an dijo...

-"La distancia, Carlitos, Juan Ramón, todos vosotros, nunca será el olvido."
Qué bonitas palabras y cuanto sentimiento Rodolfo! siempre es un placer leerte!Saludos desde Baires

Diego Escribano C. dijo...

Me alegro que tuvieras una buena experiencia en ese Buenos Aires que espero conocer pronto.
Me gustaría saber dónde se puede comprar el libro "Un oficio de fracasos".Al parecer,la editorial lo tiene descatalogado.
Un abrazo

toda la vida es ahora - radio dijo...

Muchas gracias Rodolfo por tu amabilidad, por tu sencillez, por tu tiempo. Juan Ramon te manda un gran abrazo también y pronto volvera ese mágico encuentro entre dos hermanos del alma que se han encontrado. De mi parte fue un placer , un orgullo el haber compartido un grato momento que se repetirá , no tengo dudas , nos vemos en madrid pronto !!!
Carlitos Dyszel

Antonio dijo...

Que lujo lo que has vivido Rodolfo, y que detalle el contarlo, hasta donde se puede contar claro.....un abrazo
Antonio

Álvaro Dorian Grey dijo...

Buenos Aires... cuando te leo me parece volver allí, a pasear por el empedrado de San Telmo, por las peñas tomando vino o viendo llover sobre Corrientes... que ganas de volver
saludos y salud

Carlos dijo...

Como ya te comenté, nada mejor que esos buenos momentos compartidos con gente que vale la pena, que esa gente que riega la parte de tu corazón que guarda los buenos momentos.
Genial esas madrugadas compartidas.
Por cierto: A mi pequeño le gusta dormirse escuchandomé así que le duermo, cada noche, leyendo poesia Angel Gonzalez, Benedettí, Gil de Biedma... y ahora sus sueños empiezan escuchando "la blancura de la ballena"
Un saludo amigo.

Mª Antonia dijo...

Enhorabuena por su nuevo libro, por sus hijos y por escribir de esa manera.
Me han calado sus versos, Rodolfo.

Un saludo.

(¿Dónde puedo adquirir su último libro en papel?. Gracias)

Anónimo dijo...

Rodolfo, la verdad es que pasamos una noche muy linda e inolvidable. Fui el mas joven en esa mesa de gigantes aprendizajes para mi, traté de no perderme de nada y ojala hubieramos seguido charlando mucho mas.. Saludos y ojala nos volvamos a ver. Fernando Maidana