jueves, 22 de septiembre de 2016

A ti dejo mis cosas

Vuelvo a dejar perdidos en mis cosas
la palabra de amor que no te dije,
los versos a tu nombre, la cerveza
que unió algunas sonrisas, una noche
de música, tibieza de tu cuerpo.
Los sueños imposibles y la suave
caricia de unas manos, el perfume
de una piel habitada por los ángeles.
Y ahora, mientras leo tus poemas,
bendigo aquel momento y te deseo
que llegues hasta el borde de la vida,
a la luz de unos ojos y en tu cama
te busquen esas manos que tú anhelas,
y tu carne se abra a la tormenta.
Y cuando en una noche de nostalgia
te asomes al balcón de tu pasado
y añores el color de viejos días,
sentirás en la hora del insomnio
que algo ronda tu pecho y tus caderas,
será mi sangre viva que te busca
para besar tu piel como la lluvia,
sabiendo que yo nunca
voy a tener la paz de los vencidos.

12 comentarios:

Xan Do Río dijo...

Gracias, el final me ha hecho pensar. Un saludo.

Sara dijo...

También yo tengo esa sensación, esa sensación de no encontrar la paz de los vencidos.

Psicomotricidad Infantil. dijo...

Este poema pide ser cantado.
;-)

Azul dijo...

Que alegría volver, y encontrar tus palabras tan lindas como siempre... Me queda la sensación de que no llegué a irme del todo...

P.d: vuelvo, brújula en mano, a ver si recupero el rumbo..

Un abrazo!!

Ismael Aranda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Liedchen dijo...

Maravilloso, Rodolfo.

Un abrazo

Claudia Hernandez dijo...

el final...wow!!!

RECOMENZAR dijo...

Rodolfo me encanta lo que escribes

RECOMENZAR dijo...

sSé que me lees !!!!!!!!!!!me gustaria que me visitaras también :)!!!!!!!!!!!!!!

Candi Erin dijo...

Es como para decir lo que no puedo decir.

Anónimo dijo...

Hermoso poema. Atisbo de una cascada de condescendencia con un nostalgico ayer. Fuiste feliz, lo se. Que te van a hablar de amor!

Esteban P. dijo...

Hola Rodolfo, me tomo este atrevimiento, si pudieras viajar al pasado por un dia, cual seria ese dia q valdría la pena vivir?