miércoles, 30 de enero de 2008

El Severo Ochoa

Los jueces han exonerado al Dr. Montes y al resto de los médicos de urgencias del Hospital de Leganés, el Severo Ochoa. Se les acusó, por parte del gobierno de la Comunidad de Madrid, de aplicar sedaciones a enfermos terminales que llevaban a la muerte. En los medios más derechistas, fundamentalmente la Cope, se les trató directamente de asesinos. Los médicos, de una u otra forma, fueron expulsados del Severo Ochoa y han sufrido un doloroso calvario que ahora la Audiencia ha puesto fin. En teoría.

Porque lo cierto es que el gobierno regional y sus medios afines siguen insistiendo en que hubo mala práctica médica, diga lo que diga la sentencia. En este país las sentencias son aceptadas siempre que confirmen nuestras ideas, nunca cuando echan por tierra nuestras acusaciones. En ese sentimiento tan cristiano de nuestra sociedad, se le preguntaba al Dr, Montes si iba a exigir a sus acusadores que le pidieran perdón. El médico decía que él no perdonaba. No se soluciona nada con el perdón.

Los médicos del Severo Ochoa han quedado marcados y su sufrimiento sólo es superado por el de aquellos enfermos que han muerto entre dolores. Los médicos han tenido mucho cuidado en no aplicar cuidados paliativos, ante el temor de ser acusados de asesinos. Las consecuencias son cientos de enfermos que han pasado sus últimas horas en una agonía atroz.

Ese dolor no se palia con con perdones. La pérdida de confianza, el miedo al médico, no se arregla con perdones. El linchamiento moral y físico sufrido por los profesionales de la sanidad, no se cura con perdones.

Dice Ismael en una de sus canciones:
"
cuando mi cuerpo tirite y tenga lista la maleta
has de disponer
que abran las ventanas y me dejen marchar,
que la noche no duela".


Yo quiero también elegir el camino y su final. Todos los seres humanos tenemos derecho a una muerte digna, sin dolor, dulcemente, sin que duela la noche. Negarlo es negar el derecho a n nuestra propia vida.


Estoy con el Dr, Mon tes. no se puede perdonar. Hay que exigir justicia. Aunque sólo sea por el dolor causado. Por el sufrimiento de aquellos enfermos condenados a una muerte indigna.


28 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CARMEN dijo...

Buenos días Sr Rodolfo.
Esperanza Aguirre, no solo es una inepta, es lo peor que se puede ser, una mala persona.
Con esa decisión quiso sacar rendimiento pólitico y el desprestigio de la sanidad pública.
Cómo se puede ser tan ruin y no pensar en las personas que en sus últimos momentos están sufriendo y necesitan la sedación, el derecho a una muerte digna.
Hace muy bien el Dr Montes en no pernonar, hay cosas que no se pueden ni perdonar ni olvidar.
Se les ha hecho mucho daño por parte del gobierno de la comunidad de madrid y los medios de comunicación afines a todos ellos.
Un abrazo y que tenga un buen día.

Cecilia Alameda dijo...

Deberían acordarse de ellos todas las mañanas, cuando abren los ojos: de los enfermos que murieron sufriendo, sin alivios clínicos; de los familiares que los vieron lamentarse hasta el final, sin que nadie escuchara sus ruegos para que les aplicaran medicación; de los sanitarios que hubieron de negarse a aplicar los alivios... Pero no creo que se acuerden de ellos, salvo que necesiten sus votos para seguir en sus despachos.
Los responsables de la "ruina" del Severo Ochoa deberían pagar por lo que han hecho con todas esas personas. Por lo que nos han hecho a todos los madrileños.

Alicia dijo...

Desde luego yo como profesional sanitario y como persona, me siento en la obligación moral de aliviar el dolor a mis macientes, en el estado que fuere.
Si es al borde de la muerte con más motivo.
Creo que todos tenemos derecho a una vida y una muerte digna.
Creo que ningún miembro del gobierno de la Comunidad de Madrid está en condiciones de meterse en el trabajo de profesionales como el Dr. Montes y su equipo. No conocen la realidad que se vive en una UCI, no saben nada de la praxis médica y además no tienen ni un hilo de humanidad.
Celebro la sentencia, pero lamento mucho lo que han tenido que pasar estos médicos y sus enfermos, y todo, como siempre, con unos fines nada claros de la lideresa Esperanza Aguirre.

imanol dijo...

En todas partes he visto
caravanas de tristeza,
soberbios y melancólicos
borrachos de sombra negra.

Y pedantones al paño
que miran, callan y piensan
que saben, porque no beben
el vino de las tabernas.

Mala gente que camina
y va apestando la tierra...

Dorian Grey dijo...

Y, sin pedir perdón, siguen tirardo mierda. El consejero afirma que las muertes han bajado un 55% desde la destitución de Montes. ¿Qué afirma este titular? Luego se puede leer que no es cierto, aunque es difícil creer a cualquiera que este en el gobierno de la CAM.
Ver: http://www.elpais.com/articulo/madrid/atasco/urgencias/Leganes/subio/55/marcha/Montes/elpepiespmad/20080130elpmad_3/Tes
Mi solidaridad, como ya lo hice hace tiempo, con los médicos del Severo. "Severo me duele".
Espero que Montes lleve a los tribunales aquellos que ensuciaron sus nombres.

Isa dijo...

A día de hoy todavía hay leyes que prohíben el derecho a un muerte digna, a una vida digna, que prohíben el aborto... que prohíben tantas cosas que van en contra de la libertad del ser humano.
Yo no puedo decidir cuándo nacer, pero déjenme decidir sobre cosas que sólo a mí me corresponden y que pueden marcar el resto de mi existencia.
Llegado el momento... déjenme ir, no me retengan.

Margarita dijo...

Totalmente de acuerdo con ALicia y todos quienes han pasado por aquì, yo también soy profesional de la salud y espero poder siempre aliviar a mis pacientes, más en los momentos finales...

yo mismo dijo...

preciosa esa canción de ismael. ojalá olvidáramos nuestros sentimientos ideológicos, porque ni siquiera son ideologías, a un lado y apoyáramos las causas justas. ¿por qué seguir insistiendo en lo que está demostrado que no fue? ya se ha hecho daño suficiente, es verdad que ya no hay perdón que lo cure, por qué seguir urgando en la herida. si se callase el ruido...

ojalá la justicia creciera en los árboles. un abrazo, rodolfo.

Piluchi dijo...

Hay cosas que no se pueden perdonar... las que marcan una vida y a la vez la muerte quizás sean de esas que no pueden perdonarse... quizás sea imposible hacerlo... es cierto que la justicia consuela, aunque a veces ni eso, para que engañarnos, pero al menos habrá justicia...

Esa canción de Ismael me emociona... me emocionó desde la primera que la escuche... es una verdad muy grande... tenemos derecho a elegir una muerte digna, o al menos deberíamos tenerlo...

Muchos van de muy cristianos sí, y hablan de que es Dios quien decide cuando debemos morir y no nosotros mismos... que pena que sólo se acuerden de su Dios cuando les viene en gana, que lástima que no se acuerden siempre de él...

Un abrazo Rodolfo... como me gusta pasar por aquí, este espacio en el que nos haces reflexionar un poco todos los días... Gracias...

Miguel Martorell dijo...

yo soy cristiano casi x necesidad, pero no comparto muchos puntos de los q deberia sentirme de acuerdo, y este es uno de ellos.
Nadie debería decidir cuando debes morir, si es que se puede elegir este momento, solo uno mismo, sabiendo lo q esta sufriendo o no.
Yo mientras me apunto a celebrar este pequeño milagro de estar vivo.
Un saludo!

elmundano dijo...

Güemes, yerno de Fabra, es el heredero de Lamela. Sus declaraciones han sido lamentables. Empezando por el tono de chulería con el que responde a lo del perdón y terminando con la falsedad de la mejora en la gestión de Urgencias del Severo Ochoa (como publican El País y Público)

Otra mentira más: El PP no tiene nada que ver con la denuncia. Cuando fueron ellos, vía Lamela, quienes iniciaron la caza.

El que sigue missing es Lamela (que proviene del equipo de Rato al igual que Romero de Tejada, el del tamayazo)

UB dijo...

No por repetir una mentira muchas veces se vuelve más verdad.

Rateta miracels dijo...

Nadie nos pidió permiso para darnos la vida, así que al menos que nos dejen elegir cómo morir. No creo que nadie quiera ver sufrir a nadie, y menos a sus seres más queridos. Quedarte sin esa persona tan importante es duro, pero piénsalo: más duro es saber que está sufriendo y que por cabezonería de algunos, acabará así sus días. Si el final va a llegar igual, porque no dejar que al menos esos últimos momentos no sean de sufrimiento? Pensadlo.. creo que merece la pena reflexionar sobre ello

Azul dijo...

El lema es algo así como ensuciar, ensuciar, que al final algo queda... sembrar la duda, el insulto y llevar a puerto un juicio paralelo y manipulado, del que al final, las unicas víctimas son los enfermos...

Las sentencias las dan solo los jueces, estudian para ello, e incluso así hay veces que se equivocan... creo que no debería ser tan fácil y "barato", dictar sentencia como ellos hicieron...

Vergonzoso...

Un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Es algo atroz. Ya la muerte es desoladora en sí misma, no habría que agregarle desastres artificiales. Es doloroso. Pareciera que algunas cosas se entienden mal o no se entienden. El deber y el querer, la obligación y el sufrimiento del otro. Todo se mezcla y forma un pantano de arenas movedizas.

(Severo Ochoa merece ser el nombre del comisario malo en alguna novela situada en el lejano oeste).

L.K.M.L dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
L.K.M.L dijo...

Le entiendo Señor, es verdad lo que dice, y triste la situacion de los medicos en este caso.

Alargar la vida a un enfermo es simplemente alargar su sufrimiento.

Nosotros lo vivimos con mi abuela, hace apenas unos meses, desde mayo hasta noviembre estuvo en una horrible agonia y aunque estaba en casa tenian que darle medicamentos para mantenerla con vida a pesar de que ella ya no queria, ni siquiera el medico que la estaba tratando consideraba eso como valido, porque estaba alargando el sufrimiento de mi abuela, ella tenia osteoporosis avanzada, cancer en los intestinos, solo le funcionaba el 25% de un solo pulmon, y ademas de eso tenia mucho liquido en los dos pulmones, el oxigeno no ayudaba y ella sintio mucho dolor. El doctor tenia que darle medicamento, porque si no lo hacia estaria quebrantando la ley y seria acusado de asesinato.

Asi vivio la abuela sus ultimos dias, agonizando horriblemente durante 6 largos meses, en contra de su voluntad y encontra de la nuestra. Recurdo perfetamente esa cancion de Ismael, "Testamento vital", su disco salio en Septiembre y la abuela ya estaba muriendo, me identifique tanto con esa cancion que hasta el dia de hoy, cada vez que la escucho pienso en la abuela, su cuarto y esas ventanas cerradas que estaban a un lado de su cama, esperando ser abiertas para dejarla marchar.

Como algo totalmente ironico, cuando la abuela murio, a vario kilometros de aqui, en el DF diputados y senadores aprobaron la "Ley Protectora de la Dignidad del Enfermo Terminal" o "Ley del testamento vital".

Ese dia llego tarde para la abuela y sus meses de agonia.

------------------
Es injusto lo que sucede alla y lo que sucede aqui.

Luis Angel dijo...

Sabes... yo estuve durante algunos semestres en la carrera de medicina. Ese tiempo me dio la luz para saber que la función de un medico no es solamente sanar los cuerpos, sino también las almas, de que el fin es preservar la vida a cualquier costo pero también tengo la idea de que es su función dar una muerte digna, aliviar el sufrimiento y si, como dice Ismael abrir las ventanas y dejar marchar. Dar una muerte digna y sin dolor. Yo me pongo a pensar, todas aquellas personas que se oponen o que han discutido tanto este embrollo ¿no se habrán puesto nunca en el lugar del enfermo?

Paseando por tu nube dijo...

Amigo, he sentido la ausencia de tus lecturas en mis despertares, pero he tenido un viaje de trabajo, ya de vuelta intentaré ponerme al día, hoy para abrir boca nos expones con toda claridad un tema demasiado caliente y doloroso para quienes lo tuvieron que sufrir de una y otra parte (enfermos y médicos) por supuesto quienes no notaron ningún dolor ni físico ni el de la destrucción de su carrera laboral, fueron los políticos que tan a la ligera montaron la verbena que en ese momento les interesaba. Muy muy triste e indignante.
Un beso Rodolfo

difistinto dijo...

Ayer noche pense que mi alegria desvordaria las paredes de mi casa.De mayor quiero sentirme como tu, con la certeza de tener un hijo querido por muchos y respetado por todos. Me parece increible el lugar donde ha elevado el lago y las imagenes de seriedad en aquella barca azul se concilian con todo mi pasado.
La vida, puede crear pequeños milagros.Y asi deberia ser, creados por nosotros y eligiendo el momento de dejarlos de crear.Nuestras propias decisiones, sin dolor ni molestias.
Agradecida a todos los afectos de tu familia y a ti elevo parte de mi corazon para enviarte desde mi pequeño mundo la certeza de conciliarme con lo que veo alrededor.
Justo donde Ismael canta en un "desmai caigut" con su guitarra, es
mi pequeño paraiso. Te invito a que pasees por alli en verano y mas adelante pasees por " el bosc de can Morgat" un bosque magico, con varios duendes que lo habitan. Desde alli,la vida parece inmensa.La vida obtiene valor.
Muchos besos.
Te envio este link donde hay varias fotos del lugar.
http://elssensenom.blogspot.com/
Buen dia y buen fin de semana!!!

Fernando S. dijo...

estimado Rodolfo...voy a dedicar la semana que viene y la siguiente a poner poemas de mis amigos poetas y conocidos si te apetece enviame uno...gracias.

f.

Paula dijo...

Rodolfo Serrano,
Primero quería agradecerle por la información de sus libros!!! lo tendré en cuenta, solo tendré que ver el costo, la diferencia que existen entre ambas monedas es importante!!!
Por otro lado quería hacer un comentario respecto a la noticia que he leido, "El Severo Ochoa", es increible que pasen este tipo de cosas, como bien dije en otro comentario, me encanta leer lo que escribe porque me hace entender que no existe país perfecto. No puedo creer que muchos crean que un médico, con tantos años de estudio, intente lastimar a un paciente, lamentablemente ellos saben lo que hacen, es por eso que eligieron esa profesión, admiro a los médicos, y conincido con usted, yo también prefiero una muerte que no duela, ya bastante se sufre de vivo. Le agradezco nuevamente por todo.
Saludos.
Paula Hellmuth.

Miguelton dijo...

Y responsabilidades políticas a quienes corresponda, y reparación pública y profesional de los médicos, y la dimisión del Lamela ése y de la Señora Rottenmeyer... Todo en el caso de que estuviésemos en un país normal. Pero ni diñarla tranquilo le dejan a uno, los criptofascistas éstos

....sariTa!!!* dijo...

En fin, lo que hay que ver y oír.
No puede entrar en mi cabeza cómo, a pesar de la sentencia, la señora Esperanza Aguire siga diciéndo que están bien echados, que está bien cómo les ha fastidiado la vida, que está bien el sufrimiento de esas personas que no han podido morir dignamente. Con sus palabras, aunque no textualemnte, esta diciendo todo eso.
También es increíble como Rajoy pasa olímpicamente del tema y se atreve a decir que no está muy puesto en el tema, que no sabe de qué va la cosa.
¡Es una vergüenza!

Quería añadir un comentario a tu anterior entrada. Está claro que lo único que quiere es votos. Hay muchas otras cosas que necesitan más el dinero e invertir en ellas. Entre ellas, la Terapia Ocupacional. No quiero decir con esto que sea la más importante, ni mucho menos, pero es muy importante. Seguramente poca gente sabrá de qué hablo. Es un rama de la salud que se encarga de ayudar a personas discapacitadas de cualquier edad, sexo,etc. a vivir de la forma más independiente posible y con la mayor calidad de vida posible. Desgraciadamente nuestro país invierte muy muy poco en este tema, no se costean investigaciones, por lo que no se hacen, no se da le promociona, se le ignora y, señores, es el futuro!Ya me dirán quién se va a encargar de ayudar a los pobres ancianos del país a salir adelante y vivir lo mejor posible, y más viviendo en un país en el que cada vez hay más y más ancianos.

Después de esta pequeña charla, me despido.

Un saludo!

Lucía dijo...

Hola, soy nueva por aquí, me encanta leerle cada día, nunca me he atrevido a dejar aquí ningun comentario, pero hoy me he animado.
Considero que es indignante y me llena de rabia pero sobre todo de dolor, que todavia se cuestione el sufrimiento de las personas, ese dolor que no hay palabras ni siquiera para expresar, que solo conocen los que lo han vivido y sus familias.
No creo que exista perdon posible, los afectados ya no pueden perdonar y las familias tampoco podrán olvidar ese sufrimiento.

Un saludo y me han encantado sus libros, Toda España era una carcel y un único crimen los otros todavía no los he leido.

Anónimo dijo...

Hay veces que me faltan palabras para expresar. Tristemente a menudo, últimamente, esta sensación de indignante cabreo.
Por eso te leo. Tú siempre tienes las palabras precisas en el instante concreto. Leo con atención tus versos y oraciones, asintiendo con la cabeza, disfrutando de la generosidad con la que nos los regalas.
¿Viste ayer "59 Segundos"?Tremendo. Nauseabundo. Lo reconozco, tuve que apagar la tele. Será que soy débil o que, con el tiempo, me he vuelto una radical intolerante, pero no pude aguantarlo.
Después de decir varias lindezas sobre el Dr. Montes y su equipo durante todo el debate, el señor Miguel Ángel Rodríguez, "periodista" y portavoz del Gobierno de Aznar durante los años 1996-97, pasó al insulto directamente. Llamó, ni más ni menos, que "NAZI" al absuelto por la Justicia Dr. Montes del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Está colgada toda la escena en el You Tube (he tenido que volver a ver el vídeo para terminar de creerlo).
Nazi. ¿Tendrá acaso este señor la más mínima noción de lo que esta palabra significa? Prefiero pensar que no. ¿Habrá visto alguna vez en su puñetera vida las fotografías de los cuerpos mutilados, rebentados, de aquellos que sirvieron de cobayas en bárbaros "experimentos" para los mal llamados "médicos" (yo no creo en absoluto que se les pueda calificar así)nazis?
Desde luego, una cosa tengo clara. Como leí decir a alguien no hace mucho en el periódico, para sentir hay que tener, antes que nada, éso: capacidad para sentir. Para que algo duela, hay que tener primero de todo, capacidad para captar, percibir, entender...
Supongo que no todo el mundo tiene tales capacidades. Es la única explicación que se me ocurre.

manly dijo...

En todos los medios de comunicación se pasa por alto que la sentencia lo que dice realmente es que "el análisis de las historias clínicas realizadas no permiten admitir o descartar mala praxis, y por lo tanto no se puede llevar a cabo acusación tan grave". En una sentencia no es lo mismo decir "es inocente" a decir "no es culpable".
Datos objetivos de la cuestión es que para la sedación paliativa a enfermos terminales hace falta consentimiento familiar y en 151 historias revisadas del Severo Ochoa, en 57 no consta esta autorización. En 169 historias analizadas hubo 73 sedaciones inadecuadas o no aconsejadas y 4 contraindicadas. El servicio de urgencias de ese hospital dio la tasa más alta de muertes de todos los hospitales del resto de España, bajando un 50% desde que cesaron al Doctor Luis Montes.El mismo Colegio Oficial de Madrid, el 2 de Junio confirmó la existencia en el hospital de mala praxis.
Los datos cantan aunque no se pueda probar nada. Mi opinión personal es que se está politizando el asunto y esto hace que no se vea de forma objetiva sino que se manipule toda información al respecto.