miércoles, 16 de enero de 2008

Gallardón

Habrá que escribir algo de Alberto Ruiz Gallardón, persona por la que -advierto y reconozco- guardo un cálido afecto. Lo conocí y lo traté cuando yo hacía la crónica parlamentaria en la Asamblea de Madrid y me pareció un hombre afable, culto e inteligente. Nuestra relación no ha ido más allá. Nos hemos saludado cuando nos hemos visto, nos hemos preguntado por los hijos y hemos hablado e intercambiado libros.

Así que no se puede decir que seamos amigos de cañas y vinitos, aunque es verdad que en lo personal me cae bien y, al menos conmigo, siempre se ha comportado de manera amistosa. Es difícil para mí, por tanto, analizar su situación, tras el rechazo sufrido en su partido. Pero, dicho eso, y por honestidad,me gustaría decir algunas cosas. En primer lugar, dejar patente que, a mí, al menos, no me ha sorprendido.

Ruiz Gallardón no es un hombre de izquierdas y yo no puedo compartir las ideas que tiene en política. Ruiz Gallardón sabe en qué partido está. Creer que el aparato del PP iba a plantearse siquiera la posibilidad de que iniciara una carrera para sustituir a Rajoy, en el caso -Dios lo quiera- que pierda las elecciones, parece un tanto ingenuo. El PP es un partido que cada vez más se va radicalizando hacia posiciones de ultraderecha. Cualquier aire renovador no puede ser admitido por una cúpula dominada por la ideología más rancia y reaccionaria.

Por eso digo que a mí, al menos, no me ha sorprendido en absoluto. Ruiz-Gallardón lo tenía perdido antes de empezar. Confieso que no le he votado nunca. Y no entra en mis planes hacerlo en el futuro. Pero he de admitir que algunas cosas del alcalde me han parecido bien. Y que su ambición como alcalde ha ido en muchos casos en beneficio de la ciudad. A pesar de todo, preferiría a otro, salvando, como ya he dicho, los sentimientos personales.

En cualquier caso, me da la impresión de que esto no es más que una tormenta en un vaso de agua. Ni el PP va a perder votos ni creo yo que Ruiz-Gallardón vaya a dejar la política. Y, que queréis que os diga, al final esto es un asunto interno del Partido Popular. Allá ellos. Y otra cosa: entre nosotros, a la izquierda le viene muy bien que haya un PP reaccionario y ultraderechista, incapaz de ocupar espacio de centro. Al fin y al cabo, la izquierda hegemónica, el PSOE, vamos, es cada vez más de centro, conque miel sobre hojuelas, ¿no?

Y, además, si lo que le ha pasado a Ruiz-Gallardón ha llenado de alegría a gente como Jiménez Losantos quiere decir que no puede ser bueno para nadie.


20 comentarios:

AROA dijo...

buenos días rodolfo
na más
que a ver qué noticias nos cuenta el día hoy
que ayer escribí tantas veces la palabra 'gallardón' que...
a mí, de todo lo lejos que le puedo mirar, mucho, mucho, no se me atraganta
como se emociona cada 2 por 3, me ablanda, me ablando...

que buenos días

nos viene muy bien

un abrazo

VICTOR ALFARO dijo...

Recuerdo unos ripios de Sabina (que también tiene cierto afecto personal hacia Gallardón) que decían algo así como "Qué gallardín Gallardón/ yo solo subo a los trenes/ que lleva Rosa León" )
Muchos abrazos Rodolfo, tienes un e-mail.

acadanare dijo...

Lo malo es que están consiguiendo inocular su ideología rancia y ultra en bastantes personas que, leyendo ciertos periódicos y, sobre todo, oyendo cierto programa de la Cope, se han radicalizado hasta extremos que recuerdan los años del franquismo.
De otro lado, yo me pregunto ¿por qué uno, que se ha presentado a las elecciones para un cargo concreto, tiene ese afán por cambiar de puesto? ¿Por qué todos los periódicos ponen en portada la foto de un señor al que nadie, salvo él mismo, ha postulado para ser diputado y sucesor del jefe? ¿No huele todo a un montaje mediático fraguado en el despacho del susodicho?
Y algo más, Madrid es una ciudad caótica, sucia y destartalada. ¿Quién NO ha conseguido convertirla en la ciudad moderna y confortable de la que se presume en los cientos de productos promocionales en los que se gasta la pasta el consistorio?

imanol dijo...

Estos debates me recuerdan aquellos que se suscitan entre quienes con un porcentage de coincidencias cercano al 99 % se intentan retroalimentar sobre el 1% restante. Así siendo dos personajes dentro del PP, con una proyección pública impresionate, unas políticas más que comunes, en definitiva, por sus obras les conocereis, fieles representantes de la derecha más radical, nos entretienen con sus cuitas en beneficio de la desastrosa oposición realizada por Rajoy. Lo que si creo es que si uno es dueño de sus silencios y prisionero de sus palabras, en el caso del Sr Gallardon, deberia actuar en consecuencia. Mientras el báculo, mitra e incienso campeando a sus anchas. Me da igual en marzo el adversario es la derecha mas alla de quien la represente en "forma humana", por que su alma es la del 36: nacionalcatolica en la moral, retrógada en los social y ultraliberal en lo ecónomico.

Marinero en Marte dijo...

pero hay algo peligroso en todo esto y es que el PP confirma una vez más su rumbo hacia la extrema derecha, y eso yo creo, que un partido que cuenta con tantos votos y apoyos, que tenga esos tintes ultraderechistas va a ser muy peligroso.
por otro lado decir que Gallardon no sé si me pareció un político razonable objetivamente o me pareció un político razonable para estar en el partido en el que está.

Anónimo dijo...

Este debate me recuerda el gag que hacia el maestro Gila, que conocia dos que mataban pero a uno le caia mejor por que mataba "suave". Yo de entre los dos a ninguno.

Dorian Grey dijo...

En algo no estoy de acuerdo. El PP si va a a perder votos, votos de gente de centro-izquierdas descontentos con el PSOE y que veían en Gallardón esa moderación, esa separación de la ultraderecha (sin dejar, no olvidemos, de ser de derechas)Aznariana, además de gente joven que podía ver en él a alguien más cercano que el trío lalala (Acebes-Zaplana-Esperanza).
Debo reconocer que esta derecha, cada vez más, se está radicalizando y asusta sus dirigentes (Cope, Losantos, Pedro J, Aznar, Espe, conf. episcopal, etc..)
Un saludo

Medusilla dijo...

Tal vez, en el bando derecho, debería ocurrir lo mismo que en el bando izquierdo. Que hubiesen varios partidos. Cada uno con su postura. Pero lo malo de la derecha, es que están todos los puntos de vista en un mismo saco.Un mismo saco llamado PP. Centro, derecha y ultraderecha. Y para terminar de pifiarla, todos los cabecillas son de ultraderecha. Por eso pienso, que Gallardón debería crear un partido nuevo. Un partido donde puedan votar esas personas que no son de mentalidad ultraderecha, pero tampoco de izquierda. Y entonces veríamos cuantas personas son de verdad partidarios del PP. Un saludo a todos.

Alicia dijo...

A mi me parece que el PP está tan preocupado por la sucesión de Rajoy porque ya tienen asumido que el 9 de marzo no ganarán las alecciones. No sé. Eso espero.
Un beso Rodolfo.

Azul78 dijo...

Yo no estoy de acuerdo en algo, y es en que el PP no vaya a perder votos... porque creo que se vota de forma muy personal, es decir... se vota a las personas, no a los partidos, a pesar de que eso suele ser un error tal y como están planteadas las elecciones aquí...

Gallardon, es buen político, al menos a mi me lo parece... de esos que aunque no estés de acuerdo, no puedes dejar de escucharle... porque sabe plantear sus opiniones, argumentarlas y defenderlas... es algo de lo que carecen un alto porcentaje de políticos, que se limitan al "y tu mas"...

Gallardón es una gran pérdida para el PP, porque era el único que no inspira lo que inspira la vieja cúpula con acebes y zaplana a la cabeza, seguidos de cerca de la desEsperanza...

Está claro que el PP está viajando a la ultraderecha, no se si tanto en sus politicas como en sus comportamientos, lo malo, que sus "seguidores", se ven inhundados de ese "viaje"... peligroso sin duda...

Un saludo

lunazul dijo...

Buenas tardes, Rodolfo.

Como ya dije ayer, a mí me da pena por Gallardón, no le conozco pero me cae bien, aun siendo de izquierdas. Pero bueno, en algo creo que estamos de acuerdo tod@s: nos viene de perlas que la derecha se radicalice porque la mayoría que anda "entre dos aguas" prefiere votar un partido moderado y de centro que a uno de ultraderecha. Y la imagen de Gallardón era más moderada que la de todos los mandamases del PP, por eso reniegan de él y prefieren contar con Pizarro, ex presidente de Endesa, para nº 2 en las listas.

Para ellos hacen, desde luego.

Por cierto, nadie ha comentado nada de algo que escuché sobre Gallardón y un posible desmarcamiento del PP creando un partido propio. ¿Se sabe algo?

Un saludo para tod@s.

difistinto dijo...

Tengo tendencia a ser bastante rebuscada en temas de estrategias politicas como buena hija de padre estrambotico.
A mi forma peculiar de ver la noticia, desde el sentir primario de su golpe de realidad es que si, que quizas pierdan votos que quizas todo sea una estrategia para desterrar un poco del poder al simpatico Gallardon ( desde algunas partes catalano- parlantes, curiosamente tambien nos parece simpatico, quizas de unico del pp) Asi es y fue mi impresion primera.

Pero... no estamos tratando con politicas antiguas, saben lo que hacen y lo que deben hacer ante las grandes masas y se me ocurren dos cosas.

Sensibilizar a la parte de la derecha con la sensacion de rechazo
y aumentar el ego de la parte izquierda con la sensacion, vamos a ganar, descartando lo mejor que tiene el adversario.

Asi que, nada me creo, nada siento.
Solo estoy a la espera de la estrategia segunda.Que es la que seguro golpea el voto de un lado hacia otro.

En fin! A veces lo poco explicado se va por los caminos menos esperados....

Cuidate.

Ove dijo...

Siendo avaricioso, me alegro un montón por esta decisión de Rajoy... Como militante de izquierdas que soy, es una satisfacción que Gallardón no vaya en las listas del PP. Pero se me ocurre una cosa, no estamos sobrevalorando un poco el asunto? Me explico, algun madrileño votaría al PP solo por conseguir que Gallardón llegué al congreso? Yo creo que no, un voto al PP no sería un voto para Gallardón sino a Rajoy para que alcance la presindencia del gobierno. Estamos hablando de unas elecciones generales en las que, aunque nuestro sistema en teoría no funcione así, votamos a quien queremos que sea nuestro presidente. Suele ocurrir que, salvo que se esté al día de la política de tu ciudad o región, a quien votas es al canditao para la presidencia, llamese Rajoy, Zapatero, Llamazares, etc.

En mi opinión, si Gallardón fuera valiente, crearía un partido de derechas de verdad, no de la derecha rancia, reacionaria y manipuladora en la que se ha convertido el PP. Un partido así, pondría las cosas muy difíciles tanto a los de un lado como a los del otro.

Un abrazo Rodolfo, y un verdadero placer leerte...

Paseando por tu nube dijo...

Ay esa pluma de periodista te cubre muy requetebien, me ha gustado tu crónica de hoy, sobre todo me gusta ver como distingues y respetas la parte personal.

Tienes razón en muchos de los razonamientos que has expuesto. Pero viendo estos guiñoles desde la barrera que tanto me divierten, creo que estan lavando sus trapos sucios en la calle para alegría de muchos de los que disfrutamos de esa majadería rancia del PP.

Un beso Rodolfo

Ana dijo...

Políticamente hablando no me da ninguna pena que Gallardón no entre en las listas, de hecho, me alegro, así se demuestra la orientación hacia el extremo que está tomando su partido.
En cuanto a él como persona, creo que no quedará mal posicionado si se retira de la política. Menos pena aún.
Están pegando fuerte estos 2, a ver a qué conclusiones sacamos el 9-M.
Un abrazo

Eduardo Cassano dijo...

Yo pienso que el PP va a perder votos, y pocos, que probablemente le cuesten a Rajoy las elecciones, máxime cuando dicen que actualmente están en un empate técnico.

Yo nunca he votado a Gallardón, entre otras cosas porque vivo en Barcelona, pero reconozco que es el político que mejor me cae, al margen de sus ideas, que al fin y al cabo es lo importante y por lo que se debe votar.

Por una parte me da pena lo que le ha sucedido, por lo que pasa en cualquier empresa, la envidia de unos sobre otros y las zancadillas que se ponen. Al final lo pagará el PP, y Rajoy en este caso, por no saber gestionar correctamente la situación.

Saludos Rodolfo.

....sariTa!!!* dijo...

Me gustaría comentar un par de cosas:
Lo primero, que tienes razón en eso de que toda esta historia le viene bien a PSOE, la crisis internas de un partido siempre benefician al "otro".
Pero no estoy de acuerdo en otra cosa. Creo que esta historia si que le ha hecho perder votos al PP de cara al 9 de marzo, sobretodo, como he leído en un comentario, de la gente de centro-izquierda descontentos con la política del PSOE que veían en Gallardón una buena alternativa.
Sinceramente, estas divisiones internas del PP vienen bien.

Un saludo.

montse dijo...

Una vez mas esta claro cual es la mano que mece la cuna del PP. Sigo pensando que Aznar tiene mucho poder en el partido y Rajoy “interesado el” se deja llevar.

El PP no va a perder votos, la derecha no castiga a sus políticos.

Pablo dijo...

A mi no me estrañaría que Gallardón llegase a ser el próximo presidente de España, después de Zapatero, sin que el PSOE deje de gobernar.

Gallardón sigue una ideología politica similar a la de las socialdemocracias escandinavas, que también son un referente para Zapatero. Es decir, progresismo en cuanto a derechos civiles, y liberalismo en los aspectos ecónomicos.

Un saludo !!!!!

UB dijo...

Si Rajoy quiere hacer un partido de enanos y no de gigantes lo acabará pagando, porque Gallardón representa la derecha moderada y moderna y hubiera tenido mucho tirón entre un sector de la gente joven. Pero está visto que sólo quieren un partido de meapilas y rancios.