lunes, 16 de junio de 2008

Miguel

Me acuerdo de él muy a menudo. Dicen que nadie muere si alguien lo recuerda. Y será por eso que quiero recordar a mi amigo Miguel, muerto hace ya muchos años en un absurdo accidente de automóvil. No importa cómo nos conocimos, pero el caso es que nos hicimos inseparables. Raro era el día que no nos veíamos, que no hablábamos.

Siempre sonriente, siempre con el último chiste -muy malos, por cierto-, siempre buscando alguna ocasión para cantar alguna de Zitarrosa. Le encantaba Alfredo Zitarrosa. Yo le había grabado en una vieja cinta uno de sus discos y él me cantaba las canciones en cuanto veía una oportunidad.

Conoció a una muchacha en una de esas conversaciones de la calle. Fue un flechazo mutuo. Él ya algo maduro y ella, apenas una niña. Vivieron una historia de amor apasionada y breve. Y recuerdo como una noche me contó que cuando la conoció, la primera vez que durmió en su casa, la dejó dormida en su cama, bajó a una iglesia que estaba al lado y se puso de rodillas. "Di gracias a Dios, fíjate", me contaba, "por haberla conocido".

No sé si creía en Dios. Pero me dijo que era una forma de vivir su alegría, de hacerla patente. Luego aquello acabó. Acabó como acaban estas cosas. Ella vivía en Barcelona y las visitas de uno y otra se fueron espaciando. Fue un final casi feliz, tranquilo. Más tarde conoció a otra muchacha. Fue un romance más largo y más intenso.

Tenía una gran cultura forjada a base de lecturas apresuradas y dispersas. Escuchó mis fracasos y mis triunfos y yo escuché los suyos. No sé muy bien qué nos unía. Pero lloré amargamente cuando esta segunda muchacha me llamó para decirme que había muerto, que una noche, volviendo a casa, murió en un extraño accidente. Había ido a buscarme como tantas noches, cuando yo salía del periódico. Esa noche yo no pude acudir al encuentro.

Años después recibí una carta de la mujer que le había amado. Me hablaba de él con un afecto enorme. Y se despedía diciéndome: "Soy aquella a la que tanto quiso tu amigo Miguel".

39 comentarios:

Sigrid dijo...

Hola Rodolfo:

Precioso homenaje a un amigo que sigue vivo en tu corazón.

Consuela saber que a pesar de haber muerto joven, fue un hombre que vivió. Que vivió apasionadamente, la música, el amor, la amistad.

Te mando un beso fuerte donde quiera que estés Miguel.

Y otro para tí Rodolfo.

CARMEN dijo...

Estoy completamente segura, que allá donde esté Miguel, se siente muy orgulloso de haberte tenido como amigo.
Por si hoy te encuentras un poco triste con los recuerdos, te mando desde este rinconcito del Mediterráneo, un fuerte abrazo.

Miguel Ángel dijo...

¡Bonita historia, y bonito recuerdo!

Isa dijo...

Precioso Rodolfo.

Un saludo y un fuerte abrazo.

Paseando por tu nube dijo...

Enhorabuena a tí que supiste lo que es la eterna amistad, seguro que ademas de recordarle, muchas veces te descubres a tí mismo hablándo con él o tarareandole una milonga de Zitarrosa.

Poema por milonga (A.Zitarrosa)

Hoy anduvo la muerte buscando entre mis libros alguna cosa… Hoy por la tarde anduvo, entre papeles, averiguando cómo he sido, cómo ha sido mi vida, cuánto tiempo perdí, cómo escribía cuando había verduleros que venían de las quintas, cuando tenía dos novias, un lindo jopo, dos pares de zapatos, cuando no había televisión, ese mundo a los pies, violento, imbécil, abrumador, esa novela canallesca escrita por un loco... Hoy anduvo la muerte entre mis libros buscando mi pasado, buscando los veranos del 40, los muchachitos bajo la manguera, las siestas clandestinas, los plátanos del barrio, asesinados, tallados en el alma...

Un beso Rodolfo

Felipe dijo...

Se echa de menos ha aquellas personas con las que has compartido historias, ilusiones. Y a pesar de estar, de alguna manera vivo, en tus recuerdos, en tus versos, en tus palabras, te queda la amrgura de saber que no volveras a sentir su voz, su presencia.
No se como te sentiras en estos momentos, a mí me has dejado muy triste, por que entiendo tu vacio, por que estoy sintiendo ese vacio, esa espera del amigo que no volvera.
Yo también perdí un amigo, de repemte sin esperarlo.
Su vacio todavía no ha sido llenado.
Lo siento...
Un saludo

montse dijo...

Una historia muy triste Rodolfo y un gesto muy bonito el recordarle.

Dices que murió en un absurdo accidente y en un instante he recordado a mi hermano. El también murió en un absurdo accidente cuando tenía 18 años.

Pero la vida es así y solo nos queda esto, recordarles con cariño, por todo lo que compartimos, por lo felices que fuimos juntos...

Un abrazo.

Margarida dijo...

Pues que forma mas bonita de empezar un lunes he tenido!. Leyendo asi estas cositas tan lindas que escribes y evocas...

difistinto dijo...

Hay algo mágico en las palabras cuando descubren vivencias. Son capaces de darnos a conocer la esencia humana de quien escribe.

Muchos lo intentaron y no supieron hacerlo ni en una letra de toda una vida literaria.

Quiero agradecerte,una vez más, que nos expreses como eres, como ves, como estás y que así sepamos que esta vida aún guarda bellas personas.

Gracias buen amigo.
Buenas noches, Miguel.

Mon

Álvaro Dorian Grey dijo...

El verdadero homenajes se lo das siempre que te acuerdas de él y rememoras viejas batallas perdidas y algunas ganadas.
Un abrazo.
saludos y salud

My dijo...

Seguro que más de una vez también se arrodilló en alguna otra iglesia para darle las gracias a Dios por haberte conocido a ti también.

Un abrazo Rodolfo.

Anónimo dijo...

Também eu, há bem pouco tempo, vi partir uma amiga(maldito cancro!). Uma dessas amigas que nunca se perdem, mas que quando partem, nos deixam a alma mais vazia...porque nos tornaram tão ricos em afectos.
Resta-me a alegria de tê-la tido como amiga.
Um abraço e obrigada por partilhares connosco estes momentos. Ana

Eclipse dijo...

snif! triste pero en cierta forma hermosa, esta historia de amor y amistad...
ya entreveo que me acordaré de Miguel cada vez que escuche a Zitarrosa, el hombre que me regaló mi primer nombre.
besos para ti, Rodolfo.

Sebas dijo...

BRINDO CONTIGO, POR TU GRAN AMIGO!!!

SALUD...

JUAN MANUEL VELA dijo...

Como sé que te gusta y que en ocasiones haces mención a ella, ahi va:

No servir
No gobernar
No retroceder
Ni un paso atrás

Sin líder a quien adorar
Ni izquierda ni derecha
que me obligue a avanzar
Desconfiado como un animal
que defiende su espacio vital

Porque mi patria son sus caderas
Su labios rojos mi bandera
Mi destino escrito en su mirada
Territorios libres

No sacrificar nada personal
y por el poder jamás pelear
Quiero celebrar triunfos en soledad
junto a las proezas de la gente normal.

Desde que nacemos todos vamos perdiendo algo.

un abrazo

Arcángel Mirón dijo...

Qué homenaje tan hermoso, Rodolfo. Es muy emotivo.

Un abrazo.

eva dijo...

Es verdad siempre mantenemos viva a esa persona querida en nuestros recuerdos, boinito homenaje a tu amigo Miguel, una pena siempre los accidentes de coche. Un beso enorme

olga 73 dijo...

Rodolfo,
hoy en la familia hemos perdido a Jason, el hijastro colombiano de mi tío. Ha muerto en El Líbano, dicen que por una mala maniobra.
No sé si sabremos algún día la verdad. Sólo sé que era lo único que tenía su madre, y que no me la quito hoy de la cabeza. Yo tengo dos hijos y realmente creo que es anti-natura ver morir a un hijo, y más ella, que era hijo único y sólo ella sabe todo lo que ha tenido que hacer para salir adelante en España y podérselo traer para acá. Entre otras cosas se casó con mi tío, que tiene 80 años (ella 36) y a mí no me importa lo que digan, pq el cariño y el respeto con que siempre lo ha tratado está por encima de todo. Además nunca se han engañado el uno al otro. Los dos sabían lo que había. Ahora llevaban un tiempo separados,y él la echaba mucho de menos.
Fué ella quien animó a Jason a alistarse, para tener un sueldo y una profesión en España.
El caso es que hoy estoy muy triste, y además salgo mañana de viaje y no podré acompañarlos en el entierro.
Nada, que sólo tenía que contarlo, pq aún estoy conmocionada.
Un beso. OLGA.

Maria del Sur dijo...

Hola Rodolfo: Antes que nada agradecerte tu respuesta, ya le encargue a mi madre que esta en Barcelona de paso, para q busque los dos libros, que si investigando me entere que son dos los libros de poesia, asiq nada...ahora espero su respuesta y sino me contactare con la direccion q me diste, dicen que el q busca encuentra...asiq yo de alguna forma voy a hacer que lleguen hasta Argentina...
Bueno...me encuentro de regreso por tu blog porq realmente me gusta muchisimo como escribis...ya veo de donde viene ese cantautor tan increible que a los 13 años escuche por primera ves
Lamento lo de tu amigo, pero es asi como vos decis no muere si esta en la memoria viva de quienes mas lo quieren y se nota q vos lo queres mucho.
un abrazo desde Argentina

Andante dijo...

Ánimo Olga73. Tiene que ser muy duro para esa madre. ¡Buf! yo no puedo ni imaginármelo, y no me gusta hablar de ello, aunque sé que la muerte es un momento más de esta vida.

Y a tí, Rodolfo, pues decirte que es un bonito recuerdo para un amigo, que comparto contigo la idea de que nadie muere si alguien lo recuerda, -yo recuerdo a menudo a mi abuelo materno, y ello me hace sentir bien- que te noto un poco bajo de ánimo, y por ello, hoy, y sin que sirva de precedente, te mando un beso muy fuerte.

P.D. Aunque el DNI es un "traidor", que "cuenta" lo que no queremos contar, la edad que importa es la que se siente, y la que se muestra, y a mí siempre me dice mi compañero, amigo, amado, esposo, que le ven más joven. Siempre le digo: "Evidentemente, porque vives conmigo."

Salud.

Rodolfo Serrano dijo...

A Olga un abrazo muy fuerte. A todos, gracias

Rodolfo Serrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CARMEN dijo...

Un beso y un abrazo para ti hoy, que te sientes tan mal por lo ocurrido.
No es el lugar para decírtelo, pero no te podemos dejar aún nada en tu blog.
Mucho ánimo.

eva dijo...

ánimo Olga he visto la noticia por la tele un beso enorme, el tiempo para bien o para mal ayuda a cicatrizar las heridas, un beso

Rateta miracels dijo...

Gracias por hacerme llorar.Gracias por mantener vivo el recuerdo de aquellos que ya no están aquí. Gracias por emocionarme y hacerme recordar.

Maria del Sur dijo...

Olga, un fuerte abrazo de corazón...mas no puedo decirte, hay veces q las palabras sobran...

Margarita dijo...

Amigos así viven siempre en nuestro corazón.

Un abrazo a la distancia

eigual dijo...

Bonita y triste historia. Ojalá tu amigo no hubiese muerto, pues el final hubiese sido otro, otro quizá, más feliz.

El, sin embargo, donde quiera que esté puede estar orgulloso de que hoy le hayas dedicado un post, unas palabras, unos minutos y todos hayamos podido conocerle, aunque sea sólo una mínima parte.

Un saludo Rodolfo.

U.B dijo...

Esto es una elegía con mucha vida, Rodolfo.

Alicia dijo...

Una persona no muere mientras esté en el recuerdo de alguien... Gracias por presentarnos y compartir la historia de tu amigo Miguel. Gracias por compartir con nosotros tus recuerdos.
Un beso.

andina dijo...

Nadie dudaría cuánto amo esta primera mujer a Miguel, ni cuanto amor existió en Miguel y Rodolfo, para que tantos años más tarde recibas aquella carta. Tu relato es mágico, como todo lo que escribes...a mi me resulta inevitable leer algo tuyo sin quedarme a la deriva de mis pensamientos. Soy de Argentina, pase años preguntandome de dónde sacaba tu hijo tanta magia, no cabe duda. ¡La heredó de su padre!
quiza sea cierta aquel verso que dice
"no moriré del todo amigo mio,
mientras viva en tu alma mi recuerdo.
Un verso una palabra, una sonrisa
te dirán claramente que no he muerto.
Andina- 32 años- Argentina

lunazul dijo...

Yo también perdí a un Miguel en un absurdo accidente... A veces la vida es muy cruel.

Pero allá donde esté, seguro que tu Miguel se siente feliz por ese cariño mutuo. En ocasiones te complementas enormemente con una persona sin saber bien por qué, y eso es algo mágico :)

Un abrazo muy, muy fuerte, Rodolfo.

María Soledad dijo...

" Dicen que nadie muere si alguien lo recuerda."

Yo creo que me he terminado de convencer de eso.

Preciosas tus palabras hacia tu amigo. Vaya forma de expresarse! (y disculpá que te tutee)

Un gusto haber conocido este espacio... decididamente va derecho hacia mis espacios favoritos!

Un placer.


Solita

nadadora dijo...

Precioso recuerdo. Triste por el final pero alegre por todo lo vivido tan, seguro, intensamente.
Un saludo desde galicia

ROP dijo...

Bonita forma de hacer un homenaje a tu amigo, de mantener presente su recuerdo, vuestra amistad...

Un abrazo Rodolfo.

Dcamps dijo...

Las mejores historias son las que se cuentan con el corazón. Es bueno saber que la última palabra aún no está dicha.
Les comento a todos que estoy trabajando en un proyecto cultural hecho exclusivamente por gente joven. Están invitados a recorrer la página.
http://e-librito.blogspot.com/

gracias

Fernando Sarría dijo...

nunca se van...sus huellas siguen oyendose dentro de nosotros...abrazos...mándame un poema para la expoferia...si te apetece.

Maria del Sur dijo...

Amar al otro es renunciar a poseerlo, incluso muerto; renunciar a que vuelva, descubrir que sigue estando ahí, en un silencio que ya no nos causa pavor, en un desierto que se hace acogedor de lo más valioso que tenemos, lo esencial de lo que permanece cuando ya no se puede nada.

Paco dijo...

Hola Rodolfo, te acuerdas de su Adolfo Dominguez "Basico por supuestísimo"

Que solos nos dejó.

Un abrazo.