martes, 2 de septiembre de 2008

El paro de nuevo

Ha sido, prácticamente, la primera noticia que, como un golpe seco en el estómago, nos recibe tras las vacaciones. Ha aumentado el paro en más de 103.000 personas. Son datos terribles que, mejor que cualquier otro, nos recuerda la grave situación del país.

Al margen de las declaraciones oficiales, al margen de que Gobierno y oposición utilicen los datos como arma arrojadiza, lo cierto es que 103.000 personas han visto truncadas sus expectativas, han visto roto su futuro. Son 103.000 personas que verán como aumentan sus dificultades a la hora de pagar la hipoteca, de comprar los libros del colegio, de renovar su vestuario o, simplemente, de llenar la bolsa de la compra.

Es la economía real la que está detrás de cada número de esa cifra maldita. No se trata de culpar a nadie, salvo a esta conciencia común que ha hecho cerrar los ojos a nuestros dirigentes, a los dirigentes mundiales, ante una economía que ya anunciaba esta situación.

No sé cuándo se saldrá de ésta. Pero en este día luminoso pienso en las miles de familias atrapadas en sus créditos, desesperadas porque las cosas van cada vez a peor. El trabajo es un derecho y, sin embargo, es un derecho tan frágil que se rompe a la mínima de cambio. Las grandes cifras siempre esconden las tragedias particulares. Que la compra de coches haya caído en un 41% oculta las regulaciones de empleo de las firmas automovilística, esconde los despidos en las concesionarias, tapa la situación real de miles de personas que lo pasarán mal este invierno.

Hace unas semanas, recordaba en otro lugar el poema de Jaime Gil de Biedma, escrito en 1959. Traigo sólo unos versos.
Adelantaron las lluvias y el Gobierno
reunido en consejo de ministros,
no se sabe si estudia a estas horas
el subsidio de paro
o el derecho al despido,
o si sencillamente, aislado en un océano,
se limita a esperar que la tormenta pase
y llegue el día, el día en que por fin,
las cosas dejen de venir mal dadas.
(...)
Y he pensado en los miles de seres humanos,
hombres y mujeres que en este mismo instante,
con el primer escalofrío,
han vuelto a preguntarse por sus preocupaciones.
por su fatiga anticipada,
por su ansiedad para este invierno.

22 comentarios:

Martona dijo...

Camino a la desesperacion, no hay más.
petonicos, sempre.

El Tigre de Mompracem dijo...

Me quedo con dos detalles: gobierno y oposición no miran nunca personas sino votos y estrategias para ello; y que en casi 50 años desde el poema las cosas no han cambiado ni un ápice
Uff. Vaya primera bofetada de realidad para empezar en el regreso, eh?
Un fuerte abrazo

Alicia dijo...

Situación muy dificil para la mayoria de nosotros... mi contrato se acaba y no hay posibilidad de renovación... seré un numero más.
Un beso

Sara dijo...

Para ellos, para los políticos, hace tiempo que dejamos de ser personas, si es que alguna vez lo fuimos, tan solo números, o puntos negros a los que mejor no mirar de cerca...
La tragedia de cada persona, mejor que no salga de las cuatro paredes de su casa, no vaya a ser que a alguien le estropee su luminoso día...

Eternamente, Yolanda dijo...

Rodolfo, hace poco que descubri tu blog, y hoy, que inaguro el mio, me decidi a saludarte.
Será un placer que visites mi humilde morada....
En estos, como en tantos dias
Sucede que a veces...., pero sucede tambien....
Besos

Ale dijo...

Una triste noticia. La economía se ha vuelto un arma tan peligrosa en todo el mundo que los escrúpulos de los políticos saltan a la vista y uno se llena de una impotencial tal que desespera.

Como dijeron por acá arriba, las personas son solo números, cual frase muy común de la gente refiriéndose a los trabajos. Desde hace tiempo se adapta para la política.

Y somos tanto más...

Andina dijo...

Siendo de Argentina, se muy bien de lo que hablas, la desesperacion golpea nuestras puertas cada mañana. No sólo no hay trabajo, sino que las exigencias son cada día mayores, si tienes 40 ya eres viejo, si tienes 25 tienes la edad justa...pero..."oh, no tienes experiencia?, que lástima necsitamos gente experimentada en el tema" es la respuesta. Conclusión, cuando alcanzas la experiencia ya ers viejo. Y cómo si esto fuera poco, aún teniendo un trabajo bueno el dinero siempre es poco debido a la inflación, que terca y obstinadamente el gobierno se niega a admitir refigiandose en falsos datos inflacionarios que brinda el INDEC (instituto nacional de estadistica y censos).
Quien nos protege? Es mi pregunta si ante tanta incertidumbre, la gente termina por violentarce entre si.
Cariños, desde esta Patagonia ventosa en esta epoca del año. Por cierto ...te extrañe Rodolfo, leerte me hace bien.

Andina dijo...

Perdón por mis faltas ortograficas/ de tipeo.
Perdón usted no las merece.

Иú®iĂ dijo...

y oarece que las cosas no van a ir a mejor...

Natalia dijo...

El costo de la vida sube otra vez,
el peso que baja ya ni se ve...

Así dice mi amigo Juan Luis Guerra.

federico gauffin dijo...

Y sigo con lo que dice Natalia...
"¿A nadie le importa quíensa usted?
Será porque aquí no hablamos inglés"

Es increible que esto esté pasando en España. En la Argentina es común.

Alatriste dijo...

¿Pero no decían que no había crisis?
Cada vez creo menos en la clase política de este país. Me parecen todos el mismo perro pero con distinto collar.
Al final, el pueblo es el que siempre paga las facturas y los platos rotos.
Gracias por ponernos voz a muchos y por denunciar una realidad tan dramática.
Esta coyuntura, se va a llevar por delante a más de uno. Yo mismo empiezo a correr ya un serio peligro.
Un abrazo, maestro.

ANA dijo...

Aquí sabemos muy bien de la falta de empleo, ya compartí mi experiencia en otras ocasiones,al igual que los hermanos argentinos, con 40 sos viejo, y los de 25 son ideales pero no tienen experiencia, es que si no dan oportunidades, es difícil. Pobres gurises que muchos se criaron viendo a sus padres desempleados, no saben de hábitos de trabajo, claro, no por culpa de ellos y para colmo, para ellos parece que tampoco hay esperanza, qué se yo...
Te extrañé mucho Rodolfo, me alegra tu regreso ANA (Montevideo, Uruguay)

Maria del Sur dijo...

Cuantas cotidianas tristezas...
es verdad lo q vos decis no, que detras de una ojeada a unos numeros q imprime un diario...hay todo un trasfondo...las consecuencias de ese numero...las realidades cotidianas.
Yo ya nose como se cambia esto...nose si hay q alinearse con los no violentos...o con los violentos...nose si es responsabilidad nuestra(creo q si) o de los gobiernos...nose si existe grandes difenrecias entre las responsabilidad de ellos y la nuestra...o si es una fusion...

Maria del Sur dijo...

Todavia recuendo la pareja de viejos que los querian desalojar para construir la carretera...y q no sabian ni tomar un ascensor...q habrá sido de ellos?

ROP dijo...

Para Gobierno y oposición somos votos, juegan con nosotros como juegan con las cifras del paro, en las que no ven la desgracia de 103.000 personas, en las que únicamente se ven a sí mismos, más cerca o más lejos del poder.

En otro orden de cosas, el otro día me llegó a casa, por fin, tu nuevo libro. Qué decirte... Era lo que esperaba, por qué negarlo, y me ha gustado mucho.
En concreto, "Emisión de Radio Pirenaica" me ha conmovido de una manera especial...

Quién pudiera escribir así, algún día...

Un saludo.

eva dijo...

esa es la crisis que no quieren ver, me alegro de tu vuelta, un besito

María de Jesús dijo...

Te escribo desde Buenos Aires...en Argentina desde hace varios años nos tienen acostumbrados a vivir con incertidumbre, con temor a que en cualquier momento se desate lo peor, y sin seguridades de ningún tipo...hoy tienes trabajo y al otro día no sabes que puede depararte el destino, se hace muy angustioso vivir a veces, con la bronca de saber que aunque malgastemos muchas de horas de nuestras vidas cumpliendo una rutina que se nos hace obligatoria para sobrevivir, nunca nada es suficiente. Es por eso que en mi blog expongo mi lucha contra lo que nos mantiene reprimidos y alejados de nuestros deseos, de las pequeñas cosas que amamos y nos hacen felices...
Te regalo la popular "Marcha de la bronca" de los argentinos Pedro y Pablo, una canción compuesta por el año 1970 como reclamo en medio de un contexto de dictaduras y opresión, y que nos sigue demostrando que aún hoy en el 2008, a pesar de que los personajes son otros, los hilos con los que nos manejan son los mismos...

"Bronca cuando rien satisfechos
al haber comprado sus derechos
bronca cuando se hacen moralistas
y entran a correr a los artistas
bronca cuando a plena luz del dia
sacan a pasear su hipocresia
bronca de la brava, de la mia
bronca que se puede recitar

Para los que toman lo que es nuestro
con el guante de disimular
para el que maneja los piolines
de la marioneta universal
para el que ha marcado las barajas
y recibe siempre la mejor
con el as de espada nos domina
y con el de basto entra a dar y dar y dar

No puedo ver tanta mentira organizada
sin responder, con voz ronca, mi bronca, mi bronca

Bronca porque matan sin descaro
pero nunca nada queda claro
bronca porque roba el asaltante
pero tambien roba el comerciante
bronca porque esta prohibido todo
hasta lo que hare de cualquier modo
bronca porque no se paga fianza
si no te encarcelan la esperanza

Los que mandan tienen este mundo
repodrido y dividido en dos
culpa de su afan de conquistarse
por la fuerza o por la explotacion
bronca pues entonces cuando quieren
que me corte el pelo sin razon
es mejor tener el pelo libre
que la libertad con fijador

Un, dos,

no puedo ver tanta mentira organizada
sin responder con voz ronca, mi bronca, mi bronca
bronca sin fusiles y sin bombas
bronca con los dos dedos en V
bronca que tambien es esperanza
marcha de la bronca y de la fe"

Gracias por volver, hasta pronto!

Meli dijo...

Jaja! se nota que l@s argentin@s sabemos de lo que hablamos... conocemos muy de serca estas cosas... y si, sorprendentemente el poema de hace añares es aún vigente y lo es tanto para España como para mi Argentina y America Latina.
Hoy en mi ciudad, Córdoba, recordamos que hace un año nos robaron -nuevamente- en las urnas. El fraude tapó las calles y nos silenciaron. El que tiene el poder y la trampa gana. no hay otra.
¿y la pequeña gran superpotencia?

Eclipse dijo...

Me sumo a los argentinos, porque aquí en el sur la situación es terrible también y uno a veces no se imagina que tome similares magnitudes en España. Uruguay casi no hace ruido comparado con los países que lo rodean, pero se siente cada vez más que todo se está yendo hacia algún sitio que parece irrecuperable.
Y se nos viene la parte que más detesto, la previa de las elecciones. Nos horrorizábamos de lo que se quería ocultar en Beijing, pero ocultar el polvo bajo la alfombra durante las elecciones es vergonzoso, que lo hagan bajo nuestras narices...
Saludos, Rodolfo, no sé si está muy coherente mi mentsaje pero aquí es muy tarde y no quería dejar pasar esta larga jornada sin comentar esta interesantísima entrada tuya.
Qué bien lo haces... nos preparas con un poemita de lunes (que taaaanto me gustan ^^) y luego las bombas de la semana (perfectas también)
Besos, que andes bien.

Paseando por tu nube dijo...

Los problemas de hoy son, aún, los mismos de ayer, que tristeza que pasados 50 años no hayamos sido capaces de hacerlos desaparecer, los pobres son mas pobres y los ricos mucho mas ricos.
Un beso

Rateta miracels dijo...

fragilidad...la empresa donde trabajaba mi madre ha cerrado.... así que ahora ella también pertenece a esas cifras...