martes, 9 de septiembre de 2008

Marichalar

Oigo, veo en alguna televisión, que a Jaime de Marichalar, todavía esposo de la Infanta Elena, le van a echar de los puestos que, hasta ahora ocupaba. Que se va a aquedar en la calle, vamos.

No me produce ninguna pena, pero sí me hace reflexionar sobre la hipocresía de las grandes firmas. Resulta que ahora el señor Marichalar ya no es digno de ocupar la presidencia de la Fundación Axa Winterthur ni para ocupar su puesto en Loewe.Ha dejado de ser esposo consorte y ya ha dejado de tener méritos. ¿Qué pasa? ¿Que antes si era inteligente y estaba preparado para sentarse en esos sillones y ahora ya no lo es?

Me da igual, la verdad. Pero me parece tremendo el peloteo y la hipocresía de estas grandes firmas que han estado pagando sueldos millonarios a alguien que ahora consideran un inútil. Que era un hombre que vivía de su condición de consorte de un miembro de la familia real, era sabido y conocido. Antes y ahora. Pero cobraba porque era bonito y vestía su aparición en saraos y fiestorros.

Pero el problema no es ese. El problema es que todavía contemos en un país democrático con una institución tan añeja y caduca como la Monarquía. El problema es que la Infanta Elena vaya ahora a trabajar en una institución que se nutre con cuotas de socios de a pie cobrando otro gran sueldo sin que se la conozcan otros méritos que los de ser miembro de la Familia Real.

El problema es que hayamos pagado entre todos la cirugía estética de otro de sus miembros. El problema es que en torno a esa familia crezcan y se multipliquen zánganos y espabilados que viven del único mérito de gozar de esa condición.

Lo de Marichalar bien está, si es que con ello se le coloca donde debe estar: en el lugar de cualquier ciudadano. Lo malo es que se seguirán multiplicando los favoritismos el peloteo y la hipocresía mientras el país, la gente, busca como llegar a fin de mes.

25 comentarios:

Ansha dijo...

Siempre he defendido a la monarquia española, en parte porque me gusta llevar la contraria a mis amigos en parte porque siempre me ha parecido bastante mas seria y discreta que el resto de las monrquias europeas.... ultimamente se me terminan los argumentos, la veo anticuada y aprovechada, operaciones de estética y puestos por la cara es el colmo... aunque bien es cierto que Marichalar me parece una marioneta, y hace mucho que tiene cara de ser bastante infeliz...

Niuqech Madhatter dijo...

La monarquía yo creo que sigue viva más por los que viven de ella que por sí misma. Aún así uno no se puede dejar de preguntar por qué en pleno siglo XXI se puede seguir manteniendo como jefe de estado a alguien que puso un dictador en su puesto y que no ha elegido nadie, además de ir en contra de la lógica de una constitución que deja ya que desear y que está plagada de contradicciones desde el primer artículo.

Eso sí, ya empiezo a tener dudas de que podamos quitarnos a todos estos de encima algún día.

lunazul dijo...

Pues yo no tengo tantas dudas de que esto acabe pronto, la "plebe" que formamos los de a pie creo que estamos empezando a hartarnos de tanta gaita (léase puestos millonarios por la cara, operaciones estéticas "by de face", mantener a toda una familia extensa como ésa..) Ásí vive cualquiera, oiga! El problema es que ningún partido que llegue al Gobierno tendrá los "bemoles" suficientes para plantar sobre la mesa un referéndum que muchos llevamos esperando años. Esa es la cruda realidad: yo te rasco, tú me rascas... y así. No le deseo ningún mal al hombre, pero cuando muera Juan Carlos, ¿no deberían hacerlo, puesto que vivimos en Democracia y está bien claro que no todos estamos de acuerdo con el papel de la Monarquía?

Lo de Marichalar es una cabecita de alfiler de la hipocresía en la que vive esta gente. Si no acatas, si decides ir por tu cuenta, a la calle. En el fondo me da pena ese hombre, aunque él sabía a lo que se exponía al entrar en esta.. "realeza" monárquica.

Un abrazo para tod@s.

Miguel Ángel dijo...

Los tratos de favor y las preferencias, para desgracia de las personas de a pie, seguirán en pie durante mucho tiempo. Algo que en pleno siglo XXI, bañados por los constantes avances, parece mentira.

¿Habrá injusticias que nos persigan de por vida?

Rachel dijo...

Quizás yo sea la nota discordante. No me gusta para nada la monarquía, creo que como todos los demás, deberían trabajar para ganarse la vida y no vivi a costa de todos nosotros que, como yo, somos mil euristas que no podemos ni comprarnos un piso. La mornarquía para mí es algo obsoleto e inutil. Ya veís, yo soy y seré republicana siempre. No creo que esa gente tenga la sangre azul, pero si creo que viven como reyes, nunca mejor dicho, a costa de todos nosotros. La democracia puede vivir perfectamente sin esas figuras. Además, ¿ quien a elegido que haya rey?, ¿ yo?, yo no, y vosotros tampoco, así que nunca aceptaré algo que ha sido impuesto y no ha sido elegido democraticamente por el pueblo.
¡ Viva la república! jeje
Un Saludo Rodolfo.
Raquel.

Laura dijo...

Totalmente de acuerdo, Rodolfo. Lo peor es que hay mucha gente (de mi generación , al menos) que no se plantean estos asuntos como importantes. Creo que ya se acabó el tiempo de agradecerle al ciudadano Juan Carlos su actuación durante la transición. Ahora nos merecemos, al menos, la oportunidad de expresar si estamos o no a favor de una monarquía de "chupones" (véase el caso de Urdangarín también).

Eternamente, Yolanda dijo...

No puedo estar mas de acuerdo contigo.
Salud y Republica!!!! desde el corazon de Asturias, (que no de su Principado)

Sara dijo...

Es un ejemplo más de la hipócrita sociedad en la que vivimos, en la que tanto tienes, tanto vales.

Y la Monarquía no es más que un ejemplo de esa hipocresía.

No quiero desaprovechar, Rodolfo, para hacerle saber que, al fin, el sábado, me llegó Al Oeste Hay Apaches.

Todo a mi alrededor parecía a medida para ese momento. La mañana estaba gris. Llegué a la librería ansiosa, como una niña pequeña que sabe que con un dulce, le han regalado el mundo.
Los Portadores de Sueños, se llamaba la librería, todavía me pregunto como pudó estar el nombre tan en línea con mi día... A mí me regalaron un trozito de nube dulce, que envolvieron en una bolsa de papel, como el pan recien horneado que tanto me gusta.
Al salir caían unas gotas de lluvia, corrí al autobús, en esta ciudad no hay metro, y allí comencé a deborar poemas. Ahora los estoy saboreando. Tendrán por siempre, aroma a pan recien hecho. Un abrazo

Anónimo dijo...

Caro Rodolfo!
Eu continuo a acreditar em revoluções.
No passado fim de semana, estive na festa do"Avante"(de que certamente já ouviste falar!) e fiquei contente, digamos, feliz, de ver tantos jovens naquele mar de gente. Foi bonito ouvir aquele imenso coro acompanhar o grupo cubano "Moncada" a cantar o "Comandante Che Guevara".
Talvez por muitos anos se vá falar em famílias reais e outras que tais(que não sendo da monarquia,enriquecem a cada dia que passa, em nome da democracia!), contudo penso também que muitos jovens começam a procurar inspiração na geração dos seus avós e a despertar desta letargia em que temos vivido. Eu,pelo memos, quero que assim seja...e espero!
Um abraço grande. Ana

Cecilia Alameda Sol dijo...

Estamos costeando muchos gastos, muchos fastos, muchos viajes, muchos dispendios... La monarquía está tan caducada que me pasma que todavía haya gente que aclame a quienes la representan (que cada vez son más, por cierto).

Cambalache dijo...

Vosotros los plebeyos lo veis muy fácil, pero hay que estar ahí en pleno invierno levántandose para ir a esquiar o expuesto a quemarte con el sol en la proa del Bribón para saber lo que es el sacrificio real. Por no hablar de la documentación necesaria para redactar el discurso de Nochebuena. Un jaleo, vamos

Azul dijo...

Ha dejado de tener nombre, y al final eso es lo que buscan, un nombre, no un cerebro... el ha dejado de tenerlo... nombre, me refiero (lo otro, no tengo el gusto de conocerle).

Esto funciona así, y perdonenme, pero así nos va...

Samuel Villena dijo...

Rodolfo, sólo quería saludarte para que veas que sigo por aquí, a pesar de una ausencia de dos meses... Volveré a leerte a menudo, amigo. un abrazo!

CARMEN dijo...

Lo de Marichalar, la verdad no me quita el sueño, seguro que encontrará la forma de seguir viviendo del cuento.
No me gustan nada las monarquías, son muy injustas, soy republicana convencida, nada me gustaría más que poder ver la república en España, es dificil pero no imposible.
Salud y República, para todos.

María de Jesús dijo...

Qué vergüenza y qué falta de respeto para el hombre y la mujer que a lo largo de su vida gastan tantas horas de trabajo para poder sobrevivir y dar de comer y educar a sus hijos con tanto esfuerzo...cómo se sacrifican tantos pequeños detalles y momentos en familia por cumplir con las obligaciones cotidianas que son mal retribuidas,que nunca parecen alcanzar...qué tremenda injusticia y burla para todos nosotros ver que hay "gente" que vive como parásitos de nuestra lucha y encima tienen derecho a mucho más que nosotros, a vivir holgadamente...el poder es el pase a la holgazanería y los arrebatos injustos...dónde quedan los Derechos Humanos? o son también una farsa?

txilibrin dijo...

Pero vamos, eso se extrapola a cualquier ámbito, con que sea el "hijo de" tiene un puesto mil veces mejor que el que se merece.
En fin.

Hay quienes nacen con una flor en el culo (otros con almorranas, jajajaaa)

Zorro de Segovia dijo...

siento ser el "verso suelto" entre los comentaristas de tu post, Rodolfo, pero no estoy de acuerdo en lo que dices sobre Leticia, pues se trata de una operación terapéutica al menos según lo publicado por "El País" al respecto, y realizado en una clínica privada. Entiendo que el Estado no habrá destinado una partida especial para este fin, sino que habrá salido de su sueldo como Princesa o se la habrán realizado gratis.

Lo mismo respecto a Marichalar. Las empresas que citas son privadas y pueden hacer con su dinero lo que quieran. Si en su estrategia publicitaria Jaime de Marichalar era un activo hasta hoy, y ahora ha dejado de serlo, pues allá ellos.

Respecto a la Infanta Elena no conozco los datos, así que, me callo.

Para terminar, quede claro que considero que el dinero que el Estado destina a estos sujetos me parece arrojado por a un vertedero, peeeeero, hasta que nuestro Congreso, elegido por todos, no considere correcto cambiar la ley, los descontentos tendremos que seguir luchando, a pie de calle, para hacer cambiar de opinión al resto.

Margarida dijo...

Lo de que Marichalar cobraba por bonito...era co�a no? y lo de Elena en su nuevo puesto defendiendo a los deficientes mentales...mas ad hoc no puede ser. Aqui por lo menos no han sido muy hipocritas...

Querida Ana:

Que inveja meu!!

No Avante com os GRANDES e queridos Terrakota e o resto do pessoal...que fixe. Um abra�o LINDA!!!

federico gauffin dijo...

Es la familia real, no me sorprende que estén a donde están.

eva dijo...

casate con uno de la familia real que te inventan un puesto para tí, y tus hijos, .... que triste

difistinto dijo...

A mi no me gustan las operaciones de estetica pero por suerte mi pareja no es nada monarquico y no vamos a dejarnos llevar por la nariz de moda en España.

Ademas, creo que yo, si fuera monarquica, desempeñaria mejor el cargo que la infanta. Pero no se porque motivo, no me dan el privilegio de darme la oportunidad. ¿Porque sera? ¿Naci en la familia equivocada? ¿Soy mas tonta que los adinerados? Creo que, cada uno de nosotros que ganamos 1000 euros ( si estamos con suerte, claro, los sueldos son vergonzosos) tenemos que usar mucho mas la inteligencia para vestirnos, alimentarnos y tener un lugar digno para vivir.

Quizas por eso, crezco con los detalles y me cuido la nariz que tengo sin querer hacer cambios.

Aunque dentro de la sombra que rigen los anonimos mandos de cargos sin cumplir y sin tener capacidad para desarrollar solo me causa inquietud una pregunta que me aturde.

¿Porque murió Telma si tenia una preciosa niña de 4 años? ¿Porque la hemos olvidado mientras leemos el nuevo look de su hermana?

Quizas, yo no quiera saber la respuesta , quizas, no hay respuesta.

Solo de pensarlo, sin saber porque, alrededor la tristeza me acongoja.

Sin cargo o con cargo, Marichalar seguramente comera un mejor plato que mi taza de krispis para cenar. Seguramente, sabe algo mas de todo y por eso calla.

Pero yo, bastante tengo con preocuparme para llegar a fin de mes como para pedir que se reparta lo que pagamos para que un dia desayune un buen cordero asado.


Seamos sensatos, este pais , es un engaño.


Mon

Alatriste dijo...

No puedo estar más de acuerdo, compañero.
Uno se pregunta por el papel de tanto cantamañanas y la única respuesta que encuentra, es la vergüenza ajena que experimenta al comprender, que no todos somos iguales.
Un abrazo.

[Saray] dijo...

Sinceramente, a cerca de la familia real no voy a opinar, porque quizá nunca ( a mi corta edad) me haya planteado lo que pienso al respecto. A veces me enorgullece vivir en un país monárquico como este, en cambio, en otras no le encuentro sentido a las cosas, como por ejemplo a esto de lo que hablas hoy, cómo le gusta a la gente aparentar, lo que imporan los apellidos o parentescos, lo fácil que es todo con un buen enchufe en esta vida. y como bien dices ¿a caso este hombre ha dejado de repente su inteligencia de lado?, ¿a caso sus problemas familiares han afectado en su vida profesional? ¿Qué tendrá que ver? siempre el qué dirán estará por encima de todo.....por triste que parezca...sí, es así.

olga 73 dijo...

Será porque vivo en Pepelandia, que tengo todo esto más que asumido. Las cosas son así y es difícil luchar contra eso.
Salud y República.

JUAN MANUEL VELA dijo...

Yo desde luego no tengo duda alguna respecto cual debería ser el modelo de estado. Pero en un país acostumbrado a los atajos en todos los ordenes de la vida desde los curros y su enchufes, conocer a un concejal para quitar una multa, la envidia como divisa, es dificil ante noticias de esta indole el posicionarse ya que caso de ser una republica no se yo si no comentariamos respecto actuaciones parecidas a las de nuestro vecino del norte.

Mas y mejor educación junto a mayores cuotas de democracia harian que estas noticias más que comentarse siquiera se producirian.

Un saludo republicano.