lunes, 12 de julio de 2010

Diccionario

Muchas noches intento
acordarme de las letras de tus labios.
Cuando todo mi trabajo era ponerle
nombre a cada parte de tu cuerpo,
nombrar tu vientre, tus manos y esa curva
increíble en que acababa
tu espalda entre mis manos.

Escribir en tus pechos adjetivos,
y llamar a los besos y la seda
del pubis y nombrarlo
con mi aliento perdiéndose en tus piernas,
hallando cada sílaba en la carne
vivida cada noche en mi memoria.

Y busco y me pregunto cómo
se llamaba el calor que te habitaba
en el abrazo abierto de tu cuerpo.
Cómo eran las letras dibujadas
en el costado izquierdo de tu risa,
la voz que susurraba
ese gemido en el que te escapabas
hacia todas las caricias de la noche.

Por eso muchas veces,
paciente y dulcemente reescribo
el dulce diccionario
que define exactamente cada nombre
con el que he bautizado tu recuerdo.

36 comentarios:

Eve dijo...

Precioso...

Salva dijo...

No hay palabra ni adjetivo en el diccionario que describo lo maravilloso que es el poema, Rodolfo. Me ha encantado :D

CARMEN dijo...

Increiblemente bonito.
Besos y buena semana.

eigual dijo...

Maravilloso.

Yo no encuentro, tampoco, las palabras precisas para intentar explicar la sensación agradable que me produce leer tu poema, este, y todos los que escribes.

Un abrazo.

El fontanero del mar dijo...

Qué magnífica expresión de amor

Jose Arcos dijo...

En pleno verano y con rumbo a Grecia en breve me inspira este crucero con la que será mi futura mujer... ¡Saludos!

Belén dijo...

No tengo palabras... ¿precioso? ¿maravilloso? ¿Sublime? ¡Creo que todo se queda corto!

LoreVero dijo...

Deberia buscar en el diccionario alguna palabra que me permita decirte algo distinto, pero seria en vano, pues siempre es el mismo sentimiento y mejorado!!!!!! Otra caricia para aliviar los lunes...Gracias por la sobredosis de caricias..Hermoso!!!!!

Zeru Gorriak dijo...

Coincido con los comentarios anteriores, es un poema precioso y muy dulce. Me ha gustado mucho.Un beso.

Roxana dijo...

Será que el amor tiene su idioma propio.
Gracias Rodolfo como dices en la entrada anterior que escribes para nosotros, que orgullo siente uno.Te dejo un beso.

flux dijo...

Qué bien te sienta el verano, Rodolfo...

My dijo...

LLegas, donde nadie alcanza.

Aquel calor llevaba tu nombre,
aquella risa eras tú.

Te abrazo.

Clarita dijo...

Ahora mismo me encuentro ciegamente perdida en cada una de las palabras de este maravilloso diccionario...

Te superaste Rodolfo, mira que creía imposible...Pues hoy lo hiciste!!
Un besote enorme, cuìdate y felíz semanita

Cristina dijo...

Cómo me gusta el sabor de esos recuerdos (reales o soñados) que dibujamos con palabras.

Besos

Tatónn dijo...

Te admiro mucho Rodolfo,

Un saludo desde Argentina.

Andina dijo...

Podriamos intentar codificar un nuevo diccionario, para ver si alguno puede encontrar la palabra que defina lo que nos provocas al leerte.
Cualquiera de tus lectores, pdriamos intentar descubrir aquella palabra, es sólo para sensibles!!
Hermoso!!

Ma. Soledad Di Pasquale dijo...

Usted no tiene piedad de los mortales...

Musaraña dijo...

Bautizar el recuerdo, perdonar el olvido...y dejar los pensamientos disolverse lentamente pegados al paladar como una oblea.

MIGUEL ANGEL dijo...

Lo difícil del poema, lo haces fácil en tu pluma....pero que difícil es poder tener la capacidad de ordenar los pensamientos y ponerles los adjetivos precisos para que aún siendo cotidianos y corrientes, resulten excepcionales y extraordinarios. Que capacidad de reunir y sintetizar ....."ya quisiera yo...." Abrazos sinceros.

Gregorio Kolbe dijo...

¡Joder! Este poema mientras sonaba "Sin tu latido" de fondo ha sido tan sublime como desolador. Malditos benditos recuerdos.

Un gran abrazo, don Rodolfo.

Cuerpos a la deriva dijo...

El mejor de los diccionarios.

Un beso Rodolfo.

Carlos dijo...

El aliento, siempre acaba perdiendose entre las piernas..... como siempre explendido

marialocaypeligrosa dijo...

De verdad tendrían que reescribir el diccionario. No encuentro las palabras para tu poema.
Lindísimo.
Un besin,
I.

Weltschmerz dijo...

Felicidades por semejante poema. Precioso.

Medusilla dijo...

Sin comentarios y sin palabras. Simplemente un disfrute de lectura. Besos

U.B dijo...

Llevas una temporada muy amoroso, poeta.

Sa Lluna llèpola. dijo...

Sin embargo, a veces la mente sólo pretende logar olvidar todo aquello que recuerda... pero no lo consigue.

Lucina dijo...

significados apasionados durante una madrugada ... o mil de ellas.

Un beso de invierno

Alan Gino dijo...

Gracias Maestro por ese poema!!! y vuelvo siempre al diccionario para encontrar el significado de cada palabra del cuerpo de ella, muchas gracias Maestro!!!

Paloma Corrales dijo...

Realmente hermoso, hay tanta ternura en ese recuerdo, me encantó.

Saludos.

Traubert dijo...

Es todo un honor y un placer que se haya pasado a leer mis servilletas.

Un saludo!

Eduardo Capdevila dijo...

Ese particular y único diccionario con el que designamos cada rincón del cuerpo amado, tallando los acentos con caricias, las agudas en estertores, las graves con gemidos y las esdrújulas con miradas que eternizan los momentos.
Un abrazo Rodolfo

Sara Royo dijo...

Reinventar palabras nuevas para nombrar el amor... puede q ése sea el único secreto de su supervivencia.

Fernanda Barbagallo dijo...

Cuanto deseo dando vueltas... ¿perdido?

Mario dijo...

Necesitaría ordeñar unas cuantas cuerdas de guitarra, un par de diccionarios actualizados, también, para encontrar las palabras justas y necesarias con las que agradecerte tu diccionario poemado.

Como ayer, como mañana, es un placer acercarse a la orilla de tu chimenea escrita. Sí.

Gracias...

J. Gelas dijo...

En mi opinión, el mejor de los poemas que ha escrito y que yo ha leído.