viernes, 29 de octubre de 2010

Marcelino Camacho

Ha muerto Marcelino Camacho. Lo conocí hace muchísimos años. Cuando yo hacía información laboral. Y cuando los periódicos tenían una sección de Información Laboral.

No voy a detenerme en una biografía cargada de lucha, cárceles y sufrimiento... y triunfo. El nombre de Marcelino Camacho irá siempre unido a la transformación de este país. Y confío en que, un día, en las escuales se estudie la vida y la obra de Marcelino.

Sentí por él un gran afecto, aunque, en ocasiones, tuviéramos nuestras diferencias. Con su hijo Marcel mantuve una amistad firme y entrañable, que todavía, me conmueve. Recuerdo a Josefina, la mujer de Marcelino, cuando me acercaba a verle en su pisito de Carabanchel. Siempre atenta, siempre cariñosa y pendiente de todo. Una gran luchadora que fue capaz de sacar a su familia adelante y de estar con Marcelino siempre, siempre, silenciosa, humilde y fuerte.

Este país no sería el mismo sin Marcelino Camacho. Ha trabajado por todos y ha dejado una huella que no debe borrarse. Los trabajadores españoles le deben a él y a otros sindicalistas, como Nicolás, Eduardo y todos los del 1001, la consecución de derechos y la dignidad que ellos aportaron al movimiento obrero.

Tenéis artículo en www.diarioabierto.es sobre Marcelino Camacho.

13 comentarios:

Noray dijo...

Sin lugar a dudas se ha ido un luchador por las libertades sindicales y sociales de este país. Sin él sería imposible escribir la Historia de España de los últimos cincuenta años.

Un abrazo.

CARMEN dijo...

Sin duda ha muerto una buena persona, y un luchador incansable por los derechos de los trabajadores.
Seguro que estás orgulloso de haber sido su amigo.
Espero que su lucha no se olvide y siempre esté presente en nuestra historia más reciente.
Besos y que tengas un buen fin de semana más largo de lo normal.

eigual dijo...

Quien se va, no vuelve. Pero nunca deja de estar, en realidad, entre todos nosotros, porque la muerte solo termina con la vida, no con la lucha que se dejó, con todo lo vivido y con los sentimientos y todas las cosas que Marcelino aportó.

Ánimo, mi gran amigo...

Auxi dijo...

Muchos de los de hoy tendrían que tomar nota de lo que fueron y de lo que hicieron por tantos, una gran pérdida.

Ojalá como tu bien dices se enseñara su vida en las escuelas, yo por mi edad he conocido de él por la historia que nos contaron, esperemos haber aprendido lo necesario.

Un abrazo Rodolfo

Laura dijo...

Rodolfo, entiendo como se siente, en Argentina perdimos a nuestro ex presidente y es lo mas triste que nos pudo pasar. Entre tanto dolor lo unico que me mantiene viva la esperanza es que personas asi no mueren en vano, algo dejan, algo cambio despues de su paso por la tierra.
Un fuerte abrazo.

Chema dijo...

Se nos va un luchador, un sindicalista de verdad, una buena persona...

He leído tu articulo en diarioabierto y honestamente, se echan de menos personas como el en estos sindicatos de hoy, ojala los lideres sindicales de ahora fuesen como el....

Descanse en paz...

Niuqech M. dijo...

Se nos van los imprescindibles compadre Rodolfo, los imprescindibles.


Día triste para el sindicalismo y para el ser humano.

Musaraña dijo...

Se van los luchadores, y nos dejan con el interrogante de no saber que pasará ahora.....

Alan Gino dijo...

se fue un gran luchador, aca tambien se fue uno importante en la politica nuestra como fue nestor kirchner, ahora va a ver una incertidumbre politica con macri, cobos y tantos ladrones mas, espero q tenga fuerza nmuestra presidenta. Hasta la victoria siempre compañero Serrano!

Clarita dijo...

Espero que no caiga nunca en el olvido y que algo de él se vaya pegando al mundo político actual, por ejemplo, su lucha incesante por defender sus ideales y los de millones de personas consiguiendo libertades sociales impensables en aquella época...

Un besote enorme

Andante dijo...

El sábado, tomé, de nuevo el tren, a las 7:30 de la mañana. Sobre las diez y cuarto estaba enfrente del Museo del Prado, esperando. Recorrimos las calles, hasta la Puerta de Alcalá, y escuchamos lo que allí se dijo. Cantamos La Internacional, y despedimos a un luchador.
Para mí quedaron grabadas esas palabras de su mujer. "Si alguien se cae, se levanta inmediatamente, y sigue adelante".
Seguimos adelante, pues.
Salud y República.

jaime dijo...

Gracias, Rodolfo.
Infinitas gracias, Marcelino.

Romano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.