domingo, 10 de octubre de 2010

Todos los días

Me enamoro tres veces cada día
de espléndidas mujeres que caminan
al borde del misterio y de los besos.
Muchachas que se mueven en la calle,
debajo de las sombras, como alas
sin luz y sin espejos. Me enamoro.

Las miro dulcemente en las mañanas
de autobuses y frío. Con la lluvia
adquieren nuevos aires. Se deshacen
en cada paso suyo. Son aquellas
que miden las palabras. Y se esconden.
Desconozco sus nombres y su prisa.

Alguna vez, y muy de vez en cuando,
me imagino sus vidas y sus noches.
El beso que no dieron. La caricia
perdida de algún sábado. Las siento
acariciarme el pecho y la camisa.
Mujer desconocida. Viejo anhelo
de las noches sin ti que ahora me matan.

Me cruzo por esquinas y por versos
inventados con ellas que no saben
el amor que me mueve tras su cuerpo.
Y siempre me pregunto si aún conservan
entre sus pechos de agua
el calor de ese beso que les mando
mientras leo Victoria y me imagino
que soy el hombre aquel que en una isla
buscó el amor maldito que escribió Joseph Conrad.

21 comentarios:

eigual dijo...

A mí me pasa igual. Solamente, que últimamente me cruzo con muchachas que me recuerdan únicamente a ella. Y me imagino cómo sería si pudiese conocerla de de nuevo, para enmedar mis errores y aceptar los suyos y poder sentir de nuevo que me quiere tanto y que le importo, como aquellos días, en que separarnos era ahogarnos de pena.

Gracias Rodolfo por este precioso poema, que llena de versos y amor, este triste domingo mío.

Alicia dijo...

Es una terapia estupenda para el corazón enamorarse tres veces al día amigo.
Precioso poema, un beso de domingo.
ALICIA

Roxana dijo...

La poesía que se encarga de volar junto a la imaginación, que buen coctel.
Preciosas letras, te dejo un saludo Rodolfo.

Vértigo dijo...

también me enamoro varias veces al día...

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"Viejo anhelo
de las noches sin ti que ahora me matan."

Increible...

Petons Rodolfo

Mariana dijo...

La palabra se rinde ante ti, como lo haría cualquier joven con una línea de estos versos. Gracias por el regalo de tu poesía.
Un saludo

Isa. dijo...

Me recuerda mucho a tu poema de "Cada día"... será porque enamorarse nunca está de más y el corazón siempre está dispuesto a latir.

Hermoso poema, qué pases un buen domingo.

CARMEN dijo...

Enamorarse siempre es sano, si son tres veces al día mucho mejor.
Ha sido estupendo encontrarme hoy Domingo con tu preciosa poesía, mañana Lunes no la hubiese podido leer, me marcho de viaje una semana para calebrar las bodas de plata que cumplimos en Septiembre.
Cuando regrese me pondré al día de todo lo que escribas.
Besos y buena semana.

Medusilla dijo...

...las noches sin ti que ahora me matan...
Hermoso, muy hermoso.
Un fuerte abrazo Rodolfo

noah dijo...

Esto si es poesía.

felicidades

Lucina dijo...

déjeme decirle que es usted un ladrón de suspiros...

un beso

Musaraña dijo...

Enamorada ando yo perdida de sus versos!

Carlos dijo...

Creo que somos más de uno los que nos enamoramos más de una vez al dia

Clarita dijo...

Mis palabras no harían más que suscribir lo dicho anteriormente.
Enamorarse es algo que necesitamos, para hacernos sentir vivos, para imaginarnos en ese preciso instante cómo sería nuestra vida con esa persona, qué cambiaríamos...creo que nos sirve además como terapia...

Nunca se le debe cortar las alas al amor, jamás a la imaginación y menos cuando el conjunto hace que escribas estos maravillosos poemas...

Un besote enorme Rodolfo, cuídate mucho

Cuerpos a la deriva dijo...

Enamorarse de miradas, del juego, del tonteo previo, de la vida que nos inventamos para esa persona en ese momento...

Un beso.

[Saray] dijo...

Buscó el amor maldito, en el metro, en la fría cola del autobús... pero lo encontró?

Besos y versos Rodolfo.

Catalina Tapia Johnson dijo...

Si todos se enamoran muchas veces, me pregunto yo, porque no son capaces de ir tras esa persona e inventar un verso en el momento, tiene el virus del miedo?

Fernanda Barbagallo dijo...

"Son aquellas que miden las palabras y se esconden", pensé en mí. Soy un poco así. Puede que en el blog esté toda la verdad, o todos los pedazos de mi que hacen a la verdad, aún anticipando que voy a esconderme.

Hermoso poema Rodolfo, hermosas palabras.

Hibiscus dijo...

Como siempre... absolutamente encantada de leerte.
Un abrazo.

Cristina

Zeru Gorriak dijo...

A mí también me pasa lo mismo, debe ser un virus que anda suelto en el ambiente, de esos que si los coges estás perdido... bendita enfermedad

un abrazo

silvia dijo...

Creo que todos estamos enamorados ..de una persona..de lo que hacemos...de la vida.
A veces tengo miedo...me pasaron tantas cosas...que tengo miedo... de tener el corazón endurecido.
Por suerte existen personas como tú, que con tus versos le pegan un sacudón a mi corazón y éste vuelve a vibrar.
Muchas Gracias
Un abrazo desde el Sur