lunes, 3 de enero de 2011

Cena con mi padre, a mediados de los 50

Recuerdo la taberna y a mi padre
hablando y en sus manos un cigarro de caldo.
Apenas yo tenía los años en que el mundo
era ese territorio donde todo era extraño
y Madrid la ciudad misteriosa y lejana,
donde olían los cielos a café y a tabaco.

Había un largo banco pegado a la pared
y un mostrador de cinc con azulejos blancos.
Y mi padre bebía un vasito de vino.
Y yo escuchaba absorto sus palabras. Callado
miraba las paredes con carteles de toros
y sentía en los ojos como un dulce cansancio.

Eran años difíciles, de hambres y de médicos.
Yo era un niño enfermizo, muy moreno y delgado.
Tenía no sé qué del corazón y el pecho.
Algo sin importancia. Tal vez fuera el pasado
de fríos en el pueblo, o la escasa comida,
o el ser el tercero entre los seis hermanos.

Mi padre me pidió una sopa y miraba
el papel del menú, lentamente, despacio,
como si aquellas letras fueran la medicina
más preciada del mundo y fueran esos platos
la inyeccion imposible de la penicilina
para todos los males de mi cuerpo delgado.

Luego, una pescadilla enroscada. Recuerdo
que mi padre me miraba comer y su mano
me acarició la frente. Dijo no tener hambre.
Y encendió, tierno y dulce, un cigarro de caldo.

44 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

"Tenía no sé qué del corazón y el pecho."... Me temo que ya estaba la ternura, querido Rodolfo, robándote el oxigeno.

"Mi padre me pidió una sopa y miraba
el papel del menú, lentamente, despacio
como si aquellas letras fueran la medicina
más preciada del mundo"... Touchè

Besos súper y mis mejores deseo para ti y lo tuyos en este 2011. ¡Feliz futuro!

Nieves LM dijo...

Y decía que no tenía hambre...
cuántos sacrificios los de aquella época. Y los de esta época también. Besos.

eigual dijo...

Escalofríos... eso he sentido.

Dulces escalofríos...

Cuerpos a la deriva dijo...

Seguro que tú ahora haces otros sacrificios por tus hijos.

Un beso Rodolfo.

Roxana dijo...

Esa misma caricia en la frente vuelve cada vez que la evocas, esos recuerdo tan tiernos seguro te sanan hoy.
Que magia en tu poesía Rodolfo si me parece que yo he estado en esa cena también, si me permites.
Te dejo un beso, desde estas tierras que respiran verano y río.

Jorge Castro dijo...

Muy emocionante, me he quedado sin palabras. Tuvieron que ser unos años muy duros... Un abrazo.

Mamen Alegre dijo...

...y me acarició la frente.

Hay cosas que no pueden transmitirse de otro modo.

Increiblemente hermoso.

Feliz ternura.

CARMEN dijo...

Precioso y triste recuerdo convertido en poesía.
Un abrazo muy fuerte. Que tengas una buena semana en este nuevo año que comenzamos.

paz dijo...

No hay nada como la poesía para expresar los sentimientos. no conocía tu blog pero ya soy seguidora tuya.Te conocí a partir de la lectura de "toda España era una cárcel" hace unos años, de antes conocía y me enamoraba de la música y los poemas de tus hijos.
Todos mis mejores deseos para este nuevo año.
Un abrazo. PAz.
elbauldepaz.blogspot.com

MIGUEL ANGEL dijo...

Cuanto sacrificio, cuanta ternura derrochada...y seguramente heredada, en gran parte, en ese pecho delicado, seguramente de intentar alojar en el tantos sentimientos y tanto amor y tanta ternura... Abrazos y feliz año, dede Avila, con frio por fuera, pero calientes de corazón. Felices fiestas, y un abrazo

José Antonio Fernández dijo...

Tiempos difíciles que ahora se ven con ternura.
muy buenas letras, si señor.

Marinero en Marte dijo...

Qé bonito poema. Me has hecho estar dentro del poema, ser el niño que come la sopa y a la vez ser el padre que enciende un cigarro.

Horacio Holiveira dijo...

Llega el lunes y se despeja la pregunta.
¿Con qué poema vendrá Rodolfo a conquistarlo todo?

Llega el lunes y el lunes no defrauda.

Un saludo

Laura dijo...

La de este lunes ha sido mágica y mira que leo regularmente esta sección y que siempre pienso que tus poemas son tan reales como la vida misma y que me calan hondo. Pero el de hoy me ha impactado porque en pocas líneas has conseguido que sienta el contraste entre frío que provoca la posguerra, la dictadura, el hambre y el desamparo de unos tiempos catastróficos y el calor de un cigarro de caldo que encendía tu padre y que tantas veces ha encendido delante de mí, el mío.

Un saludo

Maria del Sur dijo...

Hay poemas que cuesta comentar...no hay palabras...
Es hermoso, es hermosos por tu padre y por tus ojos que también es parte de tu padre.

Suerte de una infancia junto a él.

lunazul dijo...

Que no se pierdan jamás aquellas vivencias porque entre esos recuerdos están las lecciones más sabias.
Siempre me haces recordar alguna historia parecida a las vividas por mis padres. Gracias por no dejarlas caer en el olvido.

Que el 2011 te siga regalando inspiración a manos llenas. Un abrazo :)

Palmira.

Respirando entre palabras. dijo...

Que sorpresa me acabo de llevar contigo...la mejor, luego de leer(te)
Un saludo en este año que comienza.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Tu poema, Rodolfo, tiene ese sabor del Madrid de aquellos años y esa tremenda ternura de un padre con su hijo que te traspasa y emociona.

Seré fiel a los lunes.

Un abrazo

Antonio dijo...

Hay recuerdos que aún estando lejos, no están tan lejanos, tal que ayer éramos niños......Precioso Rodolfo
Un fuerte abrazo
Antonio

Liedchen dijo...

Emocionante.. Episodios así, o similares, cuando los contaba mi abuela, acababan siempre con un "son cosas que solo se hacen por un hijo, algún día lo entenderás"

Un abrazo.

carmen.-

Romano dijo...

Sensaciones parecidas tuve este año cuando visite junto a mi Padre su Galicia natal e imaginaba la infancia que habia vivido .
Recuerdo haberle dado un abrazo muy de Hijo a Padre y al despegarnos brotaron las lagrimas a ambos ,,,,menos mal que nadie nos vio,,,,(que machistas,,,jejeje)
Abrazos Rodolfo y feliz 2011 !!!

poemas de rubén dijo...

Dulce, melancólico. La rima lo hace menos grave pero igual de hermoso.

Musaraña dijo...

Una vida fascinante, un recuerdo tierno, melancólico y hermoso...como cualquiera de tus versos..

Vértigo dijo...

me gustó.

Cecilia Alameda Sol dijo...

Bonito y sentido. Los buenos recuerdos que nos dejan los padres....

LoreVero dijo...

Y seguramente entre todas las comidas que has podido disfrutar esa sopa ha sido de las mejores..
Y esa caricia en la frente un sello imborrable..
Ojala no tuvieramos que evocar a nuestros padres, ojala pudieras seguir disfrutando de muchas mas sopas..Pero si de evocar se trata q maravilloso que sea semejante momento..
Miles de Besos.

LaNiñaMariposa dijo...

Feliz año Rodolfo!

Besos de Mariposa!

Gitana ♥ dijo...

Esa caricia en la frente ...
que no se olvida , y hace que nazcan todos los recuerdos mas tiernos que existan en nuestro interior ...
Qué dulce sabor esa comida !
Un beso enorme ...

Abriles dijo...

me has dejado un no se que anudado en la garganta.

Feliz Año, señor
Un beso, desde el verano del sur

Paseando por tu nube dijo...

Inmensos recuerdos!!
Mis deseos para todos, que podamos superar los 5 años (?¿?) pronosticados, aunque sea con un PA (progresa adecuadamente) que les dicen a los niños en el cole.
Un beso enorme, amigo

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

El buen ejemplo y el amor de los padres, aún viviendo en las peores épocas, siempre contribuye a vivir en un mundo mejor.

Petons des de Barna!

marialocaypeligrosa dijo...

Precioso, de una ternura y una dulzura infinita. Estas letras son un gran regalo!
Un besin,
I.

José Luis dijo...

Impresionantes tus lunes, amigo Rodolfo!!
Aunque no escriba, te sigo con auténtico deleite.
Un abrazo!

Lolo Croci dijo...

Me mató Rodolfo...
Me hizo acordar mucho a mi infancia, cuando las cosas no andaban tan bien.
Nosotros también somos seis hermanos, yo también tenía "no se qué" en el pecho, puf, tanta coincidencia me llenó la cabeza de recuerdos.
Gracias gracias por iluminar el mundo con poesía. Que nunca se acaben los poetas Rodolfo!
Y nuevamente, gracias por pasar por mi blog, que mis poesías no son tan buenas como las tuyas, pero haberte leido entre mis comentarios me llenó de alegría, muchas muchas gracias!
Saludos!

Niuqech M. dijo...

Bonitos recuerdos.

Feliz año nuevo, maestro.


Salud¡

olmavis1 dijo...

¿Se les deja de echar de menos alguna vez Rodolfo? A mí también me gusta recordarle, tierno y divertido.... Un beso. OLGA.

K@ri.- dijo...

la mirada y las manos de un padre, es lo q te salva, aun siendo adultos.


hermoso!

hacia mucho tiempo que no pasaba, me gusta mucho tu blog renovado y tus bellas palabras!

un abrazo fuerte y que este sea un hermoso año Rodolfo!

saludos
Kari.-

Lucina dijo...

esta vez,
versos teñidos de nostalgia
(de esa que se queda durmiendo en la garganta)

Un abrazo con magia de Reyes

Carlos dijo...

Que buenos recuerdos, es curioso como el tiempo nos trae, en ocasiones, recuerdos estupendos de momentos dificiles. Recuerdos de un ayer, tal vez duro y dificil, pero que en la memoria se trasforma en una letania poetica.
Saludos

Victoria dijo...

Siempre me emociona leer su poesía. Bellísima.

Buen año!

Un abrazo desde Santa Fe, Argentina.

unidalavida dijo...

En las fiestas es quizás cuando más recordamos a aquellos que nos regalaron lo más preciado....su ejemplo de vida.
Mi madre también muchas veces se acostaba sin cenar y decía que no tenía apetito.
Gracias por traer a mi memoria tantos recuerdos...
Buen año para ti y toda tu familia

kynikos dijo...

...caladas que valen un mundo.
un abrazo rodolfo.

Agata dijo...

Y por algo que no llego a entender la ausencia de color, en la ropa, en las calles. La tristeza impedía ver la luz de Madrid.

maria jose dijo...

Lo leo una semana y pico después.
Me ha emocionado muchísimo.Me parece el retrato de tantos y tantos niños que enfermaron por las penurias que tuvieron que pasar y el sacrificio de los padres y madres que se negaban el pan a sí mismos para que sus hijos pudieran comer.Y no hace tanto tiempo.

Un abrazo.