lunes, 17 de enero de 2011

Retrato

Eras morena y dulce. Y en tus ojos
volaban gorriones y palabras. En tu piel
estaba escrito el verso más tierno de Neruda.
Niña desnuda y bella como nube
de amor y primavera. La caricia
de una noche de mayo sobre una carne joven.

Eras, cuando llegabas, como el aire,
lo mismo que el sabor del chocolate
de trópicos y tierras aún no descubiertas.
En tu boca podían beberse los encuentros,
el último café, o el cigarrillo de antes de dormirnos.
La plenitud de día de un agosto cercano.

Venías de ningún sitio. Mas de todos,
de aquellas estaciones, del invierno,
de otros amores fieros y perdidos, de los pechos
amasados con miel y con azúcar. Toda eras,
cuando hasta mí llegabas, la sonrisa
más limpia de los dioses.

Tenías en el vientre ese calor suavísimo
de los sitios amados. El milagro pendiente
del pan y del vasito de vino a medio día.
La certeza en el pelo, corto y negro,
de ser, cuando en la cama te adoraba,
la única mujer que, si quisiera,
destruiría mi mundo con sus besos.

Por eso, corazón, sólo por eso
daría en este instante cualquier cosa
por volverte a vivir aquella noche,
cuando en un pueblo perdido me tomaste
mi rostro entrelas manos preguntando:
“Dios mío, por qué te quiero tanto”.

31 comentarios:

Horacio Holiveira dijo...

Pensé que se trataba de mi historia. Pensé que era su vientre, y que era ella la mujer morena y dulce de la que hablas. Porque su piel era así, y también era el aire cuando llegaba y aquel sabor a chocolate. Pensé que se trataba de ella hasta el único verso. Ella no es de muchas palabras.

Un saludo, Rodolfo. Genial, como siempre.

kynikos dijo...

ardo de envidia.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Me declaro enamorado. No sé si más de la que motivó tus versos o de tus versos mismos.

Un abrazo

CARMEN dijo...

Preciosa.
Besos y buena semana.

Antonio dijo...

Me conformaría, con haber tenido una historia parecida, y tú lucidez para contarla.
Un abrazo maestro
Antonio

Gitana ♥ dijo...

Ohh , qué dulzura!
Qué grandiosa ella , no ?
te ha movido , hasta el piso hombre!
Un beso :)

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"En tu piel
estaba escrito el verso más tierno de Neruda."

Es hermoso...

Petons!

Rubén Lapuente dijo...

Este lirismo tuyo, cercano, sin dobleces. Qué facil se te cuela dentro.
Saludos

Anónimo dijo...

es precioso
gracias
Antonia

jaime dijo...

Gracias.

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sara dijo...

...quien se hubiera atrevido a decir lo que aquella muchacha dijo...

Sara Royo dijo...

Me gusta muchísimo.

MIGUEL ANGEL dijo...

sólo por eso
daría en este instante cualquier cosa
por volverte a vivir aquella noche,
cuando en un pueblo perdido me cogiste
mi rostro entre tus manos preguntando:
“Dios mío, por qué te quiero tanto”.
...Y yo digo lo mismo, -Dios mío, por qué te queremos tanto...porque siempre coges nuestros rostros con tus manos y nos cuentas y nos cantas todo lo que nos hace sentir tan bien.... olvidar el largo y crudo día cotidiano, y nos haces volar en tus nubes de algodon dulce en el que nuestros pesados pesares se desvanecen... Un abrazo más para este lunes..

Musaraña dijo...

Por qué te quiere tanto y la recuerdas! Pequeño misterio encerrado en tus versos...

Un saludo

Tracy dijo...

Qué gran descubrimiento tu blog Rodolfo! como tu hijo Ismael, hace años ya, llegas a mi vida por casualidad para llenarla de poesía y letra...

Gracias por alimentarnos el alma cada lunes! :)

Carlos dijo...

Hay mujeres que entran en el alma y allí aposentan su semilla. Allí se quedan meciendose arrullandose. Allí se quedan y jamás salen.

Andina dijo...

Carlos, también hay hombres asi!!
.....
Y a vos, q se te puede decir, “Dios mío, por qué te quiero tanto”.

Besototes

Soltando Letras dijo...

Rodolfo, en esta mañana en la que leo tus versos los hago míos, porque amigo mio, entre otras cosas hay amores con olor a chocolate que se deleitan con Neruda, y lo añoro.

Gracias por tus palabras.

Clarita dijo...

Precioso y sin nada más que añadir, sólo terminar corriendo el comentario para poder releer de nuevo tus versos!
Un besote enorme y gracias por compartir tanta ternura, intensidad y recuerdos con nosotros! Cuídate

Anónimo dijo...

es precioso, pero quién puede vivir en un recuerdo!!!?. siempre hay que vivir el presente ...

Roxana dijo...

Es real o es imaginaria?, no importa. Es pura poesía,conmueve y transforma esta mi realidad, salgo rápido, se me hace tarde para comenzar mi día.
Eso es tu poesía Rodolfo la llevo para revivirla. Te dejo un beso.

LoreVero dijo...

“Dios mío, por qué te quiero tanto”...Y nunca encontramos la respuesta a esa pregunta eterna..
Gracias por dejarte querer..
Miles de Besos

Nieves LM dijo...

precioso, precioso

Cecis ... funámbula dijo...

Leerte es viajar por un mundo de letras que se hacen sensaciones...es imposible no sentir alguna frase como propia...habiendo llegado tarde para decirla...o deseando que haya sido escrita para uno
Un abrazo calido, un poco nostalgico y lleno de admiracion...

laura dijo...

A mi me gustaría decir: eras moreno y dulce..
Hermoso Poema.

Elena dijo...

Con regalos como este nadie quisiera pasar de desear ser musa inspiradora...



Saludos...

Que belleza!

kynikos dijo...

gracias de nuevo por tus palabras tan amables, rodolfo; que vuelvas por mi blog me alegra mucho.
un saludo

Lucina dijo...

estos versos saben dulces, como las caricias en un día de lluvia.
(hoy nuestro verano ha decidido derramar algunas lágrimas)

Un beso Rodolfo

Laura dijo...

Me arrancaste una sonrisa muy muy tierna. No sé por qué, pero te lo cuento.

Un saludo

Abriles dijo...

que lindo, que maravilloso... "ese calor suavísimo
de los sitios amados".

caigo en la cuenta de Cuánto guardamos y repartimos... cuánto guardo reparto