jueves, 17 de febrero de 2011

No son iguales

No quiero, ni mucho menos que nos confundamos. Hay cosas y cosas. Algún amigo me ha hecho ver que alguien puede pensar que estoy contra los partidos políticos y las instituciones. Nada más lejos de la realidad.

Defiendo a los partidos políticos. Creo que son necesarios y defiendo las instituciones democráticas. Pero, por eso, creo que hay que criticarlas. Y la actitud de los partidos en este caso (pensiones, indemnizaciones, etcétera), salvo honrosas excepciones (IU, por ejemplo) creo que son vergonzosas.

Ayer mismo, el País publicaba extractos de una carta de un antiguo diputado que, con sarcasmo, venía a contestar a la acusación de "provilegiados". Hablaba de que no había tenido derecho de desempleo, que cuando salió se encontró con que su fábrica había cerrado y se encontraba en la calle, que estuvo en el paro durante varios años sin cobrar y alguna otra cosa, por el estilo. y concluía: "pero no importa soy un privilegiado".

Varias cosas: Me parece razonable que los diputados concejales y otros cargos similares, coticen y cobren desempleo. Como cualquier otro trabajador. En lo demás, lamento decirle al ex diputado que tiene razón en sus quejas, pero que su situación es exactamente igual a la de cualquier trabajador.

Muchos trabajadores han visto cerrar sus empresas y se han quedado como el señor exdiputado en la puta calle. Y cuando el paro se le ha terminado, sin trabajo y sin expectativas. De su carta se deduce que, efectivamente, ha pasado a ser un ciudadano más. ¿Por qué la preocupación por la situación de un exdiputado, sin empleo y sin paro, no se extiende a otros ciudadanos que están en la misma situación.

Lo que es cierto es que los diputados siempre estarán en mejor situación que los demás: tendrán mejor pensión cotizando menos (y a costa de los que cotizan) y tendrán una indemnización por "cese" en su labor superior a la de cualquier trabajador.

Lamento la dramática situación del diputado cuya carta se publicaba en el País. Lo mismo que lamento lo del hombre o mujer que ha visto como su empresa le ha puesto en la calle con una indemnización de 30 días y sin un horizonte laboral claro. Lo lamento igual.


16 comentarios:

Joaquín Pérez Azaústre dijo...

Querido Rodolfo, estoy completamente de acuerdo contigo. Precisamente aquello en lo que más creemos debe ser objeto de una vigilancia continua. Sé que crees en los partidos políticos y en la democracia participativa, y precisamente para mantenerla digna y saneada, son imprescindibles reflexiones como la tuya, que no cuestionan su esencia, ni su naturaleza, ni su legitimidad, sino sus posibles corrupciones éticas. Ciudadanos todos, también debemos ser todos iguales ante cualquier principio de incertidumbre, antes o después de días de gloria. Enhorabuena por ambos textos y un abrazo!

Ignacio dijo...

Sería certero, si no fuera porque esos partidos los pago yo; y no hago excepción con ninguno, ni con los sindicatos, ni con las ong ni con las tropelias que se hacen desde y al amparo de...
Cuando cada partido se financie a sí mismo, podrán hablar; cuando haya listas abiertas, podran hablar, cuando el robo y saqueo organizado se vea correspondido por años de carcel, podran hablar, mientras tanto son unos privilegiados.
Entre otras (muchas) cosas porque tu no pones que si un "político" en activo va a un banco y pide un prestamo, se lo dan a un interés bajísimo cuando no inexistente, por ejemplo.
Son una secta de sacerdotes egipcios, simplemente, y hay que acabar con este sistema falaz.

Jorge Castro dijo...

Ciertamente es un tema para reflexionar y debatir. Estoy de acuerdo, son unos privilegiados y una gran parte de los políticos actuales (por supuesto no todos) no merecen el cargo que ocupan y muchas veces, como ciudadano, me siento estafado por ellos. Es cierto que son necesarios (o diría imprescindibles) pero creo que deberíamos tener un cierto poder para quitarles de sus cargos si no hacen bien su trabajo, (ya que trabajan para nosotros) y poder elegir nuestros representantes (no digo ya el partido que gobierne, si no sus miembros), para mi esto sería lo más cercano posible a una democracia real. Un abrazo.

Niuqech M. dijo...

Hay mucha gente que aprovecha las quejas vertidas hacia ciertas instituciones para despotricar a gusto sobre las mismas y crear un rechazo hacia ellas, Rodolfo. Creo que los que te conozcamos lo mínimo sabemos que no eres de esos, como muchos otros que se quejan de ciertas maneras de funcionar de los partidos y sindicatos precisamente porque lo que quiere es que funcionen bien y los respeta profundamente.

Pero también he visto como desde muchos de esos partidos políticos la queja de simpatizantes y militantes sienta como una traición, cuando no lo es, sino todo lo contrario.

En fín, seguiremos en ello, aunque les pese a unos cuantos.


Salud¡¡¡

Soltando Letras dijo...

Rodolfo, yo te entendí y estoy completamente de acuerdo contigo. Trabajar y cobrar es lícito y moral, lo malo es cuando el sistema comienza a desvirtuarse y nadie hace nada por evitarlo porque le viene bien que se desvirtúe.

Zeru Gorriak dijo...

Me adhiero a todo lo que has dicho

Carlos dijo...

Sí, yo también lo lamento igual, y no he leido la entrevista de este Exdiputado. Aún así estoy casi completametne convencido que el punto de partida, el nuevo punto de partida de este exdiputado es mucho mejor que el de la mayoria.

Deméter dijo...

Lo que más me entristece es el desconocimiento, la pasividad y el conformismo ciudadano. El viejo continente está sedado con su opio televisivo, mientras el capitalismo y sus secuaces nos roban libertades y derechos, adquiridos con sudor y sangre.

Qué pena que África no empieza en los pirineos, tenemos tanto que aprender...

Muchas gracias por la crítica.

Salud, compañerxs.

Gregorio Kolbe dijo...

Parece mentira que hace 30 años dijera Joan Manuel: (y pido perdón si aquí me extiendo más de la cuenta)

"[...]
Que las manzanas no huelen,
que ya nadie conoce al vecino,
que a los viejos se les aparta
después de habernos servido bien,

que el mar está agonizando,
que no hay quién confíe en su hermano,
que la tierra cayó en manos
de unos locos con carnet,

que el mundo es de peaje y experimental,
que todo es desechable y provisional,

que no nos salen las cuentas,
que las reformas nunca se acaban,
que llegamos siempre tarde
donde nunca pasa nada.
[...]"

Dicho esto, no resta mucho más. Es concisa su entrada, así como lo ha sido el artículo en el diario, y con ambos coincido.

Un gran abrazo, don Rodolfo.

MIGUEL ANGEL dijo...

Rodolfo, como siempre, certero con las flechas que con cariño pero contundentemente lanzas en todas direcciones, y que bueno, que lo hagas, como altavoz de todos los que no pueden hacerlo, pero opinan lo mismo. Que sucede, que acaso por ser ex diputado, ex concejal, ex senador.....se ex mas que siendo ex obrero, ex fontanero, ex minero? Pués creo que todos tienen sus cargos mientras funcionan al servicio del pueblo, que ellos han elegido libremente, pero cuando dejan el cargo, son como los demás ex de algo, que no te da derecho a ser más que otros. Un fuerte abrazo, como siempre.

Gitana ♥ dijo...

Hoy estoy hasta el cuello de debates politicos ... asi que te dire que estas muy bonito en la foto de tu perfil , y me gusta mucho tu vestimenta :)
Un beso Rodolfo :)

Paris Joel dijo...

Es que debería ser un privilegio y un honor servir a tu País con humildad y honradez. Una pena que ese ex diputado no lo vea así, porque a la política se va a servir y no a servirse de ella, además es una elección personal libre.
Entre un ex diputado y un ex obrero hay una diferencia fundamental. El ex diputado ha gozado de una justicia equitativa, el voto lo ha puesto y el voto lo ha depuesto, en cambio al ex obrero en esta crisis que vivimos, lo han cesado por las prácticas financieras suicidas que emprendieron otros países, algo que a todas luces carece de justicia alguna. Nada comparable.

Paris Joel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
CARMEN dijo...

Nunca he pensado que no fueras una persona demócrata, pero si que eres crítica, y eso está muy bien, decir lo que piensas es de lo má corecto, y más, con lo que tenemos que estar aguantando los trabajadores en los momentos tan díficiles que nos ha tocado vivir.
No cambies. Un besote y buen fin de semana.

Antonio dijo...

Da excesiva tristeza comprobar los continuos privilegios de los "Señores Diputados", y entre esos privilegios, el ser ellos mismos quienes manejan sus convenios de puro acuerdo corporativista, sin oposiciones que puedan cuestionar ni poner freno a sus excesos, que por cierto son algunos cuantos, y pagamos todos, inclusive los que hoy, a estas horas, están helados de frío esperando un trabajo en las colas del INEM, por pequeño que sea, que les sirva para poder sobrevivir, y cotizar la tira de años que van a necesitar para poder cobrar una pensión, ya veremos si ni siquiera digna.

Vergüenza a veces de la política, que a veces asienten y consienten nuestros políticos.

Gracias que hace tiempo me desencanté, vuelo sin siglas, juzgo por hechos, y camino libre diciendo lo que pienso en cada asunto, disparando a la izquierda o a la derecha, nada me ata a ellos salvo mi voto y mi crítica, gracias Rodolfo por ésta tuya y por defender lo justo.
Un fuerte abrazo
Antonio

jaime dijo...

Gracias por compartir tus reflexiones.

Saludos.