martes, 8 de febrero de 2011

Otra vida

Ahí va otro poema. No sé por qué fuera de lunes


Si mi vida hubiera sido otra, por ejemplo,

no tendría estos recuerdos del olvido,

ni la pasión perdida de quererte

o esas noches

en que vuelves al filo de los sueños.

Toda la vida otra se incluiría

en el minuto exacto en el que leo

un poema de amores imposibles. El instante

en el que Dashiell Hammet se resiste

a dar los nombres que nunca conociera.


No tendría tu nombre entre las cosas

que me ocupan los días y el trabajo,

ni serían tus labios un asunto pendiente,

ni tu cuerpo

la voluntad de andar cambiando cosas,

recuperando tardes, pesadillas

urbanas, recurrentes como el hilo

encontrado de Ariadna.


Si mi vida hubiera sido otra. Y no supieras

de mi existencia, ni nunca hubieras puesto

tus ojos en este pobre cuerpo,

y no hubieras sentido, tal vez entre los besos,

esa pasión pequeña de quien sabe

que el amor es tan sólo un arañazo

que no se cura nunca,

entonces, pienso ahora, sólo entonces

mi vida no sería

tan feliz como ha sido al añorarte.

27 comentarios:

Soltando Letras dijo...

Genial como siempre. Además, precisamente hoy, creo que este poema ha venido a rescatarme en el tiempo propicio. Mil gracias amigo.

Sara dijo...

Será Rodolfo, que hoy, aunque sea martes, todos necesitamos un poco más de poesía. Y recuerdos de nuestra vida, aunque a menudo, soñemos con otras. Gracias.

LoreVero dijo...

Menos mal que mi vida no ha sido otra, pues agradezco a esta el placer de haber coincidido en esta vida...
Gracias por este regalo...
Miles de Besos

Zeru Gorriak dijo...

Gracias, por romper con la rutina, por repetir el lunes en martes.
Un beso

Ana_Málaga dijo...

Sucede que a veces...
Llegas en el momento preciso. Muchas gracias.

Cuerpos a la deriva dijo...

Si mi vida hubiese sido otra creo que sería la misma que ahora. Gracias por el regalo en martes.

Un beso

Joaquín Pérez Azaústre dijo...

Amigo, seguramente en esa otra vida muy difícilmente nos habríamos encontrado. ¿Y qué habría sido de las tardes en Méndez, de las cañas de luego, y de hablar de los libros que no escribiremos? Es hermoso hablar de lo que no se hará nunca. En cambio, de lo bueno profundo, lo que no se pronuncia, no necesitamos fabular porque nos llena tanto, y tan intensamente, que no hay ningún lenguaje preparado para nombrar la vida con mayúsculas con su letra pequeña. Un abrazo enorme!

Clarita dijo...

Precioso Rodolfo, creo que ese pensamiento no nos es ajeno a ninguno de nosotros, cuántas veces deseamos haber vivido otra vida, habernos atrevido a pronunciar aquellas palabras que nunca se pronunciaron y que quizás hubiesen cambiado el transcurso de nuestras vidas.
Pero, para bueno o para malo, es la vida que nos tocó y en nuestra mano está vivirla o dejarse llevar, así que a vivir y gozar de estos momentos y que no nos quede el sabor amargo de no haberlos aprovechado lo suficiente...

Un besote enorme y felíz semana, a cuidarse mucho y a disfrutar de cada momento

MIS HISTORIAS dijo...

Ojala, mi vida hubiera sido otra,que cuando la recordase mi alma la añorase. Un saludo

laura dijo...

Rodolfo, gracias por romper la rutina.

CARMEN dijo...

Muchas gracias por regalarnos otro precioso poema.
Siempre es un placer leer tu poesía.
Un abrazo.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"esa pasión pequeña de quien sabe

que el amor es tan sólo un arañazo

que no se cura nunca".

Me estremecieron estos versos...

Petons Rodolfo!

Gregorio Kolbe dijo...

¡Bendita la poesía de los martes!
Si pudiera ser el primer hombre pisando de nuevo el Edén, pediría a la serpiente que le hablara.
Tristes los despreciadores del cuerpo, que ansían la plenitud en elevaciones magníficas en vez de descender a las entrañas mismas de la vida.

Con perdón de mis divagaciones (acaso cavilaciones), agradezco por su poesía y lo saludo, don Rodolfo.

Un gran abrazo.

eMiLiA dijo...

¿Ha sido felicidad el añorar?

En mi caso es un pobre consuelo, pero consuelo al fin.

Gracias por este poema de no lunes.

Un abrazo.

Hibiscus dijo...

No hay que soñar con otra vida, si no labrar una vida nueva cada día para poder recordar siempre el ayer con una sonrisa y no perderla pensando en el mañana.
Una maravilla de poema, gracias por regalarlo.
Un saludo.

Carlos dijo...

Un martes es un buen día, explendido día para leerte, para saborear tus letras dichas en voz alta, verbalizadas, sonoras. Vivas de letra, vivas de voz. además en estos tiempos dificiles, todos necesitamos poesia como aquel que necesita abrazos o tiempo para pensar.

Gitana ♥ dijo...

Si tu vida sería otra , tendrías otros sabores , otra pasión , otros recuerdos , o tal vez presentes :)

Daniel Bardalez dijo...

que hernosas letras.,., qe poesia maestro

eigual dijo...

¿Y qué me dices de leer esta poesía de martes un miércoles?.

La semana se acorta. Y ya queda menos para un nuevo lunes, para una nueva poesía, de estas tuyas, que nos llenan el alma y las horas y los días.

Gracias, simplemente. Y abrazos.

Salva dijo...

Tan hermoso como si hubiese sido escrito el mejor de los lunes. Gracias, maestro.

Lolo Croci dijo...

Muy bueno Rodolfo!
Cuántas vidas caben en una vida?
Yo, humildemente, creo que todas las que uno esté dispuesto a vivir...
Por cierto, hay rutinas de los lunes, que me caen mejor los martes, gracias a la inspiración por la poesía!
Un abrazo!

Andre dijo...

Te leo en jueves Rodolfo y tiene el sabor de los lunes, con un poco de pereza y esa idea que me queda dando vuelta en la cabeza después de leerte. Ay, si mi vida hubiera sido otra...

(ojalá hubiera llegado a este blog de todas formas!)

vida dijo...

Me ha encantado Rodolfo.

Gracias!!

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hoy mientras té leía, pensé en toda esa gente que recordaba en todo momento, que porque no haya sido perdió el tiempo. Y en ese momento le parecerá imposible de aceptar, y sentirá que es capaz de funcionar como sí nada pasará. Y que el dolor que está experimentando conlleva al desgaste emocional, y contribuya tal vez a entender sí vale la pena, el anhelar ese amor... y clavar la almohada a media noche. Para llevarle de regreso al punto de partida mil veces, y tal vez un día al despertar no sea su primer pensamiento. Y tal vez ¿descubra que no se pude vivir en el pasado?. y su sonrisa sea como antes y quizás vuelva a ser feliz...

Un abrazo.
AF.FM

Anónimo dijo...

Rodolfo,

No me canso de leerte, por lo que por qué no nos regalas un poema cada día?

Y que sepas que tengo una amiga a la que le recuerda mucho tu forma de escribir a los de la generación del 27, especialmente a Salinas.

Buen fin de semana.

Lucina dijo...

Me llevo sus versos para mi fin de semana, otro de esos con sabor a suspiro.

Un beso

Barbara P.M. dijo...

"El amor es tan solo un arañazo que no se cura nunca"
Esperemos que con el tiempo esa herida solo escueza.