jueves, 17 de noviembre de 2011

Elecciones

No seré yo quien diga a quién hay que votar, aunque yo votaré a la izquierda. nadie puede quedarse en casa, por mucho desencanto que acumulemos, por mucha desesperación que nos llene.

No votar es dar a la derecha más votos. La derecha siempre ha tenido la facultad de contar con un electorado fiel, y me da la sensación de que en esta ocasión ese electorado no se quedará en casa. Llenará las urnas y hará lo que debe hacer un ciudadano, ganar con su voto.

Por maltrecha que esté la democracia y mientras conseguimos que las cosas cambien (otro sistema electoral más justo, por ejemplo) hemos de aprovechar el valor de los votos.

Es verdad que hoy la democracia está secuestrada, que en Grecia e Italia gobiernan gentes que no se han presentado a las elecciones y que, en algún caso provienen de instituciones que nos han llevado a la situación angustiosa que vive el mundo. Es verdad que son los mercados quienes deciden el futuro y la política de un país. Pero, por eso hay que ir el domingo a las urnas. No queda otra mientras no consigamos cambiar las cosas.

La derecha está encantada con el desencanto. Está encantada de que haya quien pida el voto en blanco y la abstención. Nunca. Votar es un derecho. nuestro derecho. Sin dejar de trabajar para que cambien las cosas, el domingo hay que ir a votar.

***

19 comentarios:

CARMEN dijo...

El Domingo no faltaré a la cita y ejerceré el derecho al voto, el mío siempre a la izquierda.
Un abrazo, y esperemos que el batacazo no sea tan grande como se espera.

Zeru Gorriak dijo...

Totalmente de acuerdo, el domingo hay que tomar ese pequeño gran compromiso, asumir la responsabilidad que nos es dada junto al derecho de decidir, porque votar es un gran paso para cambiar la situación.

No vale decir eso de "no hay partido que nos represente" porque ningún partido va a terminar de representarnos, pero si que habrá uno o, incluso, más de uno que se acerque bastante a nuestras ideas, a nuestra concepción del mundo.

No vale quejarnos de un sistema bipartidista de derechas, si no vamos a votar para repartir esos votos, y crear un parlamento en que todas las voces puedan ser escuchadas, con grupos parlamentarios fuertes.

Yo también voy a votar a la izquierda.

Soltando Letras dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jaime dijo...

UNA PREOCUPACIÓN Y ALGUNOS DESEOS
-- Siempre me gustó mojarme --

Me preocupa esa mayoría absoluta del PP que todos pronostican. No me gustaría que les diésemos la confianza suficiente como para sentir que pueden hacer todo aquello que esconden detrás del humo, tras la cortina de ambigüedades. Se tomaron el tiempo suficiente para perfeccionar caretas y disfraces, y ahora nos resulta complicado distinguir tanto lobo trajeado y sonriente.

Deseo que las urnas devuelva al PSOE su falta de valentía, imaginación y coherencia para buscar soluciones, sus despropósitos.

Y deseo, alguna vez, comprobar el comportamiento de IU tirando del carro, en primera línea. Pero eso lo dejaremos para más adelante. Tal vez a lo más que pueda aspirar en estos comicios sea a pasarlos con dignidad, obteniendo el refrendo suficiente como para formar Grupo Parlamentario. Sería recomendable. Como lo sería que Gaspar Llamazares consiga escaño y, ya por pedir, que también tenga presencia y voz en el Congreso Luis García Montero (creo haber leído que va como nº 3 por Granada). Mucha falta nos hacen voces y almas como esas, personas que dignificarían la política en general y esa Cámara en particular.

Como deseo que EQUO también ayude a reiniciar y reciclar esta democracia triste y somnolienta.

Y que PACMA obtenga el respaldo suficiente como para seguir hablando por y para otros seres vivos muy parecidos a nosotros.

Y que los corruptos paguen, ante la justicia y en las urnas, sus fechorías.

Y deseo que no perdamos la confianza en la política, sino en algunos individuos que se dedican a la política sin saber el oficio y sin vocación.

Y que no pasen otros cuatro años para ejercer el derecho a manifestar como queremos gestionar algunos asuntos.

Y más, muchas más cosas son las que quiero.

Afinemos el instinto, las pupilas y la memoria.

Y sí, claro que sí, iré a votar.

Soltando Letras dijo...

El depositar nuestro voto en la urna siempre es una obligacion, no ya solo para nosotros, sino para el resto, desde casa no podemos cambiar nada. Aunque se piense que no vale para nada, nuestro granito de arena siempre suma.

Que quienes salgan elegidos, votados o no por cada uno de nosotros, aprendan de una vez que hay que mirar más al pueblo y menos a la clase política. Vale ya!!, estamos cansados de mantener a unos cuantos para que decidan por nosotros sin contar con nosotros.

Javier Astasio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier Astasio dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo... en esto... y en casi todo, jeje

Joaquín López dijo...

No podría estar más de acuerdo, Rodolfo, aunque creo que el desencanto va a jugar un papel decisivo en estas elecciones... y es una pena.
A muchos nos da miedo lo que podamos encontrarnos cada mañana a partir del 21-N.

Salud¡¡¡

Antonio dijo...

Como no estar de acuerdo con casi todo lo dicho, eso si, miedo ninguno, si acaso de nuevo un desencanto con casi todo, y que aprendan la lección, algo se tiene que haber hecho muy mal, para que se presagien malos augurios para la "izquierda gobernante". Gracias a la vida, he aprendido a creer en los mensajes, y no tanto en los mensajeros, que últimamente tienen el vicio de hacer lo contrario de lo que dicen.
Dicho esto, haré lo mejor que se puede hacer el próximo domingo, votar en conciencia, que está siendo uno de los pocos derechos que parece nadie recortará.
Un abrazo Rodolfo,
Antonio

Diego Escribano C. dijo...

Comparto sus opiniones. Votar el domingo,como siempre, es fundamental.
Creo que las prioridades en esta campaña electoral no han sido las que deberían.
http://destelloshumanos.blogspot.com/2011/11/elecciones-y-prioridades.html
Un abrazo,
Diego

Nieves LM dijo...

Por supuesto que hay que votar, desde mi rincón también he llamado al voto, la abstención sólo favorece el bipartidismo que nos está asfixiando. Se necesita un cambio urgente. Besos.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

No voy a faltar a mi derecho al voto. Lo que me entristece es saber que hay gente que votaran por resentimiento y no por sus ideales, buscando culpables cuando en realidad la culpa de la crisis la tenemos todos.

Petons Rodolfo!

yraya dijo...

Totalmente de acuerdo en todas tus palabras.
Por mucho que nos inunde el desanimo hay que votar.
Un saludo Rodolfo

VRH dijo...

Efectivamente, hay que ir a votar. Las personas con ideas de izquierdas también, en masa, a votar y a seguir demostrando que nos preocupamos. :-)

jaime dijo...

Elecciones nov´11 – Senado.

Por si alguien lo olvidó, el domingo también elegimos a los próximos inquilinos de la Cámara Baja de las Cortes Generales, los Senadores.

Dice el Art. 69.1: “El Senado es la Cámara de representación territorial”.

Tal vez hace un tiempo tuvo su importancia, pero, en mi opinión, hoy carece absolutamente de relevancia. Ha quedado como refugio de vividores, como escondrijo para personas que, de alguna forma, han trabajado para el partido de turno, y claro, hay que buscar la manera de recompensarles: ¡Pues te proponemos como Senador/-a!.

Pasen, por favor: http://www.youtube.com/watch?v=ZoEapzocngs

Como en otros tantos asuntos constitucionales (Corona, ...), también aquí haría falta una buena actualización.

Margarida dijo...

Sabes que te leo SIEMPRE aunque no entre a comentar casi nunca pero esta vez aprovecho para decirte que me has dado el empujon que necesitaba porque ya estaba angustiada no solo "a quien" sino realmente si merecía la pena. Tomo nota, maestro y allí estaré el domingo. Buen fin de semana (a pesar de los pesares).

Suso dijo...

Acabo de venir de votar amigo mio, el derecho sin duda hay que ejercerlo, independientemente a quien, es el modo de intentar creer que las cosas pueden cambiar y que podemos hacer algo...
un abrazo

Liedchen dijo...

Hecho.

Un abrazo,

carmen.-

maría josé dijo...

Vuelvo a este lugar que durante mucho tiempo consideré mi casa,buscando consuelo después del tremendo batacazo de ayer.

Yo voté a izquierda unida,como siempre y me alegro mucho de que haya conseguido grupo parlamaentario propio y todo eso,pero me pregunto si servirá para algo.

Pienso que harán y sobre todo desharán, a su antojo. No creo que escuchen a nadie con la mayoría absolutísima que han conseguido.Me temo que hemos entrado en una época no azul,sino gris pardo.

Un saludo y un abrazo para todos.