lunes, 10 de diciembre de 2012

Con ellos


Estamos con los hombres –los otros- y sus miedos.
Esperando, tal vez, un instante sin dueños.
Bocanada de sombras de los días perdidos.

La vida viene a golpes, misteriosa y pequeña,
se deshace en los dedos como el pan de los pobres,
nos recorre las venas como locos caballos.

Y tú yo contemplamos la tarde que nos lleva
hacia otros horizontes donde el amor no existe.
Donde el hermano espera al dios de la mentira.

Estamos con la noche, las tragedias ajenas.
El dolor que nos hace imaginar el mundo
como un campo sin flores, sin risas y sin niños.

Cada día golpean la puerta de la casa
las noticias más negras, los peores presagios
de un futuro de angustia para dormir callados.

En tus brazos encuentro el refugio, la cueva,
donde el pecho se funde en la carne añorada.
Y en ellos me detengo y me salvo por ellos.

Ahora descubrimos que el mañana era un ciego
dios borracho. Y parece que no habrá mariposas
que vuelen por nosotros más allá del abismo.

Reclamo la esperanza para que el hombre pueda
calentarse ante el fuego que trajo Prometeo.
Lejos ya de la ira. Lejos del Minotauro.

Por eso me derrumbo en la cama vencida.
Por eso hundo mi boca en tu vientre y le rezo
a tu carne y tu sangre. Mi único alimento.

Porque tú estás con ellos. Y con quienes ahora
trazan surcos y quieren reinventar el mundo.


15 comentarios:

JOAN dijo...

Bello poema Rodolfo para dar sentido a estos días difíciles!

El amor siempre es un refugio que nos salva del gris.

Un fuerte abrazo

Sara dijo...

Brindemos por aquellos que al menos tienen unos brazos donde refugiarse.

CARMEN dijo...

Tremendo poema el de hoy,Rodolfo.
Nos refugiaremos en el amor,en estos días tan inciertos.
Un fuerte abrazo.

CARMEN dijo...

Tremendo poema el de hoy,Rodolfo.
Nos refugiaremos en el amor,en estos días tan inciertos.
Un fuerte abrazo.

Jorge Núñez dijo...

Directo y duro el mensaje, muy bueno. Saludos

Anónimo dijo...

A ellos, tu sentido poema.
Por ellos, por los que sufren.
Para los que luchan cada día,
personas anónimas que cuentan,
que son los verdaderos protagonistas
de la historia.
Por las sonrisas de cada niño.
Por los solidarios y su esfuerzo.
Por los que cada día y cada noche,
buscan el abrigo de los más desfavorecidos
sin esperar nada a cambio.
Porque un día podamos mirar
hacia arriba orgullosos, sin sentir
verguenza y rabia. Contra los avariciosos
de guante blanco y corazón sucio,
contra ellos mi denuncia. A ellos mi condena: que el dinero que les convirtió
en pobres de espíritu se vuelva,en otras manos, en bienestar para los más desfavorecidos y la solidaridad
destruya por fin, el poder y su mentira. Ojalá.

A los buenos, a los verdaderos sabios nuestros mayores y a nuestros niños,
y en definitiva, a los que hacen de este mundo un lugar mejor.

Un placer leerte cada semana Rodolfo.

Más besos.

Ana






MIGUEL ANGEL dijo...

Y qué gran fortuna en estos días fríos y difíciles que corren,tener el amor,....ese bién de incalculable valor,que nos da fuerza ante las adversidades y que calma nuestros miedos, ansiedades y nos devuelve la esperanza en que todo cambiará¡¡¡

Inés dijo...

En tu abrigo de dulzura me acobijo, tus palabras me acarician cuando salen de tu boca al papel. Yo no tengo aún brazos cálidos para refugiarme, pero hallo en tus líneas ese fuego que cura mis días fríos. Gracias por el poema !!!! Besos enormes

jaime dijo...

¡Qué bueno!. Agradecido

Carlos dijo...

No hay nada mejor que reinventar el mundo cada día, cada minuto. Es verdad, parece que no lo conseguiremos. Pero tal vez, eso, la esperanza sea sólo lo que nos da fuerza para dar un pasito más hacia delante. hacia esas rutas que nos lleven a sonrisas...

Carlos dijo...

No hay nada mejor que reinventar el mundo cada día, cada minuto. Es verdad, parece que no lo conseguiremos. Pero tal vez, eso, la esperanza sea sólo lo que nos da fuerza para dar un pasito más hacia delante. hacia esas rutas que nos lleven a sonrisas...

P dijo...

y qué bien le sienta a uno/a tener ese refugio donde poder descansar y coger fuerzas. Ainssssss, que ensanche de corazón. Besos

Oski dijo...

Brindemos por esa reinvención, que llegará. Tiempo al tiempo.

:-)

Abrazos.

Arcangel sureño dijo...

SOMOS

Ni tú ni yo sabemos que es la vida,
somos los abandonados de la tierra,
los que sufrimos por el universo.
Los únicos seres que imaginamos esos pasos
que aun no hemos caminado.
Los obligados a elegir eternamente.
Y justamente los únicos capaces del arrepentimiento.
Somos los que sabemos que significa el tiempo,
Los desamparados de nosotros mismos,
Los únicos que luchamos contra todos,
Porque también lo hacemos contra nosotros mismos.
Somos los perseguidos hasta la última hora,
Los nunca perdonados,
Y justamente, los únicos capaces del arrepentimiento.
Somos el recorrido de algo que nos vence,
El otro océano, ese de lágrimas, que sube
Por la mejilla del aire,
Tal vez inútilmente.
Entonces que puedo prometerte,
Que importa lo que diga, si mañana,
Es una forma de mentir.
Por eso estoy dando de mí lo único cierto,
Y no pido de ti nada más que eso.
No me hagas descender a la palabra,
Que los espíritus se entiendan solos,
Ellos saben hacerlo.
Soy el momento que esta en mí,
Solo me guardo para mí un recuerdo,
Igual que yo me has dado tu momento,
Y apenas de has dejado una esperanza,
Que es el amor sino esto.

...♥...

Isa. dijo...

Qué bueno tener unos brazos a los que amarrarse cuando fuera hay tormenta... :)