martes, 19 de febrero de 2008

Galletas de tierra

En Haiti los pobres comen tierra. Es una noticia más, perdida entre proclamas y promesas electorales. Las madres hacen sus galletas de tierra, con algo de mantequilla vegetal para darles gusto, y los niños enferman. Dicen que les quita el hambre. llenan sus estómagos con tierra. Dicen que, antes, era una tierra rica en calcio y otras sustancias, tierra "comestible".

Ahora esa tierra ha subido de precio y ya no pueden comprarla. Posiblemente, alguien se dio cuenta de que en esa tierra estaba el negocio y la pusieron precio. Los pobres ya no pueden comprarla y ahora las galletas las hacen con tierra que recogen al lado de los basureros. Los niños las comen y enferman. Siempre se puede ser más pobre. Cuando parece que ya no hay forma de caer más bajo, los pobres caen todavía más. Ya no hay tierra "comestible" para ellos.

Sé que es difícil no caer en la demagogia. Pero los basureros europeos están llenos de productos que arrojamos a la basura, que no somos capaces de consumir antes de la fecha de caducidad. Tiramos el pan del día anterior, los yogures pasados de fecha, la fruta picada. Se arrojan toneladas de tomates al mar para que no bajen los precios, nuestros cuartos de baños están llenos de medicamentos que no utilizamos.

Y mientras, en Haití, los niños comen tierra, galletas de tierra, y enferman y mueren sin medicamentos. Pero no importa: nosotros vivimos en un mundo feliz y en la abundancia.

31 comentarios:

Margarida dijo...

Bufff que fuerte no?. LA verdad es que ignoraba esto. Sabía de otras cosas y anécdotas no sé si peores...pero supera con creces a la "Nana de la cebolla" de Miguel Hernández...no sé que decir...me he quedado atónita..

Cecilia Alameda dijo...

Me da vergüenza pensarlo: vivimos en la abundancia y el confort y nos quejamos de todo lo que consideramos que nos falta o nos molesta. Y mientras tanto, hay gente sin comida, sin agua, sin techo, sin lo mínimo imprescindible. Me da vergüenza.

síl dijo...

uf! qué duro! es en cosas así que la globalización debiera funcionar, para compartir lo que a unos nos sobra y no sabemos apreciar...
un abrazo

Ana dijo...

uffff, no lo sabía, es muy fuerte. ¿Cómo podemos llegar a eso? que tengan que comer tierra, y lo que es peor, que haya quien se aproveche ...

Paseando por tu nube dijo...

Hay tantos pueblos que no tienen ni la mantequilla vegetal para mezclar con la tierra.
Y tantos que sin embargo la compramos para embellecer nuestras macetas de flores.
Tienes razón no importa seguiremos viviendo en la abundancia e ignorando lo que nos pique en la conciencia.
Un beso Rodolfo

CARMEN dijo...

No hay nada más triste en esta vida para unos padres que no poder alimentar a sus hijos,y verlos morir de hambre y de enfermedades.
Me gustaría creer que otro mundo es posible, un mundo donde todos pudieramos comer como mínimo, pero después de nocicias como estas el desánimo me vence.
Y aún hay personas que no entienden la llagada de tantos emigrantes a los paises del despilfarro.
Una verdadera pena.
Saludos

txilibrin dijo...

Creo que has conseguido lo que te proponías, dejarnos a todos de piedra. Me sabe mal, es un asco, no es justo, y si hubiese alguien vigilándonos, no permitiría estas cosas.
Encontrar una solución es muy fácil, pero siempre hay gente a la que no le interesa...

Yo siempre lo he dicho, voto porque no haya luces de Navidad por la calle y el dinero ahorrado en personal, tiempo y luz, que lo usen para ayudar. Es un ejemplo como otro cualquiera, pero es el que suelo poner...

Pablo dijo...

Noticias así llevan denuciándo diferentes asociaciones desde hace mucho tiempo. En Tanzania las madres prepran para cenar un puchero con agua sin comida dentro delante de los niños. Cuando ellos preguntan cuando vana comer ellas remueven el agua caliente y les dicen.. aun queda un rato. Así hasta que se quedan dormidos hasta el día siguiente.

En africa la poblacín vive con menos de un euro al día mientras en europa cada vaca recibe 4 euros de subvencion de la comunidad. Este mundo no se entiende cuando dependiendo de donde hayas nacido es mejor ser una vaca europea que una persona africana.

Saludos, Rodolfo, fue todo un placer compartir unos minutos de conversación con usted.

Un abrazo.

Dorian Grey dijo...

Hace tiempo leí dos cosas que me impactaron. La primera la que aquí comentas, engañar al hambre con "tortitas de tierra", me quedé impactado por el reportaje que leí. El segundo, y a partir de la necesidad de tirrar de esta sociedad consuminsta, leí a los denominados "freegan" y su llamada recolección urbana o "dumpster diving". Esta técnica implica buscar en la basura de mayoristas, residencias, oficinas y otras instalaciones en busca de bienes útiles. A diferencia de los estereotipos de nuestra sociedad sobre la basura, los bienes recuperados por los freegans son seguros, utilizables, limpios y en perfectas o casi perfectas condiciones, un síntoma de una cultura consumista.
Un placer tus poemas que, personalmente, no necesitan comentarios y son bellos.
Para más información sobre estos "freegan":
http://freegan.info/?page=Espa%F1ol

Romano dijo...

Que triste,que impotencia,que mundo de mierda,,,,,perdon pero no se me ocurre otra cosa,,,

Tendrian que reunirse en Haiti los G8 ,no ?

saludos

UB dijo...

Lo leí y me quedé traumatizada.

ANA(Montevideo,Uruguay) dijo...

Es así. También una amiga que viajó el año pasado a Africa, Zimbague y algunos pueblos aledaños, vino asombrada de que en los supermercados las góndolas estaban vacías, solo habia algo de sal y salsa de tomate, pero muy poco. No tienen qué comer. Como si eso fuera poco, también empezó a mermar el agua. Sin comida algún tiempito se puede tirar, pero ¿sin agua?. No hay alimentos muchachos. En casa directamente no se tira comida, en lo posible se aprovecha todo, pero no saben qué mal me siento cuando hay que tirar la comida. Un beso amigos, pero siempre hay más pobres y es cierto, siempre se puede caer mas bajo. Un beso Rodolfo

Alicia dijo...

Demasiada desigualdad para este mundo. Una entrada muy cruda Rodolfo, pero muy necesaria. Gracias y un beso.

lunazul dijo...

No conocía esta historia de Haití, pero lo cierto es que estas cosas suceden a diario, en muchos lugares del mundo.Es tremendo.
Y mientras nosotros vivimos en una sociedad 100% consumista, tirando cada día productos aún útiles y alimentos perecederos según una fecha, otros ya no pueden ni comer tierra. Es espantoso, a veces odio este mundo de pura impotencia.

Un ejemplo increíble es ése que comentabas de tirar tomates -o cualquier otro cultivo- para mantener su precio en el mercado. O cuando las grandes superficies tiran a la basura palés enteros de lácteos, por decir algo, que caducan ese mismo día, en vez de donarlos a comedores sociales, albergues o incluso a sus propios trabajadores. Es increíble que prefieran tirarlo a paliar un poco el hambre de muchas personas que viven en la miseria. Pero claro, con esa política de "el que lo quiera, que lo pague", no vamos a ningún sitio. Y todo por el puto dinero.

En serio que hay días en que el odio por la injusticia en este mundo me come por dentro. Pura impotencia.

Un abrazo, Rodolfo. Gracias por denunciar cosas así.

Margarita dijo...

Que duro lo que cuentas, duele en el alma, es como esa canción de Ismael "Zona Cero", "los niños comen plomo y papel de celofán".

Belinda Shinshillas dijo...

Yo tambien te leo casi a diario... es bueno para mi pobre espiritu de artista tener un refugio donde encontrar mentes como la mia, gracias.

Te admiro siempre por tu gran poder compasivo y de entendimiento hacia lo que los demas sufren o gozan... creeme pocos lo tiene.

Besos,
Belinda

Arcángel Mirón dijo...

Al lado de esto, mi mundo de clase media sin lujos parece el paraíso. Tengo casa, comida y abrigo. Tengo cobertura médica. En un orden secundario, tengo libros, música y cine. A veces veraneo en algún lugar fuera del barrio.
Todo esto parece vida de reyes, si pienso en la tierra como única opción de comida. Me da un poco de vergüenza y mucha más rabia.

Fernando S. dijo...

ya estás en la feria..abrazos.

Anónimo dijo...

Que mundo!!!Que fazer para mudá-lo?
Será que ainda é possível?...
Ler estas notícias faz-me sentir egoísta só de pensar que, perante isto, os meus problemas não são nada.
Como sempre, um homem atento.
Um abraço. Ana

joaquina dijo...

Una esperanza de vida de menos de 50 años para los habitantes de Haití, no es esperanza. Una vida entre el olvido y la desesperación, no es vida.

Azul dijo...

Para mi gusto, lo peor de todo es ser consciente de lo facil que sería solucionarlo, si las prioridades del mundo "rico", no fueran las que son... seguirse enriqueciendo...

No se si es demagogia, pero, el hambre de los niños, y la desesperación de sus madres, si algo es, sin duda, es cruel...

Un abrazo

maria jose dijo...

Repito que me encanta este blog por quien lo escribe, por cómo escribe, y también por quienes comentan...Me haceis sentir menos sola, menos bicho raro en el espacio en el que me muevo y trabajo.
Nosotros tenemos una enorme suerte por haber nacido en este parte del mundo, sólo 50 kilómetros más abajo está la miseria y la desesperación que te hace tirarte al mar en una patera de mala muerte que si te trae a tierra, te trae también a la esclavitud, a la vida oscura de los sinpapeles...Pero odos los horrores son mejores que ver morir a tus hijos y saber que aunque sobrevivan no hay futuro en su tierra para ellos...

Muchas gracias,Rodolfo por escribir.Usted me impacta siempre.

Inma. dijo...

Muy triste si. El primer mundo explota al tercer mundo y después hace todo lo posible porque las consecuencias de esa devastación no lleguen en patera a sus costas. Hace unos días escuché una noticia igualmente trágica y es que los pueblos indígenas en el futuro no podrán utilizar sus animales y plantas medicinales, ya que la patente de los mismos la tendrán las multinacionales. Y luego se escandalizan las industrias farmaceúticas de que países como India o Brasil hagan uso de los genéricos...

Un beso Rodolfo.

Pino dijo...

Se nos tendrían que caer las lágrimas y la cara de vergüenza al leer cosas como ésta. Deberíamos recordarlo a cada segundo para vivir de una forma menos insultante para esa gran parte de la humanidad a la que diariamente se le priva de su condición de "ser humano".
En marzo viajo a Calcuta y allí me encontraré también con una realidad dura. Te contaré a mi vuelta. Besos, Mi Capitán.

Victor Castillo dijo...

Rodolfo Serrano:

Hola. Triste realidad la que expones, triste negligencia, carajo.

Me recordó un cuento de Cortazar, no recuerdo el nombre, pero él está por echarse una Ginebra o un Whisky, mientras ve unas diapositivas de unas vacaciones en algún lugar turístico del Caribe, y lo que ve son escenas de crímenes de la dictadura.

Bueno, no sé allá, pero acá hay los llamados Bancos de alimentos, aunque no sé qué tan bien funcionan pues el hambre parece ser lo único que el capitalismo produce en abundancia, es muy barata, no?

Suerte y abrazos.

PD: Parece que el 27 veré cantar a tu hijo por estos lares.

vazquez dijo...

Con lo fácil que sería solucionarlo, pero, claro no interesa, no tienen nada que ofrecer a los paises ricos, capitalistas, egoistas ....
¡Qué pena!.

Anónimo dijo...

Es tremendo la situación de muchos de los llamados "países del Sur" pero os voy a contar lo que pienso. Si esperamos que los gobiernos de los llamados "países ricos" hagan algo por que sí, lo llevamos claro. Por eso yo decidí aportar mi pequeño granito de arena y colaboro con una ONG (aporto no sólo parte de mi dinero sino también mi tiempo colaborando como voluntaria). Como bien dice Ismael yo también creo que"este será el tiempo del átomo que gira en solitario" y muchos pequeños granitos de arena pueden hacer grandes montañas. No nos quedemos sólo con la tristeza y la desesperación que nos produce conocer estas situaciones e intentemos aportar algo: nuestra adhesión a una campaña de recogida de firmas para presionar a nuestros gobiernos, un donativo para un proyecto de desarrollo, un poco de nuestro tiempo dedicado a los demás... poquito a poquito podemos ir acercandonos a ese "otro mundo posible".Por suerte tenemos a gente como Ismael que nos recueda que "no todo está perdido" y que nos queda la esperaza.
Mi más sincera admiración para este gran poeta y periodista llamado Rodolfo Serrano. Con tu blog llenas de luz nuestras conciencias y nuestro pensamiento.
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

¡Hola!
Hemos enlazado tu blog al repaso semanal que desde Canal Solidario hacemos de la blogosfera.
Puedes verlo en el siguiente enlace:
http://www.canalsolidario.org/web/noticias/noticia/?id_noticia=9731

¡Un saludo!

maribel dijo...

Lo màs duro, es que no apreciamos y queremos lo que tenemos. Ni los animales llegan a este nivel. Porque el ser humano ha caido mucho màs abajo de la escala evolutiva? es urgente hacer algo... no les parece? los niños son el futuro del mundo.Siento un dolor muy profundo.

Alberto Wong dijo...

Venezuela y Cuba posiblemente son los únicos países que dan ayuda al pueblo haitiano. ¿Mucha casualidad que sean precisamente esos dos países permanentemente satanizados por los medios occidentales, no?
Sobre la famosa "Cartilla de racionamiento" cubana se podrá decir cualquier cosa -muchos cubanos se quejan que no les da sino para 1 ó 2 semanas-, ¿pero cuántos millones de haitianos llegarían nadando a Cuba si supieran nada más de la existencia de esa cartilla de racionamiento?

Anónimo dijo...

EN MI IGLESIA CRISTIANA MI PASTOR TUBO ESA VISION DE AYUDAR NINOS DE HAITI ES LAMEMTABLE COMO LOS QUE TENEMOS TODO NOS QUEJAMOS POR TODO.PERO DONDE ESTA EL AMOR QUE DIJO JESUCRISTO MI IGLESIA AYUDA A UNA CANTIDAD DE NINOS CON ALIMENTACION Y EDUCACION NO AYUDAMOS A TODOS PERO HACEMOS LA DIFERENCI VISITE WWW.PRINCIPEDEPAZTV.COM
DIOS LE BENDIGA