jueves, 11 de noviembre de 2010

Falta de consenso

Escucho en la tele a José Luis Rodríguez Zapatero decir que no llevará adelante la ley de libertad religiosa porque, asegura, no hay consenso y la sociedad española no parece que la exija. Olé.

Pues es verdad que no hay consenso. El PP, claro, dice que no. Pero es triste que haga esas declaraciones tras la visita de un jefe de Estado, el Papa, que ha dedicado buena parte de su tiempo a insultar, desacreditar y poner en solfa al nEstado español, precisamente por su laicicidad.

Tiene bemoles la cosa. La reforma laboral tampco tuvo consenso y a José Luis Rodríguez zapatero no se le ha movido un músculo para llevarla adelante, sin consenso y con la mayoría del país en contra.

Este es un país aconfesional. Pero todavía tiene la gente que recurrir a los tribunales para que quiten los crucifijos de los colegios públicos. Es un país aconfesional, pero todavía los Presupuestos recogen importantes partidas para mantener a la Iglesia (ya sé que habrá quien diga que la Iglesia hace muchas obras sociales. Bien está).

No habrá ley de libertad religiosa para no molestar. A mí, en el fondo, me da igual, pero no del todo. A mí me parece indecente que se siga subvencionando a una Iglesia cuyos mayores gastos están en el mantenimiento de una liturgia y de un oropel obsceno. para seguir pagando los palacios arzobispales, para pagar los cálices de oro y las casullas con bordados de plata.

Si no quiere meterse en laberitos, me parece razonable que no se aborde la Ley de libertad religiosa, pero no es de recibo que se diga que es por falta de consenso. otras leyes, otros decretos, otras decisiones tendrían que haber tenido ese freno que hoy zapatero argumenta para no sacar adelante una ley que sólo viene a refrendar nuestra Constitución. me parece a mí.

En fin, una cosa más que viene a demostarr la tristeza y la falta de coraje de un Gobierno en el que muchos españoles depositaron su confianza.

10 comentarios:

CARMEN dijo...

Tú lo has dicho, la falta de coraje de un gobierno que nos ha engañado a todos los que le votamos. Por lo menos yo me siento muy engañada, no solamente con lo de la iglesia, ahora mismo me siento muy defraudada con todo lo que está ocurriendo en el sahara y nuestro gobierno perce que mira para otro lado. Un desastre, Rodolfo.
Besos y buen fin de semana.

José Antonio Fernández dijo...

Muy de acuerdo con lo que expones. Hace falta un gobierno con coraje y éste ya no lo tiene. Lo tuvo con la ley de matrimonio homosexual. la cual aplaudo a rabiar pero si me pongo a reflexionar creo que se quedó ahí la cosa. Interesan líderes que tengan el valor de querer cambiar las cosas injustas y ésta que comentas lo es y mucho.
Yo he conseguido desprenderme del márchamo eclesiástico (llamese Apostasía) pero no consigo dejar de pasar por el tubo de muchas decisiones políticas pensadas solamente para el bienestar de la jerarquia.
Una pena, aunque hay que ser muy conscientes de que la solución nunca estará por la derecha.
Un saludo.

Laura dijo...

"A mí me parece indecente que se siga subvencionando a una Iglesia cuyos mayores gastos están en el mantenimiento de una liturgia y de un oropel obsceno. para seguir pagando los palacios arzobispales, para pagar los cálices de oro y las casullas con bordados de plata." Tan de acuerdo estoy contigo...

Un saludo desde Argentina.

Cuerpos a la deriva dijo...

¿Dónde está el voto de pobreza(e incluso el de castidad)?

No hay un Gobierno valiente, y creo que nunca lo habrá, y nosotros estamos condenados a vivir con ello.

un beso Rodolfo

Niuqech M. dijo...

Como agnóstivo tirando a ateo que soy y católico que fuí, creo que se quejan de vicio. Este país es aconfesional de boquilla y me parece una vergüenza que alguien se queje de que existe una especie de cruzada o algo así contra ellos cuando lo que se quiere hacer (es más, creo que se debería hacer) es dejar claro y patente que el país respeta de forma verídica y haciendo caso a su constitución la libertad religiosa.

Resumen, se quejan de vicio...



Salud y república (y laicismo, por favor)

Carlos dijo...

Miedo, eso se llama simple y llanamente miedo.
Una incomprensible falta de coraje y de valor para hacer lo que debe hacerse.

Claro que hay religiosos estupendos y buenas personas (en todas las confesiones qeu podamos imaginar) pero eso que coño tiene que ver con no ser un estado Laico de verdad.

jaime dijo...

Con la iglesia hemos topado!!.

Gracias, Rodolfo.

Liedchen dijo...

Exacto!

Un abrazo y buen fin de semana.

carmen.-

Gregorio Kolbe dijo...

Usted lo ha dicho.

Un gran abrazo, don Rodolfo.

Zeru Gorriak dijo...

Pues sí, yo me adhiero a todo lo que has dicho.
Es vergonzoso que sigan tomándonos por tontos, que al PSOE en estos momentos no le conviene cambiar nada está claro, porque aunque la iglesia no tenga el poder de antaño, aún dice bastante en tema de política e imagen, porque sí, con la iglesia hemos topado.

Este es un país, como dice Niuqhech, aconfesional de boquilla, con una democracia muy pobre, en la que todavía se sigue beneficiando a los grupos con más recursos, en detrimento de los que menos tienen, ya sea la jerarquía de la iglesia católica, la CEOE u otros pocos, porque son muy pocos.

Mientras no despertemos y nos revelemos contra estos nuevos políticos, que dedican gran parte de su tiempo a hacer propaganda barata (que a nosotros nos sale bastante cara, la verdad); no hay manera de sacarnos de ninguno de los agujeros en los que hemos permitido que nos metan.