viernes, 12 de noviembre de 2010

Mi amigo Joaquín

Joaquín Pérez Azaustre ha ganado el Premio Internacional de Poesía Loewe. Os dejo el artículo que he escrito el El Día de Córdoba. Tiene un blog que debéis de visitar: El Gran Felton, cuyo enlace está al lado.


Mi amigo Joaquín en Madrid

Mi amigo Joaquín, todos los viernes –o casi todos- come conmigo en un bar de barrio, en La latina, en Madrid. Somos varios amigos los que nos reunimos semanalmente para disfrutar de la conversación, de la amistad. Él no falla casi nunca, salvo que tenga que ir a Córdoba, que entonces no hay nada que le retenga.

Mi amigo Joaquín pide, casi siempre, un filete empanado, enorme, que devora sabia y gozosamente. Luego, con su tenedor, va pinchando en los demás platos para probar la comida de sus amigos. Lo hace para comprobar que los alimentos están bien y el otro puede comerlos sin ninguna preocupación.

Mi amigo Joaquín, alguna tarde, queda conmigo para tomarnos unas cervecitas y hablar de libros, de mujeres y de música. Dejamos pasar la tarde lentamente y el mundo se hace más cercano, más pequeño. Y las chicas que pasan por la calle son cada vez más guapas.

Mi amigo Joaquín escribe mucho y, por eso, hay tardes, días enteros en que no hay manera de verlo. Se encierra en casa, como un monje, y escribe y escribe. Los que le queremos sabemos que esos días no se le puede molestar. Además, que tampoco sabemos con certeza si, en ese momento, escribe sobre papel o en la piel de una mujer.

Mi amigo Joaquín es conocido en todo el barrio. Este hombre se ha ganado a todos los vecinos y la gente le saluda por la calle y llega a un bar y el camarero le dice: ¿Qué tal Joaquín,? ¿Cómo va eso? Y él contesta: Pues bien, o regular, porque no todos son días de gloria. La gente le quiere y le considera de aquí y le dice: Así que de Córdoba, ¿eh?
Y él dice que sí y habla de su ciudad y de su barrio y de su casa.

Mi amigo Joaquín es amigo de mis hijos y muchas veces me pregunto qué le ha hecho acercarse a un viejo como yo, siendo tan joven. Y es amigo de mi amigo Manuel Cuesta, que canta muy bien y con el que Joaquín grabó un disco. Porque mi amigo Joaquín canta. Y no lo hace mal. Y siempre le dice a Ismael que a ver si un día se echan un cante juntos.

Mi amigo Joaquín escribe como dios. Y yo casi todos los días, busco su columna en El Día, y la leo y digo: Muy bueno, tío. Porque mi amigo Joaquín, se me olvidaba, es un magnífico columnista, un extraordinario escritor y un poeta de esos que te llegan al alma y se quedan dentro. Es un poeta generoso y bueno y paciente con nosotros que le pasamos nuestros versos a ver qué le parecen. Y él los lee, nos aconseja, se preocupa.

Y el barrio está un punto orgulloso de mi amigo Joaquín, porque nosotros, sus amigos, vamos presumiendo por las calles y los bares de que tenemos un amigo que es escritor, que ha ganado muchos premios, que es muy buena gente y que –fíjate- acaba de ganar el Loewe que es una cosa muy importante.

Mi amigo Joaquín lo va a tener crudo estos días porque tendrá que invitar a mucha gente. La gente le dirá: Coño, Joaquín, con que otro premio. A ver si te estiras. Y mi amigo Joaquín, reirá con esa risa suya, y pagará una ronda para celebrarlo. A ver qué remedio.

Yo es que a mi amigo Joaquín Pérez Azaustre lo quiero mucho. No sé si se nota.

Rodolfo Serrano

16 comentarios:

Azahara dijo...

Me ha gustado mucho. Quisiera compartir contigo una entrada que dediqué a Ismael en mayo: http://paisajesdeunarealidadutopica.blogspot.com/2010/05/pesar-del-vertigo-seguimos-sonando.html

Un placer!

Romano dijo...

Que orgulloso se debe sentir su amigo Joaquin de tener un amigo como Rodolfo,,,,

Un fuerte abrazo

Sa Lluna llèpola. dijo...

Enhorabuena a Joaquin!
Y a ti por haber encontrado a alguien como él con quien poder compartir tantas cosas y momentos que nunca se evaporarán.

una abraçada.

Laura dijo...

Que amigo tienes Joaquin!, hermosas palabras Rodolfo. Un abrazo!

J. Gelas dijo...

Escuché la noticia por la radio. Me sorprendió gratamente. Un saludo, Rodolfo.

eigual dijo...

Precioso Rodolfo.

Ojalá alguien, algún día, escriba algo así sobre mí.

Qué decir... que me encantaría conocer a Joaquín, un día de estos...

Es grande. He leído su poesía, leo sus columnas, y solo puedo aprender de un hombre que ama las letras, tanto como ama la vida.

Un abrazo.

U.B dijo...

Leyó en la presentación de La blancura de la ballena, ¿no?

PD: ¿Viste mi mail, Rodolfo?

Andante dijo...

Dice Rafael Amor hablando de "El Loco de la Vía",en su prólogo " ...y además canta, es un subversivo".

No sabía que cantara. Bueno, nos lo haces tan cercano, que evidentemente, no se nota nada de nada lo que le aprecias. (je,je).

Pues cuando veas a tu amigo Joaquín, le das la Enhorabuena de mi parte. Yo también leo sus columnas en El Día de Córdoba. Es una costumbre que se ha colado en mi vida.

Salud.

Gema dijo...

Cuando lo leí en la prensa me acorde de usted, y es que lo conocí a través de usted, como a Manuel Cuesta y a otros amigos suyos de los que habla con tanto cariño.
Gracias por enseñarnos y por ponernos al día.

Felipe dijo...

Amigos como él son toda una bendición. Cuidalo. quierelo y sobre todo que sea para toda la vida. Para la de hoy y para la que no se sabe. Y si el destino algún día lo permite, no estaría nadamal tomarnos unas cañas todos juntos.

Un abrazo: El bolu

Y enhorabuena Joaquín, disfruta de lo que te mereces

Clarita dijo...

Que orgulloso debe sentirse Joaquín al leer tus palabras, esas que dejan entrever una gran amistad que deseo perdure para siempre!
Cuando quedeis pa celebrarlo, tomar un sorbito de cervecita bien fresquita a mi salúd!je

Felicidades a los dos por teneros y a Joaquín por ese gran premio!

Un besote enorme y a cuidarse mucho

Mario dijo...

Supongo que deben quererse como sólo saben quererse los amigos. Que es, digo yo, un efecto de reciprocidad... que seguro, su amigo Joaquín, también habla o escribe así de su amigo Rodolfo...

Me ha encantado asomarme a su amigo, y empaparme de esa amistad más allá de la escritura...

Un gran abrazo.

Mario

Zeru Gorriak dijo...

Felicidades a ambos, a él por escribir tan bien y a tí por tenerlo como amigo. Hoy, si cabe,ha sido más grande el gusto de leerte.

Antonio dijo...

Muchas gracias Rodolfo, por mostrarnos y guiarnos hasta tu amigo Joaquín, al que tendré el gusto de ir descubriendo poco a poco y saborearlo como hago contigo. Y a Joaquín Pérez Azaustre de mi parte, mi más sincera enhorabuena. Un abrazo muy fuerte.
Antonio

Joaquín Pérez Azaústre dijo...

Gracias por vuestros comentarios y por tanto cariño. Me ha emocionado mucho el texto, que es mi cartografía sentimental de los últimos años. Dentro de algún tiempo le daré la réplica, pero, ¿cómo? Rodolfo es tan grande que habría que escribirle una novela. Un abrazo a todos!

Anónimo dijo...

precioso escrito como preciosa amistad!
enhorabuena a Joaquín, se lo merece todo, premios, amistades y cariños acompañados de más rondas y cañas en las barras de esos bares únicos, los de barrio.

UN saludo cariñoso Rodolfo! hacía tiempo que no comentaba nada, pese a leer con regularidad cada lunes y otros anónimos días su blog, para poder encontrar nuevas historias que me conmovieran, como siempre. En este tiempo de no escribirle me ha dado tiempo a asistir a un concierto de Ismael y como siempre...fue increible,emocionante, emotivo, inolvidable, así que sólo me queda decirle gracias por tanto que me aportan tanto ud. como Ismael.
Eva, Valencia.