lunes, 22 de noviembre de 2010

Recuérdame

Recuérdame tú ahora, hazme vivir
en el instante aquel en que reías
y, tierna, perseguías por mi espalda
el deseo y la vida, el latigazo
de mi cuerpo en tu cuerpo y la certeza
de saber que los cielos estallaban
en tu pecho y tus piernas y en tus ojos.

Recuérdame tú ahora que estoy triste,
que me muero cada vez que oigo tu nombre,
que te busco por mares de naufragios
y por tierras extrañas y otros cuerpos.
Recuérdame, mi amor, cuando la hora
de tantas sueños rotos hoy se cumplen.
Es el instante de la melancolía.

Sálvame del olvido irremediable.
Sálvame del silencio de tu boca.
Ya no sé si me añoras o si buscas
cada noche mis sueños y me muerdes
en estos labios fríos. O tan solo
soy para ti el polvo de los años,
suave roce perdido en viejos calendarios.

Pero, ahora, precisamente ahora,
en esta noche infame en que te lloro,
yo daría la vida que no tengo
porque, aunque fuera muy de tarde en tarde,
te llegara mi nombre y sonrieras.

41 comentarios:

SONIA FIDES dijo...

"Sálvame del silencio de tu boca."

Hoy ya tengo el calor garantizado para todo el día. Gracias como siempre por no cansarte, aunque sea lunes, de repartir ternura.

Un beso súper

Jorge Castro dijo...

Precioso poema Rodolfo, has descrito de forma perfecta la nostalgia de lo perdido... Un abrazo.

Anónimo dijo...

precioso!!!!
gracias por este poema
Abrazos
Antonia

CARMEN dijo...

Otro Lunes y otro precioso poema.
Seguro que te recuerda.
Gracias por tanta poesía.
Besos y buena semana.

Antonio dijo...

Quien dice que no merece la pena amar, si después se ha de sufrir?

Quien asegura, que después del amor queda odio y desprecio?

Quien hay todavía, que prefiere el olvido al recuerdo?

Gracias Rodolfo por pensar como piensas, y decirlo como lo dice, tan real y tan cierto.

Un abrazo
Antonio

marialocaypeligrosa dijo...

Precioso. Me gusta sobre todo el final.
Un besin,
I.

Mario dijo...

Hay días en los que necesitamos palabras, otros voces, otros pastillas para no soñar, otros...

Es un placer llegar hasta aquí y bucear entre sus verbos precisos y sus inclinaciones letradas en carne viva. Es un placer, digo, poder tenerlo recurso para aquellos lunes que no son lunes... y para el resto de los días que se levantan en armas contra la tranquilidad del recuerdo.

Un abrazo, recordando...

Mario

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

"yo daría la vida que no tengo
porque, aunque fuera muy de tarde en tarde,
te llegara mi nombre y sonrieras."

Las palabras exactas para la ausencia de brillo en mis pupilas.

Petons Rodolfo

eMiLiA dijo...

Los últimos versos erizan la piel.

Saludos.

Musaraña dijo...

Una maravilla, no sé que harian sin tus versos mis mañanas de lunes perezosas..

Un saludo

jaime dijo...

Gracias, Rodolfo.

José Antonio Fernández dijo...

Muy bonito.
Me quedo con estos versos: "que te busco por mares de naufragios
y por tierras extrañas y otros cuerpos."
Saludos.

Gabriela clavo y canela dijo...

Por esto me gustan los lunes.

saludos cordiales.


g

vida dijo...

Impecable Rodolfo.
Gracias por dar luz en la oscuridad de uan pérdida!

Un abrazo

Nieves LM dijo...

ay dios!!

Sa Lluna llèpola. dijo...

Así es el ahora..Saber poco, o nada.

Un abrazo y que tengas una buena semana!

Anna dijo...

A mí me llegó tu nombre... y yo sonreí :)

Alicia dijo...

Simplemente MA-RA-VI-LLO-SO.
Un besazo

LoreVero dijo...

"te llegara mi nombre y sonrieras"... Demasiado decir en 5 palabras. Recuerdame como yo te recuerdo, aunque mas no sea un instante..Quien este libre de este anhelo que tire la primer piedra..
Hermoso Rodolfo, Preciso y precioso...
Miles de Besos..

LaNiñaMariposa dijo...

es hermoso!realmente ... lo és.

Gracias.!

Liedchen dijo...

Uffff

My dijo...

..y justo cuando pienso
que es imposible que superes el último poema, llegas con este manto de versos y siembras girasoles que florecen en mi piel.

yo la verdad, recuerdo casi a diario incluso los versos tuyos que aún no conozco.. viajo con tus libros y duermo con tu ballena blanca a mi lado..

no podría imaginar, quién sería capaz de no acordarse de algún sueño fugaz vivido junto a ti.

siempre habrá quien te recuerde.
en un abrazo roto o en un beso sin labios, en un poema escrito sobre un muro o en esa lluvia que le habla de ti.

eigual dijo...

Me ha encantado. Lo he compartido en mi blog.

Me gusta tanto tu poesía. La espero cada lunes, como quien espera ese abrazo puntual, que siempre llega.

Mil besos.

El Sosegado dijo...

Eres un fenómeno Rodolfo, gracias por compartir vida y versos.

Andina dijo...

Querido amigo, hace tanto que no me tomaba un recreo por acá. Y me encuentro una imagen nueva (muy linda por cierto) y que suerte que el contenido está intacto. Maravilloso como siempre. Besototes

Anónimo dijo...

uff...impresionante y conmovedor, uniendo sueños y realidad. Gracias porque al leerlo ahora, en la confusa madrugada, casi es como empezar a soñar. Eva, Valencia.

ayelenvallaris dijo...

mi querido rodolfo.. despues de largos dias de estudio y trabajo, te escribo unas lineas! como siempre un gusto leerte! recuerdos malditos y benditos recuerdos!! no se si me gustaria q un viejo amor me recuerde...
en fin, me encantaria tener tus libros y te comento que en el norte argentino no los encuentro. como podria hacer?? seria un gran gusto tener tus lineas entre mis manos!
cariños

Paseando por tu nube dijo...

Inmenso maestro!!!!
un beso enorme.

U.B dijo...

He llegado a la conclusión de que no nos recuerdan.

Miguelton dijo...

Cuánto me alegro de que algunos aún escriban temblando, sin ese pudor absurdo que está proscribiendo el corazón.

Me ha gustado mucho, jefe. Un abrazo

Soledad dijo...

Consigues que mis gŕandulas lacrimales segreguen él más ínfimo sentimiento convertido en lágrima y que ésta, recorra toda mi cara hasta llegar a su fin, mis labios...

¿Cómo lo haces?

Eduardo Capdevila dijo...

Rodolfo, realmente hermoso el poema. Sintiendo algo parecido pero mal logrado, hace poco escribí esta escuálida prosa en mi blog.


Qué tarde te busqué. Qué tarde te descubrí. Qué tarde te pensé. Y más tarde te soñé. Cuando el piélago del atardecer se cierne sobre nuestros destinos, caí en la cuenta. Cuando se bifurcan los caminos que una vez estuvieron unidos lo entendí.
Yo jugaba y tú razonabas. Después yo pensaba y tú soñabas. Cuando yo soñé ya habías huído a otros brazos. Siempre tarde. Pero en definitiva tras de tí. Pensando en tú felicidad hasta renunciar a la mía si es preciso.
Cuando finalmente te vea sonriendo a otras pupilas y descansando en otro pecho, todo habrá terminado. Se habrá acabado el atardecer de nubes sanguíneas y lágrimas tíbias. Llegará la noche. Dormiré en paz. Tal vez sea tarde para amanecer.

Un abrazo

Sara dijo...

Es cierto, Rodolfo, mi única pretensión para mis escasos amantes, fue precisamente, que cuando recordarán mi nombre, viniera acompañado de una pequeña sonrisa. Besos, Rodolfo,

Deméter dijo...

Mágica inspiración mientras la melancolía de lo perdido nos invade.

Salud, compañerxs.

flux dijo...

Querido Rodolfo, qué hermosa es tu melancolía...

Bárbara dijo...

soy nueva por acá y qué manera de conocer tu blog...impresionante, hermosos versos, sobretodo los finales...y enterándome que esto es una rutina de lunes, obviamente pasaré de nuevo, felicitaciones!
Bárbara.

Sonia dijo...

Brutal...gracias.

Lucina dijo...

"vértigo que el mundo pare" decía el cantautor en el preciso momento en que sus versos Rodolfo, se escondían en mi pecho.

Un abrazo

Elena dijo...

yo daría la vida que no tengo
porque, aunque fuera muy de tarde en tarde,
te llegara mi nombre y sonrieras




Ha sido mi realidad 'paralela'... muy en silencio...
Pero por debajo de la piel... que es peor...
seriamente... es peor..



Saludos...

Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cecis ... funámbula dijo...

Ya no se como decirlo...pero tienes el poder de decir aquello que uno, por lo menos yo, quisiera decir y no se como. Gracias Rodolfo , por compartir tus letras!!
Un abrazo desde esta Buenos Aires con perfume de tilos por todos los rincones!!