viernes, 4 de mayo de 2007

Con mala saña

Las imágenes de la policía golpeando a los jóvenes en el barrio madrileño de Malasaña nos llevan, inevitablemente, hacia el pasado. La furia y el enseñamiento de los agentes sobre los cuerpos caídos, la brutalidad con que trataban a muchachos y muchachas no puede justificarse en que por parte de los jóvenes se diera una actitud violenta. El número de heridos y contusionados de uno y otro bando dejan claro de que lado ha estado el abuso de la fuerza.

A medida que se van conociendo nuevos datos, la actuación de la policía para reprimir a los jóvenes queda patente que ha sido desproporcionada. El que un agente cogiera por el cuello a una muchacha y la levantara en vilo por recriminarles su actitud, o que un joven con muletas fuera golpeado en el suelo y recibiera patadas y golpes con las porras mientras se le arrojaba lejos la muleta, o se agrediera a jóvenes que nada tenían que ver con los altercado, es difícil justificarlo en la necesidad de los agentes de preservar su integridad física.

Ayer me contaban el caso de una pareja que, al salir de un pub y encontrarse con tal espectáculo, hicieron un comentario del siguiente tenor: "ya os vale", dirigido a la policía. El chaval fue apartado a golpes hasta derribarlo al suelo y, después, aconsejado, con ironía, por uno de los agentes: "Ahora vas y que te curen".

Pocos medios han criticado los hechos. No recuerdo ni un sólo editorial censurando la actuación policial. Y eso a pesar de que está fuera de toda duda que los vecinos tienen perfecto derecho a su descanso, que el fenómeno del "botellón" es un fenómeno preocupante y de difícil solución y que, seguramente, hubiera por parte de los jóvenes unos ardores dignos de mejor causa.

Vale. Pero nada justifica que la policía haya vuelto a las etapas mas represivas y brutales de la dictadura. Los cuerpos policiales en democracia están para amparar al ciudadano, no para actuar como matones de taberna, amparados en la impunidad que les conceden unas autoridades que, en caso de duda, prefieren mirar para otro lado. La paz y la convivencia no pueden construirse a base de porras.

Desgraciadamente no serán éstos los últimos sucesos. Este próximo fin de semana es muy probable que se produzcan nuevos enfrentamientos. Cuando la violencia se convierte en un elemento de diálogo, es difícil que la convivencia y la razón se impongan.

2 comentarios:

palmira dijo...

Hola Rodolfo, soy una chica de 27 años que vive en Granada. Soy seguidora de su hijo Ismael, y hoy por casualidad me encontré la dirección de su blog en su libro de visitas. He estado leyendo varias crónicas de prensa para saber qué pasó realmente los días 1 y 2 de mayo en la batalla campal que se produjo en Malasaña. Es cierto que la mayoría de medios no se “moja” con respecto a la actuación policial. De todas formas, cuando lo vi en las noticias no pude evitar sentir una tremenda desazón: ¿cómo podemos volver a la violencia tan ligeramente? Tanto de una como de otra parte. Una de las últimas frases de su crónica ha hecho mella en mí: “Cuando la violencia se convierte en un elemento de diálogo, es difícil que la convivencia y la razón se impongan”. Qué gran verdad. No sé qué está pasando en esta sociedad, y eso me preocupa. Hace años, cuando estaba en la facultad, mis amigos y yo hacíamos botellón por las calles de mi ciudad. Y, a pesar de ser una más que lo hacía, siempre me iba sintiendo vergüenza ajena por la falta de civismo de la gente que me rodeaba. Mis intentos eran en vano, pero procuraba que no molestáramos en demasía a los vecinos, y todos los restos que dejábamos los echaba en el contenedor más cercano. Sin embargo, ¿qué es un grano de arena en una duna? El resto de grupos lo dejaban todo hecho una porquería, orinaban donde buenamente les pillaba.., no sé, ya le digo que cuándo veía el resultado de “nuestro derecho de ser libres para beber donde nos plazca” me resultaba bochornoso. ¿Y qué conseguimos con esto? Pues que nos prohibieran beber en la calle, obvio. Les salimos demasiado caros al ayuntamiento en cuestiones de limpieza, así que tras varias propuestas de buscar una zona para hacerla ¿“botellódromo”? (jaja, bendito palabro), su respuesta fue que, al menos en el centro, “muerto el perro, se acabó la rabia”. Ahora bien, nosotros buscamos otra alternativa: juntarnos a beber antes de salir de marcha en pisos de estudiantes. No nos quedaba otra, y dentro de que me “jodiera”, lo acepté porque sabía que no era justo para los vecinos de las zonas habituales de botellón. Un año viví en una de esas zonas “x” y hasta entonces sabía que molestábamos bebiendo en la calle, pero no cuánto. Cuando llegó el buen tiempo, el hedor a orín era insoportable, no podía ni abrir la ventana de mi cuarto. Y ya no le hablo de no poder ni acercarme a un parque cercano tras una noche de marcha: no podías dar un paso sin pisar botellas rotas, bolsas de plástico…, en fin.

Volviendo al tema de la violencia, ya le digo que no me queda claro aún quién empezó la batalla. Pero realmente no sé si ese dato importa viendo el resultado final: unos… 50 heridos. Me parecen aberrantes datos que he leído, como que la policía iba en grupos formados, buscando aporrear sin compasión a cualquiera con quien se cruzaran; como que agredieron a un señor de mediana edad tan sólo por increpar a unos polis por estar gritando a unos chavales. Pero tampoco me parece justo olvidarme de altercados como rotura de escaparates, quema de contenedores, pillaje, lluvia de ladrillos sobre los agentes, etc., etc. Creo que la bebida nos calienta la boca a más de uno, y que la mayoría de jóvenes –sobre todo los que me vienen por detrás- no cuentan con unos ideales; y si lo hacen, no saben defenderlos pacíficamente con la mejor de las armas: la palabra (y el voto). Afortunadamente hoy en día contamos con absoluta libertad de expresión para expresar todo. Sin embargo, hemos optado (me incluyo, como joven que soy) por un “ojo por ojo violento” que no nos conduce a nada (bueno, sí, a una represión cada vez mayor por parte de los gobiernos) y esto cada vez toma tintes más preocupantes. Al parecer solemos olvidar que “la violencia sólo genera violencia”. De hecho, tras ver las primeras noticias que tuve sobre la batalla campal producida, volví a pensar algo que suele pasar con bastante frecuencia: un grupo de jóvenes, los más radicales (o los que tienen más ganas de montarla gorda porque les resulta divertido) opta por la violencia para luchar por lo que cree justo. Calientan a la muchedumbre, y ya con los ánimos caldeados comienzan a cargar contra la policía. Respuesta de la policía: refuerzos de grupos especiales armados, y a por ellos (primero pegas y luego ya si eso, preguntas). Conclusión: pagan justos por pecadores, el mobiliario urbano –que sale de los bolsillos de todos- a tomar viento, se lía “la de San Quintín”, sale herida gente que no tiene nada que ver cuando a los agentes se le suben los humos y el poder que les otorgan.., y de nuevo volvemos la cara al pasado, a aquellas carreras delante de los grises cuando los motivos por los que se luchaban eran de peso. Al menos de más peso que el hecho de beber o no en las calles, y de ser unos “guarreras sin escrúpulos, porque yo lo valgo”. Me parece que en el colegio deberían hacer más hincapié en asignaturas tan fundamentales como matemáticas o lengua: civismo, respeto, tolerancia… Educación, al fin y al cabo. Que estamos perdiendo lo mejor que ganaron nuestros abuelos y padres frente a la represión fascista: la libertad.
Le dejo el link de una noticia que sí habla (poco, pero algo) de la actuación policial. Que, por cierto, no entiendo cómo algunos de sus colegas periodistas pueden tergiversar datos de heridos y noticias con tanta liviandad, según la ideología del medio para el que escriban. ¿Dónde está la objetividad de la noticia? Es increíble cómo algunos (El Mundo, sin ir más lejos) nos quieren dar gato por liebre.

http://www.elpais.com/articulo/espana/Batalla/campal/heridos/Malasana/elpepuesp/20070501elpepunac_1/Tes


Un saludo afectuoso desde Granada.

Anónimo dijo...

Bonjour, rodolfoserrano.blogspot.com!
[url=http://viagrabarata.fora.pl/ ]venta de viagra online[/url] [url=http://esviagraonline.fora.pl/ ]vendo viagra [/url] [url=http://viagramasbarata.fora.pl/ ]venta de viagra online[/url] [url=http://escialis.fora.pl/ ]vendo cialis en espana[/url] [url=http://cialisespana.fora.pl/ ]venta de cialis online[/url] [url=http://cialises.fora.pl/ ]venta de cialis [/url]