miércoles, 16 de mayo de 2007

Más de elecciones

Nunca como ahora me he sentido tan cansado de las elecciones. Es difícil soportar el discurso cansino y agotador de cada uno de los candidatos y de sus jefes de fila. No aguanto a Rajoy y sus verdades a medias, sus mentiras, la facilidad con que hace problemas de la normalidad en una democracia. Sube, día a día, el tono y se queda a un paso del insulto... o lo supera.

No es normal que cada día machaque de forma obsesiva con ETA. Que simplifique su mensaje para hacernos creer que ETA se presenta en estas elecciones. Que insista hasta que al hombre de la calle le cale la idea de que ETA presenta sus listas electorales. Y que el culpable de todo es Rodríguez Zapatero. Cualquiera diría que ha sido el propio Zapatero quien ha confeccionado las listas. Ese es su mensaje. Y hay gente que se lo cree. es increíble que Rajoy hable de corrupción cuando en su partido tiene ejemplos numerosos, cuando el portavoz de su partido es uno de los pocos políticos pillados con las manos en la masa, pidiendo y exigiendo comisiones.

No soy fan de Zapatero. Todo lo contrario. Ni me gustó como salió elegido en el congreso del PSOE, ni comparto sus improvisaciones políticas, o la obviedad de sus afirmaciones. No me gusta su prepotencia al hablar de sus negociaciones con ETA. No me gusta su política de gestos ni la movida montada para depurar el PSOE. Creo que es un hombre de grandes vacíos. No me gusta lo de la CNMV. No me gusta que haya subido la vivienda hasta las nubes y, luego, se eche las manos a la cabeza, como si su política económica nada tuviera que ver con ello.

Ningún pueblo, se diga lo que se diga, se merece tales gobernantes. Y habrá que votar. No sé. La única opción de no tirar el voto es dárselo a esas minorías que no aparecen ni en las encuestas.

5 comentarios:

Margarida dijo...

Ayer lo hablaba con un amigo...lo tedioso que es escuchar durante años insultos, reproches, promesas vanas..entre los dos grandes. Pero también le comentaba a mi amigo que estoy orgullosa de pertenecer a un partido que en mi pueblo natal creemos que va a arrasar, sin grandes presupuestos, sin empapelar el pueblo, sin comprar a la gente con empanadas o suculentas mariscadas, sin ofrecer puestos de trabajo para poder formar unas listas...simplemente, haciendo de la política un servicio a la ciudadanía. Es agotador física y psicologicamente hablando,soy testigo y doy fe de ello. Aunque sí de verdad crees en lo que haces y tienes unos principios más que sólidos...pues tiene su recompensa. También le decía a este amigo que mi orgullo reside en parte en que nuestras listas son las únicas en Galicia que cumplen al 100% la paridad, que presumimos de carecer de escándalos urbanísticos y de ser el único partido que no presenta un candidato promotor. Jamás estuve tan convencida de que, efectivamente, hay otra forma de hacer política.

txilibrin dijo...

Yo tengo 23 y ya me canso del cuento que le echan todos.
No estoy de acuerdo con las opiniones de ninguno de los grandes partidos, ni comparto para nada su política, pero esto cada vez se parece más a "el tomate".
Parece que sólo saben ganar descalificando al resto, como si fuésemos tan tontos de no saber quién hace qué ni como.
Una pena la verdad, yo sigo pensando que las minorías están bien, pero, si dejasen de ser minorías, no sé por qué me da que serían exactamente igual que el PP y PSOE. Espero que no sea así, pero bueno, desencanto.

Sibila dijo...

ayer sentúi vergüenza ajena al ver bajar a mi querida Espe por la pradera de San Isidro, vestida de chulapa con los colores de su querido partido...

cada día me sorprendo más de hasta donde llegan para hacer campaña.

un beso

forera dijo...

Y yo me pregunto, ¿si las elecciones son autonómicas y municipales, por qué tenemos que aguantar Rajoys y Zapateros? ¿Apoyo? ¿Es que también vendrán luego ciudad por ciudad para ver si se han hecho los parques o si han limpiado las calles? No lo entiendo, de verdad que no. Salen los "líderes" de turno hablando de sus cosas que no son en absoluto las que nos interesan en estas elecciones. Yo quiero un buen alcalde, que no sea un corrupto como el que tenemos ahora, que no lo lleven a los tribunales como al que tenemos ahora, que cumpla lo que promete, que se preocupe por su ciudad y no por su bolsillo. Quiero oír a la gente que puedo votar, qué dice, cómo lo dice, qué cara tiene. A mí Rajoy no me va a solucionar nada, ni el otro, ni son candidatos a nada!!! Por Dios, es que no hay ningún mandamás que cambie esto de la aparición de los líderes en las autonómicas y municipales????? Es que no tenemos suficiente castigo con aguantarles en las nacionales?????

Núria dijo...

Uuufff,pues ese mismo agotamiento es el que sienten todos los ciudadanos de a pie a quien la política les importa bien poco. Y luego se quejan de que hay poca participación, incluso los que sentimos algo de interés estamos hartos de escuchar siempre la misma historia.
Lo de Rajoy es de juzgado de guardia. Yo creo que él y su partido han llegado a un punto en el que se creen todas sus mentiras y a base de repetirlas a la saciedad harán que la gente se lo acabe creyendo del todo.
En cuanto a Zapatero, bueno, yo no lo veo tan malo. Estoy de acuerdo que no es de los mejores pero creo que tiene algo que consigue llegar a la gente. Quizás le queda mucho por aprender todavía pero no lo está haciendo tan mal no? No sé, el tiempo dirá si se equivoca o no. Yo creo que dentro de lo malo es lo menos malo.
Y bueno el voto hay que darselo a aquel que uno crea conveniente. No hace falta que sea a uno de los grandes partidos, si no nos gusta su manera de hacer las cosas habrá que hacerselo saber y eso es votar a otros que nos convenzan más o votar en blanco. Pero nunca votar en contra de tu manera de pensar, si no le damos el voto a partidos minoritarios las cosas seguirán como siempre y eso no es plan.