viernes, 18 de mayo de 2007

Miguel Sebastián

Tremendo. Ha sido de una torpeza de manual. Nadie lo diría. El debate en TVE -sólo para Madrid- de los candidatos a la alcaldía ha sido la mejor demostración de que los candidatos van a lo suyo y la sociedad, afortunadamente, por otro.

La imagen del candidato socialista, Miguel Sebastián, mostrando una fotografía de Monserrat Corulla, joven de muy buen ver, y preguntando a Alberto Ruiz Gallardón, candidato y alcalde del PP, si había tenido alguna relación con personas implicadas en la Operación Malaya en aspectos de urbanismo, no es que fuera un golpe bajo, es que ha sido de una torpeza increíble. Aparte de la catadura moral que demuestra una persona que es capaz de sacar las insinuaciones sobre vida personal mezcladas y como si fueran de vida pública.

No tengo que votar en Madrid, con lo que eso que me ahorro. Pero no puedo apoyar ni compartir una campaña que basa su oferta en la búsqueda del escándalo. Y no vale decir que Sebastián preguntaba por temas urbanísticos, porque en ese caso podía haber esgrimido, como hizo en otro momento, fotos relacionadas con el tema: edificios, calles...

No. Sebastián buscaba lo que todos entendimos, aunque no lo compartiéramos. Buscaba crear la confusión de que el alcalde había mantenido relaciones íntimas con la joven a cambio de favores urbanísticos. Tan grosera era la insinuación que a Sebastián le salió mal la operación. Nadie en su sano juicio puede compartir una estrategia semejante.

A mí, como votante, qué coño me importa con quien se acueste el candidato. Me basta saber con quién lo hago yo. Y si lo hizo, allá él. Y si no lo hizo, el señor Sebastián ha creado un problema en la casa de Ruiz Gallardón.

Da igual. Sebastián ha conseguido que los programas rosas, los del corazón, se interesen por la política y las elecciones. A lo mejor era lo que buscaba.

6 comentarios:

txilibrin dijo...

Yo creo que lo que buscaba es que hablaran de él. En No Somos Nadie, se metían mucho con él hace un par de meses porque nadie le conocía, y le hicieron más publicidad que con toda su campaña... Así que por lo menos, ahora fuera de Madrid algún eco habrá llegado de quién es el tío éste...
Pero vamos, que ni con esas...

Gregorio Gordo dijo...

Despuués de lo visto hasta ahora en la precampaña y campaña electoral, una sugerencia y un agradecimiento. La sugerencia es que el PSOE y el PP editen sus programas en revistas del corazón. El agradecimiento es para Inés Sabanés y para Angel Pérez, por transmitir las propuestas que IU tiene para intentar mejorar las condiciones de vida de la gente, aunque a los dos grandes partidos sea lo que menos les interesa, o a lo que prestan menos atención. ¿Eran para eso los debates, no?

Margarida dijo...

Buff ¡que triste! Me acabo de enterar por el blog de esta noticia...y me parece PATETICO. A lo mejor los que estamos confundidos somos nosotros y la tendencia al "corazón" (más bien "hígado") ya se impuso en política...¿Cuales serán las próximas sorpresas entonces?. ¿Los candidatos reunidos a puertas cerradas bajo cámaras durante 2 meses? ¿o los llevarán a una isla?. No yo creo que a una granja, así por lo menos sabrían lo que es agachar la espalda...en fin, ¡muy mal!

ivan (paranoico) dijo...

COn eso se demuestra que el termino de "hacer politica" cada vez se respeta menos... saludos..

Marlon dijo...

Yo lo estoy flipando, y mucho, con todo este tema de Sebastián, Gallardón y la Operación Malaya.
Resulta que Sebastián pregunta (ojo, que sólo pregunta, no acusa) a Gallardón sobre su presunta relación con uno de los imputados por la Operación Malaya y unos tratos de favor a esa persona en asuntos urbanísticos de la ciudad de Madrid.
Al día siguiente se monta un pifostio de tres pares de narices (portadas en los periódicos, todas las editoriales, todas las columnas de opinión, gente de IU y del propio PSOE) poniendo el grito en el cielo por un supuesto ataque personal hacia Gallardón.
¿Acaso es que todo el mundo sabía algo que yo no sé? ¿Qué tiene de raro que se pregunte a un alcalde por su gestión urbanística? ¿Acaso todo el mundo conocía esos líos de la "vida privada" de Gallardón?
Y lo más gracioso de todo:
unos días antes todos los medios de comunicación fueron a saco a por Sebastián para acusarle (ojo, no preguntarle) de haber hecho unos informes para echar al director del BBVA. Y todo basado en una fuente fidedigna donde las haya: un tipo que acaba de salir de muy malos modos de la CNMV.
Y ahí da igual que Sebastián lo niegue todo. Sebastián es culpable, se ponga como se ponga.

Que me lo expliquen.

Personalmente, el debate del otro día me encantó. Eso de que a Gallardón por fin se le cayera de la boca la sonrisa de “voy sobrao”, fué un placer de grandes dimensiones.

Sibila dijo...

Estoy de acuerdo en que fue una torpeza por las 'insinuaciones', pero a mi me interesaba realmente si Gallardón (como cargo público) tuvo/tiene relación con ese tipo de chanchullos.

Desde mi punto de vista, puede que no sea el mejor candidato a la alcaldía... Prefiero a Ángel Pérez que, por lo menos, no se crispa tanto y se molesta en hablar a la gente de lo que en estas fechas nos importa: su programa de propuestas.