martes, 6 de noviembre de 2007

ONGs

Os paso un comentario de una amiga mía. Creo que lo dice todo sobre los niños del Chad


¿El fin justifica los medios?

Parece que últimamente no dejan de salir a la luz acciones de ongs que más que solidarias y sin ánimo de lucro parecen estar hablando de gobiernos corruptos, desviación de fondos o tráfico de personas. Al parecer algunas ongs han olvidado el significado de sus siglas y el único fin que debe moverles.

Me da la sensación de que el tercer sector se está convirtiendo en uno de los negocios más lucrativos y rentables del mercado y que, tal vez en breve, el Corte Inglés y el Banco de Santander pasarán a formar parte del largo listado de ongs registradas en España.

Por lo que nos cuentan en televisión, hemos pasado de las campañas de sensibilización a utilizar el dolor, la miseria, el hambre y las desgracias ajenas como reclamo publicitario y sensiblero; hemos pasado de las campañas contra las minas antipersonales y de llevarnos las manos a la cabeza por los niños de la guerra, a traficar con ellos en aras de un futuro mejor o quizá de un mejor futuro para las parejas sin hijos…

…y acabo de escuchar en las noticias “que no se hizo con mala intención”, vamos que el fin justifica los medios, que nos saltamos a la torera eso de los derechos de los niños, total, para qué!! ¿qué niño del Chad va a reclamar los suyos?...

Flaco favor se está haciendo a tantas ongs que cada día luchan por esos derechos, que se encuentran con mil pegas para conseguir una subvención con la que construir una escuela en Ecuador, que en lugar de ongs tendrían que ser “empresas de ideas” para conseguir, con los euros que nos sobran, a algunos, dar de comer a 100 niños cada día. Ongs que realmente se sustentan con el trabajo voluntario de personas que trabajan desde la convicción de que hay un futuro mejor para esos niños, pero no a toda costa.

Pino

8 comentarios:

Margarida dijo...

Pues sí que tenías razón, tu amiga lo ha dicho todo...quizás por eso nunca me animé a "donar" nada, no sin un grande sentimiento de culpa. Ahora veo que no estaba mal encaminada...Al final tendremos que ir personalmente a entregar las cosas como prueba inequívoca de que "ha llegado". Un beso, Maestro.

Eva Galve dijo...

En clase de Socilogía el profesor ha comenzado con el tema de cómo están tratando los medios todo lo referente a los niños del Chad. ¿No nos importan? los medios sólo se están preocupando de las azafatas y los pilotos. La verdadera cuestión, que nos intentan vender, es quién se va a llevar el punto si Zapatero o Sarkozy.
¿No creen que están confundiendo el problema? ¿Dónde están los niños?

un Saludo, EVa

síl dijo...

totalmente de acuerdo con Pino... es una lástima que lo que hacen tan bien muchas ONGs se vea empañado con sucesos tan lamentables y asquerosos como éste... me da la sensación que ha llegado un punto que las ONGs han llegado a ser uno de los negocios más rentables en la actualidad y se mofan de la buena fe de la gente... alguien debería controlarlo, porqué no es justo que paguen justos con pecadores... al final, los únicos que pierden siguen siendo los de siempre

un abrazo y otro grande para Pino (quizás algún día nos puede contar su experiencia y así devolvernos un poco la esperanza)

Ana dijo...

El tema de las ONGs siempre ha traido cola; son organizaciones subvencionadas de forma pública y/o privada que intentan llenar el hueco que deja la Administración en materia social. Pero por desgracia, ciertas ONGs han crecido como la espuma, las más grandes trabajan como auténticas empresas, mueven tanta cantidad de dinero que aparecen agujeros por todos lados. Toda su plantilla es liberada, los jefazos con sueldos más que dignos y la figura del voluntario la aparcan a proyectos de base secundarios. Estoy planteándome viajar como voluntaria a Sudamérica con una ONG este verano, pero todas estas noticias me están asustando un poco. Aún así, prefiero confiar en que todavía hay gente con verdadera conciencia.
Saludos

CARMEN dijo...

Este tema es verdaderamente vergonzoso. No hay justificación alguna, no me vale que se diga que proceden de un país corrupto, donde se mueren de hambre. Las ONGs deben de estar para ayudar a los más necesitados no para lucrarse de ellos, y mucho menos de los niños que son los más indefensos.
Pero ahi tenemos a Cruz Roja intentando devolver esos niños a sus familias.
Que triste, parece que este mundo ha perdido la conciencia, y todo es válido para ganar dinero.
Un saludo

ivan (paranoico) dijo...

Campa ha logrado trasmitir una verdad como un puño.

Pino dijo...

Gracias a mi Capitán por colgar mi reflexión.Como miembro de una ONG, confío y creo en ellas, pero pienso que debería haber un mayor control, no para impedir su funcionamiento,sino para facilitarlo de una forma mucho más clara, transparente y mejor regulada.Hoy en día cualquiera puede constituir una simplemente con ir l registro de Asociaciones.Es cierto que la mayoría y sobre todo las de renombre son más Organizaciones Gubernamentales desde el momento en que viven de subvenciones, a las que pequeñas ongs (como la mía)prácticamente no tenemos acceso y tenemos que rompernos la cabeza cada día para ingeniarnos formas de conseguir dinero para enviar a Ecuador; ongs pequeñas sin grandes estructuras pero con grandes proyectos que la mayoría de las veces no se llegan a concluir.Voluntarios que nos pagamos nuestros billetes de avión para estr un mes junto a esos niños que sus mismas madres te piden que te los traigas a España y que ganas no nos faltan; pero no siempre nuestro ideal de futuro para ellos es mejor apartado de sus padres.
Suficientes desgracias tienen ya como para vendarles el brazo, ponerles un poco de betadine y meterlos en un avión. Besos a todos.

Pino dijo...

Gracias a mi Capitán por colgar mi reflexión.Como miembro de una ONG, confío y creo en ellas, pero pienso que debería haber un mayor control, no para impedir su funcionamiento,sino para facilitarlo de una forma mucho más clara, transparente y mejor regulada.Hoy en día cualquiera puede constituir una simplemente con ir l registro de Asociaciones.Es cierto que la mayoría y sobre todo las de renombre son más Organizaciones Gubernamentales desde el momento en que viven de subvenciones, a las que pequeñas ongs (como la mía)prácticamente no tenemos acceso y tenemos que rompernos la cabeza cada día para ingeniarnos formas de conseguir dinero para enviar a Ecuador; ongs pequeñas sin grandes estructuras pero con grandes proyectos que la mayoría de las veces no se llegan a concluir.Voluntarios que nos pagamos nuestros billetes de avión para estr un mes junto a esos niños que sus mismas madres te piden que te los traigas a España y que ganas no nos faltan; pero no siempre nuestro ideal de futuro para ellos es mejor apartado de sus padres.
Suficientes desgracias tienen ya como para vendarles el brazo, ponerles un poco de betadine y meterlos en un avión. Besos a todos.