viernes, 30 de noviembre de 2007

Una mujer en un bar

Me dice que fue joven y hermosa,

-“Pero, ¿quién no lo es con veinte años?”-

y hasta un poco alocada, me asegura

-“Demasiado bonita... y ya se sabe”-.


Trabajó por las noches, ese espacio

en que es difícil separar nítidamente

lo que llamaban honesto por entonces.

-“Pero con la decencia no se come”-


Eran años de fríos y de olores

a repollo y miseria en la escalera.

Los años de posguerras y de hambres,

cuando duraba dos segundos la esperanza.


Me asegura que fue amada por hombres

que buscaban muchachas que debajo

del vestido llevaban con vergüenza

esa ropa interior áspera y vieja.


Me cuenta que vivió deprisa y sola,

-“No sabe lo que cuesta despertarse

con un perfume ajeno en el estómago”-

y consumió voraz besos y años.


Ahora bebe, despacio, su cerveza.

Apura, a tragos largos, sus recuerdos

tan lejana, como si todo el universo

ya no existiera fuera de esta barra.


En fondo del vaso ve mirándola

su belleza de entonces. Aquel rostro

que un día fuera su única riqueza,

la prueba de una vida hecha pedazos.

21 comentarios:

Verónica dijo...

Buenos días Rodolfo.

Como siempre, precioso. Es un verdadero placer poder leerte diariamete. Entrar aquí y encontrarme con tus relatos, tus crónicas...

Un beso!!

SONIA FIDES dijo...

¡Vaya manera de respirar, Rodolfo!

Me alegra que hayan regresado su poemas y usted y que lo haga alejado de esa preocupante desagana que no le conviene nada a los buenos poetas.

Un abrazo súper.

Azul78 dijo...

Un placer leerle... un verdadero placer...

Un abrazo

Alicia dijo...

Otra perlita más para este blog... me ha encantado. UN abrazo!

Anónimo dijo...

Buenos días mi estimado Rodolfo.

Alegría y agradecimiento, son sentimientos que me produce encontrarme cada mañana con alguna q otra letra en este bello espacio... bienvenidas sean esas ganas q andaban deambuladon en la oscuridad y q tan imperceptibles estaban siendo..

gracias por dejar la poesía fluya en sus manos y permitir q mis sentidos se bañen de ella...

un fuerte abrazo


verito

txilibrin dijo...

Todo pasa y todo queda, que dirían por aquí :D

Besazos y gracias una vez más

Sibila dijo...

intenso y genial relato, sobre todo la frase "demasiado bonita... y ya se sabe" (creo que dice mucho de las ideas inculcadas en ciertas épocas)

un beso

pd: me 're-engancho' al blog, que tenía el internet abandonado (en general)

UB dijo...

Hablas de una época que me recuerda a los libros de Gil de Biedma: de gabardinas y luces amarillas de ascensor.

montse dijo...

Es genial…
Debo reconocer que cada mañana espero impaciente poder leer su nueva obra. La verdad es que es todo un lujo tener unos visitantes tan fieles a diario. Nunca había comentado en su blog y es por ello que siento la necesidad de hacerle una breve presentación.
Llegue hasta aquí movida por la curiosidad de saber como escribía el padre de Ismael Serrano, cual eran sus pensamientos, sus opiniones… sentía la necesidad de conocerle, de compartir o debatir sus opiniones. La verdad es que hasta el momento las comparto todas.
Llevo 10 años escuchando a su hijo, emocionándome con sus canciones, leyendo sus escritos, identificándome en cada uno de ellos. Ahora lo entiendo todo…


Un saludo,
Montse.

Margarita dijo...

Hermoso poema como siempre, un abrazo.

Abril dijo...

Simplemente perfecto, como todo lo que sale de tu cabeza.

Gracias por seguir.

Un beso enorme.

síl dijo...

la belleza, es lo que tiene, que es efímera... quizás duela más haberla tenido y perderla que no haberla tenido nunca (consuelo de tontos, lo sé :S)

besos

Ana dijo...

Um belo poema em homenagem a uma mulher que foi "demasiado bonita...".Retratos de um tempo duro. Será que os tempos que correm são muito diferentes?

É o sinal que o poeta está recuperado do cansaço. Um abraço.

Eclipse dijo...

esa soledad tan hermosamente triste... como siempre sus versos me conmueven.

Cecis ... funámbula dijo...

Maravilloso una vez mas y como siempre...

Pokhara dijo...

Precioso, sí señor ;)

Un saludo.

CARMEN dijo...

Siempre he dicho, que compartir es vivir.
Gracias por saber y querer compartir su hermosa poesía, con todos los que pasamos por su blog.

Decirle también que el concierto de su hijo Ismael, anoche en Valencia fue estupendo.
Increible él y sus músicos.
Un abrazo fuerte

Paseando por tu nube dijo...

De eso aún no se dan cuenta los jovenes, pero nosotros si sabemos lo que es vivir deprisa y casi parar en seco.
Me llevan al rincon de la memoria todas tus descripciones de aquella epoca que casi aún podemos oler y palpar, que tristezas aunque lo recuerde desde mi feliz infancia.
Gracias por tus poesias, siempre consigo fundirme en ellas
Un beso triste

Romano dijo...

Los lindos recuerdos,las bellas historias siempre tienen un Bar en el medio,,,,

Buen fin de semana,saludos desde El Templo,,,

Antoño dijo...

¡Que final! la prueba de una vida hecha pedazos, la edad es la consecuencia de la vida que elegimos hacer, dicen algunos, por lo pronto me voy pensando en ese final, un saludo en esta mañana soleada (Mexicana )

El Chapulin colorado dijo...

Diría que bravo, diría que sublime es su forma de transmitir, sí, lo llamaría transmitir.
Me considero persona demasiado sensible y te diría que me estremezo, los vellos de punta se me ponen con muchos de tus relatos. Eso es sublime, eso es para decir bravo.