miércoles, 21 de noviembre de 2007

Muerte por televisión

Ha muerto otra mujer a manos de su compañero. Lo más terrible es que unos días antes había estado en uno de esos infames programas del corazón en el que le habían tendido una trampa. La invitaron sin decirle para qué. Y allí se encontró con su antigua pareja que, rodilla en tierra, le pedía que volviera y se casara con él. Ella se negó. Dijo que había muchas razones para ello. Días después se supo que detrás de todo había una historia de malos tratos.

El hombre estaba condenado y tenía orden de alejamiento. No fue óbice para que la televisión citara a la pareja e , intentara, como buena celestina, unirles de nuevo. Días después, el hombre fue a buscarla y la mató de una cuchillada en el cuello.

Esta tarde seguro que la audiencia de esa programa será fantástica y la cadena repetirá las imágenes de la mujer diciendo que no quería volver con él. Todo sea por share. ¿Cómo es posible que un hombre, condenado por maltrato, con orden de alejamiento, haya conseguido ir a una televisión a ver a su víctima? ¿Estos programas no tienen ni la más mínima investigación sobre sus invitados?

No es la primera víctima. Otra mujer fue asesinada poco después de que en otro programa parecido contara el maltrato de que era objeto. Nada pasó entonces. No hubo ni la más mínima señal de arrepentimiento de quienes habían participado en el horror. Más audiencia. eso es lo único que importa.

Hace unos días un hombre tomaba el pelo a otra cadena de tv haciendo pasar como nuevas unas imágenes, supuestamente de la juerga que Farruquito se había pegado tras salir de la cárcel. Eran falsas y las imágenes correspondían a una fiesta muy anterior a su ingreso en prisión. El programa no había hecho ni lo más elemental: comprobar la veracidad de las fuentes.

El espabilado que vendió9 las falsas tomas, llamó al programa, les tomó el pelo y puso en evidencia lo que ya es obvio. La televisión, estos programas, no tienen ni el más mínimo respeto por la verdad. El otro día una de esas periodistas del corazón que anda reivindicando su profesionalidad y ética periodística, ante una persona víctima de sus informaciones que le reprochaba que ni siquiera le hubiera llamado para contratar una noticia que le afectaba personalmente, le respondió muy suelta que ella no tenía por qué llamarle, que ella ya contrataba con otras personas.

Una de las primeras reglas del periodismo es contrastar y pedir opinión a la persona afectada por una información. Pero la periodista profesional no lo cree necesario.

Viene a cuento todo esto porque se quedará impune que un maltratador, con orden de alejamiento, repito, haya acudido a un programa a hablar con la persona maltratada, a engañar a toda la audiencia y a matar días después a su víctima. Nadie se preocupó de investigar quién era él, qué relación tenía con aquella mujer n i lo peligroso que podía ser que volviera a verla.

La mujer ha muerto. La audiencia del programa sube como la espuma.

22 comentarios:

yo mismo dijo...

ya no es cuestión de que esos programas basen toda su gracia en contar la intimidad de las personas anónimas, no basta ya con que quieran atrapar nuestra atención con lo que hizo tal o cuál o con quién se acostó en la última fiesta de fulanito... no, por muy famososos que sean. la telebasura está llegando a límites que no debería probar siquiera.

¿no hay plataformas en contra de estos programas que inyectan el virus del sueño a nuestro intelecto?

por otro lado... lo del asesino ese no tiene nombre ni perdón ni cabe hablar de él. descanse en paz.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.
Sin más comentarios.
Saludos.
B.

Azul78 dijo...

Una se queda sin palabras ante según que cosas... una pierde el poco respeto que la queda, ante según que casos... una, ya no sabe para donde mirar para que no se le incendien indignados los ojos del alma...

Porque las ordenes de alejamiento, son un mero papel, que sirve para poner la coletilla tras otra nueva agresion... porque los escrúpulos mueren en un mando a distancia que comercia con lo que no tiene precio... porque la ley pide 29 años para el que quemó viva a su expareja y el afirma no acordarse...

Porque da verguenza... demasiada como para poder articular palabra... eso sí... se hará crónica de ello con algún que otro especial al respecto, en el que los golpes de pecho, serán lo que prime... eso sí... en prime time, que la ocasión promete...

La justicia?... esa, que no hable nadie muy alto, no vayan a despertarla...

.... y yo queriendo ser periodista... en fin...

Un saludo

Eclipse dijo...

Desde mi país observo muchas cosas de afuera... en parte por no consumir este tipo de televisión, este tipo de programas que nos llegan, en su gran mayoría, de la Argentina. Salvando el hecho de que pareciera que los uruguayos no somos capaces de hacer buena televisión, tampoco, por suerte, parecemos capaces de hacer cosas tan denigrantes como ciertos programas de chismes que llegan de la vecina orilla. No solo este tipo de casos graves sino también otros disparates son los que llenan las cabezas de nuestra población (y, me asusta mucho, de los niños, ya que la hora promedio de emisión son las 3 de la tarde)
Por otra parte, existía por aquí un programa de supuesto periodismo de investigación, como una cuestión innovadora y de denuncia, que no hacía más que presentarnos payasos, caras bonitas, como periodistas serios, con, justamente, esos problemas de ética y falta de profesionalidad que tú, Rodolfo, mencionas.
Y lamento saberlo de primera mano, habiéndolo experimentado muy de cerca, con gente muy conocida en más de una ocasión.
Saludos, hacía rato que no me pasaba...

Manuel Cuesta dijo...

Que razón tienes, Rodolfo.

La situación de desamparo en la que se encuentra por desgracia la mujer maltratada hoy día sigue siendo enorme, a pesar de las campañas y ayudas que proponga el gobierno. Y encima, van engañadas a uno de esos programas de TV y le tienden esa emboscada. las ex-parejas, esos tipos con cara de culpables, que ponen gesto de cordero degollado pero que debajo de esa pielsiguen siendo lobos. Es repugnante. Y es repugnante también como está la TV.

==========================

No estaría mal un día de estos reunirnos tú, Azaústre y yo para comer, sé que en otra ocasión lo habéis hecho y me ha dado un poco de envidia no haberme podido unir a vuestra mesa.

Te mando un fuerte abrazo, y te felicito, porque sigo puntualmente tu blog. Que más que un blog es una suerte de trinchera donde rebelarte.

Ana dijo...

He visto imágenes del programa ya conocida la noticia y me da auténtico terror cómo el asesino llora y suplica a su (desgraciadamente hay que usar el posesivo en este caso) ex-novia, mientras la presentadora le alentaba para que le expresara todos sus "buenos" sentimientos. Su locura agudizada por la imagen de verse rechazado en público han desencadenado otra muerte más. Y digo "más" porque nos estamos volviendo inmunes, el número aumenta y de este terrorismo nadie habla...
Un saludo

Javi dijo...

Buenas!!
Lo verdaderamente triste es que hace cosa de un par de años pasó exactamente lo mismo y de la misma forma, no se si fue en el mismo programa o no,eso da igual, pero de todas formas no entiendo como pueden pasar cosas de esa magnitud dos veces seguidas.
-javi-

UB dijo...

Han participado tangencialmente en un asesinato. Pero da igual, cuando salgan del plató se irán a sus casas y nadie volverá a acordarse nunca de la pobre mujer muerta.

Pino dijo...

Damos un paso adelante y 40 hacia atrás.Volvemos a lo de siempre: todo vale.Si realmente estuvíeramos en la piel de esas mujeres, si fuésemos conscientes de lo que supone el simple hecho de poner la denuncia, de dar ese paso;después de haber logrado una orden de alejamiento (eficaz hasta cierto punto), creo que este tipo, no ya de programas, sino de las "personas" que están detrás de ellos,dejarían de ver la vida de los demás como un mero show televisivo. Tal vez sería más eficaz dictar la orden de alejamiento a esta basurilla.

CARMEN dijo...

Es increible como el maltratador, y ahora asesino,pudo salir en la televisión, cuando según lo que he pododo leer en el periódico el País, la sentencia aún no era firme porque no lo encontraban para notificársela, y lo buscaban para hacerlo. Mientras, no lo encontraban, él tiene tiempo de salir en un programa basura en la tele y cinco días después asesinarla.
Seguro que el programa gana audiencia de todo esto, que es lo único que persiguen.
Tristemente ya sólo es una víctima más que añadir, en manos de su verdugo.
Cúantas más tendremos que añadir?.
Un saludo y un placer leerlo.

difistinto dijo...

Me parece increible, espantoso i intolerante que la television sea complice del silencio social ante la violencia de genero y que desde que existen estos programas de historias de ciudadanos
oculten la realidad de la situacion de la mujer y generen el victimismo del hombre mientras esta lo rechaza ante el gran ojo que es la television.
Me parece denigrante que cerremos los ojos cuando una mujer sufre maltratos en nuestro propio portal pero me parece delictivo que un medio publico haga publicidad sobre
la violencia de genero.
Si realmente estamos evolucionando que se tomen cartas sobre el asunto.
Que se denuncie la violencia de genero, que no se aplaudan las muertes de mujeres indefensas.
Gracias por tu comentario, ROdolfo,
desde el corazon de una mujer,
gracias por salvarme un poco de la violencia de genero.
Una mujer menos es una herida mas.
Montse

Alicia dijo...

El atontamiento generalizado por el que estoy pasando me tiene un poco alejada de todas las noticias, y no me habia enterado de esto... es muy fuerte que una mujer victima de los malos tratos d eun hombre se vea forzada avolver a verle y nada mas ni nada menos que en un programa de tv, que horror, y esto acaba como acaba siempre, con una rosa menos... que pena!

carmen dijo...

No se qué es mas grande, si el asombro por ver como crecen las cifras de mujeres víctimas de
violencia doméstica o el revoltijo
que me produce en el estómago ver como se hace noticia y se gana audiencia a merded del dolor de
otros...

Jor dijo...

Es detestable... La television y el maltrato domestico.

Cuando aprenderemos????

Es mucha la indignacion...

Se hacerca el 25 de noviembre, dia dela lucha contra la violencia a mujeres... Linda fecha para tener presente


Siempre un gusto leerte Rodolfo, con ese pantallazo de realidad que nos traes.

Ah! me olvidaba de decirte, ahora mi bolg ya no es mas el de antes...

es brindopornosotros.blogspot.com


Un fuerte abrazo!


Y gracias por mantenernos informados

Linda Murua dijo...

Me imagino que para Usted, Señor, debe de ser mas dificil ver esta clase de programas ya que Usted es periodista.
Es verdad que es muy triste ver esta clase de programas en la television que cada vez son mas comunes, y es tambien descepcionante ver como este tipo de show lucran con la vida ajena usandola a su beneficio solo por optener un poco mas de rating...por un poco mas d fama y vil polemica.
En fin, como siempre, muy ciertas sus palabras, muy deacuerdo con Usted.

Un saludo desde la Universidad...

---------------
PD:
Gracias por pasar por mi Blog, el poema "Civilizacion" del poeta mexicano Jaime Torres Bodet se me vino a la mente despues de leer el mensaje donde explicaba la noticia del joven asesinado por otro joven. Senti que ese poema expresaba ese instante de duelo en el que un hombre muere un poco cada vez que en otra parte del mundo alguien es asesinado por uno de su misma especie.

¡Gracias!

ATTE.
Linda Murúa.
http://eldiariovirtualdelinda.blogspot.com

síl dijo...

uf! esto parece ficción...
espero que nadie tenga la caradura de justificar al programa...

un abrazo rodolfo

Pino dijo...

Me permito volver a escribir,, porque acabo de llegar de un congreso en Alicante sobre violencia de género, en el que, por supuesto se ha hablado del papel de los medios de comunicación. Congreso que organiza la Diputación provincial y en el que su sr. presidente ha dicho unas palabras a modo de inauguración. Ha sido la única intervención por parte de administraciones públicas. Se ha criticado muchísimo a los medios, a los programas basura (sobre todo la señora ISabel San Sebastián, que si no recuerdo mal me ha parecido verla en varias ocasiones en programas muy de este estilo).
Todo lo que he escuchado hoy es lo que todos pensamos, en lo que todos estamos de acuerdo. La verdad, congresos como éste serían más efectivos si participaran las administraciones públicas y pusieran sobre la mesa planes y programas reales y en lugar de gastarse tanto dinero en carpetita, bolígrafo, documentación y comida gratis para 500 asistentes lo emplearan en intervenciones contra la violencia de género.

Eduardo Cassano dijo...

Hola Rodolfo,

Dicen que en ese programa, y otros del estilo, en muchas ocasiones se inventan las historias, aunque lo desconozco. La noticia me ha cogido fuera de España y no sé si es verdad que no se molestaron en investigar si el hombre tenía una orden de alejamiento, pero tampoco sé hasta qué punto debería haberlo podido hacer la cadena y el programa en cuestión.

Quiero decir que, tal y como tenemos la justicia en nuestro país, primero se comete el delito y después se juzga, en lugar de poner todos los medios para evitar el delito. Sin embargo, ¿dónde empieza y termina el límite de la intimidad de las personas? ¿Una persona con una orden de alejamiento es siempre alguien en quien se debe desconfiar, como un enfermo del SIDA es alguien a quien hay marginar por precaución?

De acuerdo, este hombre en cuestión era un asesino y debe pagar por ello. Lo rechazo y condeno, del mismo modo que al resto de hombres que han acabado con la vida de las 69 víctimas de la violencia de género que llevamos hasta el día de hoy en España. Pero, ¿y si él hubiera sido un hombre legal, sincero y enamorado -como tantos otras personas que acuden al programa-, que sólo pretendía recuperar al amor de su vida y no tenía intención alguna de cometer un homicidio? ¿Se hubiera merecido ser investigado y juzgado de antemano, sin posibilidad a defensa alguna por su parte?

Quiero poner esta pregunta sobre la mesa por aquellos hombres que son víctimas de mujeres despechadas o interesadas, que se amparan en unos derechos que no les corresponden. Aquellos que les permiten denunciar una situación sin apenas pruebas (que alguien me corrija, por favor, si estoy equivocado), y una simple declaración en la comisaría puede enviar a ese hombre durante unos días al calabozo sin haber hecho nada. Esta situación le ha ocurrido a más de un hombre, pero sus voces son silenciadas, aprovechando el tirón mediático –y trágico- que está cobrando la violencia de género en España.

Sin ánimo alguno de justificar al programa, en caso de hallar culpables, vamos a buscarlos primero a la policía, que no fue capaz de notificar al asesino su orden de alejamiento, o la propia justicia, que aún no ha sido capaz de que dichas órdenes tengan utilidad alguna en la mayoría de los casos.

Antes de culpar y condenar a un programa de televisión, que a pesar de no gustarme y pienso que no debería emitirse por otros muchos motivos, vamos a ser realistas y darnos cuenta que este hombre, aunque no hubiera salido en la televisión, habría acabado asesinando a la mujer de un modo u otro.

Inma dijo...

Eduardo,
el derecho a la intimidad de las personas termina donde no se respeta el derecho a la vida de los demás. No es que no se haya de desconfiar de una persona con una orden de alejamiento, sino que tal persona debe de estar en prisión preventiva hasta que se celebre el juicio. A los enfermos de SIDA no hay que marginarlos nunca. Otra cosa es poner las barreras para evitar el contagio (que todos sabemos como hacerlo) lo que no significa tratarlos como a parias.

Eduardo, te corrijo porque estás equivocado. ¿Cómo que las mujeres nos amparamos en unos derechos que no nos corresponden? Hasta ahí podíamos llegar. ¿Cómo que sin apenas pruebas? Si alguna vez tuviera que hacer una denuncia de este tipo, espero no encontrarme con alguien que piense como tú, la verdad ¿Me quieres decir el número exacto de hombres que han sido asesinados por sus mujeres? ¿Me vas a comparar pasar una noche en un calabozo a tener que dormir con tu asesino horas después de denunciarlo? Las órdenes de alejamiento son estériles. Si realmente se cumplieran, todo sería perfecto, pero no es así, lo vemos cada día. Hay que partir de ese punto. Es necesaria la prisión preventiva desde el mismo momento en que la mujer ponga la denuncia en comisaría y se celebre el juicio rápido. Y endurecimiento de las penas.

Un saludo.

Eduardo Cassano dijo...

Hola Inma,

Sin duda debo haberme explicado mal, o me has malinterpretado. Por si acaso, lo repetiré: estoy completamente a favor de que se adopten todas las medidas posibles para evitar que sigan muriendo mujeres a manos de sus parejas, pero también digo que para ALGUNAS mujeres esto se ha convertido en una herramienta de fácil uso para alejarse de parejas que realmente no las maltrataban, o para obtener la custodia de sus hijos de forma más rápida y eficaz. Lo único que quise decir es que, si una mujer va a una comisaría y denuncia malos tratos a su pareja, inmediatamente ésta es detenida, aunque la mujer esté mintiendo y pueda acabar pagando el hecho de poner una denuncia falsa.

Esta rapidez a la hora de detener a un hombre y ponerlo en el calabozo, sea o no un maltratador, basándose únicamente en la palabra de una persona –una mujer en este caso- (no ocurre lo mismo en otros delitos), me parece increíble, porque hace que hoy en día todo hombre sea vulnerable a que cualquier día una mala relación le acuse por malos tratos aunque sólo sea por una venganza. Si esta rapidez se convierte en solución definitiva para evitar la violencia de género, bienvenida sea… pero año tras año las víctimas aumentan, y vemos que de poco sirven las órdenes de alejamiento. Me parece ciertamente contradictorio.

Respecto al derecho de la intimidad, trataba de decir que tú no puedes ir a la Policía y preguntar si una persona tiene antecedentes o cualquier otro tipo de información protegida. Recuerda una cosa, y es que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pienso que no es legal, o no debería serlo, aunque desconozco si se aplica en determinados casos. Lo que he leído acerca de este caso es que el programa planteó a la pobre chica una serie de preguntas que hacen siempre por sistema (dicen) y ella no puso en ningún problema, ni una excepción por si la persona que iba a darle la sorpresa se trataba de su ex pareja. Por lo que he leído, también, anteriormente volvieron a vivir juntos después de haberlo denunciado, algo que ocurre con demasiada frecuencia.

Mi opinión sobre este escabroso tema no es otra que, como bien dices, se celebren juicios rápidos –como el de la revista El Jueves, por ejemplo- y penas mucho más duras siempre y cuando se demuestre, por poco que sea, que el acusado es verdaderamente un maltratador. También sería interesante que la mujer cuando reciba la primera bofetada, no vaya a buscar una segunda pensando que la primera fue sólo una mala noche.

Entonces, vuelvo a lo mismo. No se trata de culpar al programa de televisión, sino a la Justicia, porque es inadmisible que un delito de sangre tarde años en tener una sentencia, y a menudo escasa (que encima no se cumple integra) y unos dibujantes de viñetas en una revista de humor sean juzgados y condenados en apenas unos meses.

Un saludo :)

Inma dijo...

Eduardo,
Ratifico mi anterior comentario.
¿Cómo que algunas mujeres utilizamos la denuncia como herramienta fácil para separarnos de una pareja que no nos maltrata? ¿No te parece una afirmación absurda? La herramienta más fácil es simplemente cortar con dicha pareja. Otra cosa es que ésta no lo acepte y acose a la mujer para volver con ella y al no conseguirlo termine por asesinarla. ¿Te parece increíble que se detenga al denunciado inmediatamente? Claro, ante la duda mejor lo dejamos en libertad. Y si entretanto asesina a la mujer y deja huérfano de madre a un niño, estaremos orgullosos de que no se hayan vulnerado los derechos al honor y a la intimidad de dicho asesino. ¿No dijiste anteriormente que hay que poner todos los medios para evitar que el delito se produzca?

Para resumir te diré que de todo lo que comentas ahora sólo me quedo con la frase: ‘estoy completamente a favor de que se adopten todas las medidas posibles para evitar que sigan muriendo mujeres a manos de sus parejas’. Todos tus argumentos posteriores contradicen esta frase (excepto en lo de los ‘juicios rápidos’), ya que esta frase no admite ningún tipo de peros.

No sé si habrás visto la película ‘Sólo mía’, si no es así te recomiendo que la veas. Y entonces me hablas de la ‘vulnerabilidad de los hombres’.

Un saludo.

OutSpoken dijo...

Me parece patético que ese tipo de programas no comprueben a quién llevan. Y lo triste es que seguirán haciéndolo, continuarán sin comprobar a quién llevan, porque estos casos hacen, aunque sea, mala publicidad, pero la mala publicidad es mejor que ninguna. Y mucha gente los verá ya por el morbo de que gracias a ese programa mataron a una mujer. Hay quien dice que no se puede decir que es culpa del programa, y que para asistir solamente hay que rellenar un cuestionario en el que una de las preguntas es que si eres un maltratador. Obviamente nadie en su sano juicio va a admitirlo si quiere aparecer en pantalla, puesto que, supongo, en el caso de ser un maltratador y admitirlo no te dejarán aparecer. Pero no estoy tan segura cuando el morbo es lo que mueve este tipo de basura.
¿Y esos se llaman periodistas? ¿Para eso estoy "gastando" 5 años de mi vida en estudiar periodismo? ¿Para que haya gente que me equipare con ellos?
Por favor, que esa gente que se autonombra periodista tenga en cuenta la autocensura, y la ética profesional, pero la de verdad.